Últimos temas
Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 20/07/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

[Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Reynard Geist el Vie Abr 29 2016, 00:52

A pesar de que el debut en Salem había sido bastante exitoso y el trabajo se les aligeraba bastante gracias a los nuevos horarios que habían decidido, Reynard no podía sentirse del todo tranquilo. Notaba que había mucha gente inquieta en el circo y que últimamente los ánimos estaban un tanto caldeados aún a pesar del éxito que estaban cosechando en la ciudad de las brujas. Lo que era peor, tras un sondeo a un grupo de carpinteros que descansaban fuera del pequeño teatro esa tarde, había podido vislumbrar en sus pensamientos que mucho de ese descontento que se gestaba iba dirigido a la manera en que estaba siendo administrado el circo, y eso lo implicaba a él directamente, al menos en la parte financiera que era justamente la que más fácilmente solía afligir a la gente. Reynard sabía lo suficiente sobre la forma de pensar de la gente como para hacerse una idea de como podía llegar a resultar toda esa situación, por lo que debía actuar lo antes posible, sin embargo para poder estar preparado como correspondía, primero necesitaba de alguien dispuesto a hacer lo que fuera necesario para calmar los ánimos a los demás trabajadores, y aunque Cora era la encargada de dirigirlos, había alguien en particular que le podía ayudar aún más a sus planes, sin embargo esa persona no estaba del todo en sus cabales y en parte había sido gracias a él.

Ya era momento de hacer algo con respecto a Jack, sin embargo no pensaba adentrarse solo en la tortuosamente del pintor, eso sería casi invitar a la tragedia como había resultado la vez anterior. Para esta ocasión buscaría ayuda en alguien que pudiera darle seguridad y confianza a Jack para devolverle a la normalidad, lamentablemente para el mentalista, esa persona aún no sabía sobre lo que había sucedido en la mente de Jack como para prestarle su ayuda así de buenas a primeras, así que aún quedaba la parte más complicada de su tarea: decirle a Deimos lo que había pasado.

Esa noche el mentalista esperó a que terminaran las exhibiciones y la mayoría de los circenses estuviera ocupado en sus asuntos, fuera durmiendo, bebiendo o ensayando. En sus intentos de buscar una forma de decirle lo ocurrido, había estado observando a Deimos últimamente. De un tiempo hasta ahora parecía preferir las primeras horas de la noche para recién dejar su carromato, así que esperó hasta esos momentos para finalmente abordarlo con el tema. Reynard esperó a unos metros de distancia sentado sobre unos cajones hasta ver finalmente salir al rubio escapista que se autodenominaba el príncipe del circo. Al verlo, dejó caer el cigarrillo que llevaba en la mano y lo aplastó con el pie mientras se dirigía hacia él.

-¡Deimos!- llamó en voz alta cuando estaba a solo unos metros de él -necesito tener unas palabras contigo muchacho ¿estás ocupado? Es algo importante-

La verdad no le importaba mucho si el rubio llevaba prisa o no, pues había decidido revelarle la situación de Jack de una manera u otra, sin embargo quería aparentar la mayor normalidad posible a la espera de que Deimos no reaccionara demasiado mal, aunque, con la fama que tenía, no había nada asegurado.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 300
Custom 7 - Reynard

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Magnus Vólker el Vie Abr 29 2016, 21:39

Para cuando Deimos abrió los ojos, despertando de su ensoñación, ya había atardecido. Su ciclo de sueño estaba cambiando por completo y no se veía capaz de explicar con claridad la razón a Jack y Nicola. Denis parecía estar apoderándose de su juicio y, de una forma u otra, el escapista había caído a sus pies como una juguete parcialmente sumiso que se dejaba llevar por los sueños de sangre, opio e inmortalidad como si éstos fueran un destino previamente sellado.
Regresaba dando tumbos al carromato poco antes del alba, inmerso en el dulce sopor de la debilidad y las drogas, paladeando aún su propia sangre que era compartida a través de besos ardientes.

Sin duda Jack creía que había vuelto a las andadas, a aquella época de adicción que solía acudir a él cada vez que cambiaban de ciudad o las pesadillas le Byberry le acosaban. Aunque últimamente no se le veía en sus cabales. Había intentado averiguar qué le ocurría, a qué se debían esos repentinos desvaríos y agresividad, sin éxito. En cuanto a Nicola... el italiano no podía sino contemplarles sin comprender nada. El rubio llegó a temer, en una ocasión, que se alejara de su lado, pero pronto rechazó tal idea por considerarla imposible pues no permitiría tal cosa. Ambos le pertenecían, eran piezas de su propio ser. Le completaban y volvían perfecto el mundo. Una perfección que se incrementaba con el filo de unos colmillos atravesando su delicada piel.
Jack tenía razón en algo: su adicción había empeorado, y el culpable era aquel glorioso angel caído con espíritu demoníaco. Las drogas habían hecho un pacto con la sangre y se apoderaban de él.

Cocinó algo rápido y ofreció sendos platos a los varones, besándoles, pretendiendo hacer que su ausencia durante el día ni tan siquiera había existido. El sarcasmo siempre era un gran aliado. Pero pronto se vio obligado a salir y ponerse en marcha, tenía bastante trabajo por delante antes de dedicarse a otros placeres. Empezaba a asquearse de las quejas acerca de los salarios, y se limitaba a chasquear la lengua y hacer comentarios airados al respecto. ¿Un debut glorioso y ya consideraban que merecían la luna? Algunos de los artistas se habían subido en el columpio de la prepotencia y otros, un grupo no tan pequeño como le gustaría, susurraba que parte de la culpa era suya debido al despilfarro ocasionado por la pérdida de las pirañas y el tanque en su número.
Empezaba a sopesar la idea de comentarle al gitano que una reunión no estaría de más, necesitaban aclarar y mejorar algunos puntos.

Se detuvo al escuchar su nombre y miró alrededor para ver de qué se trataba pese a que había reconocido de inmediato la voz del mentalista. - ¡Reynard! ¿me estabas esperando?-saludó con una pequeña sonrisa de medio lado, clásica en él, levantando el mentón.- Si, la verdad es que si lo estoy. Iba a solucionar unos pequeños problemas con las chicas -dijo en referencia a su cargo de "Madame", cuyo nombre se habían negado en rotundo a cambiar por considerarlo lo suficientemente hilarante para despertar su crispación- y después a ensayar. Pero si es importante... -suspiró, casi como poniendo en duda tal cosa, acercándose a él- ... supongo que puedo tomarme unos minutos. ¿Qué ocurre?



avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Reynard Geist el Lun Mayo 02 2016, 01:20

Reynard asintió escuchando la respuesta de Deimos mientras pensaba en que palabras escogería para comunicarle sobre lo que había sucedido con Jack ya hace unas semanas atrás. Si tan solo se tratase de alguien con un carácter menos imprevisible tal vez hubiese llegado y largado a hablar, pero tratándose de Deimos y Jack en general, lo mejor era irse con cuidado.

-La verdad es que si, es algo bastante importante Deimos, pero puedo adelantarte un poco mientras te acompaño a tus labores, así no te retraso demasiado en lo que tengas que hacer-

Reynard echó mano del paquete de cigarrillos que llevaba siempre en su bolsillo, y tras ofrecer uno a Deimos, tomó uno para él y se apresuró a encenderlo mientras comenzaba a caminar. Tras solo dar una calada, pensó que lo mejor era sacarse la espina lo más rápido posible.

-Es con respecto a Jack- dijo a secas poniendo el tema sobre la mesa en seguida -sé que debes haber notado algunas diferencias en su forma de actuar últimamente. Algo así como si hubiera sufrido un retroceso desde el tiempo que salieron de... desde que llegaron aquí.-

No habiendo conversado con Deimos más que para tratar los asuntos "oficiales" del circo junto con Kostyk, el mentalista no sabía bien como abordar el asunto de su estadía en el Byberry años atrás, un tema bastante personal y que al menos con Jack, debía abordar con extremo cuidado para no irritarle o tocar alguna fibra sensible, y ya que  no conocía lo suficiente al rubio como para saber si debía mantener la misma precaución, lo mejor a su parecer era tener el mismo tacto que para con su compañero.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 300
Custom 7 - Reynard

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Magnus Vólker el Sáb Mayo 07 2016, 18:19

Metió una mano en el bolsillo de su elegante pantalón y recargó el peso de su cuerpo en la pierna derecha, frente a Reynard, a la espera de que éste empezara a hablar. Al mirarle a los ojos no pudo evitar esbozar una pequeña sonrisa, siempre le habían llamado la atención esos dos orbes de color dispar. Muy poca gente gozaba de tal "defecto". A él le parecía propio de felinos, muy hermoso.

-Bien, perfecto pues. Aunque también existe la posibilidad de que podamos charlar con una botella de alcohol. Si es que no se las han bebido todas, claro... las que trajo Kóstyk eran insuficientes para un mundo tan vicioso como este -comentó bromeando, andando a su lado con tranquilo desenfado.

Aceptó el cigarrillo que le ofrecían, por puro antojo momentáneo, agradeciéndoselo con un gesto de cabeza y una nueva sonrisa antes de encenderlo. Lo único que fumaba se limitaba a opio o marihuana, por lo que aquel sabor fue toda una novedad, carente del delicioso influjo de las anteriores.

Dio una corta calada y el humo se disipó sobre sus cabezas mientras andaban. Al oír el nombre de su novio dedicó una mirada de reojo al mentalista, sin interrumpirle. Las siguientes palabras le obligaron a detenerse en seco, agarrando el brazo de Reynard sin demasiada delicadeza para instarle a hacer lo mismo.

- ... -el silencio se apropió durante unos instantes de la escena mientras medía al hombre con la mirada, sin despegar sus ojos de los ajenos, muy serio. Aquello no había sido más que una muestra de que no todo se debía a su imaginación y de que estaba en lo cierto, que algo muy raro estaba pasando. La imperiosa necesidad de pedir pastillas que no habían tomado desde hacía años, el comportamiento adolescente, los cambios repentinos de forma de hablar y actuar, el tormentoso vaivén de incoherencias... - Así que, después de todo, era contigo con el que tenía que hablar para comprenderlo todo... -Rió entre dientes, de forma nada agradable. Más de un circense se había ganado un golpe severo sólo por intentar tomarles el pelo o bromear al respecto de los rumores que corrían sobre ellos y el psiquiátrico. No obstante, y aunque su primer impulso fue responder agresivamente ante esa simple idea como su gesto de apretar las mandíbulas indicó, estaba demasiado preocupado. - El mentalista, como no. Maldita sea, ¿cómo no se me había ocurrido antes?

Las prostitutas y el ensayo quedaron olvidados por completo, aquello era mucho más importante y no estaba por la labor de dejarlo para otro momento. - Claro que he notado diferencias, y no precisamente "algunas". Eso sería ridiculizar la realidad - tras una nueva y fugaz calada, arrugando la nariz, tiró el cigarrillo aún entero al suelo por considerarlo insípido.- Pero claro, tú no sabes como era él ahí, es lógico que lo suavices -la dureza del tono contradecía el comentario. - ¿Qué es lo que sabes? ¿Te han llegado alguno de sus pensamientos o...? - nunca había tenido del todo claro qué era un truco y qué un don en ese hombre. Suspiró - Necesito saber qué le pasa, Reynard, porque yo ya no sé qué hacer.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Reynard Geist el Miér Mayo 11 2016, 01:00

El mentalista bajó la mirada al escuchar las preguntas de Deimos. Decir que había "escuchado" sus pensamientos era poco en comparación a lo que realmente había pasado, sin embargo no admitiría responsabilidad total por lo sucedido. Por como lo veía Reynard, Jack había sucumbido a su propia psiquis reprimida con demasiada facilidad y el no podía ser culpado por la fragilidad mental del otro. Lo cierto era que incluso le sorprendió la facilidad con que Jack fue absorbido por esa oscura parte de su mente que yacía dormida.

-Te seré franco Deimos. No puedo decir que sepa lo que vivieron allá, pero lo sospecho. He leído lo bastante y he visto los pensamientos de muchos que han sido internados en asilos, y se bien que lo que sucede allí dentro no es ni por cerca una temporada de reposo. Además el Byberry es el que tiene peor reputación de todos en América, así que lo que haya pasado debe haber sido realmente brutal. No me extraña que eso haya dejado la mente de ambos, y no lo tomes como una ofensa, mucho más frágil que la mayoría-

Reynard aspiró profundo de su cigarrillo pensando en las palabras que usaría para decirle lo sucedido a Deimos. A pesar de ya haber empezado la conversación, no se le hacía fácil encontrarlas.

-Mira, el asunto es el siguiente. Estuve hurgando en las memorias de Jack. Tranquilo, el accedió a eso para poder aclarar algunas cosas con respecto a su pasado, y la verdad es que todo iba bastante bien. Te sorprenderá lo complejo que es ese lugar, es casi como estar deambulando en un laberinto con temática de hospital... pero me desvío. El punto acá es que encontramos un lugar profundo en su mente que albergaba recuerdos de su estadía en el asilo. Era un lugar complicado de acceder, casi perdido, como si lo hubiesen intentado ocultar con mucho esmero. La cosa es que ahí estaban las memorias de ese tiempo... pero no era lo único que había en ese lugar.-

Reynard volvió a fumar, dando una breve pausa para sopesar la reacción de Deimos ante lo que le decía. La reacción del escapista podía indicar mucho sobre lo que podía esperar a continuación, y aunque imaginaba que en algún punto su acompañante podría recurrir a la violencia, esperaba que no fuera su primera alternativa. Claro, tratar con un ex interno de psiquiátrico sobre algo sucedido al interior de este era evidente que dispararía varias alarmas, tan solo esperaba que no fueran suficientes como para que perdiera el control.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 300
Custom 7 - Reynard

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Magnus Vólker el Vie Mayo 13 2016, 21:42

Le devolvió la mirada fijamente, intentando discernir en la ajena si lo que se le había pasado por la mente era cierto. ¿Reynard había escrutado en la suya y robado imágenes acerca de Byberry? De una forma u otra sus palabras daban a entender tal cosa, y el mago no tenía del todo claro como debía tomárselo. De ser así, tal y como susurraba su paranoia momentánea, era todo un acoso a su intimidad mental.
Al menos el mentalista era plenamente consciente de que las habladurías de muchos médicos, que solían escudarse en que internar a los pacientes en instituciones semejantes en pos de una auténtica mejoría y por su propio bienestar, no eran más que falacias. Decían que estaban bien cuidados, que no existían los maltratos, que los tratamientos eran seguros y humanos... una mentira tras otra que envenenaba sus gargantas.

-¿Crees que soy frágil y débil? -cuestionó apuntándole con el dedo índice, amenazador. Tomándoselo, efectivamente, como una ofensa- Te aconsejo medir tus palabras antes de pronunciarlas. No se te ocurra jugar conmigo la baza de la lástima.

Cruzó los brazos frunciendo el ceño ante la primera parte de la explicación pero contuvo su natural impulso de contestar de forma poco cortés, sin comprender el porqué Jack cedería a tal proyecto. A cada palabra todo se tornaba un poco más confuso, pues siempre había imaginado los "paseos" de Reynard por las mentes de otras personas como poco más que imágenes borrosas y flashbacks del pasado. Por el contrario, éste acababa de indicarle que era algo mucho más físico y real, y que su novio se había visto involucrado al máximo, deambulando por unos recuerdos que jamás debían salir a la luz.

Bajó la mirada, pensativo, y al cabo de unos momentos decidió agarrar del brazo al hombre y encaminarse con él a una de las carpas abiertas que hacía las veces de comedor. A esas horas sólo el cocinero se paseaba por allí, distraído en sus quehaceres. Le señaló al mayor uno de los bancos y él tomó asiento en el que había enfrente, sin aceptar una negativa o queja. Allí por el momento no les molestarían, y necesitaba sentarse para digerir aquello sin que le pareciera una acantilado de información.

-No tengo muy claro si estoy entendiendo lo que me quieres decir... -suspiró y volvió a mirarle- Entrasteis en la cabeza de Jack y, en su interior, estaba un hospital. Como si fuera un edificio... falso y onírico. Pudísteis caminar por allí pero, a la vez, seguíais en el circo. -comentó sin estar muy seguro, confuso. Tras eso se levantó, negando con la cabeza.- ¿Qué había allí? ¿Era Byberry? -preguntó, aunque no dio pie a que pudiera contestarle; volviendo al otro tema con rapidez. Los pensamientos se superponían- Jack ha cambiado por culpa de ese viajecito vuestro. Llegó a desesperarse por no encontrar unas putas medicinas que hace años que no tomamos, sin contar con el detalle de que vuelve a ver esas sombras y...-El empleo de palabras más malsonantes en su vocabulario normalmente muy cuidado y elegante, era un indicativo de que empezaba a ponerse nervioso- No tendría que haber ido allí, no entiendo porqué te dió su autorización para hacerlo. Si tan ocultos estaban esos recuerdos, Reynard, ¿porqué crees que es?. Con que moren en nuestras pesadillas ya es más que suficiente. -increpó golpeando la mesa con el puño antes de volver a sentarse- Está asustado y no sé de qué, no puedo protegerle de algo que desconozco. Mas te vale que te expliques con más claridad y que tengas una solución guardada bajo la manga, o te juro que, sea lo que sea lo que viste ahí dentro, te parecerá una minucia comparado con lo que te haré yo.-apretó las mandíbulas e intentó serenarse, desviando la mirada una vez más, pareciendo más dispuesto a aceptarlo. Volvió a mirarle- ¿Qué había allí y qué era lo que buscábais?


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Reynard Geist el Sáb Mayo 21 2016, 00:50

Tal como había esperado Deimos mostró su molestia con la sola mención de una presunta fragilidad. No podía culparlo, a fin de cuentas a nadie le gusta tener una debilidad expuesta y mucho menos que alguien se la menciona así como si nada, sin embargo no podía evitar verla tan evidente como las grietas en una pared. Puede que le hubieran puesto una capa de pintura para disimularlas, pero para un entendido se hacían evidentes de todas formas. Como fuera, su intención no era meter el dedo en la llaga, por lo que mejor sería aclarar el asunto.

-No hablo con lástima, solo digo lo que es cierto.- dijo con seriedad mirando a Deimos, intentando no demostrar la preocupación que le provocaba un posible arrebato del rubio -Tu y Jack vivieron cosas que ninguna persona podría aguantar sin quedar marcado mentalmente, y a diferencia de la carne, la mente no se vuelve más fuerte al cicatrizar si no se hace apropiadamente. Ninguno de los dos terminó su tratamiento allá, y eso estimado, es como dejar una herida a medio zurcir. Sin embargo los admiro. Ustedes dos han sabido utilizar eso a su favor y cultivarse cierto respeto entre la gente del circo. Créeme, si alguno de ustedes me provocara lástima no me hubiera tomado la molestia de hablarles en primer lugar-

Reynard guardó silencio nuevamente pensando una respuesta satisfactoria para el rubio que no le comprometiera demasiado. "Buscaba una manera de quebrar a la gente y que no sintieran remordimientos o trabas si se les pide dañar o matar a alguien" no le parecía un buen objetivo a mencionar, sin embargo no tampoco tenía intenciones de engañar a Deimos haciéndole creer que sus motivos habían sido totalmente altruistas, nadie que le conociera un poco le creería. Quizás un poco de ambas verdades era lo que más convenía.

-En un principio mi intención no era irrumpir en su mente, solo le pedí que me contara un poco de las cosas que le hacía la gente del instituto. No los tratamientos oficiales, si no los métodos que usaban los doctores y que no anotaban en los registros. Los verdaderos recursos de ese lugar para tratar a la gente. Jack no recordaba bien y él mismo me ofreció que revisara su mente en busca de aquellos recuerdos, pues había cosas que él también quería comprender, y la verdad no iba a dejar pasar la oportunidad de revisar tan directamente una mente así de compleja. Lo siento pero no va en mi naturaleza dejar pasar una oportunidad así.-

El mentalista buscó la mirada de Deimos antes de continuar. Sentía el aire tenso a su alrededor producto de la molestia de este, sin embargo no pensaba dejarse amedrentar. Muy pocas cosas existían que le provocaran miedo, y ninguna de ellas era una persona.

-Dentro encontramos un representación del Byberry, no como es realmente, si no una manifestación de como lo recordaba Jack de esos días. En resumidas cuentas, el lugar era oscuro y terrible y en contra de lo que yo esperaba, Jack apenas aguantaba estar ahí, sin embargo quería continuar. Llegamos a un cuarto donde estaban sus recuerdos, una imitación de una sala de archivos que debe haber visto en el sanatorio, pero en vez de solo esos archivos, encontramos a alguien. Más bien algo. Se hacía llamar Jack Frost, y cuando Jackl intentó tocarlo, esto lo absorbió y ganó consciencia. He estado considerando mucho el simbolismo y significado, y lo más que puedo deducir es que ese "Jack Frost" es una manifestación de sus recuerdos de si mismo en el tiempo que estuvo encerrado allí. En vez de asimilarlos y superarlos, los aisló, encerró y creó una parte de su propia psiquis como representación de ellos. De haberlo dejado en paz, puede que nada hubiera pasado, pero al tocarlo fue una manifestación directa de un intento de contactar con su antiguo "yo", y ya sea que este es más fuerte que Jack o que lo tomó por sorpresa, terminó asimilándolo en su interior.-

Reynard volvió a aspirar el humo del tabaco haciendo una pausa en su relato. La amenaza que había proferido Deimos seguía estando latente, pero no pensaba corresponderla o envalentonarse arriesgando a provocar al mago. Lo mejor en su opinión era mantener la compostura y calma que le caracterizaba para resolver el asunto, por lo que lejos de usar un tono altanero, le habló calmadamente haciendo notar que solo mencionaba los hechos tal como eran.

-Por cierto Deimos, apreciaría que pensaras mejor lo de amenazarme. Puede que no te guste lo que hice con Jack, pero fue decisión suya el seguir ahí y llegar hasta ese punto, y hasta donde se, el es tan adulto como tu para tomar sus decisiones. Por otro lado, recuerda que en este momento soy el único que puede arreglar las cosas en la cabeza de Jack. No sería conveniente que me sucediera algo.-


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 300
Custom 7 - Reynard

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Magnus Vólker el Vie Jun 03 2016, 23:04

-Para mi no lo es -Aseguró, cabezota, negandose en rotundo a aceptar esa fragilidad de la que le estaba hablando. Era la primera charla en condiciones que mantenían Reynard y él y, opr primera vez, se veía indefenso ante sus miradas. Sentía que podía penetrar en su mente con una facilidad pasmosa que no le agradaba en absoluto. ¿Cómo no había podido percatarse antes de ello?. Suspiró, mirándole casi a regañadientes y atendiendo a sus palabras. Apretó las mandíbulas, pugnando consigo mismo para no decir algo de lo que pudiese arrepentirse. Aunque muy contadas veces ocurría tal cosa. - ¿"Ninguno terminó su tratamiento"? -puntualizó levantando la mano con un ademán que pedía silencio, aunque el hombre había dejado de hablar hacía unos segundos. - Esa herida no se habría podido curar jamás, ellos se encargarla de abrirla una y otra, y otra vez hasta que ocupaba toda nuestra piel. Eso era lo que pretendían. -enarcó una ceja- ¿Con respeto quieres decir miedo, Reynard? Por mi perfecto, habría podido cultivarlo igualmente sin mi paso por Byberry. Pero no lo achaques a esa falta de tratamiento, por que ellos eran una nueva versión de la Inquisición y nosotros sus juguetes.

Bufó, removiéndose en su asiento, un poco incómodo. Hacía demasiado tiempo que no tenía una conversación tan extensa sobre esa parte de su pasado, y no era capaz de controlar su más que evidente desagrado y nerviosismo. Aún tenía pesadillas en las que aquel maldito doctor, que tanto daño les causó, aparecía en el circo con varios secuaces y se los llevaban a él y a Jack a rastras a un nuevo infierno de paredes blancas. - La razón de que no anotaran esos métodos en concreto es más que clara... -musitó entre dientes, colando sus palabras entre las ajenas. Le devolvió la mirada, pareciendo centrarse más en la charla y no en sus negros recuerdos- ¿Y por qué no viniste a mi? -cuestionó con curiosidad, no llevado por un celo inexistente de que Jack hubiera sido el escogido- O... ¿Por qué me lo ocultásteis?

El escapista apoyó los antebrazos en la rugosa superficie de la mesa de madera y se reclinó un poco hacia delante, acercándose de esa manera a su interlocutor mientras éste empezaba a hablar acerca de su viaje mental. El respeto por fin hizo acto de aparición y no volvió a interrumpirle más, aunque, ante la mención de "Jack Frost", enarcó al máximo las cejas, mostrando que sabía a quién se refería. O al menos en parte, pues ese era el nombre que le habían otorgado cruelmente a Jack.

Bajó la mirada con evidente preocupación, preguntándose si él mismo había llegado a superar lo ocurrido y si en su propio interior moraba un "Magnus" anclado en el pasado. Levantó nuevamente sus ojos claros hacia los dispares de Reynard cuando éste pronunció su nombre. Quisiera o no, el hombre tenía toda la razón en ese punto. Las amenazas no servirían en absoluto y, pese a no entonar el "mia culpa" o mostrar algo medianamente cercano a una disculpa, se prometió a si mismo no volver a clamar ninguna amenaza. Al menos hasta que Jack estuviera a salvo.

-Así es como los paramédicos le bautizaron. Jack Frost
-comentó, carraspeando para aclarar la voz.- Así es como le conocí. -miró de soslayo al cocinero, que estaba atareado pelando una gran pila de patatas varias mesas a lo lejos, aunque en ese momento no era precisamente al hombre al que veía. Los recuerdos le inundaban la mente. - Le metían en bañeras de agua con hielo y no le permitían salir hasta pasadas varias horas. O toda la noche. Era como ... -encogió los hombros- ... un hermoso muñeco roto de labios azules y piel muy pálida, helada y temblorosa. Al principio pensé que era su nombre auténtico, hasta que supe la razón y comprendí hasta donde llegaba la crueldad de sus cerebros estúpidos. Por eso le quise otorgar otro tiempo después. No merecía ese. -dijo en referencia al "Phobos" que casi todos habían oído en alguna ocasión. - También yo tuve la suerte de sentir en mi propia carne ese tipo de tratamiento, pero no fue tan frecuente, él llevaba demasiado tiempo allí.  

Puso la espalda recta y cruzó los brazos- Por eso vuelve a ver las sombras, y a buscar las pastillas... es él sin ser él. -cabeceó y le arrebató el cigarrillo para poder dar una larga calada, saboreando ese tabaco que hacía solo unos minutos había desperdiciado- ¿Cómo puedo recuperarle?. -preguntó con sinceridad, soltando el humo- Dime que es lo que necesitas, lo que quieres que haga. Pregunta lo que gustes y responderé, pero no des un solo paso en falso. Quiero a Jack de regreso. Le necesito, y ... -buscó las palabras oportunas, negando- ...no puedo permitir que regrese allí. Se suponía que eso había quedado enterrado y se estaba pudriendo en el olvido. Esas malditas paredes no nos van a destrozar de nuevo.  


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Reynard Geist el Lun Jun 06 2016, 18:16

Reynard continuó fumando mientras escuchaba las palabras de Deimos. Notó el cambio en su semblante al escuchar el nombre Jack Frost, prestando especial atención al relato. El nombre que había descubierto en la mente de Jack hacía tanto tiempo... por fin entendía el por qué de su violenta reacción al llamarle así. La verdad no podía culparle.

Al parecer aclarar las cosas y dejar en evidencia que su bienestar era necesario para la recuperación de Jack había servido, pues Deimos se mostró mucho más dispuesto a cooperar. Al menos de momento, ese problema ya estaba saldado.

-Él también te necesita- dijo al escuchar las palabras del rubio. -De hecho te necesita más de lo que puedes imaginar. Eres lo único que le da verdadera seguridad y tranquilidad, al menos en los términos que él conoce. Tanto así que te tiene idealizado como su protector dentro de su subconsciente. Pero divago, no te voy a dar ese tipo de detalles ahora pues tu mismo los verás a su debido momento-

El mentalista volvió a aspirar de su cigarrillo hasta acabarlo, lanzándolo al suelo para que terminara de consumirse allí mientras volvía a enfocar su atención en el escapista frente a él. No sabía muy bien como explicar a Deimos lo que necesitaba de él, pues era algo que nunca antes había intentado hasta ahora, por lo que se aclaró lo mejor posible la idea antes de continuar hablando, lo que se tradujo en un silencio prolongado y un tanto incómodo.

-Lo que necesito de ti- comenzó tras salir repentinamente de su ensimismamiento -no son sólo palabras o recuerdos. Necesito que vengas conmigo a la mente de Jack. He estado leyendo y pensando en como hacerlo, y creo que después de todo este tiempo llegué a una solución: voy a llevarte dentro de la mente de Jack para que personalmente me ayudes a devolverle a la normalidad. Es lo mejor que se me ocurre sin tener que recurrir a una terapia lenta y desagradable como la que debieron vivir en ese sanatorio. Si todo sale bien, puede que incluso se sienta mejor de lo que lo hacía antes de que surgiera todo este problema, sin embargo no tengo forma de asegurar por completo el resultado. Como te digo, es algo que nunca he hecho antes, sin embargo con como están las cosas es la mejor opción que tenemos. Qué me dices entonces Deimos ¿estás dispuesto? Sería una experiencia diferente a cualquier cosa que hayas vivido alguna vez-

Reynard fijó su mirada dispar en los ojos de Deimos, esperando su respuesta con seriedad. Tal vez el mago no lo supiera del todo, pero Reynard imaginaba que podía intuir lo peligroso se ese experimento aún sin necesidad de que se lo explicara del todo.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 300
Custom 7 - Reynard

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Magnus Vólker el Miér Jun 15 2016, 17:50

No comprendía con claridad la magnitud de aquello a lo que se refería Reynard, pero preguntar no entraba dentro de lo posible en ese preciso instante pues, tal y como había dicho, terminaría viéndolo.
La relación entre él y Jack se había fortaleciendo sin parar con el paso de los años, en contra a lo que la mayoría pensaba debido a las numerosas peleas y rumores acerca de ambos, y sin duda eso era parte de la seguridad y confianza que se profesaban.

El silencio ajeno tensó su escasa paciencia y apretó las mandíbulas para contener la tentación de gritarle que continuara, deseando en lo más profundo de su ser ir a él y zarandearle hasta que vomitara cada respuesta que se le pasaba por la mente. Esperó, viendo de reojo como el cigarro llegaba a su muerte.

-Por supuesto que lo estoy. -aseguró sin dejar pasar un sólo segundo de silencio entre la voz del hombre y la suya, casi pisándole la última palabra que había pronunciado. Desde su perspectiva la sola idea de pensar aquello era irrisorio, pues, como había dicho, quería hacer todo lo que estuviera en su mano para ayudar a su pareja. - Adelante, cuando quieras. No sé cómo demonios lo vas a hacer, ni en qué consiste realmente... reconozco que no consigo hacerme a la idea de algo así. -frunció el ceño, encogiendo los hombros- Pensé que no era más que ingenio. No que fuera algo tan... -buscó la palabra idónea- literal. ¿Has de llevarme a un trance o tengo que fumar algo?-eso no le parecía tan descabellado, era de sobra conocida la manera que tenían muchos índios de entrar en comunión con sus confusos dioses y llegar a tener visiones.

Se mordió el labio inferior mostrando así su nerviosismo y cruzó los brazos, desviando la mirada hacia el fondo, allí donde se encontraban la gran mayoría de los carromatos.- Creí que jamás volveríamos allí... -la idea de tener que entrar en Byberry, aunque fuera un reflejo mental de Jack y no el auténtico edificio, le aterraba debido al pasado traumático y la posibilidad de quedarse él también encerrado. Y no conseguía esconder dicho sentimiento, aunque se esforzaba al máximo en ello. Detestaba que vieran debilidades en él- Tenemos que traerle cuanto antes. Podríamos ir a alguna carpa, la de vestuario estará libre sin duda; o nuestro carromato. Nadie interrumpe a menos que sea estrictamente necesario. Aunque podría llegar Nicola... No, puede que el tuyo sea la mejor opción -intentaba buscar el sitio más acorde, aún y sin tener la información completa. Fijó su mirada en Reynard- Hazlo ya... por favor. -pidió sincero. Esas dos palabras eran tan poco usuales en su vocabulario que casi parecían falsas cuando las pronunciaba.  

La tarde iba avanzando y con ella la posibilidad de que Denis hiciera acto de aparición de alguna forma y le obligase, pues ese era el verbo más oportuno últimamente, a pasar con él la noche. Pero por mucho que disfrutara a su lado, de ser así, recibiría una rotunda negativa de su parte sin importar sus tentaciones o promesas.
Esperaba que la pérdida de sangre de esos últimos días no afectara a aquel extraño "viaje" que estaba apunto de emprender.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Reynard Geist el Jue Jun 23 2016, 21:32

-No, no es necesario fumar nada- dijo el mentalista con una leve sonrisa y un ademán de su mano para desechar la noción que Deimos podría estar concibiendo sobre su propuesta. Era cierto que tales cosas como las alteraciones sensoriales o los trances meditativos podían inducir situaciones similares a la que él le presentaba, sin embargo Reynard se preciaba mucho de ser capaz de lograr tales hazañas empleando únicamente los dones de su mente.

Continuó escuchando a Deimos, dándole tiempo al escapista para asimilar un poco mejor toda aquella situación, pero su decisión era más que evidente: el mago quería llevar a cabo ese "viaje" a la mente de Jack lo antes posible para recuperarlo. Podía entender un poco la prisa que sintiera por recuperarlo, a fin de cuentas había visto tan solo el reflejo del infierno en el que habían estado sumergidos por años y ya era suficiente para imaginar lo terrible que debía de haber sido para ellos ese lugar. Ya estaba dispuesto a dar las instrucciones a cuando la petición de Deimos le tomó por sorpresa. Alzó las cejas en respuesta mientras pensaba en que lugar sería más apropiado para llevar a cabo la hazaña que tenía en mente. Le costaba creer que aquel sujeto que solía recorrer con tanta altanería los pasajes de la feria y se mostraba siempre tan seguro de si mismo fuera capaz de pedir algo por favor, no por que le faltaran los modales, si no por la sinceridad con que pronunció aquellas palabras. Al menos para él, ver lo mucho que le importaba a Deimos el bienestar de Jack era un buen motivo más para intentar recuperarlo.

-Muy bien- dijo mientras comenzaba a avanzar sin tener muy claro el rumbo - vamos por él entonces. Mi carromato es el lugar más apropiado para esto, allí nadie nos va a molestar o interrumpir, pero primero debemos encontrar a Jack y hacer que coopere. No se hasta que punto recuerde lo sucedido esa noche, así que desconozco si estará dispuesto a participar voluntariamente. Espero que sabiendo que tu estarás ahí se muestre un poco más dispuesto-

Al llegar a una intersección entre los caminos formados por las tiendas y carros, Reynard miró en todas direcciones tratando de adivinar donde se encontraría Jack. A pesar de la hora, habían bastantes circenses deambulando por el lugar. Aunque desde el incidente solía vigilar a Jack, él al menos no había visto al pintor desde temprano. Esperó a que fuese Deimos quien tomara la delantera creyendo que probablemente el sabría mejor donde encontrar a su compañero.

-Por cierto Deimos, hay mucho que te tengo que decir antes de que entremos en la mente de Jack. Primero, debes mantener consciencia en todo momento de que todo lo que veas allí no es real, son solo manifestaciones de su mente, sin embargo estando ahí seremos un ente tan abstracto como ellas y nos pueden afectar como si estuviésemos ahí en persona. Saber en todo momento quien eres y que es lo real es tu principal defensa en ese lugar. Afortunadamente pareces ser alguien de voluntad firme, eso ayudara bastante a mantenerte a salvo.-

El mentalista sabía que los riesgos de entrar en una mente desequilibrada eran muchos, pero temía que si se los mencionaba todos, Deimos podría dudar de su decisión, y si es que iba a acompañarle, necesitaba que tuviera su resolución lo más intacta y firme posible, a fin de cuentas no iban a llevar a cabo una tarea sencilla, iban a intentar recomponer los fragmentos de una mente, y una bastante quebrada a decir verdad.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 300
Custom 7 - Reynard

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Magnus Vólker el Mar Jul 05 2016, 17:33

No contestó nada al respecto, aunque se quedó meditando la respuesta unos segundos mientras le miraba, como si contemplando sus ojos de tonalidad dispar fuera capaz de descubrir qué era lo que se proponía.
Realmente la opción que él consideraba más factible para poder llegar de nuevo al sanatorio, aunque fuera de forma mental, era a través de drogas. No osbtante, tendría que tener paciencia y esperar hasta que el momento llegara y, con él, se saciara su curiosidad. Esa que se mostraba un tanto reticente debido al futuro entorno.

Las cejas de Reynard se enarcaron de forma significativa, y Deimos no pudo sino enarcar una de las suyas y desviar la mirada hacia un punto no definido que se encontraba a su izquierda, como si la simple petición que había hecho, fuera un tanto ofensiva debido a las formas. No estaba acosumbrado a ello y, menos aún, a miradas como la que le acababan de dedicar. Suspiró, asintiendo, y volvió de nuevo su atención a él. - Perfecto. -contestó sin tener en ese momento mucho más que añadir mientras le daba vueltas sin cesar a un pensamiento que había aparecido gracias a las palabras ajenas. Si Jack no recordaba lo sucedido, ¿cómo podrían explicárselo de la forma adecuada?. Se sentía culpable por no haberle creído cuando le había asegurado, una y otra vez, tanto a Nicola como a él, que estaba perdiendo la cabeza. Tendría que haberlo sabido, haber aceptado la realidad que le asfixiaba pero... ¿a quién se le habría ocurrido algo semejante?. Pensó, por segunda vez en lo que llevaban de charla, que de haber sido consciente de lo que le pasaba su novio no se encontraría en esas condiciones mentales y podría haberle ayudado mucho antes. Al menos no era tarde.

Comenzaron a caminar por las calles que habían ido creando los circenses al acomodar sus carromatos, tiendas y almacenes, guardando un silencio pesado sólo interrumpido por el sonido de sus pasos sobre la arena. Vió a Patrick trabajando solo en una rueda rota, pero no había rastro de Jack.

-Debe estar pintando uno de sus cuadros. Últimamente se ha obsesionado con gatos sonrientes y llega repleto de pintura o nuevos dibujos tan coloridos que parece que van a estallar en cualquier momento. -hizo un gesto al mayor para que giraran hacia la derecha, caminando hacia una pequeña carpa que solía usar su pareja para esos quehaceres sin que nadie le interrumpiera, lejos de los clásicos trabajos de los panflejos. Pasó por delante de una mesa donde unos hombres y una mujer jugaban a los naipes. Aflojó el paso al escuchar a Reynard, mirándole por encima del hombro mientras se acercaba y tomaba un ritmo más calmado, contrario a su impaciencia.

-Nunca olvidaría quién soy -aseguró con un pensamiento muy firme al respecto, aunque este se zarandeaba un poco por el nerviosismo. Se llevó la mano a la sien, rascándose de pasada, por un impulso, la cicatriz de los tratamientos de electroshock de los que había sido víctima años antes, cubierta por el cabello algo suelto. ¿Volvería a sentir ese dolor y terror de nuevo? ¿Lo estaría sintiendo Jack?. Bajó la mano y levantó el mentón, volviendo a su fachada altiva- No hay posibilidad de que nos quedemos nosotros también atrapados como él, ¿verdad? -preguntó, mirándole de reojo, aunque intuía que la respuesta era afirmativa- ¿Qué más debo saber?

Se detuvo a unos metros del lugar donde suponía que debía encontrarse Jack, aún sin entrar y junto a su acompañante a la espera de que éste siguiera dándole instrucciones o consejos. Sus ojos azules se mantenían clavados en la entrada. buscando algún tipo de movimiento que le hiciera ver que su intuicción había sido acertada.  - Creo que está ahí dentro -comentó después de escuchar un sonido metálico, quizá un bote de pintura al caer.



avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Reynard Geist el Mar Jul 12 2016, 23:14

Reynard se limitó a seguir el camino que tomaba Deimos, consciente de que él podría dar antes con Jack si se concentrara en sondear las mentes en su entorno hasta dar con la de él, sin embargo eso podría ponerlo en alerta si es que lograba distinguir la intrusión, por lo que era mejor encontrarle de una forma más convencional. Lo mejor era que Jack estuviese lo más calmado posible cuando se encontraran para poder disuadirlo de cooperar.

-Principalmente que debes intentar mantener tu consciencia de ti mismo intacta lo más posible. Si Jack coopera y nos permite entrar en su mente nos facilitará mucho las cosas, pero si es que no, será mucho más complicado. Estando allí dentro seremos invasores, y la misma mente intentará destruirnos para protegerse. Por suerte no todo estará en nuestra contra. Nosotros mismos solo veremos una proyección de nuestra consciencia en ese lugar, y como tal, podremos modificarla en base a lo que nos propongamos. Lo único que hay que hacer, es saber imponer tu voluntad. Una vez estemos allí lo entenderás mejor-

Al llegar fuera de la tienda que indicaba su acompañante, el mentalista se detuvo. Intentó mirar dentro de la tienda, sin embargo la poca luz le impedía distinguir bien desde ahí si es que era Jack en el interior.

-Ve tu primero- dijo Reynard aún intentando forzar la vista para revisar el interior -no se alarmará tanto de verte a ti como conmigo. Yo los esperaré aquí para que puedas convencerlo de que no correrá peligro alguno.-


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 300
Custom 7 - Reynard

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Está roto... pero se puede arreglar.// Deimos

Mensaje por Magnus Vólker el Vie Jul 22 2016, 22:56

-¿La consciencia de mi mismo? -cuestionó, encontrando algo confuso aquel término. Como ya le había asegurado él nunca olvidaría quién era, bajo ninguna circunstancia, o al menos eso creía. Pero no estaba seguro de si volvía a referirse a tal cosa o a algo un poco más místico y esotérico. Esa consciencia que le iba a guiar al interior de la mente de Jack y que debía proteger su propia psique. Aquella situación parecía volverse más compleja con cada segundo que pasaba, y odiaba no tener los suficientes conocimientos al respecto. Verse involucrado en algo cuya extensión no terminaba de poder acaparar correctamente.

- Es decir, estaremos sin estar pero, pese a ello, correremos peligro, Magnífico- se aventuró a resumir, suspirando con un deje de sarcasmo. Al cabo de unos segundos de silencio volvió a hablar- Jack no intentaría dañarme, ni su "Jack del pasado". Ambos me aman -aseguró, sin tener la intención de sonar pretencioso con aquel comentario. ¿Acaso no se habían enamorado cuando Jack aún era "Jack Frost", antes de escaparse del encierro y la locura?. Era incapaz de concebir la idea de un posible ataque, por mental que fuera, para intentar alejarle.

Asintió y, tras dedicar una última mirada a Reynard, entró en la tienda, apartando la tela que hacía las veces de puerta para adentrarse en el abrazo de la tienda. - Amor, ¿andas por aquí?- El olor a pintura inundó sus fosas nasales de inmediato, y tuvo que apartar un lienzo que había tirado en el suelo para poder dar un paso al frente, sin querer pisarlo. El morador del cuadro le dedicó una mirada desquiciada y brillante antes de quedar relegado a las sombras.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.