Últimos temas
» Kindness || Jørgen
Hoy a las 11:48 por Jørgen Bak

» Full Moon || Privado.
Ayer a las 14:11 por Christopher Dallas

» Tienda de batalla
Ayer a las 13:44 por Christopher Dallas

» The day after || Jack
Dom Oct 15 2017, 16:34 por Nicola Stracci

» [Benton] En pos de "Él" - Kangee
Sáb Oct 14 2017, 19:45 por Kangee

» Cierre de temas
Sáb Oct 14 2017, 18:58 por Kangee

» Los pequeños detalles que importan || Nicola Stracci [flashback]
Sáb Oct 14 2017, 13:51 por Kóstyk Záitsev

» [Aberdeen] This place is scary|| Jude.
Sáb Oct 14 2017, 13:24 por Kóstyk Záitsev

» [Benton] Conozco tu nombre || Valentina
Sáb Oct 14 2017, 13:07 por Valentina Ferragamo

» [Benton] El "chico" nuevo || Patrick [04-12-29] [+18]
Sáb Oct 14 2017, 12:40 por Dieter Jaeger

Afiliaciones
Hermanas 4/5
Élite 10/20
Directorios 6/8
Última limpieza 09/10/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

[Salem] Ratatouille circense [Nicola]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Salem] Ratatouille circense [Nicola]

Mensaje por Alice Bradbury el Sáb Jul 09 2016, 00:47

Detestaba madrugar, así que había optado por pasar un par de horas más entre las sábanas antes de levantarse a una hora que, aún así, era más temprana de lo que solía estar acostumbrada. Una a medio camino entre la tortura y lo socialmente aceptable. En realidad se debía, sencillamente, a que aún tenía que amoldarse a los horarios que estaban marcados en el circo, pero todo era cuestión de tiempo y paciencia, aunque de eso último no tenía demasiado.

Se vistió con rapidez y, tras coger el bolso de tela en cuyo interior estaba su mascota, salió en dirección al comedor. Esperaba que no hubiera demasiada gente o, mejor aún, que aún estuvieran disponibles las mejores raciones de comida pues su estómago rugía de apetito.

Por lo que pudo ver, aún había algunos que se estaban quitando las legañas de los ojos así que podría decirse que no había sido la última en despertar, aunque otros parecían llevar horas trabajando. "Unos tanto y otros..." se detuvo, pensativa y momentáneamente desorientada, mirando hacia los lados mientras se mordía el labio inferior. - ¿Era por aquí...?-empezó a decir para si misma, sin necesidad de concluir la frase pues, al fin y al cabo, no iba a tener respuesta. Tras ver que estaba cerca del puesto de tiro al blanco, caminó sobre sus pasos y giró hacia el otro lado, convencida de que se había equivocado de camino. Y resultó estar en lo cierto pues no tardó en llegar al comedor, donde el ruido y las charlas eran mucho más numerosas.

Caminó hacia el lugar donde se encontraban los platos, cogiendo uno vacío para poder servirse lo que fuera que hubiera cocinado el cocinero, haciéndose antes con un trozo de pan al que propinó un buen bocado. Cogió un trocito mucho más pequeño y abrió el bolso para darselo a su rata. Pero el fondo del accesorio fue el único que le devolvió la mirada, o eso habría hecho de contar con ojos para tal finalidad.

La rubia, dejó el plato encima de una cazuela cualquiera, a modo de tapa improvisada que no fue del todo bienvenida por el cocinero, y se puso a mirar por el suelo, buscando. - ¿Sr. Bandit? -preguntó, mirando en el interior de un barril de manzanas- ¿Dónde te has metido? No puede ser... -Su compañero peludo había llevado a cabo, una vez más, una de sus famosas huídas y su dueña tenía claro con qué pretensión había sido: comida. Lo cuál no reducía los sitios de búsqueda teniendo en cuenta el lugar donde se encontraban.

Alice cruzó los brazos y miró hacia las mesas con un gesto airado, provocando que su trenza rubia se deslizara hacia el pecho. El Sr. Bandit, como había sido nombrado desde que lo encontró siendo un cachorro hacía un año, era una rata blanca y negra que lucía un pequeño lacito de raso negro con una argolla plateada, lo que marcaba la diferencia entre él y cualquier individuo de su especie, pero no por ello podía asegurar su bienestar, menos aún entre gente que no conocía de nada. Al menos sabía que era lo suficientemente lista como para no meterse en un guiso.


La vida es teatro:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 27
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Ratatouille circense [Nicola]

Mensaje por Nicola Stracci el Lun Jul 11 2016, 20:12

El italiano estaba acostumbrado a madrugar por sus anteriores rutinas diarias, y ahora que estaba en el circo y tenía que trabajar para conseguir dinero había aprendido algunos trucos y mañas que le hacían la vida más cómoda, como que por las mañanas era mejor estar ocupado en otras cosas en vez de ayudar al fracaso de doctor que tenían en el circo.

Ya llevaba como un mes allí, y estaba aprendiendo rápido a pesar de que el circo seguía sin ser su ambiente predilecto. A veces el desagrado lo empapaba en alcohol y se encontraba un poco más cómodo, aunque era muy pronto para beber ¿No?
De hecho, no.
Le dio un sorbo a su petaca, sólo uno pequeñito se dijo, mientras caminaba hacia la cocina.

Nada tenía que ver él con la cocina, pero a veces simplemente se pasaba por allí a hacer que ayudaba para echarle un ojo al cocinero.
El tipo era guapo, pero su carácter resultaba decepcionante.
Así que esa es la comida de hoy, uhmm...
Nicola estaba cómodamente sentado en una mesa, sin estorbar pero sin ayudar tampoco —pues de todas formas la comida ya estaba lista y sólo estaban sirviéndola—, cuando notó por el rabillo del ojos como algo se movía rápidamente.
Cuando se giró a mirar la procedencia de ese movimiento furtivo encontró la alimaña correteando, y su expresión varió a una de asco absoluto.
¡Una rata! —exclamó, poniéndose en pie de un salto.
Agarró lo primero que encontró cerca, una sartén que nadie estaba usando, con la que pretendía chafar al intruso.
Hasta un lacito tenía, era ridículo.
¡Ven aquí, bicho! —dijo, y el primer golpe no tardó en escucharse, haciendo golpear la sartén sobre una superficie por la que antes había estado corriendo la rata.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 993
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Ratatouille circense [Nicola]

Mensaje por Alice Bradbury el Vie Ago 05 2016, 20:57

No es hora de jugar al escondite, ¿dónde estás? pensó la rubia mordiéndose el labio inferior con una expresión que dejaba claro lo frustrada que se sentía. Aquella pequeña alimaña era su alimaña, ¿cómo se atrevía a desaparecer así, sin avisar? ¡Qué poca consideración!. - Paso, paso -exclamó mientras pasaba por debajo de una mesa larga, caminando a cuatro patas mientras buscaba por allí, pensando que quizá esa altura le ayudaría más a pensar como su mascota. Al fin y al cabo, lo más factible era que estuviera en el suelo, ¿no?. Suspiró cual niña enfurruñada, haciendo después una mueca de asco al ver más de lo que le habría gustado de uno de los orondos circenses, que estaba sentado y lucía unos pantalones cortos que estaban demasiado dados de si - Ewwww... chico, la ropa interior existe, se te escapa parte del pajarito... -siguió caminando a gatas, hasta que esbozó una sonrisa- Oh, necesito unos zapatos como estos... -se dijo a si misma, en voz alta, al ver los que llevaba una mujer que, creía, era la tragasables. Estaba segura de que un tacón semejante y ese color podría resaltar de forma perfecta sus largas y bonitas piernas, pero primero debía encontrar al St. Bandit, los zapatos iban después. Debía centrarse, no quería tener la noticia de que la rata formaba parte del almuerzo repentinamente. Lo cuál, conociendo al menos el circo donde se crió, tampoco era muy descabellado.

El grito del muchacho le hizo incorporarse de golpe, lo que no fue una buena idea pues seguía debajo de la mesa. El cabezazo fue sonoro, hizo temblar los platos que había sobre la superficie del mueble y le provocó un quejido de dolor que no duró demasiado pues, tras llevarse un segundo la mano a la cabeza, salió "corriendo" con toda la intención de ser la caballero de brillante armadura que salvase al roedor. Apartó piernas a base de manotazos y, en cuanto pudo, se incorporó para ir directa hacia el lugar de donde había salido el grito.

Lo primero que vió fue a un chico castaño de porte orgulloso atizar un soberbio sartenazo a la mesa, con una puntería que habría resultado fatal de no haber sido por la rapidez del Sr. Bandit. Sin pensarlo dos veces, Alice miró a su alrededor mientras otros se levantaban para ver qué era lo que estaba ocurriendo, y buscó un arma que le pudiera servir.

¿Una olla? ¿Una sartén? Debido a la hora que era todo estaba repleto de comida, y si la desperdiciaba se arriesgaba a que la lincharan y eso no era buena forma de empezar, por muy buenas que fueran sus intenciones. Blasfmeó debido a la suerte que había tenido el desconocido de dar con una que estuviera sin usar, pero el tiempo estaba en su contra pues, según vió, se disponía a dar un nuevo golpe.
Empuñó la escoba que había encontrado a mano derecha, colocada sobre una de las estanterías de provisiones y se acercó al italiano para golpearle con la misma en la cabeza, llenandole el cabello de porquería, pelusas y trocitos de comida. - ¡Quieto! -Se colocó delante suya con rapidez para impedirle el pasó y giró la escoba para apuntar con el mango, ya que aquella era la parte más contundente del arma, la nariz del muchacho - Un sartenazo más y eres circense muerto. -amenazó- ¡Has asustado a mi pequeño!


La vida es teatro:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 27
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Ratatouille circense [Nicola]

Mensaje por Nicola Stracci el Sáb Ago 13 2016, 02:18

Estaba dispuesto a cargarse a la rata, aunque estuviera haciendo un pequeño escándalo allí, porque era un engendro asqueroso, peor, un chiste con collar incluso, y tanto era su asco que menos asco le daba muerta y aplastada por una sartén que viva y correteando por todas partes.
En su rostro se mostraba perfectamente todo su desagrado, y correteó en aquella persecución tratando de chafarla, el problema era que la alimaña se movía rápido, y cuando golpeaba ya se había quitado de en medio.
Algunos en la cocina reían por la escena, y peor se volvió cuando la rubia hizo su aparición.

No se dio cuenta de la presencia de aquella mujer hasta que no sintió el escobazo en la cabeza, con lo que se quedó congelado.
Acababa de caerle algo en el pelo, estaba seguro, y su empeño en perseguir a la rata quedó frustrando para quedar allí con los ojos muy abiertos en un diminuto ataque de pánico, cuya causa era la idea de lo que le acababa de dar en la cabeza.
Tan alterado estaba, al menos internamente, que ni la escuchó.

Se alejó un paso cuando lo apuntó con el palo de la escoba, y empezó a sacudirse la cabeza frenéticamente, como si nunca fuera a volver a estar limpio jamás, con su mejor expresión de asco.
¡Puta loca! ¡Te voy a meter la escoba por el culo! —gritó, con el rostro colorado por la rabia y completamente despeinado, dándole un aire demencial.
Aún tenía la sartén en la mano, y la blandió como un arma dispuesto a defenderse.
¿Qué pequeño? ¿Qué dices? ¡Dios! ¡Estoy harto de los retrasados mentales!




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 993
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Ratatouille circense [Nicola]

Mensaje por Alice Bradbury el Jue Ago 18 2016, 18:21

Una parte de su cerebro le pedía a gritos reír a carcajadas, o mejor dicho, reírse del muchacho. Su expresión de sorpresa y pánico, que aún mantenía cuando se posicionó delante de él para encararle, era demasiado maravillosa como para no hacer algo al respecto. ¿Esa cara de horror sólo porque había manchado su pelo? Podría haber otra opción más lógica, pero desde luego esa era la que parecía ser la auténtica, porque dudaba que le hubiera podido hacer realmente daño ya que esa parte de la escoba era blanda. Asquerosa, si, pero blanda.

Pero la otra mitad de su cerebro le decía que tuviera en consideración al Sr. Bandit, éste aún estaba en peligro y debía salvarle. Ya habría tiempo para reírse después.
Le vió sacudirse la cabeza, como si fuera un perro rabioso, y se mordió el carrillo para no reírse, pidiéndose a si misma seriedad, cosa demasiado complicada. Desde luego el chico tenía unos aires más propios de las clases altas que de la circense, o se creía una persona demasiado importante.

Dió un paso hacia detrás, como si aquello fuera una pelea de esgrima, y golpeó la sartén con el mango de su arma- Mal vas, amigo. La escoba la tengo yo -una sonrisita empezó a asomar en la comisura de sus labios y rodó los ojos. - Tú si que eres un retrasado -insultó, señalándole la cara- No hay más que ver el aspecto que tienes -rió entre dientes, burlona, antes de volver al tema que le apremiaba- Mi pequeño. El Sr. Bandit -exclamó- has intentado aplastar a mi mascota a si que te pediría, por favor, que dejes de intentar cometer raticidio. O me veré obligada a volver a barrerte, y de una forma menos bonita-le miró el pelo, haciendo una mueca de asco. Había errado en sus palabras, estaba segura, ya que era imposible que el resultado de su golpe pudiera considerarse bonito en modo alguno. ¿Es que nadie limpiaba esa escoba?- Creo que tienes un trocito de carne que alguien ha regurgitado -le miró la sien- justo ahí-Aferró el mango mejor, sólo por si acaso.


La vida es teatro:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 27
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Ratatouille circense [Nicola]

Mensaje por Nicola Stracci el Mar Ago 23 2016, 03:07

Estaba ofendidísimo por todo lo que le estaba diciendo, ni siquiera supo que responder más que con sus dientes apretados y el puño fuertemente cerrado alrededor del mango de la sartén, parecía que echaría espuma por la boca en cualquier momento, y todo por su pelo más que por lo que estuviera diciendo.

Volvió a sacudirse la cabeza con más insistencia cuando le dijo que tenía un trozo de algo asqueroso. Estaba completamente horrorizado ante la idea, lo único que podía pensar era o en vomitar o en salir corriendo para meter la cabeza en el primer barril de agua que encontrara por su camino.

¡Te voy a matar! —exclamó, con el rostro coloreado por la rabia y por la vergüenza—. ¡Esa alimaña tuya se va a convertir en una alfombra!

Iba a blandir nuevamente la sartén, pero antes de que lo hiciera alguien se la quitó de las manos.
¡Váyanse a molestar a otra parte! ¡Estamos trabajando! —quejó uno de los encargados de la cocina, y lo mismo sucedió con la escoba que tenía la muchacha. Casi parecía que los iban a sacar a empujones de allí, y es que estaban armando un escándalo en la cocina cuando todos estaban ocupados para tener la comida lista a tiempo.
Pero, la rata... —iba a replicar Nicola, pero cuantas más parecían que iban a ser sus quejas, más rápido lo empujaron fuera de la cocina, dejando al italiano rabiando por eso también.

Miró rabioso a la rubia, y levantó su acusador dedo índice, señalándola.
No se a qué clase de deficiente mental se le ocurre tener una rata como mascota, o como quieras llamarla, pero más te vale que la vigiles, porque cuanto menos te lo esperes —golpeó la palma de su mano con el puño de la otra, indicándole con ese gesto lo que planeaba hacer—. ¡Pienso poner matarratas por todas partes! —añadió a su amenaza, ya tomándoselo a lo personal por la atrocidad que había hecho con su pelo.
Todavía se lo notaba sucio, la idea le daba tanto asco que tuvo una arcada al final. Definitivamente tenía que ir a meter la cabeza bajo agua.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 993
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Ratatouille circense [Nicola]

Mensaje por Alice Bradbury el Miér Ago 31 2016, 15:38

Y el chico volvió a sacudirse como un perro pulgoso, poco o nada le faltaba, al menos desde el punto de vista de Alice, para salir dar vueltas en círculo al grito de "¡Quítamelo, quítamelo!" pero el destino no quiso concederle ese espectáculo, lo cuál era una verdadera lástima.

Enarcó una ceja, parpadeando con sorpresa por la amenaza - ¿Una alfombra tan pequeñita? ¿Tienes duendes en tu carromato o qué? -casi parecía decirlo en serio, extrañada por una amenaza tan ridícula, ¿quién podría querer algo así de decoración si no serviría ni para un pie? Ese muchacho estaba mal de la cabeza.

-¡Hey!-se quejó cuando su arma le fue arrebatada vílmente, dejándola con la misma posición durante un par de segundos, como si aún la estuviera sosteniendo. - Quería matar a mi pequeño, deja que al menos intente buscarle y... ¡no me empujes, gorila! -Se giró para encararle, consiguiendo que la levantaran en brazos por los hombros un par de pasos, justo los que delimitaban el exterior con el interior del comedor. Estaba claro que no los querían ahí dentro ese día.

Dejó escapar una exclamación de ofensa sorprendida al verle hacer el gesto de aplastar, y cruzó los brazos, enfurruñada. - Pues a ver si con suerte lo pones también en tu propia comida y te envenenas. Aunque con morderte la lengua eso se solucionaría -arrugó la nariz, con ganas de patearle el trasero.

Vió corretear por el suelo a la rata, que se detuvo para meterse bajo una caja, fuera de la vista de cualquiera que no estuviera atento. La arcada ajena fue un pretexto perfecto para seguir fastidiando al muchacho- Yo que tú haría algo, en serio. Y rápido -asintió, poniendo cara de asco- Es como de color verdoso y marrón -iba describiendo algo imaginario, ayudándose de la mano derecha para dar a entender una consistencia pegajosa y asquerosa y un tamaño pequeño pero suficientemente grande como para empeorar todo- No tengo muy claro que sea comida... Quizá había un pañuelo ahí y se ha caído dejando el regalito, ¿o es un escupitajo?.  Si lo llego a saber te amenazo con un cuchillo, da menos asco.-se había acercado un pasito como si pretendiera inspeccionarlo, momento que el Sr. Bandit pareció querer aprovechar para acercarse, trepar por la pierna derecha de su dueña y meterse una vez más en el bolso de tela, habiendo llevado en la boca un trozo de manzana. Con suerte el chico estaría distraído con lo que ella decía como para darse cuenta del pequeño y rápido movimiento que había tenido lugar abajo.


La vida es teatro:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 27
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Ratatouille circense [Nicola]

Mensaje por Nicola Stracci el Lun Sep 19 2016, 13:00

Nicola estaba tan horrorizado ante la idea de lo que la rubia relataba que ni siquiera fue consciente del movimiento y de como la rata se ponía a salvo junto a su dueña, lo único que podía pensar en el momento era en marcharse corriendo y meter la cabeza en el primer barril con agua que encontrara a su paso, o mejor aún, ir corriendo al carromato que compartía con Deimos y Jack y darse un largo baño.
Pensar en que tendría un moco o algo así en su pelo desequilibraba todo su mundo, y tal vez de haber estado borracho no le habría importado tanto, por eso lo necesitaba la mayor parte del tiempo.

No dejaba de repetirse que cómo se atrevía esa mujer a hacerle tal cosa, y que haría todo lo que estuviera en su mano para aplastar a ese bicho y quitarlo de en medio.
¡Esto no va a quedar así! —amenazó, tomando su acercamiento como un cínico gesto de ayuda, a lo que respondió moviendo su mano como advertencia de que si se acercaba más habría consecuencias.
Ya no se atrevía ni a tocar su cabello en busca de aquello que había dicho, por si acaso era verdad y acababa viéndolo pegado en su mano.

Una segunda arcada hizo evidente que estaba tan asqueado que podría vomitar, y se llevó una mano a la boca para apretar y evitarlo.

Su mirada de odio hacia la mujer era profunda, y aunque echó un rápido vistazo a su alrededor lo que hizo fue marcharse a paso rápido, casi echando a correr, para cumplir su deseo de limpiarse aquel horror.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 993
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.