Últimos temas
» Kindness || Jørgen
Hoy a las 11:48 por Jørgen Bak

» Full Moon || Privado.
Ayer a las 14:11 por Christopher Dallas

» Tienda de batalla
Ayer a las 13:44 por Christopher Dallas

» The day after || Jack
Dom Oct 15 2017, 16:34 por Nicola Stracci

» [Benton] En pos de "Él" - Kangee
Sáb Oct 14 2017, 19:45 por Kangee

» Cierre de temas
Sáb Oct 14 2017, 18:58 por Kangee

» Los pequeños detalles que importan || Nicola Stracci [flashback]
Sáb Oct 14 2017, 13:51 por Kóstyk Záitsev

» [Aberdeen] This place is scary|| Jude.
Sáb Oct 14 2017, 13:24 por Kóstyk Záitsev

» [Benton] Conozco tu nombre || Valentina
Sáb Oct 14 2017, 13:07 por Valentina Ferragamo

» [Benton] El "chico" nuevo || Patrick [04-12-29] [+18]
Sáb Oct 14 2017, 12:40 por Dieter Jaeger

Afiliaciones
Hermanas 4/5
Élite 10/20
Directorios 6/8
Última limpieza 09/10/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

Deimos, mago y escapista.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Deimos, mago y escapista.

Mensaje por Magnus Vólker el Lun Ago 03 2015, 22:22

Performers.
Contrato de:
-Deimos-
Nombre completo:
Magnus
Nombre artístico:
Deimos
F. de nacimiento:
1897
Género:
Masculino.
Procedencia:
Inglaterra
Estado civil:
Soltero.

1. ¿Tienes alguna habilidad especial o alguna deformidad? Algo que te haga único.
Soy un experto en los juegos de manos, los trucos de magia y un genio escapista. Alguna vez han intentado arrestarme pero, en menos de lo que dura un parpadeo, los grilletes estaban en el suelo.
Lengua de oro, plata o bronce.... dependiendo de mi humor y el momento del día en el que me encuentro.
Con un sólo vistazo a una estancia puedo decir dónde se encuentra cada cosa y percatarme de los más minúsculos cambios, pues soy un observador nato y tengo una memoria magnífica. ¿Deformidad? No. Sólo mi mente es diferente a la de los demás, pero no es visible. Quizá sea una hidra de cien cabezas, pero ese es mi secreto.
Dame un pequeño desierto, la promesa de un buen porcentaje, un sombrero elegante y conseguiré que se inunde de espectadores ansiosos por gastar su deslumbrante dinero para ti.

2. ¿Cómo llegaste a mi circo?
Tenía hambre, y la avaricia reinaba en mi. Las luces y las carpas acapararon mi atención y corrí hacia allí zigzagueando entre el público y jugando a un juego en el que yo era el Maestro y los espectadores de tu circo, mis inocentes compañeros.
No recuerdo a cuantos conseguí sustraer sus pertenencias de bolsillos atestados antes de que un hombre extremadamente alto pero delgado como una ramita se acercara a mi y me atrapara el brazo llevándome hasta a el despojo... oh, no, actual despojo. Por esa época Christopher era el dueño.  
Me pidió que le dijera que era lo que hacía allí, y le respondí que subsistir mientras jugaba con el bonito reloj de bolsillo que le acababa de robar. Lo hacía girar con soltura entre mis deditos y la cadena... desapareció mientras le dedicaba una sonrisa. Él lo vio, por supuesto. Pero tan sólo porque yo lo había decidido.
Me pidió que le  mostrara más trucos, y yo le pedí un buen cuenco de comida a cambio y un pase gratis para poder ver a los artistas, ¡me parecían tan fascinantes que aquello me parecía el paraíso!.
Sin padres, sin más tutores que las alimañas de las calles y el ingenio, me consiguió convencer para que me quedara y mejorara mis habilidades firmando un contrato.
Me explotó como si fuera uno de esos esclavos cochambrosos.
Una tarde el payaso añejo, aquel que ahora es la cena de los gusanos del Averno, empezó a seguirme y destrozó uno de mis trucos colándose a hurtadillas en mi pequeña tienda. Él pensó que era sumamente gracioso y no dejó de hacerlo hasta que cogí un bate de vistosos colores que el malabarista había olvidado ahí y empecé a golpear su grotesca cabeza. Su falsa sonrisa se tiñó del carmín de sangre y fueron uno, dos... quizá más de una docena de golpes los que le regalé hasta que su peluca fue más consistente que los huesos.
El forzudo apareció de la nada y me levantó con un brazo, peleándose conmigo para que me separara de esa cucaracha recién aplastada.
Christopher hizo que me encerraran en un manicomio y las paredes se alzaron cortando mi libertad.
Tiempo después... tú me sacaste de ahí y aquí estoy. Entre mis hermosas carpas y freaks. Anhelando aplausos y escenarios.
La rata de tu antecesor no me permitía brillar... y, quizá, llegue un día en el que yo no le permita a él respirar.

3. ¿Cuál será tu show o tu trabajo dentro del circo?

El de mago e ilusionista. Aunque mis números más aplaudidos son los de escapismo.
Adoro ponerme camisas de fuerza y poner en riesgo mis latidos huyendo de una trampa infernal creada por mi mismo.... ¿no es curiosa esa pequeña regresión al pasado?.
En ocasiones uso espectadores en mis puestas en escena: juegos de naipes o levitaciones y semejantes.

4. ¿Cómo te definirías y cómo crees que lo harían los demás?
Definirme... ¿por qué no le pides a los demás que lo hagan? Sería más sencillo para ambos. No me gustan esas preguntas.
Entre nos... hay muchas descripciones que serían factibles: Soy un amante del arte y la poesía, de la música y el teatro. Un actor de mundo y un mago de los sentidos. Adoro que me observen, bailar entre las sombras y las carpas. Me dejo eclipsar rápidamente...  pero de forma igual de veloz, me atrapa el tedio.
Travieso como un niño pero pendenciero como un rudo soldado espartano.
Durante mi encierro me pusieron una etiqueta con la palabra "psicópata". Decían que era eso lo que poseía: una grave psicopatía empeorada con... ¡Ah! ¿qué importancia tiene?
Cambiemos de tercio... soy dominante, lo sé. Me gusta tener las cuerdas de la soga y tirar de ella... como si fuera una cadena ataca al collar de mi juguete de turno. ¿Caprichoso? También. Nada me detiene hasta conseguir lo que deseo.
Y tampoco pisar cabezas para ascender.
¿Pervertido? ¿Amante vicioso? No, no al menos con esos adjetivos. Soy amante de la belleza y quiero saborearla en todo su magnífico y glorioso esplendor, no hay nada de malo en ello.
Agresivo... quizá eso vaya de la mano con dominante. Pero prefiero decir que soy severo cuando es necesario.
¿Extravagante? Mírame y responde tú sólo a esa pregunta, no necesitas mi ayuda.

5. ¿Qué es lo más extraño que te ha pasado en la vida? ... Hasta ahora.
Una noche la absenta regó mis venas en una fiesta circense y compartí lecho con unas siamesas asiáticas bellísimas. De cintura para arriba eran dos mujeres, hacia abajo, sólo una. Fue.... inigualable.

6. ¿Cuáles son los aspectos más importantes de tu historia?

Aunque me dijeron que mis padres eran rusos, jamás supe nada de ellos. Me abandonaron cuando tenía 3 o 4 años y me crié entre la gente de la calle. Me convertí en un gato callejero que tenía de compañeros de juego a timadores, vagabundos y prostitutas. ¿La escuela? Nunca pisé una. Sé leer y escribir muy bien, pero fue una gloriosa puta la que me enseñó, ella había sido de familia rica pero guió su vida por el peor camino y vivía con nosotros entre los despojos de las callejuelas londinenses.
Fue allí donde me crucé con el circo y mi vida cambió de golpe, aunque seguía robando de vez en cuando sólo para no perder la vieja costumbre.
En el manicomio... aquel encierro de paredes blancas como murmura un ángel de allí, descubrí que podía aguantar la respiración mucho más de lo que creía. Allí me sometían a tratamientos diferentes y en muchas ocasiones me hundían en bañeras de agua helada, o amenazaban con sus aparatos eléctricos asegurando que era para curar mi mente desquiciada. Ah... pero te contaré un secreto pues hay otra cosa que descubrí: amo el dolor. Es tan placentero que mis celadores me detestaban cuando dejaba escapar algún jadeo que otro y sonreía de medio lado, mirándoles de soslayo.
En respuesta a tu pregunta mental... No. No me curé, porque no había nada que curar. Mi mente es perfecta con sus curvas... la normalidad me aburre.
Oh, si me preguntas por mi apellido te diré el primero que se me antoje. Lo voy cambiando cada pocos meses. No conozco el auténtico, incluso mi nombre me lo otorgó una de mis "nanas" de la calle.

7. ¿Qué harías en caso de recibir agresiones, burlas y tomates podridos?
Enseñar a esos niños descorteses que sin lengua no se puede insultar, y sin manitas, lanzar.

8. ¿Qué harías si te encuentras un unicornio?
Hmmm... Difícil, hay varias opciones. Me aseguraría de que es real y me lo quedaría, sería como poseer un pedazo de magia auténtica y única. Cuando supiera que está cercano a la muerte, mandaría a que lo disecasen. La belleza ha de ser eterna.

9. Otros detalles a tener en cuenta.
Las camisas de fuerza son unas buenas amigas para mi, pasamos mucho tiempo juntos contándonos historias. Hasta que aprendí a desprenderme de ellas con facilidad. Por la noche me ataban a la cama para impedir que saliera, creo que temían que les abriese en canal y les ahorcase con sus pobres entrañas. Celadores miedosos...
Allí conocí a un chico, y decidí que ambos saldríamos de Byberry. Me liberé de la camisa, abrí las puertas sin problemas y le mostré el camino. ¿Por qué no lo hice antes? Ah... no lo sé. Esas sensaciones nuevas eran tan maravillosas y horribles que me confundían. No sabía que pasaba por mi mente, y las sombras empezaban a hablar. Mis sueños se teñían de sangre y mutilaciones en un escenario. Después... venían los aplausos.
No me llames psicópata, llámame artista.

10. Por último... Háblame de tus miedos ¿A qué le temes?
Al olvido quizá, a que todo se pierda en una espiral sin retorno y, de repente, nada sirva.
Los payasos, esos bufones nefastos y nauseabundos no me dan miedo... aunque algunos susurros insinúen que si. Sólo los detesto, no soporto verlos y menos aún que osen rozar mi piel con sus dedos inmundos. Quiero despedazarlos, meterlos en una bañera de pirañas hambrientas, quemarlos vivos, decapitarlos lentamente con un cuchillo de mantequilla... No es miedo. Es odio visceral.

(1) No se da remuneración por accidentes. (2) La comida y lugar donde vivir se descuenta del sueldo. (3) Contamos con médico/veterinario propio por lo que no se pagará un médico externo.(4) Las funciones diarias las hacen todos sin importar lo divos que sean. (5) El horario de trabajo es cuando se le requiera. (6) Quien haga sindicato será degradado a limpiador de mierda de elefante.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 409
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: Deimos, mago y escapista.

Mensaje por Kóstyk Záitsev el Lun Ago 03 2015, 22:59

Contratado
¿No es hermoso estar de vuelta? Cuando te fuiste esto era un basurero, no puedo creer que hayan encerrado a un escapista. jajajajaja...
Bienvenido de vuelta, ahora Cristopher limpia el lugar, estará gustoso de saludarte.


Playing:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 423
Custom 5 - Kóstyk

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.