Últimos temas
Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 20/07/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

[Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Nicola Stracci el Vie Ago 12 2016, 16:24

Hacía como un mes que Nicola estaba en el circo como un miembro más, pero lo cierto era que aclimatarse al nuevo ambiente le estaba costando más de lo que había imaginado.
Al principio le pareció que quedarse con Jack y Deimos sería una idea maravillosa, pero las dudas no dejaban de asaltarlo continuamente.

Tanto Deimos como Jack tenían un comportamiento extraño, aunque Nicola se había dado cuenta de que, aunque le disgustara, no los conocía lo suficiente bien como para saber si naturalmente eran así o no.
Deimos desaparecía por largos periodos y luego regresaba oliendo a opio y con marcas en el cuello, que al preguntarle justificaba muy pobremente, con excusas poco creíbles, y Jack a veces no se acordaba de él o cambiaba drásticamente su forma de actuar a su alrededor.
En ocasiones se sentía completamente fuera de lugar, pues era desquiciante darse cuenta que no entendía nada de lo que pasaba en su propia «casa», incluso había llegado al punto en el que a veces prefería estar solo antes que con ellos.

Aquel día se había tomado unas largas horas para pensar y poner en orden sus ideas mientras estaba en el carromato que usaba para su trabajo, que se había convertido en su refugio, y finalmente había decidido hablar con Deimos, que a pesar de estar medio ido parecía ser el más consciente de los dos.
Esperaba al menos que el opio no le tuviera el cerebro frito a esas horas, pues realmente sentía que necesitaba aclarar todo aquello, saber si tenía que hacer algo o si había cometido un error.

Había pensado que encontraría a Deimos en la carpa principal, quizás practicando alguno de sus números, y en cuanto identificó su larga cabellera rubia se acercó, sin tener muy en consideración que era lo que estaba haciendo o no, y jaló de su brazo para sacarlo de la arena y escabullirse tras bambalinas.
Tal vez era un poco dramática la forma en la que estaba requiriendo su atención, pero Nicola ya había tomado una decisión y tenía que ejecutarla antes de seguir dudando.
Perdona si te interrumpo, pero ya no aguanto más, necesito hablar —dijo mientras miraba sus ojos, serio, y luego echó un vistazo a su alrededor.
Había más gente por allí, por supuesto, la carpa principal nunca estaba sola, y en busca de un poco de privacidad volvió a tirar del brazo del rubio para llevarlo con él detrás de unas piezas viejas de escenografía.
Aquí mejor —habló, habiendo bajado la voz, y aún sin soltarle el brazo se quedó observándolo, con el ceño fruncido y los labios apretados.
No sabía por donde empezar, se notaba que estaba dudando, y eso que antes en su carromato había tenido las ideas bastante más claras.


Última edición por Nicola Stracci el Dom Nov 06 2016, 14:29, editado 1 vez




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 963
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Magnus Vólker el Sáb Ago 13 2016, 02:38

Tenía que matar a su ayudante, esa era la única conclusión a la que había llegado en la hora y media de ensayo que llevaban. Era una pérdida irremediable, sin lugar a dudas, puede que incluso alguien llorase la pérdida, pero era eso o perder la poca paciencia que le quedaba y desgañitarse la garganta a base de gritos que le harían perder la elegancia que le caracterizaba. Elegancia que en su caso se había tornado sumamente decadente debido al cansancio, que se reflejaba en su rostro, y sus ademanes idos por la droga que no dejaba de circular por su torrente sanguíneo. Incluso lucía tonos más apagados en su vestimenta, junto con los pañuelos que aunque parecían un accesorio de capricho, no eran más que algo de suma utilidad que le permitía ocultar las marcas de los mordiscos de Denis. Aunque el último había tenido lugar en la cadera.

-Si metes ahí a la paloma, morirá. Es tan evidente, furcia descerebrada, que no comprendo porqué no te entra en la cabeza... -suspiró, llevándose una mano a la cabeza. Sólo quería tumbarse en su cómodo colchón y cerrar los ojos hasta que el mundo dejara de girar y todo pareciera más sencillo. ¿En qué día de la semana estaban? ¿Y del mes? Se encontraba en un limbo del tiempo desconocido. - La caja del doble fondo es esa, no la otra, ¿ves el espejo o necesitas un bonito esquema?. Es algo semejante a la caja en la que te metes tú en el truco de las espadas. No es más que un...  ¿¡Qué?!-exclamó, interrumpiéndose sobresaltado cuando alguien se atrevió a cogerle del brazo de esa manera. Se giró para encarar al culpable, que resultó ser Nicola, y le dedicó una mirada de incomprensión mientras era guiado hasta fuera de la arena- ¡Nico! ¿Qué ocurre? -quiso saber, mirándole fijamente. Pese a que le había interrumpido no dijo nada al respecto, aunque lo pensó, pues las otras palabras fueron más importantes. - Si, claro, adelante. De echo, incluso me haces un favor alejándome de esa panda de necios -le hizo un gesto desde lejos a la ayudante, dándole a entender que luego regresaría, y fue con él hasta detrás de las bambalinas.

Se detuvo y le devolvió la mirada, observando ese ceño fruncido y su expresión de duda. ¿Sería por los mordiscos? ¿Por las ausencias nocturnas?. Se visualizó protagonizando una charla muy poco agradable- No parece que empiece demasiado bien ésta conversación... - Deimos contuvo el nerviosismo, mostrándose relativamente natural aunque preocupado, empezando a tramar en su mente una hilera de excusas con lógica, de mentiras, de todo aquello que fuera necesario hasta que consiguiera salir del inmenso lío en el que se había mentido. -Pareces nervioso... -inclinó un poco la cabeza y esbozó una sonrisa muy pequeña- Creo que nunca te he visto tan serio, ¿qué te pasa?


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Nicola Stracci el Miér Ago 17 2016, 17:54

¿Serio yo? —forzó una risa, aunque se le notó molesto, luego sacudió ligeramente la cabeza y se apretó el puente de la nariz. No, por ese camino no conseguiría nada, y aunque estaba ansioso no podía pretender pagarlo con Deimos.
Aunque él tuviera una gran parte de culpa.

Respiró hondo, y luego dejó ir el aire lentamente.
No sé cómo decir ésto —comenzó, bajando su mano y pasando a mirar a Deimos.
Se tomó unos instantes de duda en los que sopesó las palabras que emplearía, pero al final no concretó nada en su mente y lo soltó de forma directa, diciéndose que era lo mejor.
Empiezo a estar harto —dijo en primer lugar, gesticulando con su mano para acompañar sus palabras—. No entiendo qué pasa con vosotros. No sé si es culpa mía o si hay algo que me esté perdiendo de todo este asunto y nadie me lo haya dicho.
Al principio, cuando decidió ir a buscar a Deimos, había pensado en usar un tono más calmado, estar tranquilo, pero finalmente sus palabras salieron de forma acusadora, y no se arrepintió, por eso continuó en esa línea.
A ratos está todo bien, pero luego es una mierda —quiso explicarse, aunque no estaba seguro de si se le estaba dando del todo bien—. Cada vez es más mierda y menos bien.
»No sé qué le pasa a Jack, hay veces que ni sabe quien soy o me mira con asco, y tú no eres un gran consuelo porque te escabulles todo el tiempo.

Después de decir aquello comenzó a caminar un poco alrededor, sin llegar a alejarse mucho de Deimos, sintiendo la imperiosa necesidad de dar un trago a su petaca o de fumar compulsivamente. No hizo ninguna de las dos cosas, sino que siguió hablando.
Estoy llegando al límite de lo que puedo soportar —confesó—. No entiendo nada, y de pronto me veo solo en este sitio de mierda, viviendo en un carromato, rodeado de gente de mierda llena de piojos, con una comida de mierda y teniendo que trabajar en esa mierda de show... Al menos me gustaría entender qué diablos está pasando con vosotros para no meterme en la jaula de los leones.
Tomó aire, habiendo quedado frente a Deimos, después de haber soltado todo ese dramatismo del momento.
Así que, espero que me expliques. Porque tal vez siempre habéis sido así y yo no lo sé.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 963
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Magnus Vólker el Jue Ago 18 2016, 20:06

No dijo nada mientras el italiano reía de una forma que daba a entender que nada le resultaba gracioso, sólo le miró a la espera de que decidiera dar verdadero inicio a la conversación, relajando la sonrisa hasta que desapareció. Definitivamente, aquello no pintaba nada bien, eso le quedó claro con las primeras palabras. Le devolvió la mirada e hizo un gesto con la mano derecha, instándole a que dijera todo aquello que quisiera, dándole a entender que no tenía intención de interrumpirle y que deseaba escucharle.

Bajó la mirada un instante, pensando que viéndolo desde el punto de vista de Nicola era completamente lógico que no comprendiera nada de lo que ocurría a su alrededor. Y, de una forma u otra, ninguno de ellos se lo había puesto nada fácil. Jack no tenía la culpa de encontrarse tal y cómo estaba pero él, en cambio, si sentía el peso de la culpabilidad sobre sus hombros. Hacía días que lo sentía y no sabía cómo arreglarlo, porque a cada paso se hundía más y más en una oscuridad de la que no sabía si podría salir.

Le siguió con la mirada cuando se puso a caminar de forma nerviosa, cruzando los brazos y recargando el peso del cuerpo en la pierna izquierda, pensativo, permitiendo que lanzara sobre él todas las dagas de su repetorio. Deimos no era una persona que se caracterizara por permitir tal cosa, pero en ese punto, Nicola tenía toda la razón y no podía quitársela.

Insultó a su gente, a sus shows, a su forma de vivir y a su hogar... el mago apretó la mandíbula y desvió un momento la mirada, conteniendo un reproche que no haría sino empeorar las cosas. Jamás había soportado que ofendieran de esa forma al circo, porque era el único sitio donde se sentía él mismo y en familia.

Le devolvió la mirada y, tras soltar un poco de aire en un suspiro, se dispuso a contestar.

-A veces olvido que éste no es tu mundo -comentó, encogiendo los hombros- yo no veo el circo como tú, porque es lo único que he tenido que pueda considerar hogar. Pero desde luego tengo que tener en cuenta todo lo que has dejado en Baltimore por nosotros. -apoyó la espalda en una pieza de escenografía que estaba anclada al mismo y se relamió los labios, pensativo- Últimamente no me controlo, me pasa a veces. Sencillamente no lo puedo evitar, necesito el opio y cuando fumo pierdo la noción del tiempo y de la realidad. Para cuando me quiero dar cuenta, hay un laguna en mi cabeza -aseguró, ocultando lo de Denis pero siendo totalmente sincero en el resto. Era consciente de su adicción a la droga, pero no conseguía librarse de ella y tampoco estaba muy seguro de querer hacerlo.

-Yo tampoco sé qué le pasa, así que no tengo ninguna respuesta clara -le miró a los ojos antes de morderse el labio inferior. Estaba muy preocupado por esa situación- hace años que Jack no se comporta tal y como está haciendo ahora. Es como si una parte de sí mismo hubiera regresado a Byberry y... -negó suavemente con la cabeza- No sé qué hacer. Una cosa son las pesadillas, los dos las tenemos en ocasiones y precisamente por ellas empecé a fumar, pero ésto es incomprensible. Cuando pidió las pastillas, el día que viniste de lo del Hotel, supe que algo iba mal. Pero desde luego no esperaba todo ésto... -Se pasó la mano por el pelo, llevándoselo hacia detrás- Al final es cierto que está perdiendo la cabeza de nuevo, pero puede volver a ser el de siempre. Estoy seguro. Cuando le conocí estaba peor. Tú estudiabas medicina, ¿no? -enarcó una ceja- Quizá encuentres alguna forma de ayudarle que yo desconozca. -Jamás había soportado a los médicos, les tenía un odio atroz desde su estancia en el manicomio, pero Nicola era la única excepción.

Se apartó de la pieza de escenografía, dio un paso hacia Nico y le volvió a mirar- No ha sido siempre así, te lo aseguro. Aunque nuestra vida no es como la que tú llevabas, eso ya lo sabes. -guardó un momento de silencio, escuchando de fondo alguna charla muy dispersa- Nico, no quiero que te sientas solo y... joder, no te he ayudado en eso, lo sé, debería haber hecho algo. No he sido conscientente de todo hasta hace poco y con eso no digo que no tenga gran parte de culpa, sería estúpido por mi parte, porque la tengo. Y mucha. Pero lo estoy intentando solucionar.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Nicola Stracci el Mar Ago 23 2016, 04:27

Después de haberlo dicho todo se cruzó de brazos y se quedó observando a Deimos, esperando, mirándolo con una ligera arruga en su frente.
Se sentía mejor después de haber exteriorizado, aunque fuera en partes, la forma en la que se sentía en aquel lugar, y aunque no sabía si podía cambiar las cosas para mejor tenía esa sensación de haberse quitado un peso de encima. Incluso suspiró, pero el suyo fue más imperceptible, un gesto aliviado.

Escuchó lo que tenía que decir sin quitarle la vista de encima, pensando, asimilando sus palabras y tratando de calmar los ánimos que traía.
Volvió a suspirar cuando habló del opio, pero esta vez fue con pesadez, aunque no comentó nada sino que continuó escuchando sus palabras.
Podría haberle dicho que dejara el opio, pero eso habría sido lo mismo que que le dijeran a él mismo que dejara de beber, cuando era lo que necesitaba para soportar el día a día allí en el circo.

Luego el tema fue hacia Jack. El asunto de Deimos y el opio lo molestaba, pero lo de Jack lo tenía completamente desconcertado, pues no sabía qué era lo que estaba provocando que su mente se volviera loca de esa manera.
Por lo visto Deimos tenía tan poca idea como él mismo, y si Deimos que lo conocía de más tiempo no sabía qué pasaba si que debía tratarse de algo muy grave.
Con ese tema si que se pronunció.
Me preocupa mucho ¿Desde cuándo está así? ¿Desde que llegué? —preguntó, luego continuó para darle respuestas—: Si, lo hacía —respondió, cuando preguntó por sus estudios de medicina—. Pero no tengo los conocimientos suficientes, además nunca seré médico. Cualquier cosa que hiciera podría arriesgarme a que quede peor, y no quiero eso.
Se acarició la barbilla, pensativo. Recordaba que Werther le había contado algo tiempo atrás, pero todavía había parte de la historia que desconocía.
Ese lugar, Byberry ¿Cómo es? —quiso saber, sin tener muy claro si se estaba metiendo en terreno peligroso o no.
Dudó durante unos instantes, sin esperar por una verdadera respuesta, y entonces volvió a hablar.
Me gustaría poder ayudar a que Jack esté como antes, como cuando nos conocimos, pero a veces me pregunto si es que lo empeoro estando aquí ¿Tú que crees?

Las palabras de Deimos terminaron con una justificación y una asunción de culpa, y en ese momento descruzó sus brazos y se acercó a él, apoyando la cabeza en su hombro esperando a que fuera el otro el que lo abrazara.
Muy bien, entonces soluciónalo —le dijo, aunque en partes parecía una exigencia—. Porque el día que estalle no sé que va a pasar.
Frotó ligeramente el rostro en su cuello, y entonces giró para mirar su bello rostro.
A pesar de lo mal que lo estaba pasando ese último tiempo, le gustaban demasiado aquellos dos locos.
Ahora vas a olvidarte de tu show y me vas a contar detalles, de todas formas parecías no estar teniendo un buen rato con esa inútil asistente tuya.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 963
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Magnus Vólker el Jue Ago 25 2016, 21:24

La preocupación de Nicola era tan palpable como la suya, al igual que lo había sido la molestia ante su adicción al opio aunque, por suerte, el italiano había optado por guardar silencio. Quizá a sabiendas de que para el mago era algo imposible de abandonar, al menos por el momento.

-No, unas semanas antes de eso. -contestó, suspirando- Creía que sólo era una pequeña recaída o incluso imaginaciones mías. -confesó, devolviéndole la mirada. Suspiró con pequeño cabeceo, comprendiendo a lo que se refería. Había abandonado una carrera que le podrían haber llevado a la cumbre del éxito profesional por estar con ellos, aunque debía reconocer que ni tan siquiera sabía hasta donde le había sido posible estudiar o cuál era su fuerte de conocimientos en ese aspecto. - He conocido un buen puñado de médicos a lo largo de mi vida, y creo que eres lo más parecido a uno bueno y real que me he encontrado nunca -dijo dedicándole una sonrisa de medio lado, halagando su esfuerzo para que viera que se lo tenía en cuenta y lo valoraba. Comparado con el doctor mediocre y hediondo que habían tenido hasta ahora, que muchas veces enfermaba más que curar, era un prodigio.

La sonrisa se borró de inmediato al oír la pregunta sobre el sanatorio, y con ella apareció la mudez de Deimos. Sabía que esa pregunta iba a tener lugar tarde o temprano, era su pareja y por lo tanto merecía saber su historia, pero eso no lo hacía más llevadero en absoluto. Apretó la mandíbula y su respiración se volvió un poco más pesada, odiaba con todas sus fuerzas hablar de ese tema. Le traía demasiados malos recuerdos y su trauma parecía adquirir mayor poder sobre él.

-No- respondió con rotundidad, clavando su mirada en los preciosos ojos azules del chico, aceptando de buen grado ese pequeño cambio de tema. - Al revés. Aunque a veces parece que es incapaz de reconocerte, ¿no te has fijado en su mirada cuando si lo hace?. Jack no soportaría que te marcharas, la verdad, y yo tampoco.

Llevo la mano a la cintura ajena, abrazándole, cuando se acomodó en su hombro, riendo entre dientes- La mayor parte de lo que dices suena a órdenes, y me da la tentación de responder con un "si, señor" -sonrió, divertido- Estás demasiado acostumbrado a mandar. -Besó sus castaños, que estaban perfectamente peinados.- No hará falta que llegue ese día.

Bajó un poco el mentón y le observó, como queriendo guardar ese momento y su hermosa expresión. No se arrepentía de haberlo alejado de las garras de los burgueses, para ellos no era más que un chico con buen apellido y mucho dinero, eran incapaces de ver más allá. Para él era hermoso en cada uno de sus aspectos, aunque a veces se le antojara insoportable. De haber tenido menos narcisismo, Deimos habría pensado que tal cosa era recíproca.

Se tensó ligeramente, apartándose de su cálido abrazo y caminó unas cuantas zancadas inmerso en sus pensamientos, aquellos que buscaba poner en órden para corresponder a su petición. - Es sólo una sustituta, mi anterior ayudante, la pelirroja, se largó del circo sin decir nada. Aún estoy esperando encontrar a una que merezca la pena, pero parece que es imposible. -se llevó la mano a la cabeza para apartarse un par de mechones de cabello y tomó asiento en una caja, con la mirada perdida en el suelo.

Los segundos se sucedieron y, al cabo de unos momentos, levantó la mirada para posarla en Nicola- Decían que Byberry era un hospital psiquiátrico, pero para mi no es más que un puto trozo infecto del infierno que está en Pennsylvania. -se relamió los labios y cruzó los brazos, saboreando el rencor y la rabia que bañaba sus propias palabras- Me internaron después de que matara a Rufus, al principio creí que iba a ser una condena pasajera, pero no. Christopher tenía toda la intención de dejarme morir en ese lugar. Acababa de cumplir los 15 años -carraspeó y paseó la vista por el lugar. No había nadie más que ellos dos, salvo los que seguían ensayando ajenos a todo lo demás. Era imposible que les escucharan.- Jack y yo nos conocimos allí, él llevaba un tiempo. Le habían trasladado desde otro sanatorio. Decían que tenía una grave esquizofrenia y yo, bueno... a mi me diagnosticaron sociopatía, psicopatía y algunas cosas más cuyo nombre ni recuerdo. -se enderezó un poco y estiró una de las piernas- Nos hicieron compartir habitación y la misma noche en la que nos conocimos, dos de los paramédicos le violaron delante mía. Se dejó, para protegerme. -Se mordió el labio inferior, recordándolo, pues nunca olvidaría su expresión de dolor- No sirvió de mucho, pues al día siguiente llegó mi turno.

Observó a Nicola haciendo una pausa- Ese era el día a día allí: violaciones, palizas, hambre y frío. Y luego llegaban los tratamientos. Les encantaba meter a Jack en bañeras de agua congelada hasta dejarle al borde de la muerte, con los labios tan azules que siempre pensaba que era la última vez que iba verle. Aseguraban que eso le curaría. Lo sentí en mi propia piel muchas veces, ese frío horrible que te hacía desear morir, cada movimiento que hacías era una tortura atroz y escuchabas tu propio corazón ir más y más lento cada vez....  Jack no es su auténtico nombre, es el que le dieron ellos para burlarse: Jack Frost-suspiró, y se señaló con los dedos índice las dos cicatrices ya algo borradas de las sienes- El electroshock también era un invitado a la fiesta, entre otros. Tardé mucho tiempo en soportar la electricidad una vez salimos de allí, una sola chispa me hacía recordar el dolor y sentirlo de nuevo. -inclinó la cabeza e hizo un ademán con la mano derecha- Nos daban tantas pastillas que olvidábamos quiénes éramos y no podíamos defendernos de nada, llegaba un momento en el que daba lo mismo vivir que morir. Allí, los internos, no éramos más que marionetas y juguetes rotos. O mejor dicho, un rebaño de animales... Todo estaba lleno de mierdas, meados, comida podrida y toda la variedad semejante que se te ocurra. Casi nunca nos daban ropa, y a veces tardabas en darte cuenta de que la persona que tenías sentada al lado tuyo estaba muerta o en proceso de estarlo... Recuerdo ver a uno arrancándose trozos de su propio brazo para comérselo... A los médicos les daba igual, todo servía para experimentar o era motivo de estudio. Dejaron claro que para la sociedad no éramos más que una una basura. Y todo empeoró cuando la atracción entre Jack y yo se volvió incontrolable, la sodomía no está bien vista y también necesita curación.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Nicola Stracci el Lun Ago 29 2016, 00:21

Entonces deberías responder con un «sí, señor», me gustaría mucho, hace tiempo que no maltrato al servicio —le había dicho, de forma juguetona.

Deimos deshizo el abrazo para comenzar a caminar como león enjaulado, y aunque Nicola extrañó el contacto tan sólo lo dejó y observó. Su actitud no era más que el preludio a lo que escucharía, por eso no presionó.
Por supuesto, lo de su ayudante no le interesaba para nada.
Lo que sí hizo fue acercarse algunos pasos cuando vio que se sentaba en una caja, y de ahí solo le quedaba... Escuchar.

Conocía la parte del payaso, se la había contado cuando lo acompañó para ir a recoger sus cosas, pero todo lo demás era desconocido para él.
Werther alguna vez le había insinuado que ellos habían estado encerrados en un lugar así, pero no había tenido una verdadera idea de tal y como había sido, aunque Nicola tampoco es que le hubiera preguntado mucho al albino, no era con él con quien debía hablar de esos asuntos.

Lo que Deimos contaba no era nada esperanzador. No podía evitar sentir que se le encogía el pecho al imaginarlos, a esa edad, en un lugar tan horrible como ese.
En su expresión se notaba el conflicto interno, y en ningún momento lo interrumpió, tan solo escuchó, devolviéndole la mirada las veces que notaba que los ojos de Deimos se volvían hacia él.
No dejó de mirar su rostro en ningún momento, estaba... Impresionado, podría ser la palabra. Era impresionante por lo que habían pasado, no era nada ni cerda de lo que había pensado jamás.
Lo cierto es que no sabía como sentirse al respecto.

Deimos calló llegado el supuesto final, y Nicola aún permaneció en silencio.
Su propia historia no tenía ni punto de comparación con todo el sufrimiento que habían pasado, y por un momento incluso sintió que era un egoísta por siquiera atreverse a sentirse mal.

Acortó toda distancia con Deimos y se sentó en su regazo, de lado sobre sus piernas y esperando que aquella caja no cediera o algo así, y sus brazos fueron a parar alrededor de su cuello, sosteniéndose de Deimos de aquella manera, sin preocuparse si es que alguien pudiera pasar a esa zona donde las escenografías viejas y verlos.
Nicola miraba sus ojos, no sabía qué decir, pero la arruga en su frente mostraba todo el pesar que le causaba aquella historia que acababa de oír.
Escondió el rostro en su cuello, apretando ligeramente sus brazos a su alrededor, y acto seguido dejó algunos besos que pretendieron ser cariñosos.
Gracias por contarme —habló bajo.
Aquel era un momento muy íntimo, o al menos así lo sentía Nico.
Esperaba poder comprenderlos mejor después de aquello, pues realmente era difícil ponerse en su lugar, o imaginar siquiera como debía haber sido aquel extraño infierno, pues él durante toda su infancia tuvo todo lo que quiso y más.
¿Como... Como lograron escapar? —quiso saber—. O quien los sacó...
Buscó sus ojos para volver a mirarlos, y una de sus manos se soltó para acariciar sus sienes y luego su rostro, dejando un suspiro final.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 963
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Magnus Vólker el Vie Sep 02 2016, 23:26

Agradeció con sinceridad, sin necesidad de decirlo en voz alta, que Nicola no interrumpiera su historia pues no sabía si podría volver a retomarla.
Contar aquello era como sacar a relucir un puñal que tenía clavado para mostrárselo antes de volver a hundirlo en la carne, creando una nueva herida.
Solo Kóstyk y Reynard sabían lo que había ocurrido en esa etapa de sus vidas. El primero por haber sido su salvador, y el segundo... en el caso del de ojos dispares no estaba tan seguro, pero intuía que lo sabía por las miradas que alguna vez había interceptado cuando su mente estaba puesta en el pasado. De ser así, en el caso de tener razón, Reynard lo sabía por ser un ladrón de pensamientos, cosa que nunca había terminado de creerse. Sea como fuere, tampoco le había contado al gitano más allá de un puñado de anécdotas amplias sin detalles, y dudaba que Jack se hubiera molestado a hacerlo. No sabiendo lo mucho que le odíaba desde hacía tiempo.

De una forma u otra podría decirse que Deimos se había desnudado realmente al italiano, y éste era libre de huir, burlarse o afianzar su relación aceptándolo. Por suerte, se decantó por la última opción.

Al terminar guardó silencio, con sus ojos claros perdidos en el suelo, sin llegar a contemplar realmente lo que había bajo sus pies. Cuando Nicola se acercó levantó la mirada para posarla en su bonito rostro y se acomodó de tal forma que él pudo hacer lo propio sobre sus piernas. La caja de madera sobre la que se había sentado pareció quejarse ante el peso extra pero aguantó sin demasiados problemas.
Correspondió al abrazo, rodeándole la cintura, y le devolvió la mirada sin decir nada, sólo contemplándole. Inclinó un poco la cabeza cuando empezó a besarle el cuello y afianzó el abrazo, volviéndolo más cálido. Esbozó una sonrisa mínima al escucharle- Has perdido tu oportunidad de salir corriendo -bromeó con algo de amargura aún tiñendo su voz, hablando también bajo- ¿Quieres seguir con nosotros a pesar de lo que te he contado? -cuestionó sin que pareciera realmente que estaba preocupado por su respuesta, aunque lo estaba.

Cerró los ojos un instante ante su caricia y giró un poco el rostro para besar levemente la punta de los dedos que tenía más cerca de los labios.

-Ninguno tenemos familia, y los amigos eran también inexistentes así que no recibíamos visitas -Acarició la espalda ajena de forma distraída mientras contestaba- Pero un día vino un paramédico y me dijo que tenía una. Resultó ser Kóstyk. -dibujó una pequeña sonrisa- No tenía ni idea de quién era, solo me pareció un tipo muy raro que vestía con una chaqueta tan brillante que me dolían los ojos -rió entre dientes, sin fuerza.- Estaba demasiado medicado e ido por los tratamientos así que tardé en entender lo que me decía. Era el nuevo propietario del circo y había descubierto que yo había estado allí, trabajando. No tenía un mago ni nadie que supiera hacer lo que yo así que consiguió saber dónde me encontraba gracias al cabrón de Christopher, al parecer estaba interesado en mi. O tenía curiosidad -encogió un momento los hombros- Tuve que contenerme para no intentar atacarle, o quizá lo hice, no lo recuerdo bien. Al oír que había estado con él pensé que lo había contagiado también y que eran iguales, como una plaga -volvió a bajar la mano a su cintura- Después de hablar conmigo se marchó, y antes de que volvieran a por mi para llevarme a la habitación vi que había un alambre sobre la mesa. No lo pensé demasiado y me lo guardé en el bolsillo sin que me vieran.

Sin previo aviso, interrumpiéndose a si mismo, le robó un beso largo y relajado, saboreando sus labios. La voz de uno de los circenses, que bromeaba con otro que estaba más lejos, se acercó hasta donde ellos se encontraban, sin llegar a verles gracias a la pieza de escenografía y se alejó de nuevo mientras arrastraba una bolsa de tamaño generoso. Deimos miró a los ojos a Nicola e, ignorando a los otros ya que no les volvían a molestar, siguió hablando- Tiempo después supe que lo había dejado adrede para probarme, pero en ese momento actuaba por inercia así que ni me planteé las razones del porqué estaba eso ahí. -se relamió los labios, recordando- Usé el alambre para forzar la cerradura de nuestra habitación y después nos hicimos con algo que nos sirviera de armas. Algo contundente. Nos encontráramos con dos paramédicos en concreto, dos que odiábamos como a nadie, intentaron detenernos pero ya nos daban igual las amenazas... les matamos, y no fueron los únicos. -sonrió, macabro y sádico- Conseguimos colarnos en un despacho y provocar un incendio que sirvió para distraer, aunque lo que queríamos era borrar del mapa Byberry. No destrozó el edificio entero pero si se llevó por delante a algunas personas, casi puedo oírlas de nuevo... Fue precioso. -se mordió el labio inferior- Después fue más fácil: forcé la puerta de salida y fuimos libres por fin. Ya ni recordaba que era capaz de hacer esas cosas, pero supongo que es un don, aprendí a robar y a colarme en sitios de muy niño, antes de saber leer o escribir....-se acomodó un poco mejor, paseando la mano por la pierna de su novio.- Al llegar al circo le dije a Kóstyk que no me quedaría a menos que fuera con Jack, y aceptó.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Nicola Stracci el Dom Sep 04 2016, 20:52

Sonrió cuando el escapista apuntó a su oportunidad de escapar, tomándoselo como una broma a pesar del tono amargo que había captado entre sus palabras.
—respondió, sin duda en su voz.
No le dio una justificación ni tampoco razones por las que accedía sin más, limitándose a que la firmeza de su tono disipara cualquier duda que Deimos pudiera tener.
Al sentir el suave contacto de su boca contra sus dedos el italiano no dudó en reemplazar éstos con sus propios labios, ofreciéndole un beso tranquilo, apenas una suave caricia más.

Volvió a afianzar ambos brazos alrededor de su cuello, apoyando la cabeza en éste también, para seguir escuchando las palabras de Deimos.
Fue visualizando en su mente las escenas, la aparición fortuita de Kóstyk, el alambre que les había servido como llave para salir de allí... En algún momento cerró los ojos, y pese a que lo que contaba el rubio no era para nada algo tranquilo él si se sentía así, sabiendo que ese fue el momento en el que quedaron libres.

Escuchar la voz de alguien no muy lejos hizo que se separara del cuello de Deimos para mirar en aquella dirección, para asegurarse de que no iban a verlos, pero su intención quedó interrumpida cuando recibió aquel beso.
Una de sus manos se perdió entre el largo cabello de su contrario, dándole suaves caricias mientras se alargaba aquella unión entre sus labios.
La voz que había escuchado, y otra que la acompañaba, fue desapareciendo hasta que quedó como un murmullo lejano, y entonces terminó el beso, dando paso a que Nicola quedara prendado de los ojos claros del escapista, suspirando contra su boca antes de dejar que continuara hablando.

La siguiente parte de la historia fue más emocionante, Nicola no volvió a refugiarse en su hombro sino que se quedó de aquel modo, ofreciéndole caricias en el cabello mientras observaba sus ojos, notando cada cambio en éstos según iba variando la intensidad de su relato, llegando a reír y disfrutar de forma igualmente sádica cuando mencionó las muertes, el incendio y su disfrute cuando aquellos se quemaron... La venganza era algo maravilloso, y para culminar la historia de Deimos Nicola lo besó.
Te quiero —dijo, acariciando sus labios con cada sílaba pronunciada.

Se limitó a suceder un beso tras otros, mientras se tomaba esos momentos para pensar sin que su silencio se hiciera demasiado evidente.
No sabía si tenía que contar algo de si mismo a cambio, porque lo cierto es que no tenía mucho que ofrecerle. Su pedazo de historia más «interesante» ya se la había contado hacía un mes atrás, y cualquier cosa que pudiera decirle se sentía ridículo después de conocer sus vivencias en el Byberry.

Al final decidió que, cómo no se le ocurría nada que decirle, supliría aquella falta de palabras con algo que se le daba mejor.
Dejó de besarlo, formulando una sonrisa pícara, y mientras sus ojos permanecían observando los de Deimos una de sus manos se liberó del agarre en su cuello y descendió, haciéndose un hueco para alcanzar la entrepierna de Deimos, acariciando ésta por encima de la ropa como una pequeña tentación.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 963
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Magnus Vólker el Vie Sep 23 2016, 20:13

Le alegró saber que Nicola había decidido no alejarse de ellos pese a lo que le acababa de contar. En el circo corrían muchos rumores al respecto del pasado de ambos, pero ninguno era completamente cierto y algunos eran o exagerados o incompletos, pero prefería dejar que la imaginación de la gente moldeara esa ficción, queriendo saber hasta dónde eran capaces de llegar.

Nicola era rico y Deimos estaba seguro de que pretendientes, precisamente, no le faltaban pese a que la homosexualidad fuera un completo tabú en ese escalón de la sociedad. Podía incluso decirse que el circo, en ese sentido, era un mundo completamente diferente donde las perversiones corrían con libertad sin escandalizar a sus moradores que ya estaban acostumbrados a ellas. Sea como fuere, no necesitó que le dijera la razón de su aceptación, se conformaba con el hecho de que se quedase allí pues, de igual forma, se veía capaz de impedir que les abandonara.

Correspondió al beso y sonrió aún sin separarse de sus labios - Y yo a ti -musitó, mordiendo su inferior con suavidad. Su mano descendió acariciando de pasada la espalda hasta llegar a la cadera, guardando silencio pues ya había dicho suficiente y, al parecer, había resuelto las dudas del italiano, confiando una parte profunda de si mismo.
Era gratificante verle así, más calmado y solícito a arrebatarle el aliento con besos, contrario a sus expresiones de cuando había ido a buscarle interrumpiendo el ensayo. Como si la barrera que hasta ese momento les separaba se hubiera derrumbado.

Enarcó una ceja al ver esa sonrisa tan significativa y que no prometía nada bueno, curvando las comisuras de sus labios en una de medio lado como respuesta. Se mordió el labio inferior ante su gesto y llevó la mano a su muñeca para que intensificara un poco ese contacto, riendo entre dientes. Le besó, sin dejar de escuchar de fondo las voces de los que seguían ensayando aunque suponía que su "ayudante" había terminado por pillar la indirecta de que no continuaría con el truco ese día.

Le abrió parcialmente la camisa para acariciarle el torso bajo la prenda, disfrutando del tacto cálido de su piel mientras le besaba el cuello, recorriendolo después con la punta de la lengua hasta llegar al oído- ¿Aquí? -preguntó, travieso, mordiéndo el lóbulo de su oreja. En realidad la opción no era tan válida como parecía pues podían descubrirlos con suma facilidad, ya fuera viéndoles o incluso escuchándoles, pero quería ver a qué tanto estaba dispuesto. La caja volvió a quejarse y Deimos instó a Nicola a levantarse para que no terminaran en el suelo, llevándole sólo unos pasos más hacia detrás para que quedaran la escenografía que les estaba cubriendo. Coló una pierna entre las ajenas y se pegó al máximo a él, rozando con el muslo su entrepierna, que empezaba a abultarse.

-Ahora que lo pienso... -susurró, entre besos- Tú y yo nunca lo hemos hecho solos... -esbozó una sonrisa, mirándole a los ojos, provocador. Había demasiadas cosas que no habían hecho, ya fuera, en parte, por culpa de sus propias ausencias o falta de momentos; y era hora de empezar a tachar cosas de la lista. Movió la cadera para que sus pelvis chocaran, suspirando, antes de agacharse para aprovechar la abertura de la camisa y morder con suavidad uno de sus pezones. Descendió, besando la piel al descubierto, y apoyó una rodilla en el suelo para quedar frente a él . Besó su miembro por encima de la tela, levantando la mirada para posarla en sus ojos, agarrando su trasero. A esa hora la carpa estaba muy solicitada, así que, quisiera o no, no les dejarían solos. El pensamiento le hizo sonreír de puro morbo mientras hacía que el botón del pantalón ajeno se doblegara a su contacto, abriéndose.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Nicola Stracci el Lun Oct 03 2016, 13:10

Dejó que sus dedos en torno  su muñeca lo guiaran a pronunciar aquella caricia, notando como el miembro ajeno comenzaba a reaccionar por su toque, deseando pronto tenerlo duro y ardiente.
Donde sea —respondió a su pregunta con un jadeo, deshaciendo la sonrisa un instante en el que se mordió el labio inferior, disfrutando de las atenciones en su cuello y su oreja.
Era consciente de que aquel no era el lugar más discreto para lo que pretendía hacer con Deimos, pero la vida en el circo había aniquilado el poco pudor que hubiese podido quedarle.

La caja en la que el rubio estaba sentado volvió a crujir, delatando que no estaba preparada para recibirlos a ambos, así que siguió a Deimos para ponerse ambos en pie.
Se escondieron detrás de una escenografía vieja, y sabía que aquello no serviría para que no los vieran, pero la situación era muy excitante.

Los besos se sucedían uno detrás de otro, haciendo pensar a Nicola que tal vez sólo por eso cualquiera que se acercara podría descubrirlos, pero a esas alturas ya estaba muy entregado al deseo como para barajar las consecuencias.

Apenas dejó hablar a Deimos, por los besos que no dejaba de darle entre las palabras pronunciadas, y cuando volvió a reconstruir su frase en su mente rió bajo.
Tienes razón... —suspiró, forzándose en todo momento a contener su voz—. Debemos solucionar eso.

Un pequeño gemido salió de sus labios cuando sus entrepiernas se encontraron en aquel roce, y luego observó a Deimos mientras éste descendía por su cuerpo, disfrutando de sus labios cada vez que éstos se detenían en alguna parte de su cuerpo.
El italiano estaba impaciente, pues sabía lo que vendría a continuación, y dejó que el escapista abriera su pantalón para encontrarse con su miembro ya erecto.

Nicola lo miraba hacia abajo, sintiendo el morbo recorrer completamente todo su cuerpo, expectante por sentir su boca alrededor de su miembro.
Tendremos que ser rápidos —advirtió, dejando de mirarlo a él —aunque no quería—, para echar un vistazo a su alrededor, comprobando que nadie tenía intenciones de acercarse por el momento, guardando su voz lo mejor que podía, deshaciéndose tan solo en jadeos entrecortados.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 963
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Magnus Vólker el Jue Nov 03 2016, 17:22

Mantuvo el contacto visual pese a la posición, sonriendo de medio lado, lujurioso y travieso, mientras terminaba de abrirle el pantalón y sacaba su miembro. Era evidente que ambos estaban dispuestos a disfrutar al máximo aquel momento cargado de erotismo y morbo- No tiene porqué ... -comentó antes de delinear con la punta de la lengua el falo del italiano, bajandole un poco más la cinturilla del pantalón para que le resultara más cómodo. Cerró los ojos tras una última mirada y se introdujo el miembro en la boca, soltando un pequeño suspiro de satisfacción como si fuera un dulce magnífico que por fin podía degustar.

Deimos, cuyos únicos lugares donde había vivido eran la calle, el sanatorio o el circo, estaba demasiado acostumbrado a hacer lo que quería y donde quería sin importarle poder ser visto por otros. Más de una ocasión les habían pillado a Jack y a él en una situación socialmente amoral y pecaminosa, cosa que que siempre le arrancaba sonrisas maliciosas y pervertidas. Casi podría decirse que buscaba ser descubierto ese día, mientras daba placer oral a Nicola, tentando a la suerte y la intimidad; mostrando así quizá, a todos, que el chico era suyo. Una forma de marcar territorio y despertar la imaginación.

Con cada jadeo, cada gemido contenido visiblemente, su excitación crecía y la presión del pantalón era aún más notoria, torturándole de forma deliciosa. No hizo amago de masturbarse, prefiriendo alargar al máximo aquello mientras seguía devorando su miembro, aceptando la posibilidad de que Nicola decidiera guiar su vaivén acomodando una mano en su cabeza o tomando su cabello dorado. Los dedos de su mano derecha descendieron por la curva de la espalda, agarrando una de sus nalgas para obligarle a mover la pelvis, acogiéndolo en su garganta tanto como le era posible. Tanteó, acariciando con el dedo corazón su entrada mientras seguía prodigándole caricias húmedas con la lengua.

Buscó apoyo poniendo la otra rodilla en el suelo y acarició sus testículos, abriendo los ojos una vez más para poder ver desde abajo su rostro cruzado por el placer. Lamió su glande, sonriendo, y volvió a introducirse el miembro en la boca, queriendo saborear su clímax. Pero las voces, que antes habían estado lejos, se fueron acercando dando instrucciones de dónde debía estar todo para poder preparar de forma correcta el siguiente ensayo y el suelo. Dos de los carpinteros se acercaban, con la clara intención de mover la gran pieza de escenografía que los ocultaba de miradas indiscretas.

Se incorporó, secándose la boca con la manga de la camisa, riendo entre dientes - Creo que tenemos que seguir con la fiesta en otra parte-musitó robándole un beso mientras le subía el pantalón y se lo cerraba, justo en el momento en el que uno de los carpinteros hacía acto de aparición y les saludaba con un gesto de la cabeza antes de enarcar una ceja al ver las manos de Deimos en una posición de lo más delatadora. La camisa medio abierta del otro tampoco ayudó a que pudieran pensar lo que no era. El rubio, sencillamente, volvió a sonreír de forma lobula y tiró de la muñeca del chico para salir de allí y darles la espalda ya que su erección era igualmente evidente. En cuanto salieron, aprovechando que había un momento de soledad ya que una caseta les cubría, volvió a besarle con ardón- ¿El carromato? -preguntó, aunque no esperó realmente una respuesta pues empezó a guiar a Nicola hacia allí. Si el italiano decidía cambiar de rumbo o hacer otra cosa, podía hacerlo antes de llegar.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Nicola Stracci el Dom Nov 06 2016, 21:51

Entrecerró los ojos, con una sonrisa dibujada en sus labios, en cuanto empezó a sentir como atendía su miembro con la boca.
Tenía que hacer un gran esfuerzo para contener los gemidos, ya que cualquiera podría descubrirlos si se volvía demasiado ruidoso. El estarlo haciendo en un lugar público y tan transitado añadía un toque de peligrosidad que enloquecía a Nicola.
Ah, Deimos... —suspiró, siendo el único momento en el que se dio el lujo de hacer audible su voz, volviendo luego a suaves «mmm» que vibraban en su garganta.

Sus dedos se enredaron en el largo cabello del escapista, acariciando de forma un tanto torpe a ratos mientras su cadera se dejaba llevar por las sensaciones buscando más.
El dedo ajeno tanteando su entrada, aunque solo fueran caricias externas, casi provocaron que un gemido se elevara más de la cuenta, pero por suerte Nicola alcanzó a cubrir su boca con la zurda, dejando que el sonido quedara amortiguado en la palma.

Se sentía cerca del final, pero lamentablemente las voces se encontraron más cerca, y con ello tuvieron que detenerte.
Debió agradecer que Deimos reaccionara rápido, apenas pudiendo responder su beso, pues él, nublado por el placer, no había atinado a hacer mucho. Solo cuando los trabajadores los descubrieron finalmente fue que consiguió abotonar —malamente— un par de botones de su camisa, para al menos no dejar su pecho al descubierto.
Lo que habían estado haciendo allí había sido demasiado evidente, pero ninguno de los dos parecía mostrar demasiados reparos, mucho menos Deimos, a quien siguió Nicola yendo de su mano.

Nos pillaron —rió, acercándose a su oído para hablarle—. Vieron mi cara de casi orgasmo —le sonrió con picardía, y tras morderse el labio inferior por unos momentos lo soltó.

Más allá se besaron, Nicola solo podía pensar en llegar al carromato y terminar con lo que habían empezado, y aunque la tentación de esconderse en cualquier parte sólo para hacerlo sin tener que recorrer todo el camino era muy grande, entre besos y escondites finalmente llegaron al carromato, y una vez la puerta quedó cerrada detrás de ellos Nicola tomó las riendas por un momento, devorando los labios de Deimos a la vez que avanzaba en su dirección, haciéndolo retroceder, hasta empujarlo sobre la cama y quedar él justamente encima suyo.
Tan cerca como estaban, buscó el moverse para que el roce entre sus cuerpos fuera placentero, y de aquella forma le sonrió.
Estaba muy duro, también lo estaba el rubio, y mordió sus labios antes de darle un beso completo, disfrutando de su propio sabor, jugando con la lengua ajena en busca de aquello.
Quiero que lo hagamos hasta que nos quedemos sin fuerzas —le dijo, en un casi ronroneo, contra sus labios.
Lo besó con pasión largamente, disfrutando de ello mientras movía ligeramente las caderas para causar fricción entre sus entrepiernas, y ya rotos los besos se separó de él, acomodándose para quedar a horcajadas sobre su cuerpo, y se deshizo de su camisa, que se perdió en algún lugar del suelo del carromato.
Sus dedos viajaron por debajo de la Deimos, levantándola sin mucho cuidado hasta acariciar sus pezones, y luego prefirió sacársela, con prisas.

Teniendo el pecho del escapista al descubierto no pudo sino descender para besar, morder y lamer a placer su piel, pero especialmente sus tetillas, que degustó con gula mientras era ahora su trasero el que presionaba contra la entrepierna ajena, sintiendo su dureza con deseo.
Lo quiero ya —jadeó, impaciente—. Quitate el pantalón —prácticamente ordenó, separándose lo justo y necesario para poder hacer él lo propio con el suyo.
Quería estar piel contra piel, sentirlo dentro, y la ropa solo era un problema.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 963
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Magnus Vólker el Sáb Dic 03 2016, 00:55

-Adoro tu cara de casi orgasmo -giró el rostro con rapidez para poder robarle un beso travieso, sintiendo aún sus mejillas arder. Mantenía la sonrisa ladina, como si hubiera estado todo planeado, incluso la pillada de los trabajadores; todo era parte del morbo y el juego.

Una vez en el carromato correspondió a todos los besos hambrientos de Nicola mientras andaba hacia detrás, sonriendo contra sus labios y cayendo sentado encima de la cama. Apoyó ambas manos en el lecho, reclinado un poco hacia detrás, con sus ojos azules clavados en el italiano para devorarle con la mirada. Le encantaba verle de esa manera, tan seductor como impaciente mientras su cuerpo ardía de deseo. Llevó las manos a sus caderas y de ahí descendieron hasta el trasero mientras el roce de sus cuerpos le arrancaba un suspiro tras otro sintiendo la infame presión del pantalón atrapando su miembro. Volvió a besarle, mordiendo el labio inferior de su novio con un poco más de fuerza de la debida- Me parece un plan perfecto -respondió entre besos antes de permitir que se apartara un poco al ver su intención de librarse de la camisa.

Beso la piel conforme ésta iba quedando al descubierto, rozando con sus labios toda la que estaba a su alcance y mordiendo un poco su hombro, dejándole ver que él estaba igual de deseoso. Llegó el turno de su propia camisa y se la quitó con ayuda de Nicola, sin molestarse en desatar las cuerdas que unían la parte superior. Su coleta se desató haciendo que el pelo se soltara en una cascada dorada sobre su espalda mientras la camisa quedaba abandonada cerca de un almohadón.

La lengua de Nico, que dejó una caricia húmeda en sus pezones, le provocó un suave gemido y se reclinó un poco hacia detrás, ofreciéndole su cuerpo como si fuera un manjar. Queriendo ser degustado por el italiano mientras sus manos se colaban por debajo del pantalón para poder acariciar directamente sus nalgas. - Si, señor -respondió riendo entre dientes, como si fuera a acatar todas sus órdenes cual soldado frente a un capitán.

Se quitó los zapatos ayudándose de sus pies mientras desabrochaba el pantalón. Levantando la cadera, sin que Nicola se apartase más de lo estrictamente necesario, se quitó el pantalón y la ropa interior y dejó caer las prendas en el suelo. Antes casi de que éstas llegaran a tocar la superficie de madera, las manos del mago habían vuelto a prodigar caricias en el cuerpo de su novio, instándole a pegarse a su pecho para poder darle un largo beso.

Le alzó un poco en brazos, lo suficiente como para poder girarle y hacerle caer de espaldas sobre la cama, quedando encima suya. Atacó su cuello, que mordió y lamió - Medio circo debe saber ya que te la estaba chupando -dijo con un susurro lascivo, besándole una vez más- ¿Te la pone aún más dura saber eso? -bromeó, bajando la mano para acariciar la erección ajena, delineando el largo de su miembro con la yema de uno de sus dedos hasta rozar el glande.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Nicola Stracci el Jue Ene 12 2017, 00:23

El resto de sus prendas también habían quedado adornando el suelo para cuando Deimos volvió a apegarse, sintiendo el contacto piel contra piel como algo sumamente placentero, moviéndose incluso en mitad de aquel beso en busca de robar su calor y sentirlo completamente, acariciándose ambos.

Nicola se agarró de sus hombros cuando notó que el rubio lo alzaba, y su intensa mirada se clavó en la de su novio, a quien sonrió con un deje de travesura mientras se dejaba llevar hasta la cama.
Hmmm... —pareció pensativo, aunque no tardó en gemir suavemente al notar las atenciones en su cuello, donde era especialmente sensible, causándole varios estremecimientos que lo recorrieron de la cabeza a los pies, luego fue su beso, al que correspondió con gusto—. Sí, un poco... Ellos deben tener envidia ahora, la mejor boca del circo es mía... —un gemido algo más entrecortado se hizo audible ante el tacto en su entrepierna, y Nicola movió la cadera en su dirección en busca de más, moviéndose entre sus dedos en un frote más pronunciado.
Contuvo el aliento mordiéndose los labios, pero en el siguiente dejó de hacerlo para volver a dejar un erótico gemido.

Deimos, estoy en mi límite... Si no me la metes ya te violo yo —dejó su amenaza, culminando con una risa entrecortada, volviendo a buscar sus labios inmediatamente después para devorarlos con pasión, rodeando su cuello con ambos brazos, dejando que una de sus manos se enredara en su cabello, jalando suavemente de este incluso.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 963
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Magnus Vólker el Jue Ene 26 2017, 16:26

Rió entre dientes y su cálido aliento chocó contra la piel del cuello ajeno, que recorrió con la punta de la lengua hasta llegar a su lóbulo, mordiéndolo suavemente- Toda tuya y a tu disposición... -ofreció, apretando el miembro del castaño, notando como empezaba a mover la cadera con un gesto demasiado incitante como para no perder la escasa compostura que le quedaba.

Jadeó un poco ante el tirón en su cabello mientras correspondía al beso, sonriente- ¿Me violarías? -cuestionó, juguetón, mordiéndose el labio inferior. Mirándole fijamente- ¿Quieres follarme, Nico? -su voz sonó más ronca, cargada de deseo, considerando esa idea como un plan magnífico y excitante - Pensé que no lo dirías nunca... puede que te deje hacerlo después...-su mano derecha, que estaba masturbándole, cesó el movimiento cuando la necesitó para coger algo que había tirado a un lado de la cama, un largo pañuelo de color azul con el que no tardó en rodear las muñecas del otro con un nudo, empujándole los brazos para que los llevara hacia detrás, acomodándolos por encima de su cabeza. - Si te portas bien -rió, malicioso.

Sacó de un cajón el lubricante y vertió un poco en los dedos que después acabaron enterrados en la entrada de Nicola, mientras le besaba, introduciendo tres de ellos antes de repartir lo poco que quedaba del ungüento en su propio falo. Se hundió en él con una sola embestida y un largo gemido escapó de sus labios entreabiertos.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] Completely lost || Deimos [+18]

Mensaje por Nicola Stracci el Dom Feb 19 2017, 21:26

Rió, juguetón, como primera respuesta a sus preguntas, luego se mordió el labio inferior, conteniendo los gemidos que le arrancaba el movimiento de su mano sobre su miembro. Estaba tan excitado que realmente, como le había dicho, se sentía capaz de lanzarse sobre él si es que no se apuraba a darle lo que quería.

Quejó, necesitado, cuando hubo dejado de tocarlo, y aunque iba a reclamar por el ello el juego de ser atado le gustó un poco más.
Tiró del pañuelo, notando que estaba atado con firmeza, y jadeando se encontró a la espera de que Deimos se lo hiciera, duro, como siempre pedía.
Siempre me porto bien —dijo, con la respiración entrecortada y tono lascivo, por supuesto a propósito.

No podía esperar, el lubricante le resultó una tortura, condenadamente lento, aunque gimió en respuesta a los dedos que le clavaba, cerrando los ojos y arqueándose producto de aquel placer prohibido que tan loco lo volvía.
Deimos —gimió su nombre contra sus labios, con necesidad, dejando un beso inacabado entre los que había estado recibiendo.
Con sus piernas separadas esperó a que se uniera a él, mirándolo con deseo, llamándolo con todo su cuerpo, y para su suerte el escapista decidió ponerle fin a aquella tortura penetrándolo.
Un gemido más alto, sin contención ninguna, salió de sus labios, y subió sus piernas para rodear la cintura de Deimos, buscando más de su cercanía.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 963
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.