Últimos temas
» Path|| Pat
Hoy a las 07:43 por Patrick

» Registro de PB
Hoy a las 06:32 por Wolf Blackstone

» Wolf ID°
Hoy a las 06:09 por The Fool

» Always || Werther Strauss
Hoy a las 04:20 por Nicola Stracci

» The only one || Jack
Hoy a las 03:40 por Tate

» Try, try, try | Magnus
Ayer a las 23:46 por Jack Stracci

» Destinos cruzados || Klaus Fletcher.
Sáb Feb 25 2017, 02:43 por Klaus Fletcher

» I'm yours right now || Klaus| +18.
Sáb Feb 25 2017, 02:27 por Klaus Fletcher

» [Salem] Ladrón que roba a ladrón... [Patrick]
Vie Feb 24 2017, 13:51 por Patrick

» Par de extraños|| Patrick
Vie Feb 24 2017, 13:37 por Patrick

Afiliaciones
Hermanas (3/5)

Directorios y recursos (6/6)
Última limpieza de afiliaciones: 22/02/2017


Créditos: El diseño y la ambientación han sido realizados por la administración del foro exclusivamente para éste.

El diseño del foro no habría sido posible sin la ayuda de los tutoriales y guías de Serendipity y El foro de asistencia de foroactivo.
El coloring que hemos utilizado para las imágenes es éste ¡Muchas gracias AytenSharif11!

No copies, se original y diviértete.

Élite (17/36)
—Vodevil—
Vodevil
Bienvenido, Invitado

I like parties || Victor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I like parties || Victor

Mensaje por Ophelia Garland el Mar Ago 16 2016, 21:38

A pesar de que ya llevaba tres años de vuelta en la gran Estados Unidos, Ophelia era incapaz de dejar de extrañar su amada Europa, la Europa decadente y hermosa que ella conoció durante sus viajes y el tiempo que vivió en Francia, adoptando algunas costumbres bastante atrevidas, quizás demasiado para un lugar como Salem. Tal vez en Nueva York habría más gente dispuesta a adorarla, pero por lo pronto debía permanecer allí para estar más cerca de su anciana madre, y también del aquelarre.
Solía suspirar mientras maldecía la guerra, a la espera de que esta terminara pronto para volver a Francia, pero el día parecía no llegar nunca. Sólo guardaba la esperanza de que ahora que su país participaba en la guerra le dieran un final cuanto antes.

Estaba en una de tantas salas de su mansión, una que a la señora de la casa le parecía especialmente bella, cuando una sirvienta avisó de que tenía visita, «el señor Devereux», dijo, y con una sonrisa Ophelia respondió: «tráelo aquí».
Ophelia no estaba sola allí, pues un par de sirvientas la desvestían, mientras la visión de un nuevo y atrevido vestido la esperaba colgado de forma pulcra a un lado, en un biombo que no usaba para ocultarse.

Cuando la puerta se abrió, una de las solícitas sirvientas desabrochaba el corset, que desacomodado y carente de un sostén mostraba y además resaltaba el generoso pecho de la mujer, cuyos ojos no tardaron en encontrarse con su invitado.
Señor Devereux, es un gusto verlo —saludó con una sonrisa, mientras las mujeres se encargaban de continuar con su trabajo sin que la presencia de aquel varón interfiriera en ello.
Ellas estaban más que acostumbradas a los hábitos de su señora, y no se escandalizaban cuando incluso, unas cuantas habitaciones más allá, el señor Garland se encontraba en casa.
¿Qué le ha traído hasta mi hogar? ¿Algo interesante? —preguntó, de forma casual, obviando el hecho de que se encontró desnuda delante de él, mostrando perfectamente sus atributos.
A diferencia de muchas mujeres estadounidenses, Ophelia, que había importado costumbres de Francia de cuando modeló para fotografía erótica, se encargaba de forma ritual de retirar cualquier vello sobrante de su cuerpo, aunque para muchos en aquel pueblucho de mentes cerradas se tradujera en sífilis o prostitución por la carencia de vello púbico.

Su desnudez no duró mucho tiempo, pues en cuanto el vestido cayó en manos de su sirvienta asiática, la que más apreciaba, se lo colocó con la ayuda de la otra mujer, una negra callada y sumisa.
Quería probarme algo nuevo, aunque no pueda usarlo —comentó, refiriéndose a su vestido.
El tejido era prácticamente transparente, dejando poco a la imaginación, con algunos bordados y un pequeño cinturón bajo su pecho que resaltaba su busto.
Tal vez, si mi marido fuera un poco más afortunado, podría verme así —dijo, ampliando la sonrisa de forma calmada, mientras la sirviente negra terminaba colocando un largo collar de perlas a su señora y entre las dos la calzaban.
Quedó lista, y con un suave movimiento hizo que ambas mujeres se apartaran.
¿Te gusta? —preguntó a su invitado, que se había convertido en su espectador.
Tiempo atrás habría sido la ropa perfecta para una foto, pero aún no encontraba en Estados Unidos, mucho menos en Salem, un fotógrafo dispuesto a retratarla de aquella manera tan controversial.
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 37
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: I like parties || Victor

Mensaje por Victor Devereux el Miér Ago 17 2016, 00:23

Ya había empezado a enviar algunas invitaciones para su fiesta pero decidió que la que tenía en sus manos la entregaría personalmente. Por eso estaba de camino a la casa de los Garland, aunque el marido estaba mayor y dudaba que asistiera a su fiesta, sabía que la señora Garland estaría encantada. Y él de tenerla de invitada, por supuesto. Llamó a la puerta encontrándose con una de las sirvientas de la casa, que, tras hacerlo esperar unos segundos en la entrada, lo acompañó hasta una de las habitaciones donde su señora esperaba. Sonrió al ver a su anfitriona, especialmente cuando la encontró desnuda, una visión de lo más deliciosa. Cualquier otro caballero en su lugar se habría marchado o le hubiera sugerido volver luego, él no tentaría su suerte de esa manera, prefería deleitarse con las perfectas curvas de la mujer.

- El gusto es siempre mío, querida – la saludó obviando su desnudez, al igual que las sirvientas, que parecían no sorprenderse en absoluto ante el descaro de su señora. Eso le decía que era algo bastante común, lastima, por un momento se había sentido especial. - ¡Qué descaro! – exclamó David desde la parte trasera de su cabeza, haciendo que Victor frunciera el ceño de inmediato y lo mandara callar internamente. – Disculpa, ya sabes que mi hermano es un antiguo – “cuando quiere” añadió mentalmente sabiendo que su hermano lo escucharía, si se tratara de un hombre desnudo lo que tuvieran delante seguramente David lo vería como algo de lo más maravilloso.

Una vez acallado su hermano, y comprobado que no volvería a molestar, al menos en voz alta, prosiguió con la razón por la que estaba ahí. – Pues espero que si te lo parezca – respondió antes de proceder, sacando la invitación en grueso papel rojo, cerrada con un lazo negro de seda. – Voy a dar una fiesta para celebrar mi regreso a la ciudad, y quería invitarte personalmente – explicó tendiéndole la invitación, ella ya sabía que tipo de fiesta iba a celebrar, de hecho dudaba que existiera nadie en Salem que no lo supiera, siempre invitaba a todo el mundo y la gente hablaba de sus fiesta durante semanas, ya fuera para bien o para mal.

Miró hacia el vestido cuando la mujer lo mencionó, seguramente alguna adquisición recién llegada de las pasarelas. Ophelia siempre había estrenado los mejores vestidos antes de que nadie más se atreviera a usarlos. Sonrió por el comentario sobre su marido, ese pobre hombre tenía una de las esposas más hermosas de la ciudad y ni siquiera podía disfrutarla. – Si te viera así le daría un infarto – puede que debiera probar, así sería una viuda feliz, libre de ese peso muerto que era su marido. – Estás absolutamente arrebatadora – aseguró dando un paso al frente para acercarse y tomó su mano, depositando un suave beso sobre el dorso como debería haber hecho a su llegada si no hubiera estado ocupada.

- Es una lástima que ya no poses como modelo, era un gran fan de tu trabajo, tengo todas tus fotografías – o dejó de observarla mientras hablaban, subiendo su mirada a sus ojos solo cuando terminó, tenía un cuerpo perfecto, parecía que el matrimonio no estropeaba a todas las mujeres. – Dime querida, ¿vendrás a mi pequeño festejo? – preguntó finalmente, esperaba poder contar con ella, contaba con varios invitados que esperaban ansiosos a que llegara la noche de la fiesta solo por poder verla a ella en persona y, quien sabe, si eran afortunados, algo más que verla.


Spoiler:
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 20
Unknown

Volver arriba Ir abajo

Re: I like parties || Victor

Mensaje por Ophelia Garland el Miér Ago 17 2016, 03:37

Lejos de molestarse por la intervención de David, Ophelia rió, cubriéndose los labios con su diestra de forma delicada.
Estaba relativamente acostumbrada a la presencia de aquella segunda cara en la parte de atrás de la cabeza del bello hombre, aunque admitía que al principio se había mostrado bastante reticente por esa deformidad tan evidente y... Participativa.
Aún así, había conseguido llamar lo suficiente su atención como para que en esos momentos se llevaran bien.

No fue ella quien tomó la invitación, sino la sirviente asiática a quien Ophelia indicó con un delicado gesto que se adelantara. Ella murmuró algo como «permítame», con su fuerte acento oriental, y mantuvo la invitación en sus manos hasta que la requiriera la señora.
Es encantador que vengas a dármela en persona, Victor  —dijo, aumentando su sonrisa, habiendo ya abandonado por completo las formalidades que había usado al principio.

Una nueva risa se escuchó cuando dijo lo del infarto de su marido, y después de recibir su beso en su mano, que le dio gustosa, se dio la vuelta para caminar hacia un precioso sofá en el que se sentó, subiendo las piernas después para quedar en una pose cómoda y provocadora, como en una de las fotografías que alguna vez le habrían tomado en Francia.
Gracias —respondió a su cumplido, apoyando el codo en el brazo del sofá, y en su mano ligeramente empuñada su mejilla.

Como respuesta a sus palabras por lo de sus fotos le sonrió amplio, y luego de que le pidiera confirmación para acudir a su fiesta le hizo una señal a su criada para que se acercara con el sobre rojo.
Se incorporó un poco, habiendo estado un poco recostada antes, y deshizo el lazo para abrir el sobre y sacar la invitación, lo suficiente como para ver su nombre en una bonita caligrafía, acariciando aquella parte con el pulgar, y luego volvió a introducir la tarjeta, dejando el sobre con el lazo deshecho en su regazo.
Iré, por supuesto que iré —respondió al fin, habiéndose hecho de rogar con tanta teatralidad—. Sólo espero que hayan hombres que merezcan la pena y... Ah, no cuentes con mi marido —se miró las uñas como si esto fueran lo más interesante del mundo, desde varios ángulos—. El señor Garland estará muy, muy ocupado perdiéndose a su querida esposa en sus mejores galas... —Sonrió con picardía a Victor después de haber vuelto a mirarlo a los ojos, y le indicó con su índice que se acercara.
Ella controlaba la situación, y ella decidía cuánto y cómo.
Ven, siéntate —señaló un sillón de una sola plaza que no le quedaba muy distante, pues ella ocupaba todo el sofá, sin molestarle el estarse exhibiendo.
Devolvió el sobre a su criada, para que lo guardara, y esta retrocedió.
Háblame de tu fiesta, quiero saber detalles jugosos.
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 37
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: I like parties || Victor

Mensaje por Victor Devereux el Vie Ago 19 2016, 23:02

Siguió a Ophelia hasta el sofá en el que se tumbó, observándola mientras abría la invitación que acababa de darle hacía unos minutos. Esperaba que le agradara, solía tomar especial atención en el aspecto de las invitaciones para que viéndolas se supiera al instante que era una fiesta fuera de lo común. Le alegró escuchar que asistiría, riendo cuando mencionó a su marido. – En ningún momento conté con él, querida, no creo que pudiera soportar el ritmo – comentó con sinceridad, sin importarle que esas palabras pudieran llegar a oídos del señor Garland. Ese vejestorio moriría con solo mirar a alguna de las mujeres que asistirían a su fiesta, su mujer incluida.

Tomó asiendo donde le indicó, aunque lo que realmente le gustaría sería sentarse bajo esas largas piernas y acariciarlas. Pero tendría que resistirse a la tentación por el momento. – Mmm…bueno ya has acudido a alguna de mis fiestas, sabes como son – le sonrió recordando algunos detalles divertidos de las fiestas pasadas – quiero que sea a lo grande, Salem no habrá visto jamás una despliegue de lujuria y decadencia tan magnifico, espero superarme a mi mismo, habrá preciosas prostitutas de todo el mundo, hombres también, exóticos y bien dotados para damas y quien quiera asomarse al depravado mundo de los desviados, montones de alcohol, un menú de ostras, fresas y más afrodisíacos que caldeen el ambiente al llegar, y por supuesto opio y algunas cosas más – la imagen estaba muy clara en su mente, iba a ser una noche inolvidable para toda la ciudad, asistieran o no, simplemente sería la mejor fiesta que nadie haya visto. – No sé si sabes que hay un circo en la ciudad, he mandado alguna invitaciones, puede que acudan algunos engendros interesantes – comentó denominándolos como esperpentos cuando él mismo era igual, claro que él no compartiría nunca categoría con ellos, estaba muy por encima. – He contratado seguridad, por supuesto, no quiero gente sucia y apestosa, solo podrán entrar si están en condiciones – explicó para que no se alarmara, no permitiría que el delicioso olor a perfume y opio se mezclase con la pestilencia de un mendigo.


Spoiler:
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 20
Unknown

Volver arriba Ir abajo

Re: I like parties || Victor

Mensaje por Ophelia Garland el Lun Ago 22 2016, 13:52

Rió con él, de una forma que pudo parecer un tanto cruel, cuando mencionó que por supuesto no había contado con su esposo.
Me alegra ver que transmito a otro la poca importancia que tiene... —comentó, mostrándole una amplia sonrisa.

Fue imaginando lo que su amigo le contaba que habría, mantuvo su mirada puesta en Victor mientras la mano que le quedaba libre subía y bajaba por una de sus piernas mientras se mantenía recostada de forma distraída.
Mmm, me encantan las fresas —dijo, como un simple comentario que quedó pasado por alto, acompañándolo con una sonrisa estimulante.
Le gustaba lo que oía, las fiestas del señor Devereux siempre habían sido buenas, pero en ese caso esperaba que se superara.

Aunque saber lo del circo no tenía muy claro lo que le hacía sentir.
Ya había ido, se había paseado por la feria y le había llamado la atención de la variedad de tanto hombres, como mujeres y monstruos había allí, había sido interesante, pero saber que estarían en la fiesta era diferente.
Victor, espero que no haya gente enferma en la fiesta —le dijo, con cierto disgusto en su tono de voz.
Con enferma se refería a los que tuvieran algún tipo de enfermedad de transmisión sexual, y tenía claro que eso lo sabría.
Pueden ir limpios por fuera, pero tal vez tengan ladillas o algo peor... —Se incorporó hasta quedar sentada en el sofá, cobrando algo más de seriedad.
Sabía que no eran solo los del circo los que podrían estar enfermos, cualquiera podía estarlo, pero generalizar con ellos por ser unos sucios piojosos era bastante fácil.
Habrá que tener especial cuidado cuando alguien se baje los pantalones —suspiró—. O ¿Al menos los putos si estarán limpios? Porque en ese caso creo que sólo me acercaré a ellos. —Sonrió, con travesura. La idea de hombres bien dotados, especialmente hábiles en el sexo, también la llamaba.
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 37
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: I like parties || Victor

Mensaje por Victor Devereux el Jue Sep 01 2016, 02:36

Se quedó unos instantes pensativo, lo cierto es que había pensado en la gente del circo como una mera atracción para su fiesta, no pensó en que alguien quisiera tener sexo con ellos. Eso podría suponer un problema, no podía permitir que se corriera la voz de que en sus fiestas podrían contraer ningún tipo de enfermedad. – Irónicamente no había pensado en que nadie pudiera querer acostarse con ellos – dijo recostándose hacia atrás en el sofá mientras se acariciaba la barbilla con gesto pensativo, no podía cerciorarse de que todos estuvieran sanos. – Si alguien quiere arriesgarse que sea bajo su propia responsabilidad – se encogió de hombros restándole importancia, pero si tendrían que tener algo más de cuidado y eso no le terminaba de gustar. Pero en fin, de algo hay que morir y mejor que sea por algo divertido.

- Por supuesto que lo estarán, para eso pago un buen precio – eso si podía asegurarlo sin ninguna duda, conocía a Vincent desde hacía tiempo y no se arriesgaría a llevarle un mal producto, tenían una relación demasiado beneficiosa como para arruinarla de esa manera. – Me gustaría presentarte también a un nuevo amigo, un traficante con buena mercancía que acaba de llegar a la ciudad – comentó, él también estaba invitado a su fiesta, así que seguramente se conocerían pronto y tenía la impresión de que a Ophelia le encantaría conocer a Payne.

Cruzó las piernas en cuadra mirando a su acompañante, deslizando la mirada por lo que su escaso vestido dejaba a la vista. – Pero no hablemos solo de mi, ¿Cómo te van las cosas en la ciudad? – preguntó para interesarse un poco por la vida de su amiga, sabía que le encantaba Europa y seguramente odiaría estar en Salem. Era una ciudad muy pequeña y tradicional para una mujer como Ophelia.


Spoiler:
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 20
Unknown

Volver arriba Ir abajo

Re: I like parties || Victor

Mensaje por Ophelia Garland el Sáb Sep 03 2016, 22:42

Entonces cuando vayan pasando a la fiesta ponles un broche en la solapa, para diferenciar a los circenses de la gente con clase —sugirió, medio en broma medio en serio, guiñándole un ojo a su amigo de forma cómplice—. Porque a veces una rata bien vestida puede hacerse pasar por lo que no es.

Le sonrió como toda respuesta cuando comentó sobre la calidad de los prostitutos, moviéndose un poco para acomodarse mejor en el sofá mientras lo observaba atentamente, y escuchó con interés sobre su nuevo amigo, mordiéndose el labio inferior.
¿Es apuesto? —fue lo primero que preguntó, pues era lo que más le interesaba saber.

Ay, Victor... Esta ciudad es tan aburrida. Lo más emocionante que me ha pasado en meses ha sido ir al circo con mi marido, imagínate —dijo, y un suspiro pesaroso salió desde lo más hondo de su pecho, dramatizando un poco—. Pero estoy feliz por poder pasar tiempo con mi anciana madre y con el resto de nuestro «club», es lo único que extrañaba de esta ciudad.
Se incorporó un poco, para sentarse.
¿Has estado ya en el circo? Llevan un buen tiempo por aquí —dejó su pregunta.
Seguidamente acarició el lugar a su lado, invitándolo con una sonrisa. Iba marcando los tiempos en los que le permitía un mayor acercamiento, solo porque le gustaba saberse con el control de lo que sucedía, sobretodo allí en su hogar, el pequeño palacio del que ella era la reina y el rey un simple pelele.
Ven, Victor —lo llamó, sin perder el tono seductor en su voz, aunque notándose un deje autoritario en el fondo de ésta.
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 37
Towny

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.