Últimos temas
» You're part of the past, but now you're the future || Klaus.| +18
Dom Mayo 21 2017, 05:36 por Klaus Fletcher

» Abierto/ Buscando algo de comida
Dom Mayo 21 2017, 02:34 por Alan Smith

» Despair || Mihail
Dom Mayo 21 2017, 02:05 por Mihail Vardalos

» Viviendo otra vida|| Mihail.
Dom Mayo 21 2017, 01:50 por Dorian Moreau

» Las mismas cosas en común || Berenice O.
Sáb Mayo 20 2017, 23:30 por Berenice Orwell

» The beast || Lucien
Jue Mayo 18 2017, 17:31 por Mitra Shabag

» [Escapa del hotel] Grupo 1
Jue Mayo 18 2017, 17:05 por Wheel of Fortune

» Reencuentro || Tristán
Jue Mayo 18 2017, 16:58 por Lucy Strauss

» Surprise || Malcolm
Jue Mayo 18 2017, 16:43 por Charlene White

» You`re here || Malcolm
Jue Mayo 18 2017, 16:08 por Ebony Dankworth

Afiliaciones
Hermanas (3/5)

Directorios y recursos (6/6)
Última limpieza de afiliaciones: 18/05/2017


Créditos: El diseño y la ambientación han sido realizados por la administración del foro exclusivamente para éste.

El diseño del foro no habría sido posible sin la ayuda de los tutoriales y guías de Serendipity y El foro de asistencia de foroactivo.
El coloring que hemos utilizado para las imágenes es éste ¡Muchas gracias AytenSharif11!

No copies, se original y diviértete.

Élite (18/36)
—Vodevil—
Vodevil
Bienvenido, Invitado

Twinkle, twinkle, Little Star [Madie]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Twinkle, twinkle, Little Star [Madie]

Mensaje por Douglas Baker el Jue Ago 25 2016, 13:26

La sala se encontraba vacía cuando el pianista entró en ella, pulcramente vestido y ligeramente peinado. Sus pasos resonaban por la gran estancia vacía. Avanzando lentamente, como la presencia del tiempo en aquel lugar, pasó entre hileras de mesas y sillas perfectamente colocadas apenas rozándolas y finalmente subió tres pequeños escalones para colocarse en el escenario, delante de un público invisible. Sus ojos se centraron en el piano, aquel magnífico instrumento por el que vivía, aunque el término “vivir” no fuera demasiado acertado. Quizá lo correcto sería decir que “existía” por él, pues si sus intenciones no fueran convertirse en el mejor pianista del mundo, no se encontraría en ese lugar ni en ese momento.

Se sentó en el banco que se encontraba delante del piano de manera estudiada y elegante y colocó sus manos sobre las teclas, apoyándolas sin llegar a pulsar ninguna de ellas. Sus ojos leyeron el color grisáceo de ellas, que en otro tiempo había sido blanco puro, y supo que allí había estado alguien aparte de él. Sabía que a alguien más le gustaba tocar el piano. Lo escuchaba a veces cuando se encontraba alejado de él, en mitad del trance. Pero fue diferente en aquella ocasión, pues mientras mantenía una conversación mental con el instrumento, escuchó a alguien más entrando en la sala. Giró su cabeza con tanta rapidez que la bala que se alojaba en el interior de ella rebotó unas cuantas veces contra su cráneo antes de encontrar el agujero de entrada y alojarse en su boca.

El pianista volvió a alojarla en su cabeza con la lengua y entrecerró los ojos con desaprobación antes de preguntar.

¿Hay alguien ahí…?


Última edición por Douglas Baker el Sáb Ago 27 2016, 23:05, editado 1 vez


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 24
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle, twinkle, Little Star [Madie]

Mensaje por Madeline Sibley el Vie Ago 26 2016, 02:26

Ese día se sentía su alma de artista pidiéndole sacar su talento a flote. Se acercó a sus cosas, el caballete y sus pinturas para ponerse a pintar, pero tras mirarlos unos minutos descartó la idea, no tenía nada que pintar ese día, siempre veía lo mismo en el hotel y por lo tanto siempre solía pintar exactamente las mismas imágenes y los mismos paisajes. Sus obras siempre acababan igual, en una hoguera en el jardín, le gustaba mirar el fuego, puede que por eso se llevase tan bien con Sadie, le gustaba mucho verla arder.

Salió de su habitación dando saltitos, feliz por tener algo más a lo que recurrir, el piano del salón donde actuaban los mayores para los huéspedes. Ella también podría tocar para el público, no tendía por que no le dejaban. Con lo mucho que le gustaba ser el centro de atención tener el escenario para ella sola sería fantástico. Llegó al salón con esa idea en la mente, pensando también en que podría tocar, le gustaba mucho la música clásica, con sonidos fuertes como las canciones que remarcaban las escenas dramáticas en las óperas.

Acababa de entrar cuando vio que no estaba sola, así que intentó no hacer ruido cuando vio a Douglas sentado frente al piano. También le gustaba verlo tocar a él, sabía que cuando estaba vivo había sido una gran estrella, y cuando actuaba a veces se escabullía entre la gente para poder escucharlo. – Soy yo – respondió cuando la pilló, entrando del todo en el salón y acercándose al mayor. Douglas era muy guapo, aunque era como un hermano mayor. Él ya estaba allí cuando ella había llegado al hotel, pero no había llegado nunca a preguntarle que le había pasado. - ¿Vas a tocar? – preguntó con una sonrisa entusiasta, escucharle le gustaba casi tanto como escucharse a sí misma.



Spoiler:


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 41
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle, twinkle, Little Star [Madie]

Mensaje por Douglas Baker el Sáb Ago 27 2016, 23:04

Douglas observó a la intrusa con sorpresa mal disimulada. A pesar de no descubrir a primera vista ninguna herida grave en ella, sabía que era uno de los suyos. La observó con curiosidad y dejó que la bala que hacía ruiditos en su cabeza se desplazara de nuevo hacia su boca, creando un sonido hueco parecido a un chasquido. Empezó a morder el objeto metálico, recuperando su antigua manía de morder el hielo cuando terminaba su bebida, y dibujó una sonrisa cariñosa antes de cambiar la bala de lado con la lengua cuando la chica le preguntó por sus intenciones. Regresó su atención al teclado y asintió.

Llevo tiempo sin hacerlo. No sé cómo se comportará el piano hoy —alegó, comentando algo que hacía referencia a algún tema que únicamente comprendía él. Sus dedos se desplazaron ágilmente por las teclas del piano, pulsándolas delicadamente y haciendo nacer de ellas el inicio del adagio del segundo movimiento del concierto número 11 de Haydn para teclado. La melodía murió tan rápido como apareció, pues Douglas quería únicamente asegurarse de que el piano estuviera afinado y listo para usarse. Apartó las manos del teclado para hacerse a un lado en el banco y le ofreció a la chica sentarse a su lado. Antes de hablar, regresó la bala que todavía mantenía en su boca a su cabeza por el agujero que le atravesaba el paladar—: ¿Te apetece tocar algo conmigo? Podemos crear algo que llame la atención a cuatro manos. Los clientes del hotel se sentirán agradecidos por un poco de música —comentó educadamente mientras sus manos acariciaban de nuevo las teclas, mimándolas—. ¿Qué sabes tocar? —preguntó, apartando la mirada por fin del instrumento y centrándola en la chica que le acompañaba, agradecido por poder compartir sus gustos musicales con alquien más.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 24
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle, twinkle, Little Star [Madie]

Mensaje por Madeline Sibley el Dom Ago 28 2016, 01:44

- ¿Qué comes? – preguntó al ver que estaba masticando algo mientras se acercaba, aunque no había visto que se llevaba nada a la boca. Vio el brillo metálico cuando la bala pasó al otro lado de su boca, y lo miró con reproche. – Si sigues mordiendo eso te romperás los dientes – lo regañó, poniendo los brazos en jarra a ambos lados de la cintura. Pero todo rastro de reprimenda quedó en el olvido cuando le dijo que si que iba a tomar y le hizo un hueco para acompañarlo.

Ladeó la cabeza al no comprender a que se refería con que el piano se comportara, no sabía si era una expresión de pianista, pero ella no lo había escuchado nunca. – Está afinado, lo comprobé hace poco – respondió pensando que era eso a lo que se refería, era lo único que le tenía un poco de sentido. Sonrió mirando como sus dedos se deslizaban suavemente sobre las teclas, se notaba que era muy bueno y no le sorprendía que hubiera sido muy famoso cuando estaba vivo. - ¡Claro! – aceptó de inmediato cuando le ofreció tocar juntos, nunca había compartido el teclado con nadie, a excepción de sus profesores. Desde que aprendió a tocar solía practicar un par de horas al día totalmente sola, algo que todavía hacía después de muerta, y más horas todavía cuando estaba aburrida.

Puso la espalda bien resta y se acomodó un poco mejor en el bando antes de extender los brazos, posando los dedos sobre las teclas sin llegar a presionarlas todavía. Cuando tuvo en mente lo que quería tocar sus dedos comenzaros a deslizarse de manera habilidosa, interpretando a Chopin, Fantasie impropmtu, ópera 66. Tocó el principio, para demostrarle que no se había olvidado de como se tocaba, no sabía si había llegado a escucharla alguna vez. – He tenido mucho tiempo para practicar – comentó deslizando un dedo sobre las teclas, haciendo sonar la escala y luego le dedicó una sonrisa un poco apenada. – Tal vez yo podría haber sido famosa también, como tu – se ponía algo melancólica siempre que pensaba que lo que podía haber sido y en como se lo habían arrebatado sin piedad.



Spoiler:


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 41
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle, twinkle, Little Star [Madie]

Mensaje por Douglas Baker el Dom Ago 28 2016, 17:57

Es lo bueno que tiene la eternidad —respondió el pianista con una pequeña sonrisa melancólica en cuanto la chica le aseguró que había tenido mucho tiempo para practicar. Se había sorprendido por el talento que parecía mostrar Madeline y más teniendo en cuenta que no tenían ningún libreto delante en el que pudiera leer las notas. Imaginó el tiempo que habría pasado la chica practicando ella sola hasta asumir semejante nivel de destreza y se estremeció. Lo extraño era que no se hubiera desquiciado todavía—. La parte negativa es que pocos están dispuestos a escucharte por segunda vez. Vienen, se sienten compungidos, te felicitan y después te olvidan.

A pesar del rencor impregnado en sus palabras, el pianista hizo lo posible por no dibujar una expresión vengativa en su rostro. Practicaba y practicaba sin descanso. ¿Todo para qué? ¿Para que el hotel se labrara un nombre? ¿Para recibir ofertas de empleo que nunca podía aceptar? Hizo bajar de nuevo la bala por el agujero de su paladar y la mordió con fuerza, ignorando el consejo de Madelaine sobre morder piezas metálicas. Aquel acto pareció calmarle ligeramente y dibujó una pequeña sonrisa verdadera.

Tocas muy bien. Sin duda podrías haberme hecho la competencia —le aseguró, aumentando la sonrisa y acariciándole ligeramente la cabeza—. Pero no voy a dejarme vencer tan pronto. Yo también he tenido tiempo para practicar: y más que tú. Vuelve a empezar y tocaré algo a la vez, a ver si podemos crear algo interesante —aseguró, colocando su mano derecha sobre el teclado y esperando a que la melodía volviera a sonar. La había escuchado ya una vez y había sido capaz de crear algo en paralelo que pudiera encajar y fluir bellamente. Funcionó, por supuesto. Douglas no había tocado acompañado demasiadas veces, pero el ejercicio le había interesado y cuando algo le interesaba solía llevarlo hasta sus propios límites de perfección—. ¿Has intentado componer alguna vez?


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 24
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle, twinkle, Little Star [Madie]

Mensaje por Madeline Sibley el Jue Sep 01 2016, 13:21

- Que deprimente – dijo frente al comentario de del músico, que la gente ni siquiera quisiera escucharlo tocar dos veces. No creía que fuera así realmente, sino no habría ningún músico profesional como lo había sido él, aunque tal vez si lo olvidasen si es que no era lo suficientemente bueno. – Yo te recordaría – aseguró con su expresión más adorable dándole un pequeño abrazo, aunque no sabía si era cierto o no estaba acostumbrada a decir lo que la gente quería oír para que la adorasen.

Sonrió por su cumplido, volviendo a poner los dedos sobre las teclas cuando dijo que tocaría algo más mismo tiempo, así que hizo lo propio y empezó a tocar la misma canción que antes, pero solo en un lado del piano para que el usara el otro en una melodía compuesta. La melodía parecía totalmente diferente con el agregado de Douglas, y sonaba muy bien. - ¡Que bien sonó! – exclamó con cierta sorpresa, no esperaba que el pianista pudiera tocar algo que realmente pudiera encajar tan perfectamente con su canción, al menos no tan rápido como lo había hecho.

Negó con la cabeza cuando le preguntó si había intentado componer, alguna vez le había sugerido que lo hiciera, alguno de sus profesores, pero nunca le salía y se enfadaba mucho por eso teniendo sus típicas rabietas. – Lo intenté, pero no se me da bien, no tengo alma de artista – se encogió de hombros con una sonrisa, restándole importancia. Para componer hacía falta sentimientos que plasmar en la partitura y ella no era capaz de hacerlo, muy al contrario de lo que pasaba en sus cuadros, donde podía descargar todo lo que sentía. – Prefiero la pintura, la verdad, algún día podría pintarte mientras tocas – propuso, le gustaba la idea aunque no solía hacer demasiados retratos.



Spoiler:


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 41
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle, twinkle, Little Star [Madie]

Mensaje por Douglas Baker el Mar Sep 06 2016, 13:22

Douglas fue perfectamente consciente de que las palabras amables de la chica y su abrazo eran únicamente para consolarle y que quizá no fueran del todo sinceras, pero no le importó: le devolvió el abrazo con una pequeña sonrisa y le agradeció el gesto. Tras ello empezaron a tocar a la vez, una actividad que hacía años que el músico no desempeñaba y que le dejó orgullosamente satisfacción. La música sonaba alegre y rítmica, consiguiendo que el ambiente sombrío y sobrio de aquella sala del hotel se llenara de vida por primera vez en mucho tiempo. El músico, quien nunca se cansaba de tocar, hubiera podido permanecer hasta la eternidad con aquella melodía, pero todo tenía un final y cuando el ritmo se fue haciendo más pausado la melodía murió con él.

Le preguntó a su acompañante si había intentado componer alguna vez y la respuesta le sorprendió, sacándole una pequeña carcajada.

Oh, vamos, no me seas mentirosa. Estás llena de creatividad y de magia: por supuesto que tienes alma de artista. Dudo que haya algo que no se te pueda dar bien —comentó convencido de ello y bajando la tapa del piano para dar por concluida aquella sesión. Había disfrutado con ella pero estaba seguro de que si le pedía una más a Madie podía pedirle también que se quedara con él durante toda la eternidad para seguir tocando juntos. La chica confesó entonces que prefería la pintura de entre todas las artes y aunque Douglas hubiera observado ya algunas de sus obras —al fin y al cabo era un fantasma curioso que había pasado de habitación en habitación cotilleando las posesiones de la gente— sintió auténticas ganas de verlas de nuevo y recibir explicaciones acorde—. ¿Podemos echarles un ojo ahora? —preguntó, con una sonrisa y levantándose—. Si vas a pintarme necesito saber si el autor es talentoso y puede retratarme en toda mi magnificencia —bromeó, guiñándole un ojo, ante la sugerencia de Madie.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 24
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle, twinkle, Little Star [Madie]

Mensaje por Madeline Sibley el Lun Sep 19 2016, 16:54

Le miró con una sonrisa al escuchar que no había nada que no pudiera hacer, si, puede que fuera cierto, tenía mucho tiempo para aprender al menos, pero componer nunca le había llamado demasiado la atención. Le costaba demasiado imaginar una melodía que no hubiera tocado ya, siempre acababa convirtiendo sus cavilaciones en composiciones famosas. Se sorprendió al escuchar las intenciones del músico, mirándolo con un ligero toque de pánico. - ¿Ver mis cuadros? ¿Ahora? – repitió aunque lo había entendido bien, y que se levantase dejaba claro el “ahora”. – Está bien – aceptó con una sonrisa, levantándose para guiarlo a su habitación y así enseñarle sus pinturas. Algunas de ella ya no existían, sus rabietas solían acabar con lo que hubiera cerca destrozado, pero había pintado bastante últimamente.

Lo guió por los pasillos hasta llegar a su cuarto, donde se encontraban, entre otras cosas, los materiales de pintura y algunos cuadros. La ponía un poco nerviosa mostrar sus obras, la pintura decía mucho del artista y en ellas se podía ver claramente que Madie ya no era una niña, su mente había madurado de la misma manera que había mejorado su pintura. Sus cuadros eran oscuros, uno reflejaba la vista desde su ventana hacia los jardines del hotel por la noche, en otro una mujer aparecía acompañada de un cuervo y en otro la luz de la luna iluminaba la soledad de una mujer que lloraba lágrimas de sangre. No eran las pinturas que se verían en las pareces del cuarto de una niña. - ¿Qué te parecen? – preguntó a su compañero, intentando leer en su rostro la impresión que le causaban las pinturas.



Spoiler:


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 41
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle, twinkle, Little Star [Madie]

Mensaje por Douglas Baker el Dom Oct 16 2016, 21:03

Douglas acompañó a la chica a través de varios pasillos tarareando la canción que ambos habían improvisado. Era una de aquellas melodías que poseen una magia especial que no notas hasta que la escuchas dos o tres veces, y aquello era lo que estaba haciendo Douglas repitiéndola en su cabeza. Era pegadiza, con pequeñas sorpresas en distintos puntos y un final abierto que el espectador podía concluir como quisiera haciendo uso de su imaginación. Si Douglas hubiera estado vivo, la habría incluido en su próximo concierto. Durante unos segundos estuvo tentado a preguntarle a la chica por un título para la composición pero antes de que pudiera abrir la puerta para preguntar, ambos llegaron a la habitación. Fue Madeline quien abrió la puerta y entró primero, mostrándole al músico los cuadros que se encontraban más a la vista y aparentemente acabados.

Interesante… —murmuró el pianista observando las pinturas con una sonrisa y acercándose al cuadro, como si fuera una ventana a través de la cual se pudiera mirar. Su rostro se tornó serio al ver el primer cuadro, el de la vista a través de la ventana de la habitación de la chica, pero sus expresiones fueron iluminándose en cuanto su vista viajó hacia la imagen de la mujer y el cuervo y el de la desconocida que lloraba lágrimas de sangre bajo la luz lunar. Se incorporó y señaló el primer cuadro—. Este es el que me parece más sencillo, parece como si quisieras probarte a ti misma. En cambio estos… ¿Cuál ha sido la inspiración? —preguntó, entrecerrando los ojos y dibujando una sonrisa zorruna—. El del cuervo podría estar relacionado con alguien a quien has visto… ¿pero y el de las lágrimas? ¿Has visto a alguien así? —Su mirada se enterneció al colocarse sobre la chica y pensar en que quizá no estaba relacionado con alguien a quien había visto—. ¿O es algo más interno? ¿Es así como te sientes…? —preguntó en un susurro suave, arrodillándose ante ella y llevando su mano al rostro de la chica para acariciarle la mejilla.

Imperceptiblemente el ceño de Douglas se frunció en cuanto hizo aquella acción pues era imposible que alguien como él pudiera intentar trasmitir calor a su compañera. Y ella, por supuesto, tampoco podía recibirlo. Ser un esclavo del hotel era útil, casi cómodo, pero también una pesadilla. El músico soltó un pequeño suspiro e intentó cambiar de tema.

Forman todos un nocturno delicioso —aseguró, girándose de nuevo hacia los cuadros—. El inicio calmo y lento, donde parece que todo vaya bien —inició, observando el primer cuadro—. Luego de pronto el escenario se va volviendo oscuro y atrayente, pero no lo suficientemente extraordinario. No, para ello tenemos que llegar a la tercera parte, a la aparición del monstruo —Miró en esta ocasión al tercer cuarto, sintiendo como su corazón se detenía ante la pausa dramática que tendría el nocturno al llegar a la última parte. Se estremeció entonces y casi sintió un duro azote en la espalda—. Son cuadros poderosos. Tienes mucho talento. ¿Tenías miedo de enseñármelos porque son diferentes a lo que creería la mayoría que una niña debe pintar?



avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 24
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle, twinkle, Little Star [Madie]

Mensaje por Madeline Sibley el Jue Nov 03 2016, 21:50

Escudriñó su rostro mientras parecía observar y meditar sobre sus obras. En un primer momento le resultó imposible saber que estaba pasando por su mente, o si solo estaba distraído jugando con la bala en su boca. Cuando al fin habló se quedó pensativa unos segundos antes de responder. – Simplemente me dejo llevar – se  encogió de hombros sin darle demasiada importancia, no podía explicar de donde salían sus cuadros, eran una forma de expresarse por lo que las imágenes llegaban a su mente de la misma que lo hacía lo que sentía.

Miró al tercer cuadro cuando le preguntó por él, posiblemente era uno de los más oscuros que tenía, o al menos de los que mostraría a la gente. Algunos peores habían acabado en el fuego, como si de alguna manera eso la ayudase de algo. – A veces si - respondió con la mirada fija en el cuadro – pero tu sabes como es estar aquí, a veces todos nos sentimos solos, por muchos muertos que lleguen  - volvió a restarle importancia, no le gustaba cuando se sentía mal, por eso siempre se enfadaba, rompía cosas y molestaba a los huéspedes para olvidar todo y sentirse mejor.

Miró a su compañero y le dedicó una sonrisa por su caricia, agradeciendo el gesto, le gustaban las caricias y los abrazos, la hacían sentir como cuando estaba viva. - ¿Eso ves? – preguntó con una sonrisa, mirando de nuevo los cuadros y negó con la cabeza. – Eso es lo bueno de los cuadros, cada quien puede ver lo que quieras – eso era el arte, igual que un poema o una canción, los cuadros podían interpretarse de maneras muy diferentes. - ¿Sabes que veo yo? La normalidad, lo que todos pueden ver con una simple pasada – dijo señalando al primer cuadro – en este veo la muerte, acechando en la oscuridad, y los cuervos acompañándonos en nuestro viaje – señaló el segundo cuadro – y en este es donde estamos nosotros, rodeados de gente pero solos, con todos el tiempo de mundo pero sin poder avanzar, nosotros somos el monstruo – rió señalando el tercer cuadro – ¿ves la ironía? – preguntó a Douglas sin borrar la sonrisa, pero sin alegría verdadera en su rostro.

Asintió en respuesta a su pregunta sobre la  razón por la que no quería enseñarle sus pinturas. – Mis cuadros me delatan, saben que no soy ya una niña y descubren mis secretos – miró una vez más los cuadros y, sin previo aviso, tomó el abrecartas que reposaba sobre la mesa  lo clavó en el lienzo de uno de los cuadros, destrozando la pintura con furia.



Spoiler:


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 41
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle, twinkle, Little Star [Madie]

Mensaje por Douglas Baker el Jue Nov 17 2016, 20:28

Douglas sonrió con tristeza en cuanto escuchó la confesión de su compañera acerca de los monstruos. Prefería verse a sí mismo como un ser olvidado, un prisionero de un mundo que no le necesita más. Los monstruos no eran los prisioneros según su filosofía, sino los carceleros, aquellos que les obligaban a permanecer en un mundo que no querían. La naturaleza misma era la monstruosa. Aquello que habían dejado pendiente era el monstruo. El hotel mismo lo era. Pero no ellos, ellos eran únicamente unas víctimas, y le dolió que no fuera así como lo veía Madeline. Igualmente asintió, dándole la razón y comprendiendo que no todos podían pensar de la misma manera.

Pensó que la conversación continuaría pacífica como hasta entonces pero Madeline no parecía tener las mismas ganas que él de dejarlo ahí. Cogió un abrecartas y empezó a apuñalar uno de los lienzos, haciéndolo girones a una velocidad alarmante y acusándolo de chivato. No era aquello lo que había esperado de ella el pianista pero optó por creer que aquella violencia asesina no era intrínseca de su carácter. Fue por ello por lo que se colocó detrás de ella y con sumo cuidado colocó su mano sobre la que ella usaba para sostener aquel elemento punzante.

Los cuadros cuentan secretos que no quieres que sean contados —comentó entristecido contra su oído. Alargó la mano que se encontraba sobre la mano contraria e intentó rozar con sus dedos el abrecartas, intentando que ella no se sintiera intimidada por estar a punto de ser desarmada—. Muchos cuadros merecen morir por ser unos bocazas —acusó, endureciendo su voz— …pero eso no quiere decir que tengamos que hacerlo. Hay cárceles que se encargan de ajusticiar a los culpables —le explicó, cerrando su mano sobre el abrecartas e intentando sacárselo.

Se incorporó entonces, observándola con una pequeña sonrisa que intentaba trasmitir confianza y calma.

¿Por qué en vez de destruirlos no entierras los cuadros? ¿O los guardas en algún lugar secreto que únicamente sepas tú? Nosotros mejor que nadie comprendemos que la memoria es perecedera y que si no hacemos nada para pasar a la historia, ésta nos olvidará —explicó, esperando que ella le comprendiera. Ambos eran artistas y ambos expresaban lo que sentían para que los demás pudieran entenderlos. Ambos eran artistas y se comportaban como tales: querían pasar a la historia y ser recordados gracias al producto de sus manos.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 24
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.