Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 20/07/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

Elizabeth Graves

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Elizabeth Graves

Mensaje por Elizabeth Graves el Lun Nov 14 2016, 18:19

Performer
Contrato de:
Elizabeth Graves
Nombre completo:
Elizabeth Graves
Nombre artístico:
”Dalila”
F. de nacimiento:
12/04/1894
Género:
Femenino.
Procedencia:
Inglaterra
Estado civil:
Soltera

1. ¿Tienes alguna habilidad especial o alguna deformidad? Algo que te haga único.
Solo hay una cosa que me haga “especial” y sabes bien cual es. Puedo recordar todo lo que hice en mis vidas pasadas, he vivido muchas épocas diferentes y también muchas muertes, pero ninguna me llevó al paraíso, ni siquiera al infierno, solo había oscuridad y un nuevo rostro dándome la bienvenida al mundo.  

2. ¿Cómo llegaste a mi circo?
Buscando a su dueño – rie – mi vida no ha sido emocionante, no tengo familia y mis amigos no me comprenden. Quiero vivir, sé que me queda poco tiempo y quiero disfrutarlo, saborear la vida un poco más antes de volver a empezar de cero.

3. ¿Cuál será tu show o tu trabajo dentro del circo?
Tengo experiencia con animales así que espero conseguir trabajar con ellos, he oído que el domador de osos busca una ayudante. ¿Cómo crees que me vería con un vestido brillante en el escenario? – se carcajea.  

4. ¿Cómo te definirías y cómo crees que lo harían los demás?
Me considero buena persona, soy bastante atenta con todo el mundo, a veces incluso protectora con mis conocidos. No me gustan las injusticias, así que alguna vez me he metido en problemas por defender a alguien, ¿Qué puede hacerme?¿matarme? Creo que tengo una personalidad dulce y encantadora. En lo referente a los demás… por alguna razón me han dicho que soy mandona, cabezota, que grito demasiado y que soy muy pesada, no sé de donde sacan eso, yo creo que no soy así. Bueno…a veces si intento controlar un poco lo que pasa a mi alrededor, pero eso es porque me gusta que las cosas se hagan bien y yo sé como hacerlas bien. Pero como soy una mujer pequeñita la gente no me hace caso, y claro, no me voy a callar porque otros me lo digan.

5. ¿Qué es lo más extraño que te ha pasado en la vida? ... Hasta ahora.
Yo…no es algo de lo que me guste hablar, me encontré en medio de uno de los sucesos más horribles de la historia, al menos para mí. Yo vivía en Salem por aquel entonces, mi padre regentaba una posada y yo trabajaba allí con él. Llevaba una vida bastante simple y feliz, me gustaba relacionarme con los residentes e incluso tenía un pretendiente, el hijo del panadero, era encantador. Pero entonces ocurrió lo peor, el pastor del pueblo fue asesinado de manera horrible, por brujas, o eso nos dijeron. Culparon a un asentamiento gitano y el pueblo enfurecido fue a por ellos sin piedad. Los mataron a todos, fue una pesadilla en la que no quise participar. Incluso quemaron a una chica, era aun más joven que yo, y ella nos maldijo a todos. Yo morí esa noche, asesinada por uno de mis vecinos.

6. ¿Cuáles son los aspectos más importantes de tu historia?
Nací aquí en Salem y, como ya dije, crecí al cuidado de mi padre, ya que mi madre falleció en el parto. También tenía un hermano un par de años más pequeño, pero él se fue de Salem en busca de trabajo, ya que no quería dedicarse a lo mismo que su padre, quería vivir aventuras. Yo trabajaba para mi padre en la posada que regentaba, tenía una vida maravillosa, o al menos me lo parecía cuando mi mente no imaginaba que pudiera existir algo más que mi pequeño pueblo. Ya pensaba en mi futuro, era muy mayor para seguir soltera, nunca fui una mujer fácil y yo quería complacer a mi padre por encima de cualquier cosa. Pero apareció Elijah, el hijo del panadero, que era un año mayor que yo y el hombre más encantador que había conocido. Habíamos empezado a hablar de matrimonio, iba a pedir mi mano a mi padre para que nos diera su bendición. Incluso habíamos elegido los nombres para nuestros hijos. Ni nos imaginábamos que eso nunca llegaría a ocurrir. Tenía veintiséis años cuando aconteció la desgracia. El pastor del pueblo fue asesinado, alguien había hecho un ritual infernal con su cuerpo, su cabeza…ni siquiera quiero recordar aquella imagen. El pueblo entero esta horrorizado y furioso, y mi padre no tardó en encontrar a un culpable, los gitanos que había llegado recientemente a Salem. Fueron a por ellos sin compasión. Fui tras la turba movida por la curiosidad, pero lo que vi me hizo arrepentirme. Los gitanos solo querían marcharse, pero no les dejaron, los echaron al fuego, lo gritos de los niños recorrieron todo el pueblo. Y luego cogieron a aquella pobre chica, decían que era una bruja y que el fuego purgaría sus pecados. Recé todas las oraciones que sé más de una vez por aquella chica, y entonces la escuché. Nos maldijo a todos y, aunque una parte de mi la odia por ello, no puedo evitar comprenderla. Salí corriendo tras mi padre, que regresaba a la posada, pero no lo alcancé. La gente empezó a enloquecer, se peleaban entre ellos con la misma rabia que antes habían dirigido hacia los gitanos. Uno de ellos la alcanzó y comenzó a golpearla, al menos ocurrió antes de que la maldición le afectase, o eso pensaba.

Cuando desperté todo era diferente, al principio no era capaz de comprender lo que ocurría, ya no era yo. Los recuerdos de mi pasado no llegaron inmediatamente, fueron llegando como gotas que caían lentamente sobre mi. Para cuando tenía siete años ya recordaba perfectamente mi antigua vida, había vuelto a nacer, pero en un lugar muy diferente. Ya no estaba en Salem, en esa ocasión estaba en Europa. En cuanto cumplí edad suficiente para marcharme me dirigí de vuelta a mi antiguo hogar, buscando los restos de una vida que para mi era la única real. Para mi sorpresa, mi padre me esperaba allí, pude verlo, casi con la misma claridad que te veo a ti. Allí me encontré con mi hermano, que había decidido recuperar la posada de su padre y convertirla en un espléndido hotel. Me reconoció al momento, pensé que no creería la verdad, pero conocía la historia de la maldición y había hablado con nuestro padre. Desgraciadamente cuando cumplí veintiséis años tuve un accidente, me golpee la cabeza y fallecí en ese mismo instante. Todo comenzó de nuevo, pero partir de entonces me dediqué a ayudar a mi hermano levantar la posada, la convertimos en un hotel, y cuando mi hermano murió continué sola. Eso era lo único que me importaba, y así fue durante varias vidas. Pero al mismo tiempo cada vida me desgastaba, estaba hastiada, llegué a odiar el hotel que se había convertido en mi vida. Había presenciado muchas épocas diferente y había vivido más años que cualquiera, pero no tenía una vida real. Sabía que al cumplir los veintiséis, cuando llegara el aniversario de aquel terrible suceso, moriría de nuevo, y estaba desperdiciando mi tiempo por complacer a un padre que ya ni siquiera esa eso. Decidí dejarlo, en esa ocasión, cuando muriera, lo haría también el hotel.

En mi siguiente vida no regresé a Salem, me quedé en la ciudad en la que había nacido, en Francia. Disfruté de los caprichos de la juventud, me enamoré y me casé. Pensé que si no estaba en Salem la maldición no me alcanzaría, o que me perdonaría y podría vivir unos años más al lado de su esposo. Descubrió que estaba embarazada, iba a tener un hijo, una familia propia, no podía ser más feliz, ni tampoco estar más asustada por todo lo que podía perder. Tenía veintiséis en esa época, me faltaba solo unos meses para dar a luz y fui especialmente cuidadosa. No salía de casa, por miedo a que alguien me hiciera daño, tampoco me movía demasiado, iba de la cama a una silla de mimbre donde miraba por la ventana. En esa ocasión no permitiría que hubiera ningún accidente, no permitiría que la maldición me alcanzara. Pero entonces, cuando llegó el día, estaba en la cama y empecé a sangrar. Un dolor terrible nacido de mi vientre me impedía incluso gritar, nunca había sentido nada tan horrible. Mi esposo llegó y se acercó corriendo a mi, estaba asustado, lo vi en sus ojos, pero no tanto como yo. Fallecí por la pérdida de sangre, pero eso no era lo más doloroso, sino que mi pequeño, mi bebé murió conmigo ese día. Desde ese momento decidí que nunca más intentaría tener familia.

En esta vida nací en Inglaterra, y como ya se convirtió en costumbre, viví mi vida sin pensar en el pasado. Estudié de nuevo, en esta ocasión veterinaria, ya que nacía en una granja y desde el primer momento de mi vida tuve contacto con los animales. Me trasladé a la capital para completar mis estudios, ignorando las malas miradas de muchos. Al menos logré completar sus estudios, poniendo mucho de mi cuenta. Volví a la granja familiar para ayudar a mis padres y, cuando ellos fallecieron, me quedé un tiempo trabajando algunas veces para viejos amigos de la familia que necesitaban ayuda con sus animales cuando enfermaban. Pero con el tiempo me cansé de estar sola, no era la vida que quería, era monótona y aburrida, mi muerte se acercaba y no quería que perder más tiempo. Por eso me trasladé a Salem de nuevo, estuve persiguiendo este circo. Fue fácil gracias al escándalo de Baltimore, salió en el periódico y no me costó seguir la pista hasta Salem. Estoy aquí para ver a Kóstyk, lo conocí hace un tiempo, varias veces la verdad, es el único que conoce mi secreto. Y, por qué negarlo, siempre quise vivir en un circo.

7. ¿Qué harías en caso de recibir agresiones, burlas y tomates podridos?
Pues perseguirlos, regañarles y exponerles por que lo que están haciendo está mal. Hay que educar a la gente para evitar ese tipo de cosas, y no se van a librar de unos gritos.

8. ¿Qué harías si te encuentras un unicornio?
¿Un unicornio? He visto muchas cosas raras pero nunca un unicornio. Supongo que iría corriendo a buscar a alguien para asegurarme de que no estoy viendo visiones.

9. Otros detalles a tener en cuenta.

• Recuerdo todas mis vidas pasadas.
• Siempre fallezco a los 26 años, en el aniversario de la maldición.
• Tengo muchos conocimientos de veterinaria, he sido profesora, ama de llaves, institutriz, y otras muchas cosas.

10. Por último... Háblame de tus miedos ¿A qué le temes?
Por razones evidente me aterrorizan las brujas, generalmente me incomoda cualquier tipo de magia.

(1) No se da remuneración por accidentes. (2) La comida y lugar donde vivir se descuenta del sueldo. (3) Contamos con médico/veterinario propio por lo que no se pagará un médico externo.(4) Las funciones diarias las hacen todos sin importar lo divos que sean. (5) El horario de trabajo es cuando se le requiera. (6) Quien haga sindicato será degradado a limpiador de mierda de elefante.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 31
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: Elizabeth Graves

Mensaje por Kóstyk Záitsev el Lun Nov 14 2016, 21:01

Contratada
¡Si! nos hemos visto, muchas veces incluso.
Que bueno tenerte acá en el circo, las cosas se ponen un poco raras últimamente, había evitado a Salem como a la lepra, pero bueno, estamos de vuelta, después de siglos. No negaré que me asusta un poco, especialmente porque me estoy encontrando con gente del pasado...
Como sea ¡Bienvenida! seguro el domador estará tan feliz como yo de tenerte cerca, sólo te aconsejo que mires hacía adelante al caminar, no vaya a ser que te den un rodillazo sin querer.


Playing:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 400
Custom 5 - Kóstyk

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.