Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 20/07/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

The bastard [Jakoc Rohde]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The bastard [Jakoc Rohde]

Mensaje por Jakoc Rohde el Miér Mar 15 2017, 03:58

Malleus Malificarum
se afirma que una sólida creencia en los brujos no es doctrina católica: véase el capítulo 26, pregunta 5 de la obra de Epíscopo. Quien crea que cualquier criatura puede ser cambiada para mejor o para peor, o transformada en otra cosa u otro ser, por cualquiera que no sea el Creador de todas las cosas, es peor que un pagano y un hereje. De manera que cuando informan que tales cosas son efectuadas por brujos, su afirmación no es católica, sino simplemente herética. Más aun, no existe acto de brujería que posea efecto permanente entre nosotros. Y esta es la prueba de ello: que si así fuera, sería efectuada por obra delos demonios. Pero asegurar que el diablo tiene el poder de cambiar los cuerpos humanos e infligirles daño permanente no parece estar de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia. Porque de este modo podrían destruir el mundo' entero, y llevarlo a la más espantosa confusión.
Más aún, toda alteración que se produce en el cuerpo humano -por, ejemplo el estado de salud o el de enfermedad - puede atribuirse a causas naturales, como nos lo demostró Aristóteles en su séptimo libro de la Física. Y la mayor de estas causases la influencia de las estrellas. Pero los demonios no pueden inmiscuirse en el movimiento de las estrellas. Esta es la. opinión de Dionisio en su epístola, a San Policarpo. Porque eso sólo puede hacerlo Dios. Por lo tanto es evidente que los demonios no pueden en verdad efectuar ninguna transformación permanente en los cuerpos de los humanos; es decir, ninguna metamorfosis real Y de ese modo debemos atribuir la aparición de cualquiera de esos cambios a alguna causa oscura y oculta.
Y el poder de Dios es más fuerte que el del diablo, así que las obras divinas son más verdaderas que las demoníacas. De donde, cuando el mal es poderoso en el mundo, tiene que ser obra del diablo, en permanente conflicto con la de Dios. Por lo tanto, como es ilegal mantener que las malas artes del demonio pueden en apariencia superar la obra, de Dios, del mismo modo es ilegal creer que las más nobles obras de la creación, es decir, los hombres y los animales, puedan ser dañadas o estropeadas por el poder del diablo. Más aun, que lo que se encuentra bajo la influencia de un objeto material no puede tener poder sobre los objetos corpóreos. Pero los demonios están subordinados a ciertas influencias de las estrellas, porque los magos observan el curso de determinadas estrellas para invocar a los demonios. Por lo tanto, ellos carecen del poder de provocar cambio alguno en un objeto corpóreo, y de ahí que las brujas poseen menos poder que los demonios.
Jakoc no tuvo una vida fácil. Nació en una familia pobre, con dos hermanas de las que tuvo que hacerse cargo mientras su madre trabajaba. Su padre, un borracho sin el más mínimo amor por la familia, iba y venía sin previo aviso. Le resultaba imposible mantener un trabajo por su alcoholismo y su fuerte carácter más de una vez le había constado varios golpes a su madre. Ese fue el ejemplo con el que Jakoc se crió y quien le enseñó que las mujeres solo existían para una cosa, calentar su cama y lavar su ropa. Esta situación hizo que se buscara la vida, desentendiéndose cada vez más de su familia. Comenzó a robar para conseguir lo que quería, bebía en tabernas mugrientas mucho antes de ser considerado un adulto, buscaba mujeres con las que desfogarse. Los robos fueron cada vez a más, pasando de algunas carteras a tiendas hasta que empezó a llamar la atención entre lo más bajo de la sociedad. Antes de darse cuenta sus crímenes había pasado a una nueva escala cuando en un robo en una casa fue descubierto y se vio obligado a matar al empleado que trataba de dar la voz de alarma. Después de que la sangre manchase sus manos todo fue diferente, la vida humana empezó a carecer de importancia y mucha gente se aprovechó de esa nueva situación. Uno de sus socios fue el primero en pagarle por matar a un viejo usurero que le reclamaba dinero. Pronto se corrió la voz y sus servicios fueron reclamados incluso por las buenas gentes que podían verse los domingos en misa, con sus caros ropajes y su altanería.

Desgraciadamente sus crímenes llamaron la atención de las autoridades sobre su cabeza, y la amenaza de que una soga rodeara su cuello se volvió demasiado real. Esa fue la razón por la que abandonó Alemania, huyendo de la justicia en busca de una vida nueva. Su destino fueron los Estados Unidos, el país de las esperanzas según decían. Realizó algunos trabajillos poco importantes, esta vez dentro de la ley, tratando de mantenerse hasta que encontró la Casa de las pesadillas del Dr. Zaitsev, un circo donde podría comenzar una nueva vida, lo suficientemente lejos de la normalidad para que las autoridades no o encontrasen, y lo suficiente cerca de la depravación para llevar el estilo de vida que tanto le gustaba. Decidió encargarse de la doma de grandes felinos, su experiencia con los animales era poca, pero sabía imponer respeto y convertirse en el líder de la manada. Con el tiempo logró convertirse en un verdadero domador, dando grandes espectáculos en la carpa.

La vida le daba todo lo que necesitaba, pero nunca había sido una persona que se conformase, quería más. Había llegado el momento de sentar la cabeza, tener una mujer que lo mimase y dejar descendencia que le recordase una vez se hubiera ido. No fue mucho después cuando un amigo de su vieja patria le habló de una mujer. Sus padres querían casarla, no sabía las circunstancias, pero con la palabra de su amigo, que le había asegurado que era mujer hermosa y atenta, no dudó en acceder. Fue así como conoció a Norma, la que sería su futura esposa. Ni cuarenta y ocho horas pasaron antes de que la feliz pareja de diera el si quiero.

La vida en pareja resultó ser mejor de lo esperado, la mujer era preciosa, lo complacía en todo lo que deseara, incluso se convirtió en su ayudante en el circo. La atracción física había sido inmediata, y posteriormente el tiempo trajo consigo un entendimiento que no habría imaginado. Llegó a pensar que el matrimonio podría funcionar y que había encontrado a la mujer perfecta para él. Sin embargo, Norma se quedó embarazada, y aunque Jakoc recibió la noticia con total felicidad, la atracción menguaba cada vez más a medida que su hija se desarrollaba en el interior de su esposa. Fue entonces cuando Jakoc volvió a sus viejos habitos y comenzó a buscar mujeres, amantes que le diese lo que ya no deseaba de su mujer, la emoción que el matrimonio ya no tenía.

El nacimiento de su hija fue un momento feliz, la adoró como solo un padre puede adorar a una hija. Tallaba juguetes para ella, la llevaba a conocer las nuevas ciudades en las que el circo se estacionaba, iba cada noche a darle un beso de buenas noches, incluso aunque luego desapareciera la noche entera. La atención que dedicaba a su esposa, en cambio, nunca volvió, tenía otras mujeres y Norma ya no despertaba su deseo. Su papel había pasado a ser quien cuidase a su hija y el hogar mientras é no estaba. Esa era su responsabilidad, lo único que tenía que hacer bien, y por esa razón el día que su hija falleció todo su odio se volvó contra ella.

Había sido un accidente con los leones, su pequeña nunca debería haber estado allí, no tan cerca, solo él podía llevarla a ver a las fieras. Desde el momento en que su ángel voló el infierno ardió en la tierra para Norma y para él. El matrimonio que en un momento había parecido idílico se había convertido en una pesadilla, unas cadenas que lo arrastraban y lo aprisionaban. Norma ya solo era un recordatorio del dolor de la perdida de Louisa, por lo que buscó consuelo en las demás mujeres. Había una especial, lo complacía como Norma ya no hacía, no discutía, solo obedecía, y decidió que ella sería su nueva vida. Decidió que huiría con ella, ya que el circo era un recuerdo más que le atormentaba. Pero eso no ocurrió, su amante apareció muerta el día que debían partir.

Se quedó en el circo, sin un destino fijo al que ir ya, pero fue unos meses más tarde cuando descubrió la verdad sobre lo que había pasado. Su esposa era la culpable, ella había asesinado a su amante para mantenerse en desdicha. La furia se apoderó de él, dejando salir no solo la furia momentánea sino la ira retenida por meses. Sentía su pulso en las manos mientras estas rodeaban su cuello y apretaban, cada vez más, estaba dispuesto a matarla, una vida por otra, pero de repente lo único que había era oscuridad. Apareció en el hotel Black Swan totalmente confuso, no sabía que había muerto, pero no tardaron en informarle de ello. Para entonces la furia ya se había asentado en su interior y el pensamiento que lo obsesionaba era la venganza. Todo mucho, demasiado para su gusto, pero al fin lo logró, encontró a su mujer en la bañera, el mismísimo día de San Valentin, tan poético, como una señal. La retuvo bajo el agua con fuerza, ahora podía hacerlo, había practicado mucho para ello, y no la soltó hasta que dejó de respirar.

No esperaba que su esposa apareciera también en el hotel, maldijo a su destino por aquella sorpresa. Pero algo era diferente, la mujer dócil con la que se había casado ya no estaba. ¿Había ignorado su cambio todo ese tiempo? Tal vez fuera así. Pero la verdad era que la nueva Norma era excitante, con carácter, despertó un nuevo interés en él que se enfrentaba al odio que sentía hacia ella. Ese es el baile que interpretan desde entonces, incluso después de que algo los arrastrara al circo. Tras el viaje temporal que sufrió el circo, Norma se empeñó en ser domadora y que él fuera su asistente. ¡ÉL! Las discusiones y enfrentamientos no llegaron a ningún punto, por lo que Jakoc tomó la decisión de buscar un nuevo espectáculo, uno más relacionado con su antigua vida, donde los cuchillos eran sus mejores amigos.
Jakoc Rohde
Nombre: Jakoc Rohde
Fecha de nacimiento: 12/06/1880
Fecha de defunción: 08/12/1916
Género: Masculino
Procedencia: Alemania
Estado civil: Casado
Otros:
• Su hija fue lo mejor que tuvo en su vida y desde su muerte está lleno de ira, que arrastró con él tras su muerte.
Pneuma



*My paradise*
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 4
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: The bastard [Jakoc Rohde]

Mensaje por The Fool el Jue Mar 16 2017, 00:03

Aceptada
Recuerda hacer tus registros.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 427
Administración

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.