Últimos temas
» Kindness || Jørgen
Mar Oct 17 2017, 11:48 por Jørgen Bak

» Full Moon || Privado.
Lun Oct 16 2017, 14:11 por Christopher Dallas

» Tienda de batalla
Lun Oct 16 2017, 13:44 por Christopher Dallas

» The day after || Jack
Dom Oct 15 2017, 16:34 por Nicola Stracci

» [Benton] En pos de "Él" - Kangee
Sáb Oct 14 2017, 19:45 por Kangee

» Cierre de temas
Sáb Oct 14 2017, 18:58 por Kangee

» Los pequeños detalles que importan || Nicola Stracci [flashback]
Sáb Oct 14 2017, 13:51 por Kóstyk Záitsev

» [Aberdeen] This place is scary|| Jude.
Sáb Oct 14 2017, 13:24 por Kóstyk Záitsev

» [Benton] Conozco tu nombre || Valentina
Sáb Oct 14 2017, 13:07 por Valentina Ferragamo

» [Benton] El "chico" nuevo || Patrick [04-12-29] [+18]
Sáb Oct 14 2017, 12:40 por Dieter Jaeger

Afiliaciones
Hermanas 4/5
Élite 10/20
Directorios 6/8
Última limpieza 09/10/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

Holly Winter

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Holly Winter

Mensaje por Holly Winter el Lun Mar 27 2017, 00:18

Malleus Malificarum
se afirma que una sólida creencia en los brujos no es doctrina católica: véase el capítulo 26, pregunta 5 de la obra de Epíscopo. Quien crea que cualquier criatura puede ser cambiada para mejor o para peor, o transformada en otra cosa u otro ser, por cualquiera que no sea el Creador de todas las cosas, es peor que un pagano y un hereje. De manera que cuando informan que tales cosas son efectuadas por brujos, su afirmación no es católica, sino simplemente herética. Más aun, no existe acto de brujería que posea efecto permanente entre nosotros. Y esta es la prueba de ello: que si así fuera, sería efectuada por obra delos demonios. Pero asegurar que el diablo tiene el poder de cambiar los cuerpos humanos e infligirles daño permanente no parece estar de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia. Porque de este modo podrían destruir el mundo' entero, y llevarlo a la más espantosa confusión.
Más aún, toda alteración que se produce en el cuerpo humano -por, ejemplo el estado de salud o el de enfermedad - puede atribuirse a causas naturales, como nos lo demostró Aristóteles en su séptimo libro de la Física. Y la mayor de estas causases la influencia de las estrellas. Pero los demonios no pueden inmiscuirse en el movimiento de las estrellas. Esta es la. opinión de Dionisio en su epístola, a San Policarpo. Porque eso sólo puede hacerlo Dios. Por lo tanto es evidente que los demonios no pueden en verdad efectuar ninguna transformación permanente en los cuerpos de los humanos; es decir, ninguna metamorfosis real Y de ese modo debemos atribuir la aparición de cualquiera de esos cambios a alguna causa oscura y oculta.
Y el poder de Dios es más fuerte que el del diablo, así que las obras divinas son más verdaderas que las demoníacas. De donde, cuando el mal es poderoso en el mundo, tiene que ser obra del diablo, en permanente conflicto con la de Dios. Por lo tanto, como es ilegal mantener que las malas artes del demonio pueden en apariencia superar la obra, de Dios, del mismo modo es ilegal creer que las más nobles obras de la creación, es decir, los hombres y los animales, puedan ser dañadas o estropeadas por el poder del diablo. Más aun, que lo que se encuentra bajo la influencia de un objeto material no puede tener poder sobre los objetos corpóreos. Pero los demonios están subordinados a ciertas influencias de las estrellas, porque los magos observan el curso de determinadas estrellas para invocar a los demonios. Por lo tanto, ellos carecen del poder de provocar cambio alguno en un objeto corpóreo, y de ahí que las brujas poseen menos poder que los demonios.
Holly nació en las cuadras de una gran finca en las afueras de Bodie, entre los gritos de su madre que, alejada de las canciones navideñas, no se contuvo a la hora de parir.
Era de noche entonces, y la mayoría de los empleados se encontraban en la mansión atendiendo al señor de la casa en aquella brillante nochebuena, sólo su madre, acompañada por su padre, se habían quedado en las cuadras para dar a luz a una criatura llorona y sonrosada como lo fue Holly, una vida que se abrió paso arrebatando otra.
Su madre murió horas después del parto, con la bebé en sus brazos, y al día siguiente fue enterrada en los mismos terrenos de su señor, con todo el dolor de un hombre que había perdido a su esposa.

Holly se crió sola con su padre, quien solía estar muy ocupado en sus tareas en la gran finca, y también con el resto del servicio en las barracas.
Iba de acá para allá, creciendo como una niña muy curiosa, y tuvo la suerte de que uno de los empleados, que antes había sido escriba, la enseñó a leer y escribir, cosa que es hasta la fecha su regalo más preciado, pues sabe que no todas en su situación tienen tanta suerte.

Su vida era aburrida, agotadora. Cuando creció lo suficiente la enseñaron a hacer tareas del hogar, y también empezó a servir como empleada en la casa, y aunque no era una vida tan mala, pues al menos se aseguraba la comida y un techo, Holly siempre había tenido otros sueños. Viajar, conocer el mundo que se estaba perdiendo allí varada, y sobretodo ser más feliz de lo que podía serlo en aquel lugar.

Por un tiempo se emparejó con otro sirviente, pero sus maneras toscas y su poco seso terminaron por desencantarla, razón por la cual se hizo mala fama después. "No es una buena mujer", decían, y Holly se limitaba a pasar el tiempo libre jugando con los cachorros de las perreras del señor, y de leer cuanto libro acabara en sus manos.
"Los libros le están llenando la cabeza de estupideces", "Si no se casa pronto será una solterona para toda la vida", cosas así eran el pan de cada día, y Holly no hacía sino soñar con volar... Volar lejos de allí.

Aguantó aquella vida todo lo que pudo por su padre, a quien amaba, pues cada vez estaba más anciano y enfermo, pero cuando él finalmente falleció supo que ya no le quedaba nada que la atara a la finca. Fue el momento más doloroso de su vida el perderlo, pero a la vez fue un alivio pues podría dejar atrás todo aquello.
Tenía 25 años cuando sucedió, y como correspondía le guardó luto y empezó a empacar sus cosas sin contar realmente cuáles eran sus intenciones...
Había oído de boca de otros empleados que un terrorífico circo había aparecido de la nada en Bodie, y en él vio su oportunidad de enrolarse en una aventura que le hiciera ver la vida con otros ojos. Holly idealizó la experiencia que tendría, sin barajar la posibilidad de que pudiera ser una vida peor que la que estaba llevando en la mansión, pero valía la pena intentarlo si con ello empezaba a vivir de verdad.

Se mezcló entre la gente del circo, y si le preguntaban quien era o de dónde había salido simplemente respondía, con una sonrisa y muy convincente, que el dueño del circo la había contratado.
La costura se le daba bien, llevaba haciendo labores como esa toda su vida en la finca, y sin que nadie le hubiera dicho nada se ocupó de ese trabajo. Remendar trajes viejos y confeccionar otros nuevos.
Algunos ni siquiera se dieron cuenta que ella, al igual que el circo, también apareció de la nada, y esta segura de poder hacerle creer al dueño del circo que la contrató si es que algún día se lo encuentra.
Holly
Nombre: Holly Winter
Fecha de nacimiento: 25/12/1904.
Género: Femenino.
Procedencia: Bodie, California.
Estado civil: Soltera.

"No quiero quedarme varada aquí, quiero sentir lo que es estar viva, que los fantasmas no me amarren a algo que detesto, quiero ser libre, quiero ser feliz, y quiero ser yo misma."
Carny
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 16
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: Holly Winter

Mensaje por The Fool el Lun Mar 27 2017, 00:41

Aceptada
Recuerda hacer tus registros.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 431
Administración

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.