Últimos temas
» The beast || Lucien
Hoy a las 09:28 por Mitra Shabag

» Saut périlleux || Klaus § Werther. [continuación]
Hoy a las 05:42 por Dorian Moreau

» Through the devil softly|| Japhet
Hoy a las 05:18 por Lucien Delacroix

» This pain is ours|| Patrick.
Hoy a las 05:03 por Lucien Delacroix

» ¿Pelea? | Abierto
Ayer a las 20:57 por Kangee

» Par de extraños|| Patrick
Ayer a las 20:05 por Patrick

» Cierre de temas
Ayer a las 06:54 por Ebony Dankworth

» You`re here || Malcolm
Ayer a las 06:51 por Ebony Dankworth

» Surprise || Malcolm
Ayer a las 06:30 por Charlene White

» Revenge || Christian Goodman
Ayer a las 00:08 por Gwenevere

Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 19/06/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

Peter Sugar {ID} || Las marionetas no tienen pasado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Peter Sugar {ID} || Las marionetas no tienen pasado

Mensaje por Peter Sugar el Jue Abr 20 2017, 06:29

Malleus Malificarum
e afirma que una sólida creencia en los brujos no es doctrina católica: véase el capítulo 26, pregunta 5 de la obra de Epíscopo. Quien crea que cualquier criatura puede ser cambiada para mejor o para peor, o transformada en otra cosa u otro ser, por cualquiera que no sea el Creador de todas las cosas, es peor que un pagano y un hereje. De manera que cuando informan que tales cosas son efectuadas por brujos, su afirmación no es católica, sino simplemente herética. Más aun, no existe acto de brujería que posea efecto permanente entre nosotros. Y esta es la prueba de ello: que si así fuera, sería efectuada por obra delos demonios. Pero asegurar que el diablo tiene el poder de cambiar los cuerpos humanos e infligirles daño permanente no parece estar de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia. Porque de este modo podrían destruir el mundo' entero, y llevarlo a la más espantosa confusión.

Más aún, toda alteración que se produce en el cuerpo humano -por, ejemplo el estado de salud o el de enfermedad - puede atribuirse a causas naturales, como nos lo demostró Aristóteles en su séptimo libro de la Física. Y la mayor de estas causases la influencia de las estrellas. Pero los demonios no pueden inmiscuirse en el movimiento de las estrellas. Esta es la. opinión de Dionisio en su epístola, a San Policarpo. Porque eso sólo puede hacerlo Dios. Por lo tanto es evidente que los demonios no pueden en verdad efectuar ninguna transformación permanente en los cuerpos de los humanos; es decir, ninguna metamorfosis real Y de ese modo debemos atribuir la aparición de cualquiera de esos cambios a alguna causa oscura y oculta.

Y el poder de Dios es más fuerte que el del diablo, así que las obras divinas son más verdaderas que las demoníacas. De donde, cuando el mal es poderoso en el mundo, tiene que ser obra del diablo, en permanente conflicto con la de Dios. Por lo tanto, como es ilegal mantener que las malas artes del demonio pueden en apariencia superar la obra, de Dios, del mismo modo es ilegal creer que las más nobles obras de la creación, es decir, los hombres y los animales, puedan ser dañadas o estropeadas por el poder del diablo. Más aun, que lo que se encuentra bajo la influencia de un objeto material no puede tener poder sobre los objetos corpóreos. Pero los demonios están subordinados a ciertas influencias de las estrellas, porque los magos observan el curso de determinadas estrellas para invocar a los demonios. Por lo tanto, ellos carecen del poder de provocar cambio alguno en un objeto corpóreo, y de ahí que las brujas poseen menos poder que los demonios.
Erase mucho tiempo atrás en el que Peter Sugar recordaba su vida como gitano. A veces los recuerdos eran tan borrosos que el propio titiritero dudaba de su autenticidad. Si alguien se le acercaba preguntando cuál era su recuerdo más temprano de su vida pasada, Peter Sugar recordaría justamente el momento en que huyó de Rumania, cuando ya la presencia del pueblo gitano era insostenible para el cristiano. Tenía vagos recuerdos, que más que por un accidente que había padecido entre sus huidas, en realidad poco recordaba de su pasado porque él mismo se había empeñado en olvidarlo, borrarlos… tan desahuciado se sentía frente al mundo, que Peter consideraba en ocasiones que el pasado podía ser solo eso, un lastre, y que tan solo quedaba vivir, sobrevivir, el presente como mejor podías. Sugar recuerda que tuvo una hermana, y era quien más le protegió incluso de su familia que lo observaba como una ‘gallina de oro’ , todo a causa de su extraña enfermedad. Recuerda que justamente por su enfermedad le daban dinero porque era una rareza. Tan solo debía exponerse al público desnudo para que todos pudieran ver lo flexible que era, "si se movía así pagan, y si se dejaba tocar, pagaban más".  Recuerda que una vez alguien le señaló el miembro y le decía “que quería jalárselo para saber qué tanto llegaba” . Ellos eran gitanos…  Ehlers-Danlos se llama la enfermedad.

Recuerda muy bien una vez cuando un cristiano le corto las manos a un gitano por robar pan. También recuerda que su hermana le pedía siempre que saliera y volviera temprano. A su hermana le golpearon una vez y Peter Sugar, que para ese entonces se llamaba Dragomir, lloró toda la noche por ella. Su hermana creía en seres extraños y tenía un muñeco extraño debajo de la cama que él temía… Recuerda que  su padre nunca estaba en casa y su madre… bueno, tampoco la recuerda demasiado. Recordaba que las  fiestas de los gitanos estaba cargado de muchos bailes y luces, allí le vio las bragas a una muchacha que le gustaba, no dejó de pensar en ello toda la noche... se masturbó, se ensució, y se odió a si mismo por sentirse sucio...

Se fueron de Rumania porque los cristianos decidieron esclavizarlos, y quien se oponía los asesinaban, su hermana no quería ser una esclava y por eso se fueron. No podía vivir sin ella. A partir de allí no supo más de sus padres y él lo considero un alivio. Viajó a muchas partes de Europa entre atropellos, infiltrados entre los trenes,  carretas o caminando…. Era una época agotadora, de mucha hambruna y angustia. No recuerda exactamente donde llegó pero a París jamás la pudo olvidar, porque le gustaba la torre Eiffel y porque todo tenía luces…. Ya no recuerda lo demás, ¡ah no, espera!, Gautier  era el nombre de su primera mascota, un perro lazarillo.  Murió de viejo, fue un buen compañero y jamás se quejaba ni ladraba tanto. La vida en París fue extraordinaria, pero su estadía fue breve… allí tampoco gustaban de los gitanos. Recordaba muy bien que antes de marcharse, París le traía muchos recuerdos, allí robó y golpeo a un amigo. Vio a su hermana follar y supo que el sexo le desagradaba. Durmió en las plazas más iluminadas, y pudo reírse por primera y última vez a tal punto que pensaba que su mandíbula se caería. Le gustaba el teatro, especialmente la comedia trágica y lo absurdo.

Tuvo que irse de París porque a su hermana la quemaron viva de supuesta brujería. Castigo brutal que aún se practicaba en Francia. Otra vez los cristianos, seres detestables, pensaba ya el hombre 37 años. Dragomir juró despreciarlos el resto de su vida, y siempre escupía a la cara de Jesús cuando lo veía.  Llegó a Estados Unidos en el Olympic RMS, la hermana del Titanic.  En el barco también había cristianos, ¿acaso eran la policía del mundo? Al llegar a Estados Unidos Dragomir recuerda haber decidido cambiar su nombre. Ya no se ganaría la vida tampoco exhibiéndose, eso también quedo lapidado en el pasado.  En el barco conoció a un tiritero, y desde ese momento su fascinación por los títeres paso a ser de una hobby a su pasión. Aprendió el oficio, ya desde antes sabia manipular la madera… nunca le dijo a nadie que era gitano durante el barco o cuando llegó a América, sabía que si lo decía iba a terminar muy mal. Nunca renegó de su raza, pero era demasiado astuto para darse cuenta que el sentimiento romántico de proclamar lo que era solo le daba un pase gratis a la muerte. Cuando llegó a América las cosas no mejoraron, pasó más tiempo en las calles que en el pasado, se drogo, hizo trabajo forzado, trabajo en una industria de textil… allí aprendió a coser y por lo menos hacia shows en los parques. Los niños de toda clase lo iban a ver, incluso niños negros y gitanos. Él ya los reconocía. Le gustaba más los niños que los adultos. Pero no huía de los adultos tampoco, reconoció que algunos podían ser interesantes, especialmente los más dados al arte. De un arrebató decidió ser lo que su sangre llamaba ser: un nómada, y comenzó a viajar a varios lugares de Estados Unidos en busca de algo importante, de algo que lo definiera o distinguiera, su difunta hermana lo llamaba "epifanía".  Paso de tren en tren, como un vagabundo sin rumbo que dormía entre vagones y que disfrutaba de únicos atardeceres y amaneceres (sus mejores recuerdos). Y allí aprendió a vivir en el presente, estaba tan desencantado de la vida que pensar en el pasado solo hacia la carga más desagradable. La Primera Guerra Mundial lo afianzo en ese sentimiento de desasosiego y angustia, aunque no lo afectaba directamente, se quebró por la noticias, encontrando al mundo como un lugar lleno de violencia sin sentido, no importando donde pisabas o que raza eras, todos sobrepasaban de los demás... encontró entre las marionetas sus mejores compañeras.

Encontró el misterioso circo del Dr. Záitsev porque una noche fue a un espectáculo, añoraba volver a ver el teatro y aquel circo ambulante era lo más cercano que tenía en el momento. Llegar allí había sido la primera vez  en que Peter Sugar decidió establecerse en un sitio desde hace cinco años. Estos son los recuerdos más claro que tiene de su vida, lo demás son tan solo recuerdos fantasmales. De vez en cuanto recuerda cosas que creía tan solo como producto de su imaginación o que pudiera estar viviendolo en ese mismo instante, sin darse cuenta a veces vive el presente como sucesos que ya han ocurrido en el pasado. Su noción del tiempo también se ha quebrado.
Peter Sugar
Nombre:  Dragomir Bregovic.
Fecha de nacimiento:06/03/1860
Género:  Masculino.
Procedencia:  Rumania.
Estado civil:  Ninguno.
Otros: Peter Sugar (nombre artístico).

"Creo que lo más extraño que me ha pasado en la vida fue la vez que una hermosa  niña se me acercó a regalarme una manzana. ¿Se ha puesto a pensar en el mundo en el que estamos? Que alguien decida regalar una manzana a un vagabundo es simplemente extraño. Yo creo que esa bondad fue tan solo una simple ilusión"


Carny


Última edición por Peter Sugar el Jue Mayo 04 2017, 08:44, editado 4 veces
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 35
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: Peter Sugar {ID} || Las marionetas no tienen pasado

Mensaje por Peter Sugar el Jue Mayo 04 2017, 07:50

¡Listo! Completo, lamento la demora.



Las lágrimas son algo curioso porque, como los terremotos o los espectáculos de títeres,
pueden manifestarse en cualquier momento, sin previo aviso y sin razón alguna.
D. Handler

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 35
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: Peter Sugar {ID} || Las marionetas no tienen pasado

Mensaje por The Fool el Jue Mayo 25 2017, 14:17

Aceptado
Recuerda hacer tus registros
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 386
Administración

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.