Últimos temas
Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 20/07/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

Marzio D'Angelo || Ficha

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Marzio D'Angelo || Ficha

Mensaje por Marzio D'Angelo el Mar Jul 18 2017, 05:40

Malleus Malificarum
se afirma que una sólida creencia en los brujos no es doctrina católica: véase el capítulo 26, pregunta 5 de la obra de Epíscopo. Quien crea que cualquier criatura puede ser cambiada para mejor o para peor, o transformada en otra cosa u otro ser, por cualquiera que no sea el Creador de todas las cosas, es peor que un pagano y un hereje. De manera que cuando informan que tales cosas son efectuadas por brujos, su afirmación no es católica, sino simplemente herética. Más aun, no existe acto de brujería que posea efecto permanente entre nosotros. Y esta es la prueba de ello: que si así fuera, sería efectuada por obra delos demonios. Pero asegurar que el diablo tiene el poder de cambiar los cuerpos humanos e infligirles daño permanente no parece estar de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia. Porque de este modo podrían destruir el mundo' entero, y llevarlo a la más espantosa confusión.
Más aún, toda alteración que se produce en el cuerpo humano -por, ejemplo el estado de salud o el de enfermedad - puede atribuirse a causas naturales, como nos lo demostró Aristóteles en su séptimo libro de la Física. Y la mayor de estas causases la influencia de las estrellas. Pero los demonios no pueden inmiscuirse en el movimiento de las estrellas. Esta es la. opinión de Dionisio en su epístola, a San Policarpo. Porque eso sólo puede hacerlo Dios. Por lo tanto es evidente que los demonios no pueden en verdad efectuar ninguna transformación permanente en los cuerpos de los humanos; es decir, ninguna metamorfosis real Y de ese modo debemos atribuir la aparición de cualquiera de esos cambios a alguna causa oscura y oculta.
Y el poder de Dios es más fuerte que el del diablo, así que las obras divinas son más verdaderas que las demoníacas. De donde, cuando el mal es poderoso en el mundo, tiene que ser obra del diablo, en permanente conflicto con la de Dios. Por lo tanto, como es ilegal mantener que las malas artes del demonio pueden en apariencia superar la obra, de Dios, del mismo modo es ilegal creer que las más nobles obras de la creación, es decir, los hombres y los animales, puedan ser dañadas o estropeadas por el poder del diablo. Más aun, que lo que se encuentra bajo la influencia de un objeto material no puede tener poder sobre los objetos corpóreos. Pero los demonios están subordinados a ciertas influencias de las estrellas, porque los magos observan el curso de determinadas estrellas para invocar a los demonios. Por lo tanto, ellos carecen del poder de provocar cambio alguno en un objeto corpóreo, y de ahí que las brujas poseen menos poder que los demonios.
Nació en Italia, en una familia de clase trabajadora que se mudó a Estados Unidos al heredar de su abuelo unas tierras en California.
Por lo que sabe su madre murió en el parto, y tenía dos años más o menos cuando se marcharon a vivir a Estados Unidos junto a su tía, que por aquel entonces estaba a cargo de su padre.
Realmente no tiene recuerdos de una infancia en tierras italianas con una familia feliz, pero tampoco es una persona que se recree mucho en el pasado.

En California, siendo su padre un terrateniente de carácter explosivo y férreo, Marzio creció conociendo la miseria del ser humano y la violencia, sobretodo cuando había que castigar a los sirvientes y a los trabajadores de sus plantaciones y del rancho.
Su padre era y sigue siendo cruel, alguien que parece divertirse maltratando a los que están bajo sus órdenes, en venganza tal vez por haber sentido eso en sus carnes cuando era un humilde trabajador, y se ganó la fama de monstruo en los pueblos colindantes con mucha facilidad.
Por otro lado, lo poco que recuerda de su tía era que se escapaba muy a menudo, hasta que un día simplemente ya no regresó. Su padre tampoco volvió a hablar de ella, por lo que Marzio casi tenía la sensación de que nunca había existido. Lo único que se lo recordaba era un gran cuadro en el que aparecía ella junto a su padre y él en brazos, como si fuera un extraño matrimonio.

A Marzio le hastiaba ese tipo de vida aburrida y vacía, en un rancho alrededor del cual no había nada, y ya desde su adolescencia protagonizó varios escándalos, manifestando su homosexualidad y empapelando los pueblos con sus obscenos escritos.
Para deshacerse de él fue enviado a Los Ángeles a estudiar en la universidad, pensando su padre que si le daba lo que quería dejaría de meterse en líos, pero lejos de lograrlo lo empeoró.
Se licenció en filosofía a los 24 años, pero su verdadera vocación siempre había sido la escritura, cosa a la que se dedicó a lo largo de su tiempo de estudiante, publicando anonimamente varias obras que fueron censuradas, y otras tantas que causaron mucha polémica por su contenido satírico y morboso.
También se llevó largo tiempo escribiendo para un periódico. Su contenido a veces oscilaba desde muy cómico a muy profundo, y se hizo con una larga lista de amigos y admiradores con los que se carteaba o intercambiaba llamadas, ampliando su, como él lo llamaba, círculo de degenerados.

No podía estarse quieto en un mismo lugar, era muy aburrido, necesitaba aventura, amantes fugaces, escribir... Más tarde viajó a Francia para conocer a otros autores con los que mantenía contacto  y allí siguió ensuciando su carácter con gente que era peor que él.
En Europa su nombre se dio a conocer, sobretodo en Francia, y llegaron rumores hasta Estados Unidos que susurraban su nombre junto a «autor del momento», cosa que lo complacía enormemente.

Volvió a Estados Unidos hace poco, después de haber estado vagabundeando de lugar en lugar, y decidió tomarse un tiempo de descanso en el rancho de su padre para dedicarse única y exclusivamente a escribir con la inspiración que había ido acumulando.
Lo gracioso fue que sus planes volvieron a variar al poco de relajarse, pues a finales de noviembre un chico que se parecía muchísimo físicamente a él llegó del rancho a tratar de suplantarlo, probablemente sin saber que ya había regresado, y cuando su padre le iba a dar un castigo ejemplar Marzio se metió en medio y dijo que quería irse con ellos.
En la confesión del impostor había escuchado algo de un circo y de Bodie, y prácticamente le obligó a que lo llevara con él.
Tenía muchas cosas en común con aquel chico, que se llamaba Nicola, lo cual le hizo pensar que si existía el destino de alguna manera —cosa que no creía realmente—, eso debía serlo.

En Bodie se unió al circo, poco antes de que partieran hacia Benton, y fue allí que empezó a actuar como animador de Cabaret y comediante, pensando que sería una gran experiencia que enriquecería su escritura.
Marzio D'Angelo
Nombre: Marzio Iacopo D'Angelo
Fecha de nacimiento: 25/05/1902.
Género: Masculino.
Procedencia: Italia.
Estado civil: Soltero.
Otros: Sabe hablar italiano, inglés y francés.
Carny
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 5
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: Marzio D'Angelo || Ficha

Mensaje por The Fool el Mar Jul 18 2017, 06:34

Aceptada
Recuerda hacer tus registros.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 429
Administración

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.