Últimos temas
» Cierre de temas
Sáb Mar 31 2018, 01:44 por The Fool

» Miembros de Sociedades Secretas
Sáb Mar 31 2018, 01:37 por The Fool

» Fall and Rise + Hermana
Mar Mar 27 2018, 01:42 por Invitado

» Registro de PB
Dom Mar 25 2018, 21:07 por The Fool

» Mi vida en primera persona || Diario de Nicola
Dom Mar 25 2018, 20:05 por Nicola Stracci

» Buzón de Deimos
Dom Mar 25 2018, 04:22 por Jack Stracci

» Búsqueda de rol
Sáb Mar 24 2018, 00:49 por The Fool

» Anuncios administrativos
Vie Mar 23 2018, 23:31 por The Fool

» Cambio de grupo
Vie Mar 23 2018, 00:11 por The Fool

» Generar estadísticas
Vie Mar 23 2018, 00:07 por The Fool


Página 1 de 1. • 
avatar
Mostrar datos
el Mar Jul 18 2017, 05:42
Malleus Malificarum
se afirma que una sólida creencia en los brujos no es doctrina católica: véase el capítulo 26, pregunta 5 de la obra de Epíscopo. Quien crea que cualquier criatura puede ser cambiada para mejor o para peor, o transformada en otra cosa u otro ser, por cualquiera que no sea el Creador de todas las cosas, es peor que un pagano y un hereje. De manera que cuando informan que tales cosas son efectuadas por brujos, su afirmación no es católica, sino simplemente herética. Más aun, no existe acto de brujería que posea efecto permanente entre nosotros. Y esta es la prueba de ello: que si así fuera, sería efectuada por obra delos demonios. Pero asegurar que el diablo tiene el poder de cambiar los cuerpos humanos e infligirles daño permanente no parece estar de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia. Porque de este modo podrían destruir el mundo' entero, y llevarlo a la más espantosa confusión.
Más aún, toda alteración que se produce en el cuerpo humano -por, ejemplo el estado de salud o el de enfermedad - puede atribuirse a causas naturales, como nos lo demostró Aristóteles en su séptimo libro de la Física. Y la mayor de estas causases la influencia de las estrellas. Pero los demonios no pueden inmiscuirse en el movimiento de las estrellas. Esta es la. opinión de Dionisio en su epístola, a San Policarpo. Porque eso sólo puede hacerlo Dios. Por lo tanto es evidente que los demonios no pueden en verdad efectuar ninguna transformación permanente en los cuerpos de los humanos; es decir, ninguna metamorfosis real Y de ese modo debemos atribuir la aparición de cualquiera de esos cambios a alguna causa oscura y oculta.
Y el poder de Dios es más fuerte que el del diablo, así que las obras divinas son más verdaderas que las demoníacas. De donde, cuando el mal es poderoso en el mundo, tiene que ser obra del diablo, en permanente conflicto con la de Dios. Por lo tanto, como es ilegal mantener que las malas artes del demonio pueden en apariencia superar la obra, de Dios, del mismo modo es ilegal creer que las más nobles obras de la creación, es decir, los hombres y los animales, puedan ser dañadas o estropeadas por el poder del diablo. Más aun, que lo que se encuentra bajo la influencia de un objeto material no puede tener poder sobre los objetos corpóreos. Pero los demonios están subordinados a ciertas influencias de las estrellas, porque los magos observan el curso de determinadas estrellas para invocar a los demonios. Por lo tanto, ellos carecen del poder de provocar cambio alguno en un objeto corpóreo, y de ahí que las brujas poseen menos poder que los demonios.
La vida de Valentina es lo que se puede catalogar como estricta y monótona aunque de alguna manera tampoco es eso. Desde que nació ya le hacían ejercicios en su cuerpo para que fuese flexible y cuando dio sus primeros pasos también se le enseñó a bailar. Ambos padres eran bailarines de ballet famosos en Italia, habían sido Romeo y Julieta, Tristán e Isolda y todas las parejas iconicas de ballet y no fue hasta que casi estaba cumpliendo los treinta su madre que decidieron tener un hijo para que siguiera la tradición y todo salió de acuerdo al plan, sus padres fueron sus primeros maestros siendo más duros con la disciplina de lo que sería cualquier otro profesor. Aunque en su adolescencia se encontró con uno que hacía su vida un infierno pero recordaría para siempre lo buen maestro que fue y como lo ayudó a ser quien es hoy en día.

En Italia ya era famosa, pero los famosos de Italia no lo eran en todo el mundo pensaba Valentina, por lo que a los diecisiete años viajó a América dejando a todos atrás sin culpa. Sus padres desaprobaban la idea de ir a Hollywoodland a probar suerte pues estaba muy alejado de lo que ellos habían planeado con su vida. Sus padres eran así, unos controladores, por lo que apenas estuvo independiente lo primero que hizo fue beber, algo que no la dejaron hacer nunca, fumar y dar rienda suelta a la sexualidad desbordante que sabía que tenía desde muy pequeña, cuando comenzó a explorar su cuerpo con varios niños de su edad. Era la primera experiencia sexual y siempre la recordaría, aunque no había sido el acto porque ninguno sabía que hacer, siempre recordaría la sensación de sentirse deseada por todos. En Hollywoodland habían oído su nombre, muchos la conocían y por la fama de su belleza también no le costó entrar a ese mundo, pero no llegó a tener papeles importantes en las películas. Volvió al Ballet, cosa que alegró a sus padres que llamaban y escribían constantemente. Para entonces, cuando cumplió veinte, ambos se había retirado y habían abierto un ballet propio que era una academia y presentaban operas famosas.

Valentina por su lado en su ambición por la fama y fortuna empezó a meterse con un hombre muy importante que tenía influencia en el mundo artístico y aunque nadie decía nada era secreto a voces su relación con el hombre cuarenta años mayor y casado. El hombre por otro lado está muy enamorado de Valentina y se gasta fortunas en cumplir los caprichos de la chica que ha crecido con fama y fortuna y han forjado un carácter difícil en donde siempre debía salir ganando y todos sus caprichos ser concebidos. Pero para él lo vale todo tener su cuerpo entre sus sábanas de seda. Valentina por supuesto sabe eso y utiliza la seducción para obtener todo de él aunque no lo ama. La única condición de ese hombre mayor es ser el único dueño de su cuerpo, por lo que Valentina ha tenido que esconder muy bien cualquier romance fuera de la relación posesiva en la que está.

Lleva junto a él cerca de cuatro años. Sintiéndose cada vez más atrapada junto a un anciano feo. Siente que ha perdido los mejores años de su vida junto a él, aunque la verdad es que ha vivido intensamente y ha tenido todo lo que ha deseado. Tal vez eso mismo es lo que lo hace desear más, porque en el fondo tiene una carencia que no sabe como saciar y es la de romper las reglas, dejar de estar a merced de sus padres, maestros, directores, críticos de arte, espectadores... Siempre teniendo que ser la mejor. Desea algo que no sabe, que es simplemente tener un día como una persona normal.
Valentina Ferragamo
Nombre: Valentina Ferragamo
Fecha de nacimiento: 02/04/1908.
Género: Femenino.
Procedencia: Italia.
Estado civil: Soltera.
Otros: Bailarina famosa a nivel mundial.
Towny
avatar
Mostrar datos
el Mar Jul 18 2017, 06:35
Aceptada
Recuerda hacer tus registros.
Página 1 de 1.
 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.