Últimos temas
» Kindness || Jørgen
Ayer a las 11:48 por Jørgen Bak

» Full Moon || Privado.
Lun Oct 16 2017, 14:11 por Christopher Dallas

» Tienda de batalla
Lun Oct 16 2017, 13:44 por Christopher Dallas

» The day after || Jack
Dom Oct 15 2017, 16:34 por Nicola Stracci

» [Benton] En pos de "Él" - Kangee
Sáb Oct 14 2017, 19:45 por Kangee

» Cierre de temas
Sáb Oct 14 2017, 18:58 por Kangee

» Los pequeños detalles que importan || Nicola Stracci [flashback]
Sáb Oct 14 2017, 13:51 por Kóstyk Záitsev

» [Aberdeen] This place is scary|| Jude.
Sáb Oct 14 2017, 13:24 por Kóstyk Záitsev

» [Benton] Conozco tu nombre || Valentina
Sáb Oct 14 2017, 13:07 por Valentina Ferragamo

» [Benton] El "chico" nuevo || Patrick [04-12-29] [+18]
Sáb Oct 14 2017, 12:40 por Dieter Jaeger

Afiliaciones
Hermanas 4/5
Élite 10/20
Directorios 6/8
Última limpieza 09/10/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

[Benton] Touch of death || Magnus

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Nicola Stracci el Mar Jul 25 2017, 04:10

Seis de diciembre, 1929.

No sabía cuánto tiempo había pasado desde que le habían llevado el cadáver de Jack, y Nicola sólo podía pensar en que todo había sido su culpa.
«Si no hubiera hecho esto...», «si no hubiera dicho aquello...», «si...», se repetía en bucle, con las lágrimas corriendo por sus mejillas.
Él estaba sentado en las alfombras un poco más allá, dándole la espalda a la cama, con sus piernas recogidas contra el pecho y abrazado a éstas. No quería mirar de nuevo el cuerpo de Jack, no sabía cómo afrontar su muerte, y aunque estuvo quieto un rato de pronto se puso en pie.
No llevaba consigo la pistola, así que la buscó en los cajones del mueble en el que sabía que la había guardado, y cuando la tuvo en las manos se metió el cañón en la boca sin vacilar ni un instante. Cerró los ojos antes de apretar el gatillo, pero cuando lo hizo no sonó ningún disparo, sólo el chasquido de un arma descargada.
Insistió, apretando el gatillo varias veces, pero no había ninguna bala que pudiera darle muerte, y Nicola arrojó su arma con rabia al suelo, soltando a la vez un grito frustrado.

Lloró desesperadamente, llevándose las manos al rostro, y luego regresó al cajón, buscando hasta que encontró una navaja. Con ella en la mano se remangó la manga contraria para descubrir su brazo, y pasó la hoja por su brazo de forma vertical. La navaja no estaba muy afilada, seguramente habría servido para cortar fruta antes que eso, así que Nicola tuvo que hacer especial fuerza para lograr hacer un feo corte que empezó a sangrar de inmediato, luego repitió para hacer varias más.
Pretendió hacer lo mismo en el otro brazo cuando acabó, pero con los cortes no tuvo la fuerza suficiente en la mano para que fuera tan profundo.

Nicola no pensaba en nada en ese momento, era presa de la desesperación más absoluta, de la tristeza de haber perdido a Jack, y la navaja cayó a sus pies mientras contemplaba el fluir de su sangre con los ojos anegados en lágrimas.
Lo siento, Deimos —lloró, sin saber si habría despertado finalmente o no—. No puedo soportarlo... No quiero...




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 993
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Magnus Vólker el Jue Jul 27 2017, 15:40

Cuando sus párpados caían, presa del letargo que traía consigo el alba, su mente parecía quedarse en blanco. Congelada en el tiempo hasta que volvía a despertar. En ocasiones llegaba a soñar, de forma leve y sutil, intuyendo siluetas o palabras vacías, pero esas veces eran tan escasas que conformaban toda una sorpresa.

Las voces de Jack y Nicola habían llegado a él hacía unas horas, muy levemente, ahogadas por la madera que le rodeaba de forma protectora y el colchón que coronaba el mueble. Pero parecían producto de una discusión que no conseguía discernir con claridad pues, muy pronto, el pálido abrazo de la muerte diurna se lo llevó consigo y alcanzó la inconsciencia. No era raro que discutieran, ese parecía un pilar fundamental en su relación, pero su intuición le gritaba que ocurría algo importante. Hacía días que ambos estaban comportándose de forma extraña, intentando cerrar su mente a cal y canto de cualquier posible intromisión, colando accidentalmente imágenes escuetas de algo que, para Deimos, no terminaba de tener ningún sentido. Eran como piezas rotas de un puzzle incompleto, y estaba dispuesto a recomponerlo, pero por el momento, no podía hacer nada más sino apagar su fingida respiración, derramar una última exhalación propia de un moribunto y perecer, un mañana más.

"¡Deimos! ¡Despierta, maldita sea! ¡Está muerto...!"

La voz de Nicola le llegó envuelta en un grito desgarrador que consiguió hacerle abrir pesadamente los ojos. ¿Muerto? ¿Quién? ¿Qué ocurría?

Intentó moverse y sus dedos temblaron cuando hizo amago de apoyar la palma de la mano en el doble fondo de su guarida para conseguir salir fuera. Sin fuerza. Las uñas arañaron en caída libre la madera y su brazo cayó, lánguido, una vez más sobre la tela que daba forma al lecho. El corazón de su amado latía con desenfreno, arrítmico y alterado como nunca, y él no podía reunir las fuerzas suficientes como para levantarse y acudir a su llamada, mientras los golpes se sucedían contra la madera.

Un vampiro de mayor edad quizá si pudiera haber superado la barrera del letargo, sobreponerse a ella, pero Deimos estaba envuelto en unas cadenas invisibles de las que jamás había podido escapar y la sensación de ahogo, de impotencia, le aplastó con el peso de cien toneladas. Notó el olor de Jack, como si también estuviera en el carromato, pero era un olor diferente, y solo podía rezar a un dios en el que nunca había creído que Nicola no se refiriera a él con sus gritos y llantos. Pero entonces... ¿Por qué sentía que algo se había roto en su interior?.

Su cabeza cayó sobre el hombro derecho y perdió la consciencia, durmiendo una vez más, empujado por la extrema debilidad. Pese a su nuevo poder, su nueva fuerza, jamás se había sentido tan miserable de no poder hacer nada.

El sol al final se deslizó hacia el horizonte, ocultándose y dejando paso a una luna tímida que aún estaba decidiendo salir al escenario, lenta y pesadamente. En cuanto el último rayo dorado se perdió, Deimos abrió los ojos y sus labios se entreabieron para dar paso a un suspiro mortuorio. Parpadeó, aún confuso, y movió lentamente la cabeza; ¿había sido todo una pesadilla?.

El olor de la sangre inundó de golpe sus fosas nasales, traspasando la madera que hacía de barrera entre Nicola y él. Reconoció de inmediato su aroma, y captó el murmullo ajeno, anegado de lágrimas. No hizo falta nada más. De un sólo golpe, destrozó el doble fondo, sin esperar a abrirlo de la forma normal. La madera saltó disparada y chocó contra una de las paredes, cerca del techo, rompiendose. Salió de su escondite con una velocidad imposible y atrapó el cuerpo de Nicola antes de que cayera al suelo, arrodillándose con él en su regazo - ¿¡Qué has hecho!? -exclamó, contemplando sus heridas profundas, mirándole después a los ojos con una expresión de absoluta confusión y horror. Pero, por el rabillo del ojo, percibió otra silueta tirada en el suelo, muy cerca de ellos. El olor inconfundible de un cadáver y su peor pesadilla convertida en realidad.

Giró la cabeza hacia allí, y un grito mudo se aferró a sus cuerdas vocales cuando vió a Jack, tendido, pálido, con una marca alrededor de su cuello. Los ojos del artista estaban abiertos pero ya velados por la muerte. Ahorcado o estrangulado.

Sus ojos se enrojecieron antes de llorar, manchando sus tersas mejillas de rojo mientras el labio inferior le temblaba, en shock. Intentando reunir las fuerzas para evitar la catatonia del mayor ataque de pánico de su vida.  

Extendió un brazo hacia Jack, manteniendo con el otro a Nicola contra su cuerpo, tembloroso, sin escuchar siquiera a la gente que rodeaba el carromato. Tocó con las puntas de los dedos la mano helada de Jack, esperando notar en él algún resquicio de vida pero sólo escuchaba el corazón, cada vez más lento, de Nicola. Le perdía, y cada respiración contaba.

Su grito de dolor, de rabia, fue horrible y sin duda, escuchado con claridad por los que se encontraban fuera.

-No, no, no, no, no, no, no -repetía una y otra vez, moviéndose de adelante hacia detrás, agarrando la mano de Jack y el cuerpo de Nicola, sin poder aceptarlo. - Os pondréis bien, os salvaré... no, no... no podéis dejarme, no podéis -sentía que le faltaba el aire, aunque ya no lo necesitaba por lo que no era más que una sensación psicológica. Volvió a gritar.

Soltó la mano de su amor, y desgarró su propia muñeca usando como arma los colmillos, dejando que la sangre fluyera libremente. No podía dejar pasar ni un segundo más. Obligó a Nicola a beber, pegando su piel a sus labios, haciendo oídos sordos a cualquier necio rechazo por su parte, no le importaba darle hasta la última gota con la esperanza de que las profundas heridas se cerraran y las venas volvieran a unirse. No había bebido de él, y aún no estaba traspasando el umbral del otro mundo por lo que no le transformaría en vampiro en ese momento, pero no permitiría que se lo arrebataran. Ya nada importaba.  Acarició su cabello revuelto con la mano libre, viendo como bebía de él, sintiendo el tirón desde lo más profundo de su ser. - Vamos, Nico, sigue bebiendo, mi amor-pidió, casi rogó, rozándole un pómulo mientras la sangre ajena manchaba su torso. - Phobos... -llamó, volviendo sus ojos hacia el cadáver, ansiando con toda su alma que resucitara. - ...¿Por qué?... -musitó sin aliento, sin entender nada. La pistola que había intentado usar Nicola estaba cerca de una rodilla de Jack, y el cuchillo a sus pies.

Hacía sólo unas horas se habían dicho que se amaban sin cesar, compartiendo besos, caricias, susurros y promesas, y ahora...  


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 409
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Nicola Stracci el Jue Jul 27 2017, 16:17

Se sobresaltó cuando el doble fondo se rompió para que Deimos saliera con brusquedad, fue entonces que giró, para mirarlo. Aún estaba consciente, pero seguía perdiendo sangre y con ella también perdía fuerza. Su corazón latía a toda velocidad, su respiración se hacía pesada y sentía hormigueo en sus miembros según la sangre iba abandonando su cuerpo. Llegó un punto en el que sus piernas flaquearon, pero Deimos lo sostuvo y él se hundió en su pecho, llorando desconsoladamente contra él.
No... Él ya no está... —murmuró, tratando de traerlo a la cruda realidad, la realidad en la que Jack estaba muerto y no podía ser salvado.
Cuando Deimos le dio su sangre su instinto de supervivencia se hizo fuerte, bebiendo sin rechazo, empujado también por otro lado por su demonio, que quería darle una probada a su sangre vampírica. Bebió con avidez, sintiendo como ésta iba sanando sus heridas, aunque hubo una más profunda que nada podría curar, y era la pérdida de un ser amado.

Acabó, jadeando, cuando ya se sentía bien, y sólo entorpeció sus lloros unos instantes, antes de volver a hundirse en su pena.
Yo lo maté —dijo entre lágrimas, no era real, no era él quien lo había ahorcado, pero así sentía Nicola que había sido, había matado a Jack al romperlo desde dentro—. Es culpa mía —continuó torturándose con sus propias palabras, sintiendo todo el peso de lo que significaba—. Yo lo maté... —repitió una y otra vez, aferrándose a Deimos como si fuera lo único que lo sostenía, y en parte así era—. Sólo quería aprovechar el viaje a Sacramento para estar con él, ¿por qué...? Se suicidó y yo ni siquiera estuve en sus últimos momentos, lo último que me llevo de él es la discusión que tuvimos esta mañana —dijo, temblando, sintiéndose desamparado, en un callejón sin salida en el que sólo había pesar. ¿Que iba a hacer sin Jack?, se preguntaba, ¿cómo iba a seguir adelante con esa muerte en su consciencia? Era mucho el peso que dejaba, y en esos momentos sentía que  no podía hacer nada—. ¡Yo debería estar en su lugar! Jack... Es culpa mía, Deimos, lo siento, lo siento... No me odies, te lo ruego...




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 993
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Magnus Vólker el Vie Jul 28 2017, 11:53

No consideró la posibilidad de que una ingesta de sangre suya, en esa cantidad, pudiera fortalecer al demonio interno de Nicola y que, por ello, su posesión se acrecentase. De igual manera, tampoco pensó en si el italiano le increparía que no deseaba vivir, que no deseaba salvación... pero nada de eso le importaba, no mientras escuchaba como los latidos de su corazón destrozado empezaban a sonar con mayor poderío. No iba a perderle, y la opinión ajena, en ese aspecto, no sería tenida en cuenta.

Dejó que se hundiera en su pecho cuando al fin dejó de beber, con el mentón manchado de sangre y los ojos hinchados y enrojecidos, llorando mientras el mago dejaba una mano lánguida sobre su cadera y sentía que cualquier sombra de palabra o gesto había abandonado su repertorio. Casi no parpadeaba, solo las lágrimas que seguía derramando daban alguna muestra de estar vivo.

El perfil de un Jack muerto era todo lo que podía ver si miraba al frente, y, aunque deseara dejar de hacerlo, no fue capaz de apartar la vista de ahí hasta que la extraña confesión de Nicola tuvo lugar. Con un gesto titubeante y tembloroso bajó la cabeza hacia él para devolverle la mirada.
Su rostro aún no había cambiado, presa de lo que sentía, por lo que las venas negras que descendían por sus pómulos parecían entrelazarse con las lágrimas sanguinolentas.

Pese a las palabras del otro seguía sin entender nada, pues el viaje a Sacramento no había tenido nada en especial. A menos que le hubieran mentido, aunque ¿acaso tenía importancia ya eso?. Intentó penetrar en su mente, pero flaqueaba al hacerlo.  Le cogió de la solapa de la camisa repentinamente, apretando la tela como si le fuera a golpear, con una mirada de rabia que, segundos después, dio paso a una de dolor. Cayó de rodillas a sus pies, desvalido, habiendo soltado el agarre y deslizado la mano por su vientre como si fuera la única forma de sostenerse. Sentía que nada tenía tenía sentido, que todo era imposible- ¿Por qué? -volvió a musitar- Tú también ibas a hacerlo -arañó la tela antes de levantarse y acudir hacia la cama, donde habían acomodado el cuerpo, tomando asiento en el borde, a su lado.

-Por favor, Phobos, despierta - acarició su mejilla y los dedos descendieron hasta la marca del cuello, notando la falta de pulso y la frialdad de su piel.- No puedes hacerme esto, no puedes irte... no ahora que os encontré. Por favor-Quiso decirle a Nicola que mentía, que Jack jamás se hubiera suicidado, pero los pensamientos ajenos eran tan claros en ese sentido como un río de agua cristalina. Besó los fríos labios, habiéndose mordido antes la lengua para que una gota de sangre se deslizara hasta la garganta ajena, pero no sirvió de nada, no notó ningún cambio, había llegado muy tarde. Abrazo su cuerpo, llorando de forma audible, lamentándose- No puedo salvarlo, no tengo el poder, no reacciona... Nico -llamó, mirándole un segundo, por entre el cabello dorado. Levantó un poco el cuerpo para acomodarlo en su regazo, como una imitación a la escultura de Miguel Ángel, sin poder ocultar sus colmillos, sin pensar en nada más. La muerte aún no se había llevado su hermosura, pero no podía imaginar no volver a escucharle, a estar con él. Volvió a acariciarle el rostro, devolviendo la mirada a sus ojos inertes y le abrazó, temblando y sin dejar de llorar, respirando entrecortadamente. Si un vampiro podía morir de dolor, pensó, aquel era el momento idóneo.  


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 409
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Nicola Stracci el Vie Jul 28 2017, 15:12

Trató de sostenerlo cuando vio que se deslizaba hasta el suelo, aunque lo único que consiguió fue tomar sus manos por las muñecas. Pensó que la pregunta iba para él, así que contestó sin pensar demasiado.
No puedo soportar todo este dolor, toda esta culpa... Fui yo quien lo empujó a hacerlo, debería ser yo quien estuviera muerto, no puedo soportar seguir vivo mientras él ya no va a volver, ¡no puedo! ¡Y tú tampoco deberías! —le gritó al final, sin saber apenas qué estaba diciendo o por qué, era el dolor el que hablaba por él, y cuando Deimos se acercó a besarlo desvió la mirada. Él no se había atrevido a darle un último beso ni siquiera cuando acababa de llegar, cuando aún estaba caliente luego del baño en las termas, la idea de que su último recuerdo fueran unos labios contra los suyos le pesaba más aún que la pelea que tuvieron aquella mañana, porque al menos cuando pelearon estaba vivo.

Se mantuvo lejos de la cama, donde Deimos había colocado el cadáver en su regazo, sin querer acercarse y negando con la cabeza, porque a pesar de que su amor por Jack era inmenso y seguía presente no podía ni mirarlo. Sabía perfectamente cómo era un cadáver en descomposición, tenían que deshacerse de él y no se atrevía a decirlo, aunque sus pensamientos fueran claros y accesibles para Deimos. Le daba pánico la idea de verlo rígido y con la piel azulada, hinchado por los gases y en plena putrefacción. Todavía no había pasado el tiempo suficiente para que se manifestara siquiera el rigor mortis, pero sabía que pronto lo haría, y no podría soportar esa visión.
Está muerto —le dijo, negando con la cabeza—. Cuando Klaus lo trajo ya estaba muerto. Hay que darle sepultura, no se puede quedar...
Al decir aquello sintió mucho dolor, y volvió a romper a llorar. Darle sepultura era una despedida definitiva, no volvería a verlo nunca más después de eso, se decía, y entonces se atrevió a acercarse para verlo en brazos de Deimos, ver su rostro una vez más, y su angustia fue tan grande que su respiración se agitó al punto de sentir que el aire no pasaba por su garganta, ahogándose entre lágrimas.

Volvió a alejarse, negando con la cabeza, y les dio la espalda mientras usaba un mueble cercano de apoyo. Tenía ganas de vomitar, de pura ansiedad, y se llevó una mano a la boca para tratar de sobrellevar esa sensación y no acabar haciéndolo.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 993
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Tate el Sáb Jul 29 2017, 06:13

Desde que se había encontrado con el espíritu de Jack y éste le había dejado una misión clara Tate no había dejado pasar mucho tiempo antes de actuar. Si bien tuvo su momento de zozobra, pensando que podrían ser los inventos de un alma que se rehusaba a morir, había cosas que le indicaban que no estaba mintiendo, como por ejemplo los grilletes que había visto en sus muñecas, algo que jamás había visto antes.

Luego de una amenaza muda por parte de Jack había echado a correr, y para cuando llegó alrededor del carromato de sus novios vio que la gente que estaba lamentando la pérdida ya había empezado a retirarse, poco a poco, dejando que los viudos pasaran su dolor, porque el show debía continuar y la feria debía abrirse pese a que un pilar fundamental del circo hubiera fallecido.

Avanzó hasta la puerta, llevándose varias miradas alteradas que seguramente pensarían lo mismo que él hacía. ¿Había enloquecido? ¡Quizás lo mataran por meterse!, se decía, pero tenía que hacerlo.
Deimos, Nicola —los llamó, después de haber llamado, habiendo alzado la voz para ser escuchado—. Tengo algo muy importante que decirles, sobre Jack, por favor ábranme —les dijo, desde el otro lado, esperando a que lo recibieran, y si no lo hacían insistiría.
No sabía de qué humor los iba a encontrar, pero si de una cosa estaba seguro era que su mensaje no se recibiría de forma apacible.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 291
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Magnus Vólker el Lun Jul 31 2017, 15:50

La recriminación de Nico, gritada sobre su cabeza, fue una nueva puñalada que fue directa a su corazón inerte. No supo qué responderle, aún no era capaz de estructurar una frase completa sin que su voz terminara desvaneciendose- Y no puedo... -musitó en un hilo de voz- yo ya estoy muerto. -Y aquello lo decía en el más amplio sentido de la frase. Con ellos dos se sentía más vivo que nunca, olvidando incluso que su respiración no era más que una fantasía. Pero sin Jack, todo perdía sentido y se desmoronaba como un castillo de naipes que, realmente, era su propia vida.

No supo qué esperar después de ese suave y tierno roce en el que consistió el beso; quizá una reacción, que le correspondiera para despertarle de esa cruel pesadilla. Siempre había creído que les podría salvar de cualquier cosa, que un sorbo de su sangre poderosa y sobrenatural le devolvería a sus amados, pero no era así.

Acunó el cuerpo de Jack como si de un durmiente se tratara, apoyando su frente sobre la ajena y cerrando los ojos. Arrullándole entre sus brazos. Sus ojos volvieron a aclararse hasta adquirir el tono azulado que había tenido siempre, enrojecido por las lágrimas, y las venas desaparecieron a la vez que retraía los colmillos.

Quería que los pensamientos de Nicola, excesivamente audíbles para él, no le llegaran, así como tampoco las imágenes mentales que se había hecho del futuro del pintor. Incluso tarareó, sólo para el cadáver de su amado, la estrofa de su canción preferida como si eso pudiera hacer callar a Nicola aunque éste último terminó por exponer sus ideas en voz altas, provocando un escalofrío en el cuerpo del mago.

-No -gruñó salvajemente, abriendo los ojos para mirarle de reojo- Nadie va a obligarme a deshacerme de él, no le voy a abandonar.

Escuchó el llanto ajeno y levantó un poco la cabeza cuando el italiano se acercó, aunque tal gesto no duró demasiado pues volvió a alejarse con rapidez. Él tampoco soportaba estar con Jack muerto, verle en ese estado era lo más doloroso que había sentido jamás, pero tampoco podía dejarle o separarse de él. Volvió a acariciarle el rostro.

"Cuando Klaus lo trajo ya estaba muerto", repitió en su cabeza las palabras de Nicola. ¿Por qué Klaus estaba con él en sus últimos momentos? ¿Por qué no impidió que muriera?.

Las nauseas de Nico, su incomodidad, sus miedos... todo eso le daba igual, no iba a soltar a su amor. Muerte contra muerte, ¿acaso no estaban ahora en igual condición siendo una burla del destino?

La puerta sonó con fuerza, retumbando casi en el silencioso carromato en el que sólo se escuchaba una respiración agitada y sollozos. Ignoró los primeros golpes, e incluso la voz de Tate cuando éste les gritó. Era Nicola, por su posición, el que se encontraba más cerca de la puerta y él, por su parte, no hizo ni un sólo amago de tener la intención de abrir. Le apartó un mechón de cabello a Jack y volvió a apoyar la cabeza sobre su frente, acomodándolo mejor en sus brazos. Las lágrimas de sangre de Deimos cayeron hasta los pómulos del muerto.

Ante la segunda llamada, levantó la cabeza y gritó con fuerza - ¡LARGATE, PERRO! -apretó un puño, sintiendo dolor de cabeza por culpa de esos golpes que perturbaban aquel extraño velatorio. Fuera, alguien le hizo un gesto a Tate para instarle a que cumpliera la petición, diciéndole que no fuera idiota- Matale, Nico o lo haré yo delante de todos si sigue hablando -ordenó, juntando los dientes en un gesto de rabia. No había nada sobre Jack, que pudiera decir Tate que él quisiera escuchar. No en ese momento, no esa noche.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 409
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Nicola Stracci el Lun Jul 31 2017, 16:19

Necesitaba salir del carromato, no podía aguantar ahí dentro, porque aunque no fuera real Nicola sentía el olor a putrefacción del cadáver de Jack, y estaba haciéndolo sentir enfermo.
Todo le recordaba que su amor estaba muerto, era imposible no pensarlo, y Nicola estaba tan angustiado que no sabía cómo iba a seguir viviendo, cómo iba a afrontar su muerte, o cómo iba a afrontar su existencia de ahí en adelante.
No quería vivir en un mundo donde no tuviera a Jack, y se gritó con rabia que él tendría que haber muerto primero. Así iban a ser las cosas. Él moriría con su demonio, y Jack y Deimos seguirían su camino juntos. Todo había estado minuciosamente planeado, Jack tenía su apellido, tendría todas sus pertenencias en herencia tarde o temprano, pero sus intenciones se habían visto frustradas con su muerte.

Lo peor de todo era la testarudez de Deimos, que se negaba a soltar el cuerpo del fallecido, y la realidad era que nadie se atrevería a quitárselo. Pensó, con nauseas, que se pudriría en sus brazos y aún lo sostendría, y mientras hiperventilaba por culpa de esos pensamientos Tate le dio la excusa perfecta para salir.
Acortó la poca distancia que le separaba de la puerta para alcanzar ésta, y la abrió. Definitivamente no era el mejor momento para hablar con ellos, y la primera reacción de Nicola fue agarrar a Tate del cuello de la camisa y zarandearlo.
El rubio era más alto que él, pero estando en lo alto de la escalerilla le ganaba.
Lárgate de aquí —le exigió, con la voz quebrada pero llena de ira.
Al abrir la puerta sintió un viento frío colarse al interior del carromato, y eso fue un terrible alivio. Sentía que podía respirar un poco mejor, pero nada de eso aliviaba su dolor.

Vio que había más personas cerca, y eso lo hizo rabiar aún más.
¡Váyanse todos! —gritó, soltando luego a Tate.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 993
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Tate el Lun Jul 31 2017, 16:29

Tate se repitió una y mil veces que debería haberse marchado, pero hacerles llegar el mensaje era mucho más importante que todo el miedo que tuviera.
Sólo esperaba no acabar haciéndose pis encima, y aunque escuchó el grito de Deimos y vio las advertencias del resto de gente no se movió. Esperó, temblando sin ser consciente de ello, a que alguno de los dos abriera, y en su furia momentánea tratar de comunicarles que había hablado con Jack. Con el espíritu de Jack.

Se puso tenso cuando escuchó que se abría la puerta, y tuvo sus razones, pues lo primero que obtuvo fueron más amenazas y una mano que se asió muy fuerte al cuello de su camisa.
Escúchenme, por favor —rogó, pensando que se iba a echar a llorar en cualquier momento—. He hablado con él, con su espíritu. Tengo algo muy importante que decirles —dijo, mirando a Nicola, y tratando de ver más allá para hacer contacto visual con Deimos y transmitirle de alguna manera la verdad que había en sus palabras—. No me maten. Él me lo pidió —volvió a rogar—. ¡Tienen que sacarlo del circo! —gritó, para que también lo oyera Deimos—. ¡Si no lo hacen no podrá volver! ¡Estar aquí lo retiene! Tienen que sacarlo... —repitió, mirando a Nicola, y buscando luego a Deimos. Cualquiera podría tomarlo por loco, pero hablaba muy en serio.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 291
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Magnus Vólker el Lun Jul 31 2017, 16:58

Una parte de si mismo se sentía dolido por los pensamientos de Nicola, esos que decían que éste no podía ser capaz de vivir sin Jack pese a estar él aún presente y vivo. Pero... ¿Cómo podía culpabilizarse cuando él mismo pensaba de una forma tan semejante?. Jack había consitutído toda su vida, gracias a él aguantó el tiempo de su internamiento en Byberry, gracias a él cada ataque era recibido como un premio por su amor pues desde el primer momento supo que nada ni nadie les separaría. Se creían invencibles, perfectos, eternos.. y pese a que él mismo había llegado a alcanzar un esbozo de eternidad pues sabía que no moriría, ésta sería una vacía, plana y patética sin la presencia del pintor. Sin él, todo carecía de sentido y los llantos, pensamientos y ruegos de Nicola no hacían sino aumentar esa sensación. Ambos se sentían solos, abandonados a su suerte y con el corazón partido en dos y pisoteado pero, pese a todo, estaban juntos. La cruel ironía.

Jack nunca abrazaría la putrefacción, se dijo a si mismo. Era imposible que lo hiciera, nada le obligaría a pensar así. Sería hermoso para siempre, con su cabello suave y sus manos fuertes. La tibia calidez de su piel se había marchado pero no él, y no tenía intención de dejarlo hasta que él mismo muriera de hambre o por el sol. Se sentía sin fuerzas, solo pudiendo contemplar su rostros, recordando aquel último "te amo" y ese último beso que jamás pensó que fuera una despedida. Rememoraría para él todos y cada uno de los segundos que habían pasado juntos.

Escuchó la puerta abrirse pero no levantó la mirada cuando el cuerpo de Nicola traspasó su umbral. Ambos sobrellevaban el momento de formas opuestas, necesitando uno la lejanía y el otro la cercanía. Esperó, en su fuero interno, que satisfaciera su deseo y acabara con Tate, pero ya le daba igual que no fuera así.

El viento que entró sacudió suavemente el cabello de Deimos y de Jack, sin que ninguno se moviera. Dos estatuas congeladas por el dolor. Al estar la puerta abierta, las palabras de Tate se escucharon perfectamente y el mago, al final, terminó por devolverle la mirada. Una mirada furibunda, antinatural, con surcos de sangre que descendían de sus lagrimales hasta el mentón. La imagen que daba, con un rostro semejante y abrazando al fallecido, era aterradora. - Tate... vete.

Apretó con un poco más de fuerza la mano de Jack cuando Tate aseguró que él le había hablado, y cerró los ojos bajando el rostro, dolido, aún con el ceño fruncido. Intentando aclarar el bullicio de su propia mente para discernir si había algo de verdad en sus palabras. De todos era sabido que era capaz de contactar con los muertos, pero no podía escuchar nada que viniera de Jack, no cuando era otro el que iba a hablar. Era como una burda marioneta.

Un quejido ahogado sonó en su garganta, un sollozo extraño y doloroso. Besó una mejilla de Jack, dulcemente. No había tenido oportunidad de despedirse de Jack, no sabía ni la razón que le había llevado a hacer algo semejante, y necesitaba escuchar lo que éste tuviera que decir aunque pudiera ser falso, por lo que empezó a considerar la opción de hacerle caso.

Con el grito de Tate, Deimos volvió a reaccionar y le observó con confusión, pasando su atención después a Nicola- ¿Volver? -preguntó, esperando una contestación inmediata con esa mirada suya tan característica y apremiante. Sus ojos se perdieron en el infinito, estrechó a Jack y cabeceó. Sólo le querían apartar de él, era un engaño para poder enterrarle, no podían ser tan crueles como para engañarle así, pretendiendo poder resucitarle cuando su sangre vampírica no había podido. Por eso habían acudido a Tate, quizá pensando que él caería en el juego, por eso Nico había insistido en darle sepultura. Negó con rotundidad. - No dejaré que os lo llevéis.  


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 409
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Nicola Stracci el Lun Jul 31 2017, 17:25

Escuchó a Tate desde el marco de la puerta, había pretendido cerrarle en las narices pero el rubio había empezado a gritar y eso lo detuvo.
Nicola no llevaba tanto tiempo en el circo como para conocer bien a Tate, pero si lo suficiente como para saber que era un loco que actuaba como perro, que hablaba con supuestos fantasmas en el sideshow, pero nada más.

No sabía a qué se refería con volver, pero Nicola, que conocía los espíritus materializados en el circo, como Dorian; tuvo un palpito.
Se giró para mirar a Deimos, siendo consciente de que estaba ante algo sobrenatural al ver su aspecto terrorífico, y agarró a Tate a pesar de sus chillidos y lo jaló al interior de la casa, para luego cerrar la puerta. El cachorro ya lo había visto, pero debía evitar que el resto viera su monstruosidad.

El aire ya no corría, el ambiente había quedado frío de todas formas, pero de nuevo se vio encerrado en una pestilencia que no existía en realidad. Lloraba de nuevo, porque no podía soportar la idea, pero él no iba a aferrarse a un cadáver.
Deimos, no puede quedarse —le repitió algo que ya le había dicho antes, refiriéndose al cuerpo de Jack—. No es él. Por favor... No puedes quedártelo, se va a pudrir, ¿de verdad quieres verlo así? ¿De verdad quieres tenerlo entre sus brazos mientras se llena de larvas y se corrompe? —le fue diciendo, con lágrimas en los ojos. Quería convencerlo de que no podían quedarse con el cadáver, pero entonces estaba lo que había dicho Tate—. Explícate, o te mato. Ya has visto mucho —dijo, aquello último refiriéndose a Deimos, con un ligero movimiento.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 993
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Tate el Lun Jul 31 2017, 17:50

Recordaba como Jack lo había apurado, con la preocupación de que Nicola decidiera acabar con su vida, y por lo que podía ver por lo menos lo había intentado. No se había fijado antes porque había estado mirando su cara, su boca manchada de sangre, pero luego fue capaz de ver sus brazos también enrojecidos. Lo que no vio fueron los cortes, cosa que le resultó extraña.
Luego estaba Deimos, que sentía claramente que no era humano, pero por mucho miedo que tuviera ya no podía dar marcha atrás, estaba en plena tormenta y tenía que hacerlo por Jack, pues si realmente podía volver tras su muerte no podía dejar que enterraran su cuerpo o lo quemaran.
No quiero llevármelo, no quiero quitártelo... —le dijo a Deimos, con un hilillo de voz, atemorizado por lo que el mago pudiera hacerle—. Les estoy diciendo que tienen que sacarlo del circo —aclaró, con la espalda pegada a la puerta, por instinto, queriendo huir—. Cuando hablé con él hace un momento me dijo que no podía morir, pero que tampoco podía regresar a su cuerpo mientras estuviera en el circo —les dijo, hablando de forma apresurada y nerviosa, tartamudeando un poco incluso, todo producto del miedo—. Me dijo que necesitaba que lo sacara del circo y que lo curara un poco, entonces podrá volver a entrar.
Creo que decía la verdad, en las muñecas tenía unos grilletes que nunca antes había visto en otros fantasmas. Sé que suena como una locura, pero tienen que intentarlo... Llévenlo fuera del circo, refugiense en una posada o donde sea, no lo sé, pero llévenlo fuera del circo.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 291
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Magnus Vólker el Mar Ago 01 2017, 15:20

Tate le había visto, su sangre, su mirada antinatural; y a Nicola, con sus heridas en pleno proceso de curación, cicatrizando minuto a minuto ante sus ojos bajo la capa de sangre que ya estaba secándose. No le importó que les contemplara de aquella manera, ni se vanaglorió del temor que podía sentir en él tal y como habría hecho en otro momento... poco o nada le importaba ya que todos terminaran por entrar en el carromato y descubrir su secreto.

-¡Sigue siendo él! -exclamó con una extraña voz ronca, realmente molesto con la insistencia de Nicola. Enfadado incluso pues no comprendía como quería desacerse tan rápido del amor de su vida. ¿Es que acaso no pensaba velarle? ¿Cuidarle o limpiarle?. Dedicó una mirada fulminante al italiano, sin apiadarse de sus lágrimas- Si puedo, y lo haré. Estaré con él hasta que no quede nada, hasta que no pueda abrazarle. Se lo prometí, no volveré a romper nuestra promesa.

Su mirada se dirigió entonces a Tate, cuando este habló, e inclinó un poco la cabeza atento a lo que le decía. Su ceño se arrugó un poco, mientras se entrometía en la mente ajena para descubrir que, al menos, Tate creía decir la verdad. - ... ¿Grilletes? -cuestionó sin levantar en esa ocasión la voz, mirando por pura inercia las muñecas del cadáver.

-Nico, límpiate y ve en busca de un coche. Debería haber uno en el circo. Con eso podremos ir con Jack; podría llevarle yo mismo sin que nos vieran, pero el cuerpo humano no soporta esa velocidad y no quiero dañarle más -acomodó el cuerpo de Jack en la cama, con cuidado y mimo, levantándose y caminando hacia ellos- Hay una casa con sótano cerca del límite del pueblo, está abandonada y tiene la fachada gris. Es fácilmente reconocible pero está oculta por árboles. La usé una vez, no entra nunca nadie.-dijo mirando a su pareja- Podemos ir allí, no nos molestarán. -aconsejó, suponiendo que la posada estaba fuera de opción, ya que no era fácil meter allí un cuerpo pese al cuidado o la rapidez. Y, si sucedía algo realmente, necesitaban intimidad. Miró entonces a Tate - Llévate de aquí lo que necesitemos para curarle -dijo señalándo a Jack- Haz que todo el mundo se largue y deje de rodear el carromato. Y, Tate... si nos estás mintiendo y Jack no regresa, empieza a desear que te mate porque eso sería piadoso teniendo en cuenta lo que pienso hacerte.

Se giró y fue a lavarse para quitar las marcas de sangre y, así, impedir llamar aún más la atención. Se cambió de camisa, y regresó hacia Jack, inclinándose hacia él mientras esperaba que los demás cumplieran lo que había ordenado. Era una locura, pero tenía que aferrarse a cualquier cosa con tal de que él volviera - Te quiero, Phobos... ojalá que esto funcione. Sea lo que sea -le cogió en brazos con cuidado y sin esfuerzo, preparado para llevarle hasta el coche.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 409
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Nicola Stracci el Mar Ago 01 2017, 19:14

Nicola se silenció cuando Deimos gritó. Seguía pensando lo mismo pero no lo diría en voz alta.
La idea de mantener el cadáver con ellos hasta que se pudriera lo enfermaba, y por mucho que Deimos insistiera en que era él, Nicola respondía en su mente: «no, no lo es». Para Nicola era tan simple como que la vida se había esfumado, y con ello el cuerpo dejaba de tener sentido, no se aferraría a él, no se aferraría al cuerpo, quería aferrarse a su espíritu, que según lo que había dicho Tate seguía pululando por allí. Eso se había convertido en lo realmente importante, y buscó a su alrededor como si de alguna forma pudiera verlo.
¿Está aquí? —le preguntó a Tate—. Antes creo que... —Iba a decirle a Tate lo que le había sucedido antes, cuando el ambiente había estado frío y había visto cierta luminiscencia, pero entonces Deimos comenzó con sus órdenes y lo atendió en silencio.

Se propuso hacer lo que le había dicho, se limpió superficialmente, rápido, y se cambió de ropa sin importar que Tate estuviera presente.
No dijo nada en todo ese rato, ni siquiera pareció pensar. Su mente estaba vacía, actuando como un autómata. Nicola no estaba seguro de lo que estaba haciendo, y aunque la idea de Tate era esperanzadora también era una absoluta locura. Sabía que Dorian había muerto y luego estaba con ellos, pero no había regresado a su cuerpo como estaban pretendiendo hacer ellos.

Al terminar de adecentarse y sin mediar palabra con los otros dos se marchó, y se sintió un poco culpable por el alivio que sintió al hacerlo.
Aún quedaba algún que otro curioso por los alrededores, pero Nico no les prestó atención, ni a ellos ni a sus miradas fijas, era a Tate a quien se le había encargado que los echara, él simplemente fue a por el vehículo.
En su cabeza sólo quedaba un ruido de fondo que parecía llenar sus oídos, mientras su rostro permanecía extrañamente inexpresivo, sólo delatando su estado con sus ojos enrojecidos e hinchados.

No se tomó mucho tiempo, tan solo tomó el auto y lo llevó junto al carromato. El sonido del motor alertó a más gente de la que habían espantado, con lo cual fugazmente le pareció que no había sido tan buena idea, pero era lo que había dicho Deimos y no se había planteado rebatirlo.

Esperó en el auto en marcha mientras miraba hacia el interior del carromato, esperando a Deimos y a Tate sin necesidad de avisar que ya estaba listo, y de vez en cuando su mirada se paseaba por los alrededores, buscando, buscando el espíritu de Jack si es que podía verlo.

Cuando finalmente estuvieron dentro ni siquiera se giró a mirarlos, tenía mucha prisa por marcharse, así que condujo hacia las afueras del pueblo para buscar la casa que Deimos le había descrito.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 993
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Tate el Mar Ago 01 2017, 23:44

Yo no miento —se justificó ante Deimos—. Es lo que él me dijo, transmito el mensaje nada más... —dijo, pero sabía que igualmente no lo libraría de la furia del monstruoso Deimos si es que al final fallaba.
«Por favor, Jack», rogaba mentalmente, «que no sea mentira».

Luego de las órdenes iba a decirle a Deimos que él no sabía nada sobre curaciones, como los doctores, pero pensó que mejor se quedaba callado y obedecía. «Buen chico», se dijo, como una manía, y luego se reprendió por ese pequeño momento de regresión.

Empezó a buscar por el carromato, con timidez, y para su suerte al segundo mueble que abrió encontró un estuche que dedujo que debía ser de Nicola. Al abrirlo tenía dentro varias cosas, que no sabía si servirían para Jack, pero las llevaría.
Lo dejó sobre una superficie firme y luego se acercó a Jack. Las marcas en su cuello no parecían estar tan mal, él tampoco sabía muy bien cómo o qué había sucedido, y lo tocó con suavidad, permaneciendo así unos instantes, antes de salir al exterior.

No era muy convincente a la hora de echar a la gente, que estaban muy preocupados de la demencia que estaba mostrando el perro, pero alcanzó a hacer que algunos se fueran, otros simplemente se habían aburrido del show...
Para cuando el vehículo llegó, Tate aún estaba fuera, pero regresó al interior del carromato para avisar a Deimos.
Ya viene. Tenemos que marcharnos —lo avisó, y esperó que fuera él quien cargara el cuerpo.

Él, por su parte, llevaba consigo el estuche médico, pero esperaba que fuera otro el que lo curara.
Salió primero, y vigiló los alrededores para fijarse en quiénes estaban merodeando, luego le hizo una señal a Deimos cuando lo creyó oportuno para que también saliera y se dirigiera al coche al coche.
Abrió la puerta de los asientos traseros para que Deimos entrara con Jack, y él ocupó el asiento del copiloto, sintiéndose muy tenso.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 291
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Jack Stracci el Miér Ago 02 2017, 04:53

Jack se podía mover por alrededor del circo, en él incluso y aunque gozaba de cierta libertad seguía viendo los grilletes de acero negro, en los que parecía verse los restos de almas en lamento, no se imaginaba que debieron haber hecho en vida esas almas para terminar siendo forjadas. Luego de mirar los grilletes Jack miró las palmas de sus manos marcadas por palabras en lenguaje celta y pese a que no conocía las palabras sabía que decía en cada una, la izquierda tenía escrito "venganza" y la derecha "guerra" Al levantar la mirada se vio a si mismo en el inframundo y las cadenas eran más pesadas y fueron jaladas por la criatura feerica que reinaba ese lugar.

Recuerda, caballero, tú alma me pertenece, aquí estarás cuando hayas terminado, pero no eres tú quien decide cuando acabar la misión, eso es únicamente mi decisión. Me entregaste tu alma juramentada el día que tomaste este castigo en mi nombre, pero tu alma me pertenecía desde el momento en que fuiste concebido con tanto sufrimiento. Un alma pura, sangre de mis tierras, deseó venganza esa noche y eso me llamó.
—le dijo el dios con voz serena pero que aún así imponía respeto. Él llevaba las cadenas en la mano mientras estaba sentado en su trono hecho del tronco de un árbol viejo que derramaba savia roja, que bien podría ser sangre también. A cada lado había un perro blanco de orejas rojas, se veían como unos perros terribles dispuestos a atacar a la orden de su señor.

Vio como Arawn levantaba la vista, sus rasgos eran hermosos, como sólo una criatura feerica lo puede ser. Pero no irradiaba luz como los de su tipo, su tez era pálida, sus ojos azules estaban rodeados por unas ojeras violetas que no demostraban cansancio ni tristeza, solo se trataba de la coloración de su piel. Sus labios eran tan pálidos como sus mejillas y no eran gruesos, más bien lo contrario, unos labios finos que no mostraban en él un carácter generoso, pues no lo era.

Es hora de volver. No quiero que renuncies de nuevo por motivos tan estúpidos con bases en la moral o el orgullo propio. Has soportado mucho en esta vida.
No me defraudes de nuevo.
Te daré unos consejos antes de que te vayas. Pocas veces tendremos esta oportunidad para poder guiarte, mi caballero.
»Sabiendo el nombre de un demonio tienes poder sobre él. El demonio que está albergado en el cuerpo de uno de tus compañeros es muy antiguo y el único que ha visto el lugar del que salió es el hijo del Eshu, el viajero del tiempo.
»Utiliza la oscuridad a tu favor, si debes invocar demonios, hazlo. Si puedes aprender magia oscura, hazlo. Si puedes volverte un vampiro, hazlo. Sea cual sea el camino que tomes terminarás en mi reino, el camino de la virtud es un sendero sin salida para ti. Tu único camino es el de la venganza y la guerra. Se un monstruo.


Una vez terminó de hablar Arawn Jack se sintió jalado de vuelta al mundo, encerrado dentro de su cuerpo de nuevo en el que apenas podía respirar y hacía frío, más del que nunca había sentido. Dio una sonora bocanada de aire seguida por jadeos desesperados en busca de aire. Se agitó intentando levantarse, pero sentía su cuerpo rígido y frío. Se agarró a Deimos en un intento desesperado de salvaguardarse de la sensación de la muerte.

¡Magnus!—dijo entre jadeos con la voz contraída por el daño a su garganta. Despertar en su regazo había sido la mejor forma de volver.—Mi ángel de la muerte. He vuelto, he vuelto...


Premio relato de navidad:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 813
Risen

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Magnus Vólker el Miér Ago 02 2017, 14:15

El también se había planteado la pregunta que pronunció Nicola pero no se había atrevido a decirla en voz alta, ni a imaginarse a un Jack etéreo cerca de ellos. No sólo deseaba que volviera a su cuerpo, a la vida, junto a ellos. Que deshechara esos grilletes que le atormentaban, fueran lo que fuesen. ¿Por qué un espíritu poseía grilletes?.

Era consciente de que su pareja quería salir de ahí cuanto antes, de que no dejaba de pensar en la putrefacción de un cuerpo que, por el momento, estaba impoluto. Uno quería alejarse del cuerpo, el otro atesorarlo. Sin duda eran dos formas de afrontar lo ocurrido, y por eso le ordenó que se marchara en busca de un automóvil, para que pudiera respirar y tranquilizarse mientras él se ocupaba de Jack.

No quería que nadie les detuviera o les diera el pésame, que les contemplaran como si fueran un espectáculo grotesco. El simple pensamiento de que aquello pudiera ocurrir, le enfurecía. Por ello prefería hacerlo de esa forma, sin interogatorios o palabras absurdas.

Se apartó del pintor para que Tate pudiera observar las heridas, sin intercambiar ni una sola palabra con él más allá de las que fueron anteriormente necesarias. Sabía lo que decían del cachorro, de su don, y él mismo había tenido la oportunidad de ver más de una posesión, pero pese a que eso le pareció secretamente fascinante siempre, en esa circunstancia, cuando era su amor el que estaba en el otro plano, no podía soportarlo.

Asintió a Tate cuando éste le dijo lo del coche, sorprendido de no haber escuchado el rugido del motor. Estaba demasiado distraído, posiblemente aún bajo la influencia de un shock del que intentaba librarse con toda su fuerza de voluntad para estar centrado. Ya tenía a Jack en sus brazos, con el cuerpo laxo y la cabeza apoyada en su pecho. Salió con él y, sin mirar a ningún otro lado, fue directo al coche y subió, acomodándole en su regazo mientras Tate se ocupaba de cerrar la puerta y subir al asiento del copiloto.

-Gira a la derecha en el siguiente sendero -pidió al cabo de un rato, habiendo dejado ya atrás el circo y pasado parte de la ciudad, con la mirada puesta en la carretera. Su mano derecha estaba sobre Jack, y le acariciaba el costado distraídamente como siempre había hecho. Se mordió el labio inferior. Aquello tenía que salir bien.

Ya era de noche, y por esa zona todo estaba oscuro a excepción de los faros del coche que iluminaban el camino desierto. Los árboles parecían inclinarse sobre ellos y, después de un nuevo giro, la casa quedó a la vista. Con una silueta tétrica y sus ventanas rotas, a través de algunas de las cuales salían girones de cortinas que antaño fueron de lujo. Las plantas que decoraban la entrada, a ambos lados de la puerta, estaban muertas pero aún dentro de unos bonitos aunque resquebrajados maceteros de tamaño considerable.

Miró fijamente los ojos de Nico a través del espejo retrovisor, queriendo decirle que estaban juntos en eso y en cualquier otra cosa. Una mirada que se mostró alterada y confusa cuando notó, por la mano apoyada sobre Jack, que éste acababa de dar una bocanada.

Giró el rostro con rapidez hacia él y contempló la resurrección que tuvo lugar entre sus brazos, tan rápida como maravillosa. Jack se agarró a él con desesperación, la misma que pareció mostrar Deimos al ayudarle a hacerlo, estrechándole para darle a entender que no le dejaría caer - ¡Jack! -exclamó, con una voz ahogada por la emoción y la sorpresa, besándole sin poder contenerse aunque sólo fuera un momento para no arrebatarle el poco aire que parecía tener. Le dedicó una sonrisa que casi recordaba a la que le había esbozado cuando lo vió en el sanatorio después de su encierro. De felicidad desbordante. Una lágrima roja delineó su pálida mejilla al sentir su aliento tan cerca y su mirada siendo correspondida; no era una alucinación, había vuelto del mundo de los muertos. Acarició con dulzura su rostro, que pese a la tonalidad propia de un muerto, empezaba a adquirir una un poco más diferente- Si, y estamos contigo -aseguró, cogiendo una chaqueta colorida que había en el asiento, probablemente del gitano, y poniéndosela encima para que dejara de sentir frío, tomándole después de la mano con fuerza- Te recuperarás, mi amor. No volverás a irte nunca -Miró con rapidez hacia Nico, sonriendo ampliamente, tembloroso aún de la emoción y la agitación. Rió de alegría, llorando, y volvió a besar a Jack.

Estaban al lado de una fuente marchita que tenía al lado la casa, con el coche ya detenido iluminando la mediocridad de la fachada. Pese a todo, nunca un sitio se le antojó tan dolorosamente hermoso como aquel en ese momento, mientras observaba a Jack y escuchaba su corazón volver a latir. Devolviéndole de igual manera la vida al suyo.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 409
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Nicola Stracci el Miér Ago 02 2017, 20:18

Una vez hubieron llegado a la casa Nicola estacionó enfrente de ésta. Él había estado en silencio todo el camino, tampoco parecía que ninguno fuera a comenzar una conversación, pues lo único que se había hecho oír había sido la voz de Deimos al darle indicaciones.
Apagó el motor, pero dejó las luces encendidas, pues en la oscuridad de la noche sólo tenían eso para tener opción de mirarse.
Observó a Deimos a través del retrovisor, correspondiendo a su mirada, y el silencio de la noche se rompió cuando escuchó la respiración violenta de Jack, haciendo que se sobresaltara.

Había comenzado a pensar que estaban haciendo el idiota, que Tate no era más que un retrasado que decía cosas de retrasados, pero tuvo que tragarse sus palabras.

Se había girado hacia los asientos traseros, apoyándose en el respaldo del propio y en sus rodillas, contemplando aquella escena entre luces y sombras.
¡Jack! —exclamó, casi sin poder creérselo. Si no lo estuviera viendo, jamás lo habría creído, y por un momento pasó por su mente la idea fugaz de que se hubiera convertido en lo mismo que era Deimos.
Al final, se dijo, el único que moriría definitivamente cuando le llegara la hora sería él, pues los dos amantes parecían ser unos maestros en evadir la muerte.
Miró a Deimos, y luego volvió a mirar a Jack.

Más allá del alivio y la felicidad de verlo volver a la vida había una sensación desagradable presionando el pecho de Nicola, no sabía cómo llamarlo o controlarlo, pero estaba... Estaba furioso.
¡¿A qué mierda estás jugando?! —no pudo evitar gritarle—. ¿Te parece divertido hacernos pasar por esto? ¿Qué pretendías? ¿Hacernos pasar por el peor momento de nuestra vida y luego regresar como si nada? Tú, maldito...
Apretó las manos en el respaldo, con el ceño fruncido, mostrando toda su rabia de esa manera.
Las cosas que me dijiste en la mañana, que no me dejarías, ¡mentiroso! —lo acusó, rompiendo a llorar después.
Soltó el respaldo para y levantó sus manos, como si pudiera ahorcarlo con ambas en la distancia.
Te mataría con mis manos ahora mismo —dijo, entre sollozos, y luego empezó a reír de forma histérica.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 993
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Tate el Miér Ago 02 2017, 20:29

Tate prefirió mantener el perfil bajo en esa situación, pero igualmente se había girado hacia los asientos traseros para poder ver a Jack, fascinado por su resurrección.
No dijo nada, sólo acercó una mano para tocarlo, su brazo, como si necesitara eso para reafirmarse en esa realidad. Luego la apartó rápidamente, como si fuera un animal reaccionando a un movimiento brusco, y sonrió.

Jack estaba muy frío, como Lucien, pensó, pero su corazón latía, no sintió que fuera una criatura, y tampoco podía darle otra explicación, para él había sido un milagro, un auténtico milagro divino, y notando una repentina fe se sintió revitalizado, llevando sus manos a su propio pecho. Estaba en paz.
Necesita calor, está muy frío —dijo, cuando sólo se escuchaba la risa nerviosa de Nicola, dirigiéndole sus palabras a él, sabiendo que de Deimos no podría obtenerlo.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 291
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Jack Stracci el Vie Ago 04 2017, 19:31

El beso que duró unos pocos segundos juntó dos bocas frías tocadas por la muerte y al estar en igualdad de condición hizo algo paradójico a la vez, pues sintió como si sus labios fuesen tibios y dulces, suaves y tiernos. Sentía que había estado siglos lejos de Deimos y que todo aquello por lo que había estado molesto con él lo había separado aún más. Pero volvía y Deimos no lo dejaría irse otra vez. Sentía que había sido tan malo, tan injusto y que todas las represiones morales lo había llevado al borde del abismo en el que se dejó caer con la sola idea de que no podía mirar atrás, que no podía arreglar nada. Pero no había nada que arreglar, Deimos estaba condenado y él también.

Miró hacía el otro lado cuando la voz del otro condenado se hizo notoria, aturdiendolo incluso con tantas acusaciones. Le hizo tantas preguntas que no pudo retener en su mente que no se veía capaz de contestar a nada. Lo vio llorar y reír. Esa risa de hiena que le recordaba tanto a la de Kóstyk. Miró a Tate luego y moduló un "Gracias" que le dirigió desde el fondo de su corazón. Una gratitud sincera, pues no sabía como iba a volver a su cuerpo sin su ayuda. Comprendía de parte de Klaus que tuvo las mejores intensiones, pero en el momento que lo llevó al circo "cerró" el vinculo que tenía con su cuerpo impidiéndole volver en el momento. Miró a Deimos de nuevo y le sonrió con sus labios pálidos juntos.

Vi a dios...Mi dios, quien me dio este poder. Él me devolvió, mi alama es suya y estoy condenado, me regañó por la moral que se estaba formando en mi, del tiempo de la orden, donde los dioses se mezclan y hablan del pecado.—decía en voz baja y temblando por el frió, pese a estar con una chaqueta encima, el frío venía desde sus huesos.—Me aclaró lo que era servirle, mi camino y me dio pistas para lidiar con el demonio de Nicola... También me habló de ti, amor. No le importa si eres vampiro, me dijo que si debo serlo para servirle, que lo sea, que si debo invocar demonios para servirle, que lo haga, porque su camino no es la virtud, es la guerra... y la venganza.
»Estaba tan equivocado. No debía cambiar por mi fe. Mi fe me eligió por quien era yo. El hijo de un alma pura que pidió venganza.


Intentó incorporarse hasta quedar sentado al lado de Deimos, así podría mirar más fácilmente a Nicola. Dentro de lo que pudo aclarar su mente intentó buscar como responderle, a ambos les debía una explicación.

Lo siento. Les pido perdón, sinceramente por lo que les hice pasar. No pensé con claridad, sólo pensaba en cosas terribles, tenía alucinaciones y estaba muy inestable mentalmente, sólo cuando era demasiado tarde me arrepentí de poner el cinturón en mi cuelo, pero lo había dejado inalcanzable para mi, tal vez pensando que intentaría salvarme...—llevó los dedos hasta su garganta donde se veían las marcas de como se arañó en el último momento intentando sacarse la correa del cuello con desesperación.—La noche anterior y esa mañana no sabía que lo haría. No les mentí cuando les dije que los amaba...No me despedía, no prometí en vano. No supe que lo haría hasta que tuve el cinturón en el cuello, cerrado y entonces me arrepentí.—Miró a ambos, a Tate incluso porque era parte de la conversación también, aunque fuera sólo oyendo.—Supongo que no me dejarán usar más cinturones.— se encogió de hombros y rió tratando de poner un poco de humor en un asunto que podía ser malo, pero era, porque pese a lo que había hecho estaba feliz de volver. Todo marcaba un antes y un después y en ese momento se había liberado de los grilletes morales que el mismo se había puesto. Tenía espacio en sus muñecas para sólo un par de grilletes y esos eran de dios.


Premio relato de navidad:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 813
Risen

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Magnus Vólker el Mar Ago 08 2017, 14:29

Cuando el coche se detuvo la gravilla del suelo rechinó bajo su peso, pero cualquier otro sonido o palabra quedó opacado por la respiración de Jack. Estaba vivo, era increíble, imposible... pero estaba vivo y entre sus brazos.

Nicola no tardó en lanzar una acusación tras otra, haciendo que Deimos hiciera una pequeña mueca de rabia que pronto se borró por volver a mirar a Jack, mientras las risotadas extrañas y dementes del italiano decoraban el interior del automóvil. Asintió a lo dicho por Tate, y supo que él no podía procurarle ese calor corporal que precisaba, pero le ayudó a incorporarse un poco y contempló su hermoso perfil, devolviéndole la pequeña sonrisa antes de que empezara a hablar.

Les explicó la razón de que hubiera regresado a la vida y, sencillamente, no podía creerlo, ¿de verdad su dios tenía un poder semejante?. Realmente aquello constituía una pregunta interior absurda pues no en vano él mismo caminaba entre los vivos más de una década después de su muerte porque un demonio le había otorgado dicho poder. Los tres estaban tocados por lo divino y lo infernal, de una forma u otra. Unidos por ello aún más de lo que creían sus propios corazones. No compartía aquello de servir a nadie, por muy dios que fuera, ya que deseaba ser el suyo propio y dictar las normas, pero si ese Dios había llevado a cabo un milagro semejante, bienvenido fuera con todo lo que traía consigo.

Por costumbre, sin pensar, le pasó un brazo por los hombros para intentar que parte del frío que sentía se difuminara, sin interrumpir sus palabras. - No necesitas cambiar nada de ti -susurró después cerca de su oído, besándole el hueso de la mandíbula.

Pasó su mirada de Nicola a Jack, a medida que éste último se disculpaba, y se quedó pensativo. Al parecer había sufrido una crisis psicótica que le llevó al suicidio, y nadie pudo detenerle a tiempo. ¿Pero qué era lo que lo había iniciado?. Contempló la marca amoratada y gruesa de su cuello, y quiso reír por la broma pero no pudo hacerlo.

-Has sido un hipócrita, Nico. ¿Por qué no dices toda la verdad?. Porque esas preguntas que tú mismo le has hecho, os las puedo dedicar yo a vosotros, ¿no te lo has planteado siquiera?. -acusó en esta ocasión, mirándole fijamente a los ojos- Si no hubiera despertado a tiempo, tú también habrías estado muerto, cerca de Jack y al lado de mi lecho. Te habías cortado las venas, y antes de eso, te intentaste pegar un tiro. Vi la pistola -estaba serio, la euforia había menguado- Me habría encontrado vuestros cadáveres, nada más. -carraspeó, mirando un momento a Tate ya que, al fin y al cabo, también estaba ahí. - No soy idiota, sé que hay algo que me ocultáis, he podido ver algunos esbozos, aunque no tuvieran demasiado sentido. Pero ahora eso no importa, primero tenéis que recuperaros y celebro que ambos estéis vivos y aquí. -abrió la puerta del coche y ayudó a Jack a salir, con movimientos lentos y cuidadosos. Abrió también a Nico y le dió la mano, haciéndole un gesto para que sostuviera a Jack mientras él iba hacia la puerta de la casa y forzaba con soltura la cerradura para abrirles. - Hay una chimenea en el salón, aunque no sé si funciona.

Esperó a que pasaran los tres para cerrar la puerta de nuevo.
Algunos muebles estaban cubiertos por sábanas, como si hubieran tenido la intención de ir a por ellos pero jamás lo hubieran llegado a hacer. Se detuvo frente a Jack y Nico, haciendo dejado que Tate se adelantara un poco, y les miró. - No volváis a hacerme esto nunca más. -les dió un beso cargado de rabia y rencor,  casi doloroso.

Sacó del bolsillo de Jack, a la vieja usanza de ladrón, el mechero, y encendió con él un par de candelabros que había por ahí, enderezando las velas algo usadas. En el suelo, pisó un par de perlas rotas que habían sido antiguamente de un collar femenino, aunque la mujer llevaba un par de días muerta bajo su propia mano. Apartó del resto del collar con un arrastrar de pie indiferente y se subió la manga de la camisa, mostrándole su muñeca a Jack, dándole a entender cláramente su ofrecimiento. Podía curarle con rapidez si lo deseaba.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 409
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Nicola Stracci el Mar Ago 08 2017, 18:08

Las palabras de Jack más que nunca le sonaron al desvarío de un loco que hablaba de dioses paganos, a pesar de que no era el más indicado para juzgarlo. Habiendo vuelto de la muerte no tenía otra opción más que creerle. ¿De qué otro modo lógico podría haber revivido?, se preguntaba. Quizás no hubiera estado muerto, catalepsia... Nunca se había enfrentado a un caso de catalepsia, eran terrenos inexplorados, sólo lo sabía en la teoría, y la teoría decía que podía deberse a esquizofrenia o abstinencia por drogas.
Tuvo que desechar la idea. En su caso no se había presentado así como así, como respuesta a la esquizofrenia o la abstinencia, sino que realmente había muerto después de ahorcarse.
Tenía que creerle, él, que era poseído por un demonio, cuyos amantes eran un vampiro y un enviado de dios.

No había reído por la broma, se limitó a mirar a Jack mientras éste les ofrecía unas disculpas, y Nicola no supo qué decir.
¿Qué se suponía que dijera en esa situación?, se preguntaba. «Te perdono, te amo», tal vez. Alegrarse de corazón de que estuviera de vuelta. Pero el problema era que algo había quedado muy dañado dentro.
Al menos logró calmarse. Ya no reía, ya no se le veía tan alterado, y con la cabeza agachada se frotó los ojos con ambas manos, manteniéndose en esa pose unos momentos.

Escuchó las acusaciones que Deimos le dirigió, y lo único que hizo para responderle fue levantar la cabeza para mostrarle una mirada airada. No era culpa de Deimos que en ese instante causara tal molestia en Nicola, pero ya estaba harto de ser acusado y cuestionado, sintiendo que era lo único que había obtenido desde que comenzó el día.
Cállate, estoy harto de esa mierda —dijo finalmente, de forma brusca y elevando ligeramente la voz, sin poder contenerse—. No se trata de mi. No lo pensé, no podía soportar seguir vivo mientras él estaba ahí muerto por mi culpa. ¿Crees que estoy satisfecho? No he hecho más que joder todo una y otra vez.

Una vez fuera del vehículo ayudo a Jack a mantenerse en pie con un abrazo necesitado y protector, habiendo antes apagado las luces del coche.
Estando así pudo ver la casa, que se presentaba ante ellos más tétrica que antes, y se le escapó una risilla nerviosa, como si de pronto se le hubiese ocurrido algo muy gracioso. Y en parte era así.
Parece el decorado de la casa de los sustos—dijo—. Sólo que el malvado monstruo va con nosotros —añadió, mirando a Deimos con una sonrisa pícara, empezando a recuperar su ánimo.

Cerca como estaba de Jack pareció dudar unos momentos antes de finalmente besarlo, temblando ligeramente al sentirse sobrecogido por la emoción de volver a tenerlo entre sus brazos, con su corazón luchando por seguir latiendo.
Llevó una mano hasta su pecho sólo para darse el lujo de sentirlo contra la palma, y una solitaria lágrima rodó por su mejilla.
Supongo que puedo dar las gracias a dios... —murmuró a Jack.

Ya en el interior de la casa abandonada recibió el beso de Deimos, que correspondió, y luego echó un vistazo a su alrededor. Tenía potencial, era una casa al menos, pero nada quitaba que estuviera abandonada de a saber cuánto tiempo.
No es el mejor lugar del mundo —comentó, sin saber por qué no simplemente regresaban a su hogar, al carromato—. Las ventanas rotas dejan pasar el frío, está helado aquí dentro.
Tal vez el alma de Jack necesitara más tiempo, se dijo, y volver al circo antes de tiempo lo perjudicaría, así que ni siquiera mencionó la posibilidad de regresar todavía.

Dejó a Jack con Deimos, para que éste lo curara con su sangre, y caminó un poco por el salón, sacando una de las sábanas de lo que le pareció un sofá. Lo sacudió con la mano, comprobando qué tan polvoriento estaba, y luego buscó a Tate con la mirada, ayudándose sólo de las velas que el vampiro había iluminado.
Enciende la chimenea, ¿puedes hacer eso? —le habló al cachorro—. Saca madera de las patas de una mesa o algo, iniciativa.
Se sentó finalmente, y desde su posición observó a sus amantes.
Esto casi se convierte en una terrible réplica de Romeo y Julieta —dijo, sin poder evitar reír.
Había estado a punto de suicidarse por nada, y una parte de si le gritaba que no valía la pena, que siempre iba a ser así. Él sería el único que moriría para ser olvidado.
Las palabras hirientes de Werther estaban aún muy recientes, y habían hecho mella en él. No podía evitar una sensación de desamparo y abandono a pesar de estar ahí. «Tú no eres más que un aparecido en su relación, un extraño que metieron en su cama para no pelear tanto», resonó la voz del albino en su mente, recordándoselo.
... Y nunca me ha gustado esa historia —añadió sin mucho orden, luego de la pausa que lo tuvo silente y pensativo.




avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 993
Custom 4 - Nicola

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Tate el Mar Ago 08 2017, 19:24

Entró al interior de la casa con ellos, pese a que le daba miedo la idea, porque más miedo le daba quedarse afuera solo.

En el interior tomó una de las velas que había prendido Deimos para prender otras más, las que encontrara que podían usarse, y cuando el lugar estuvo algo más iluminado se dedicó a deambular por lo que era el salón, dándole su espacio a los tres.

Escuchó lamentos, cosa que lo hizo girar hacia Deimos, Jack y Nicola, pensando que alguno lloraría, pero no le pareció, por lo que avanzó, buscando, llevando consigo un candelabro con dos velas encendidas para que la luz le sirviera de guía.
Encontró la chimenea llevado por los lamentos, y al iluminar junto a ésta vio a una niña sentada en el rincón abrazada a sus rodillas. Su cabeza repleta de rizos negros estaba agachada, pero al notar a Tate la levantó para mirarlo con un par de enormes ojos de color chocolate. Tate acercó algo más el candelabro, para verla mejor, y supo entonces que no estaba viva. Vio sus ojos, la niña vio los suyos, y la pequeña chilló, haciendo que Tate retrocediera.
¡¿Puedes verme?! —le preguntó, alterada, poniéndose en pie.

No le respondió, tuvo que desviar su atención para atender a Nicola, que le mandaba a prender la chimenea, pero luego regresó a mirar la niña.
¡Sí que puedes! —dijo, muy sorprendida, e hizo el gesto de tomarle la mano al mayor.
Tate sintió frío con su tacto, y aunque ella fuera intangible también se movió, por lo que parecía que realmente estaba tomando su mano.
Ven, no rompas una mesa, esos chicos son malos, hay madera por aquí —le indicó, y lo guió para que la encontrara, apilada dentro de un mueble cercano, también otras cosas viejas para poder hacer fuego—. No me gustan ellos, no me gusta el rubio, estuvo aquí, es un asesino. Ese otro tiene un algo feo...
Nos iremos pronto, no te vamos a molestar mucho rato—le prometió Tate, con un susurro, pues no quería que los otros pensaran que hablaba solo.
Noooo —lloriqueó—. Estoy muy sola aquí, todos se han ido...
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 291
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Jack Stracci el Mar Ago 08 2017, 23:25

Cuando Deimos le pasó el brazo por sobre el hombro se pegó a su costado buscando el calor que de alguna manera igual sentía, tal vez era muy sutil o tal vez se trataba sólo de su imaginación, pero lo que le era más reconfortante era como lo había recibido, en contraste a Nicola quien se llevó regaños por parte de Deimos. Jack por su parte, aunque en cualquier otra situación se hubiese molestado con él, en ese momento aceptaba que le gritara así, Deimos también podía hacerlo si quería, pues imaginaba que lo que les había hecho era terrible, él mismo recordaba como había sufrido y llorado cuando Deimos regresó como un vampiro y luego de que hubo terminado de hablar cada uno dentro del auto miró su perfil diciéndose mentalmente que Deimos no lo hubiese abandonado de haber sido él el que cayera en las manos de Denis y hubiese sido el que cambiara. Quiso disculparse, aunque ya lo hacía en su mente.

Fuera del auto estuvo con Nicola a quien no miró a la cara pues sabía que estaba molesto con él. Si hubiese estado en su posibilidad se hubiese alejado para ir a la casa, pero cada uno de sus miembros se encontraba rígido, hasta sus nudillos parecían haber perdido movilidad, era donde más sentía la rigidez. No imaginaba como estaría de haber pasado más tiempo aún. Miró a Nicola cuando habló bromeando sobre la casa y Jack giró un poco la cabeza para mirarla. A él le parecía bella, más incluso que si se tratara de una casa con calor de hogar. De pronto sentía una mayor afinidad con las cosas lúgubres, incluso más que antes. La casa le inspiraba la calma que necesitaba. Miró a Nicola, vio su indecisión y cuando por fin lo besó sintió que lo perdonaba, aunque no por eso esperaba que no le fuera a recriminar por un buen tiempo lo que había hecho. Respondió a su beso y al separarse le sonrió levemente. Levantó la mano para secar su lagrima y luego le puso la manos sobre la que tenía en su pecho. Estaba vivo, con un corazón latiendo.

Respondió al beso de Deimos y se abrazó a él luego. Necesitaba su cercanía y a la vez apoyarse en él. Apoyó la cara de lado en su hombro mirando hacía Nicola y Tate.

Nunca más.—le dijo y rió bajo. De pronto se había acordado del libro que le había prestado Valdemar donde había leído obras de terror de un escritor que desconocía hasta entonces.—Deja tranquilo a Tate, gracias a él también volví. Le pedí que fuera lo más rápido posible pensando que tu harías lo que Deimos dijo que hiciste... ¿Tienes idea lo dificil que fue para él ir con el miedo que les tiene?... Deja de atormentarlo ahora y agradécele, o esta sería la hora que seguiría dentro del circo hasta que mi carne se volviera aún más lívida de lo que ya está.

Miró a Deimos luego y vio su ofrecimiento y le sonrió. Acarició su muñeca y espero, mirando atento, que abriera sus venas para darle de su sangre poderosa y adictiva. Se relamió los labios antes de acercarse a su muñeca tomando su mano y el antebrazo, pero antes de beber se giró para pegar su espalda a su pecho como si se tratara de una pareja bailando. Miró a Nicola antes de beber y a Tate y por un momento le pareció ver a una niña. Tan cerca estaba de la muerta aún que esta no tenía más que un leve velo que lo separaba.

Bebió su sangre cerrando los ojos, dejando que todos sus sentidos se volcaran sólo a eso. Deseó que Deimos lo mordiera, como aquella vez, para sentir el placer que lo había embargador esa vez, pero su sangre estaba fría entonces alejando poco a poco con su sangre el toque de la muerte. Alguien con un olfato muy bien desarrollado incluso habría podido sentir en él como ya comenzaba a hacerse presente el sutil olor de la muerte.

Cuando creyó que hubo sido suficiente para estar en mejores condiciones se separó de Deimos y llevó la mano que le sostenía para que le acariciara la cara.

Perdóname Deimos. Nunca debía dejarte solo enfrentando lo que eras ahora... Ahora puede ver que tú no me hubieses abandonado, que incluso cuando el circo desapareció tú no perdiste las esperanzas de encontrarnos. Seguiste amándonos. Siento que no soy digno de tanto amor. Pero lo seré. Seré sólo vuestro. Si me tocan otras manos que no sean las vuestras siento que mi conciencia me tortura desde dentro y me arroja a un abismo. No podía más con ella cuando volví a ofenderles besando otros labios. He sido hipócrita y egoísta abanderándome en la igualdad y venganza contra ustedes. Me volví peor incluso... Pues no puedo negar que quería dejar de amarlos, que incluso pensé en matarlos, a ambos. Pensaba que eran una carga, pero estaba muy equivocado, Arawn, el dios del inframundo que me eligió no desdeña el uso de demonios a mi favor... No son mi enemigo como creí, ustedes son perfectos. Tu sangre...—miró a Deimos.—Tu alma— miró a Nicola.—Nuestra oscuridad está hecha para purgar al mundo...Somos armas de la oscuridad, condenados, juntos. No podría ser más perfecto. Los tres estábamos destinados... Siempre fuimos monstruos... "se un monstruo"—citó a su Dios y luego se rió, suave, como solía hacer y sin necesidad de ser histérico o estridente podría perfectamente tomarse como la risa de alguien demente, no por la misma, sino por su mirada.—Tenemos más poder que nunca...¿No lo ven? Antes eramos sólo tres humanos... No eramos más que unos adeptos. Unas orugas esperando convertirse en algo más. Ahora estamos listos. Los tres podremos devorar el mundo.


Premio relato de navidad:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 813
Risen

Volver arriba Ir abajo

Re: [Benton] Touch of death || Magnus

Mensaje por Magnus Vólker el Vie Ago 11 2017, 13:40

Nicola no aceptaba su razonamiento y se limitaba a levantar la voz y autoflagelarse. Quería decirle que, de haber muerto definitivamente Jack, él habría estado ahí para él pero que no le tuvo en cuenta ni un segundo. No obstante, no podía echárselo en cara cuando él mismo tenía la intención de no separarse del cadaver del pintor pese a su insistencia y súplicas- Ninguno es un santo, Nico -dijo simplemente, negándose a darle la razóna aquello de "no he hecho más que joder todo una y otra vez" pues no consideraba que la tenía.

Ya fuera, la calma que prosigue a la tormenta pareció asentarse suavemente y le dedicó al italiano una sonrisa de medio lado por su pequeña broma. Pensar que hacía tiempo aquella palabra, monstruo, era tomada como una ofensa y ahora era parte de un apelativo cariñoso...

A él aquella casa le había atraído desde el primer momento, hermosa pero vacía y oscura, como él. Con sus decoración recargada y cara, seguramente libre de robos por la leyenda que corría en su contra y que decía que estaba encantada. Nadie se atrevía a adentrarse en ella, no eran capaz de ver su hermosura. Por eso la había usado como pequeño refugio de caza, llevándose a la mujer morena allí, con promesas de placer y aventuras que terminaron demasiado pronto. La había dejado en el bosque, a merced de las alimañas para que fuera devorada y, con suerte, encontrada cuando ya era demasiado tarde. Ningún dedo apuntaría hacia él, no cuando además estaba ya parcialmente enterrada.
No se había percatado en el collar hasta que entró con ellos, pero no era más que un detalle sin importancia.

-¿Prefieres un hotel, mi precioso dandi? Habría sido interesante aparcar delante con un cadáver en el asiento trasero. ¿Qué excusa le habrías dado al botones? -cuestionó con mofa, rodando los ojos- Debería haber alguna manta, o sábana. Estará polvorienta pero cumplirá su función y podréis resguardaros los tres. Dejaron todo como estaba, tuvieron miedo de volver y nadie quiere saquearla pese a los cubiertos de plata o demás objetos. Se dice que está maldita porque alguien se suicidó, o fue envenenado...no lo recuerdo. No le presté atención - Se quitó su chaqueta y se la tendió a Nicola para que la usara, ya que él pese a su camisa fina no tendría frío.

Tras dar su prenda, acogió nuevamente a Jack entre sus brazos y llevó la muñeca a sus labios para abrirse con los colmillos una herida, sin importarle que Tate viera demasiado. Éste sabía lo que era, se notaba a distancia.

Suspiró en cuanto los labios de Jack se posicionaron sobre su piel y empezó a beber de él. Era una sensación deliciosa, y desde aquella postura podía ver su perfil ya un poco sonrojado por la sangre. Acarició su cabello, dejando que se saciara, que recuperara tantas fuerzas como quisiera. Levantó un momento la mirada hacia Tate, viendole en un rincón. Le había escuchado hablar pese al bajo volúmen del susurro, y sus palabras le hicieron sonreír de medio lado. ¿Tenían razón pues y había fantasmas en ese lugar?. Le resultó encantador.

Miró después a Nico, volviendo a suspirar por culpa de Jack- Eres más que eso, Nico, infinitamente más -comentó habiendo escuchado sus pensamientos con claridad. - A mi si me gustaba esa historia...

Cuando Jack se apartó, Deimos bajó el brazo y le devolvió la mirada. Su herida empezó a cerrarse a medida que la disculpa iba fluyendo. No había creído nunca escuchar esas palabras, y el hacerlo le instó a sonreír. Frunció un poco el ceño ante los otros labios que mencionaba, sin saber a quiénes o a cuando se refería. Miró a Nico de soslayo cuando Jack lo hizo, imitando el gesto como guía de sus palabras. Rió entre dientes - Siempre hemos sido perfectos. Ese dios tuyo solo te ha dicho lo que ya sabíamos. Por supuesto que estábamos destinados y condenados. Pero yo no soy un arma suya, yo no le he visto, ni me ha hablado jamás y tampoco me guío por órdenes. Creo en lo que te ha hecho, en tu resurección, igual que en la mía, pero no soy uno de sus seguidores. -volvió su atención a Nico, que estaba sentado como un Rey en el sillón- La oscuridad nos adora a los tres, es evidente. -bajó un segundo la mirada, pensativo- ¿De qué quieres purgar al mundo? ¿De otros monstruos? Dah... dejémonos de deidades, y descansa -le llevó hasta donde estaba Nicola, haciendo que tomara asiento a su lado.

Se alejó de ellos para ir a una habitación contigua y buscar alguna manta o algo que pudiera servir mínimamente - ¿Haciendo amigos? -musitó al pasar al lado de Tate lo suficientemente bajo como para que él le escuchara. Rió entre dientes y se adentró en el cuarto. En el segundo armario dió con una manta gruesa que, aunque vieja y con algunos agujeros, podía servir. Regresó para tendersela a Jack. Y se sentó en el butacón de al lado.

No se había alimentado aquella noche, y además había dado parte de su sangre a ambos, por lo que su apetito había despertado pero intentaba mantenerlo bajo control aunque el olor de la sangre de Nico siguiera adherida a su piel. La chimenea al final terminó por iluminarles y el crepitar de la leña seca se volvió una banda sonora que acrecentaba el tenebrismo del hogar.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 409
Carny

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.