Últimos temas
» Full Moon || Privado.
Hoy a las 21:00 por Kangee

» [Benton] To be human || Patrick
Ayer a las 08:01 por Lucien Delacroix

» Kindness || Jørgen
Mar Oct 17 2017, 11:48 por Jørgen Bak

» Tienda de batalla
Lun Oct 16 2017, 13:44 por Christopher Dallas

» The day after || Jack
Dom Oct 15 2017, 16:34 por Nicola Stracci

» [Benton] En pos de "Él" - Kangee
Sáb Oct 14 2017, 19:45 por Kangee

» Cierre de temas
Sáb Oct 14 2017, 18:58 por Kangee

» Los pequeños detalles que importan || Nicola Stracci [flashback]
Sáb Oct 14 2017, 13:51 por Kóstyk Záitsev

» [Aberdeen] This place is scary|| Jude.
Sáb Oct 14 2017, 13:24 por Kóstyk Záitsev

» [Benton] Conozco tu nombre || Valentina
Sáb Oct 14 2017, 13:07 por Valentina Ferragamo

Afiliaciones
Hermanas 4/5
Élite 10/20
Directorios 6/8
Última limpieza 09/10/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

¡Eh! ¡Tú! Sí, tú. ¿Has visto a un tigre? - Tate [Baltimore]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Eh! ¡Tú! Sí, tú. ¿Has visto a un tigre? - Tate [Baltimore]

Mensaje por David Beatty el Sáb Ago 15 2015, 23:21

Recuerdo del primer mensaje :

Me entretuve cinco minutos observando el espacio vacío dentro de la caravana en la que tendría que estar la jaula de Nero. La jaula y Nero, el tigre. Pero ninguno de los dos se encontraba allí y aquello había sido tan impredecible que había tardado cinco minutos en poder reaccionar. Tras aquello intenté no sucumbir al pánico pues en el circo podía desaparecer una galleta, podía desaparecer una peluca de un payaso y hasta podía desaparecer una parte del dinero de las entradas pero nunca había escuchado que desapareciera una jaula entera con un tigre dentro. Salí de la caravana y me acerqué a uno de los chicos que ayudaban en todo el montaje del circo, quién en aquellos momentos se encontraba apilando una serie de cajas que al parecer tenía que mover hacia otra tienda. Le golpeé suavemente el hombro para que me prestara atención y le intenté sonreír como normalmente hacía, fallando estrepitosamente a causa del nerviosismo.

Hola. Esto… ¿has visto a un tigre…? – la cara del empleado fue suficiente para darme una respuesta. Asentí con la cabeza antes de que pudiera añadir algo más y me aparté de él, avanzando hacia una zona en la que se encontraban más trabajadores, todos desesperados por cumplir el horario y acabar de montar las tiendas y las carpas. Intenté detener a alguno más para preguntar pero al ver sus rostros llenos de preocupación y nerviosismo comprendí que no era cuestión de interrumpirles con algo que pudiera parecerles banal, por lo que con un suspiro de resignación, fui yo mismo quién empecé a buscar algún rastro de la jaula. El día anterior había estado con Nero en aquella misma caravana por lo que era imposible que la caravana fuera otra o se hubiera extraviado durante el viaje. Había sido la jaula la que se había movido y únicamente podía preguntarme hacia dónde habría ido. – Si un tigre se hubiera escapado de su jaula y vagara tranquilo por la zona habría cundido el pánico y me hubiera enterado, ¿verdad? – me pregunté a mí mismo en voz alta, descartando la remota posibilidad de que alguien hubiera liberado al tigre y se hubiese deshecho de la jaula.

Avanzando por todo el recinto y con la mirada atenta a cualquier jaula grande, me topé de pronto con alguien que no parecía tan ocupado como los demás. Se trataba del perro del amo del lugar, aquel chico que parecía estar hecho enteramente de color blanco y que solía caminar a cuatro patas. Me acerqué a él lentamente y me agaché para quedar a su altura, apoyando los codos en las rodillas y observándole en silencio. En otro momento le hubiera sonreído para ganarme su confianza inicial, pero tras el incidente con Nero no me veía con fuerzas de hacerlo. Estaba preocupado, no había duda de ello. – Hola. – Alegué con voz tranquila. – Estoy buscando a un tigre con su jaula. Se encontraba en su caravana pero ahora ha desaparecido. ¿Has visto alguno por aquí? – Seguramente ni siquiera sabría a qué tigre me refería… pero todo el mundo se fijaría en alguien moviendo a un animal tan grande y de colores tan llamativos, ¿verdad? Esperaba que aquel chico pudiera ayudarme en mi búsqueda.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 101
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo


Re: ¡Eh! ¡Tú! Sí, tú. ¿Has visto a un tigre? - Tate [Baltimore]

Mensaje por David Beatty el Sáb Oct 03 2015, 18:56

En cuanto el sonido de la extraña risa de Tate llegó a mis oídos mi sonrisa se intensificó y finalmente terminé por echarme a reír con ganas en cuanto escuché las carcajadas de Kóstyk, un hombre que me había demostrador no ser tan terrible como lo había estado siendo durante mis peores pesadillas. No solo no me había intentado asesinar sino que además me había aconsejado dónde poder encontrar al tigre. Le acaricié la cabeza a Tate en cuanto se me acercó y me sorprendí al escucharle pronunciar el nombre de mi tigre, pero señalando hacia otra dirección. Kóstyk alegó que aquello querría decir que su cachorro sabía dónde se encontraba mi animal antes de subir sobre el elefante – la elefanta en realidad, cuyo nombre parecía ser Jacinta – y mirarme como si quisiera que me marchara. Asentí con la cabeza, intentando mirar detrás del elefante para saber qué era a lo que había estado persiguiendo, y tras darme por vencido en aquello decidí que seguiría a Tate donde me quisiera llevar.

Voy a ir a buscarlo ahora. Muchas gracias por todo. Te informaré si no está donde dice Tate. –Añadí, dirigiéndome a Kóstyk. Mi mirada se dirigió entonces hacia la elefanta y levanté el peluche que me había dado para que viera que lo seguía teniendo. – Y muchas gracias a usted, señorita. Cuidaré bien de él, no pienso perderlo. – Le expliqué, para a continuación colocarme el peluche en el bolsillo de la camisa que se encontraba en mi pecho, de manera que su gran cabeza y su torso sobresalieran. Tras despedirme de aquellos dos – y mirar en el interior desde mi posición para intentar de nuevo saber qué era lo que me había conducido hasta allí – me di media vuelta y empecé a caminar con Tate de lado, esperando que me mostrara dónde se encontraba mi tigre. Esperaba de verdad que fuera él.  – Muchísimas gracias por todo. – Susurré en cuanto nos quedamos de nuevo solos. – Siento haberte metido en este problema, amigo, pero no sabía a quién acudir. – Añadí para disculparme con él por todo aquello. Estaba siendo un día bastante complicado para los dos por culpa de aquel tigre.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 101
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eh! ¡Tú! Sí, tú. ¿Has visto a un tigre? - Tate [Baltimore]

Mensaje por Tate el Vie Oct 09 2015, 02:57

La caricia que recibió por parte de su amo lo llenó de júbilo, y un suspiro profundo abandonó su pecho, dejándolo mucho más relajado con un gesto tan simple, aunque no por eso olvidó lo que había ido a hacer allí: tenía que llevar a David con Nero para que no siguiera preocupándose.

Se despidió del dueño del circo moviendo su mano, quedándose allí plantado con una sonrisa tonta en los labios hasta que el amo se dio la vuelta y continuó con sus labores. Que lo hubiera llamado buen chico solo hacía su día un poco más feliz, y con esas energías renovadas se dio entonces la vuelta y siguió a David en la dirección en la que él había señalado antes, a donde estaban las jaulas de los animales.
Era el lugar más obvio donde debía estar, pero el problema estaba en que el domador seguramente habría mirado allí cuando las cosas no estaban colocadas ¿Quién sabe dónde habría podido estar Nero antes de eso? No tenía ni idea de que habían estado haciendo con su jaula, pero realmente esperaba que a nadie se le hubiera ocurrido meter un brazo, un pie, la cabeza... Al menos cuando había visto al gran felino no recordaba haber encontrado restos humanos, así que todo estaba bien.

La gratitud del hombre sacó de sus pensamientos a Tate, que lo miró con una sonrisa tímida y que luego negó con la cabeza para hacerle ver que no era necesario.
Tate ayuda, Tate buen chico —dijo, completamente orgulloso de si mismo, y ampliando su sonrisa avanzó varios pasos con más seguridad y señaló al frente—. Nero. —De sus labios había salido el nombre del tigre por segunda vez, pronto se encontró caminando de nuevo en aquella dirección con una seguridad impropia de él, casi sin encorvarse a pesar de que iba sobre sus piernas y no a cuatro patas como la mayor parte del tiempo. Ser útil le subía el ánimo.

Cerca de las jaulas hizo una pequeña pausa a su paso para volver a señalar, entonces caminó de nuevo por delante de la hilera de jaulas y quedó más cerca de dónde lo había encontrado antes, allí estaba la jaula del tigre, y a una distancia prudente continuó señalando.
Nero —dijo una vez más y miró a David con ojos resplandecientes.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 291
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eh! ¡Tú! Sí, tú. ¿Has visto a un tigre? - Tate [Baltimore]

Mensaje por David Beatty el Mar Oct 13 2015, 20:30

Me agaché delante del ejemplar que tan orgullosamente me mostraba Tate y le sonreí acariciándole la cabeza para que supiera lo feliz que me había hecho que hubiera encontrado al tigre. Caminando hacia la zona, me había parecido notar que emitía cierta alegría que normalmente pasaba desapercibida y fui incapaz de encontrar otro motivo que explicara aquello más que las palabras  del dueño del circo. No pude más que sorprenderme por la influencia de éstas, pero me alegré de que le hicieran tan feliz. Se merecía una recompensa, al fin y al cabo, después de haber estado tanto tiempo ayudándome. Tras agradecerle me giré hacia el tigre y le sonreí, recibiendo por respuesta un gruñido no muy feliz.

Oh, vamos, Nero, no seas tan gruñón. Añadí con la voz calmada y tranquila, tal y como me habían enseñado que debía hablárseles a los animales salvajes. El animal que tenía delante, por supuesto, era una gran excepción pues intentó golpearme y su pata chocó sonoramente contra los barrotes de la jaula. Por puro instinto me alejé un poco de él en el momento del ataque pero volví a mi posición original cuando el tigre vio que no tendría opciones de atacarme. – Vamos hombre. Imagina qué hubiera pasado si te hubieran soltado: la gente te estaría gritando y te habrías visto obligado a caminar, cuando los dos sabemos lo poco que te gusta. Que ya estás ganando algunos kilillos, tigre perezoso. – Recibí un nuevo gruñido del animal y pese a aquello decidí no perder las esperanzas ni el buen humor.

Te presento a Tate. Es quien te ha encontrado y el motivo por el que no he sido despedido ni tú servido para cenar. – Extrañamente pareció entenderme pues frunció el ceño al lanzar el siguiente gruñido y retrocedió unos pasos, como si aquella idea no terminara de gustarle. – Le diría que te diera la mano en señal de amistad pero eres un maleducado y seguro que acabarías mordiéndole, ¿verdad? – Le pregunté al animal. Tras esperar una respuesta que no llegó – pues se me quedó mirando como si quisiera que siguiera hablando –suspiré y le di la espalda para hablar ahora con Tate y fingir que el animal no existía. Algún día sé que conseguiría su amistad, pero por el momento tenía que conformarme con su mala baba y sus malas contestaciones. – Tate, ha sido un placer haber trabajado a tu lado durante el día de hoy. Ahora pediré que muevan a Nero a su lugar correspondiente y prometo hacerte un show solo para ti. ¿Te gustan los tigres? Quizá Tripetta deje que la acaricies un rato otro día… – Añadí, pensando en aquello como un premio por haber sido tan buen ayudante. Me agaché a su altura y le tendí la mano al chico, esperando que la estrechara a pesar de no parecer muy habituado a hacer aquellas cosas.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 101
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eh! ¡Tú! Sí, tú. ¿Has visto a un tigre? - Tate [Baltimore]

Mensaje por Tate el Vie Oct 16 2015, 21:11

La caricia en su cabeza por parte ahora del domador fue suficiente para que una risa feliz  burbujeara en su pecho. Tate incluso se sonrojó un poco y agachó la cabeza tímidamente, orgulloso por el logro de haber encontrado al tigre.
Sin pensárselo se quedó a una buena distancia de la jaula por si acaso al animal se le ocurría empezar a dar zarpazos. Al otro sin embargo lo vio acercarse sin que le importara ese hecho, claro que tenía la bastante experiencia para que aquel zarpazo que hizo que Tate soltara un grito mudo no llegara a nada. El cachorro retrocedió un paso solo por su acaso, y su ceño fruncido lo hizo ver preocupado.
Los gruñidos de un tigre molesto no eran demasiado agradables, teniendo en cuenta el tamaño del animal y la facilidad que tenía para matar con sus patas.

Al ser presentado al animal, Tate movió tímidamente la mano como quien saluda a cualquier otra persona, y luego se mantuvo en su lugar, nervioso, retorciendo las manos y moviéndose ligeramente de lado a lado sin abandonar el metro cuadrado en el que se había instalado allí.
¡No! —dijo enseguida Tate, apurado, en cuanto el domador mencionó lo de darle la mano.
El muchacho incluso escondió sus manos detrás de su espalda, no quería que lo mordiera el tigre, no quería quedarse sin manos, las necesitaba, le gustaban. Le tenía cariño a las dos, a la derecha y a la izquierda.
Se relajó cuando el hombre no insistió, de hecho incluso suspiró sonoramente, haciendo que bajaran sus hombros. Las manos no las sacó todavía.
Miedo —se le escuchó decir cuando le preguntó si le gustaban los tigres, pero luego asintió.
Su relación con ese tipo de animales peligrosos era complicada, por un lado le parecían bonitos, por otro… El tamaño de sus zarpas y su mandíbula era demasiado peligroso para un pobre cachorro como él.
Estaba dudando cuando el mayor le tendió la mano. Tate reconocía el gesto, pero se quedó mirando la palma ajena durante unos momentos antes de sacar las manos de detrás de su espalda y sacudirse un poco el polvo con unas palmadas, para luego estrechar su mano como una persona y sonreír.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 291
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Eh! ¡Tú! Sí, tú. ¿Has visto a un tigre? - Tate [Baltimore]

Mensaje por David Beatty el Dom Oct 18 2015, 20:19

Buen chico. —Canté en cuanto Tate me dio la mano. Había escuchado que se lo decían mucho pero no había tenido tantas ganas de usarlo como en aquel momento. — No pasa nada si te da miedo el tigre, a mí también me lo da. Es un tigre gruñón y malhumorado que no sabe hacer nada más que decirle a la gente lo poco que le agrada la compañía. Pero algún día conseguiremos domarle. ¿Verdad? — Le pregunté con una sonrisa como si él fuera a ser partícipe de dicho proyecto. Cuando deshicimos el contacto de nuestras manos. Vi a lo lejos pasar a la persona que se encargaba de los felinos y me despedí con la mano de Tate rápidamente antes de correr hacia él para pedirle que moviera a Nero a su sitio. Tras pedírselo y que me respondiera con millones de disculpas sobre por qué no lo había hecho todavía (a lo que le respondí con unas cuantas sonrisas y palabras tranquilizadoras) volví sobre mis pasos y descubrí que Tate ya no se encontraba allí.

Suspiré de nuevo al ver que Nero continuaba en el mismo lugar y me dirigí hacia otro punto del circo, para prepararme para el entrenamiento. En mi bolsillo se encontraba todavía el tigre de peluche que me había dado la elefanta. Parecía que uno de sus ojos estaba mal cosido y se caía hacia un lado por lo que decidí que lo principal sería ir hacia la carpa de la modista para preguntarle si podría arreglármelo. No formaba parte de su trabajo, pero quizá a cambio de una buena sonrisa me hiciera aquel pequeño favor.

FIN DEL TEMA


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 101
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.