Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 20/07/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

The stalker, or whatever you want to call it ┋ Denis Cinnamon

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The stalker, or whatever you want to call it ┋ Denis Cinnamon

Mensaje por Invitado el Mar Sep 08 2015, 00:31

No serían más de las siete de la mañana y el Sol ya estaba fuera, el calor de los rayos templaban su pálida piel indicándole a Sasha que los circenses pronto despertarían y empezarían con sus actividades. El movimiento comenzaría alrededor de todo el circo y él no tenía deseos de ser pillado con las manos hurgando en la basura.

«Maldito Félix. Maldito Félix. Maldito Félix. Maldito Félix.» Era su mantra de aquél día. Félix, el "Hijo de puta" como él lo renombró, se trataba de un hombrecillo que se encargaba de abastecer su negocio con diferente mercancía cada semana, cosas que él podía vender con el precio redoblado, sin embargo ante la difícil situación en la que coexistían impedía que la rutina se mantuviera intacta.

Félix, ejem, el Hijo de puta, le aconsejó buscar entre los desperdicios del circo, si tenía suerte podía encontrar alguna baratija que pudiera vender con la promesa de ser un delicado artículo. No obstante el fuerte hedor que desprendía la porquería provocaba un casi insoportable picor en su nariz que no logró aguantar por más de una hora. Sasha se lavó las manos con frenesí al querer deshacerse del olor y la denigrante sensación que experimentó. Claro que esta no era la primera vez que mendigaba entre los desperdicios de la gente, pero hacia tiempo no lo hacía.

El muchacho enfurruñado salió de su carpa buscando una nueva opción de búsqueda, sus pasos no lo llevaban a una dirección en particular, sólo esperaba toparse con algo que pudiera llamar su atención. No mucho después de haber iniciado su caminata un carromato entró dentro de su campo visual, no tenía nada de especial, pero estaba vacía y dentro, por lo que pudo ver al asomarse discretamente, tenía más cosas de las que pudieran ser recordadas. Si tomaba un par nadie se daría cuenta de su ausencia. Sus azulados orbes miraron de un lado a otro, cuando confirmó que nadie estaba ahí para verlo se metió a silenciosos pasos, en caso de que el dueño estuviera dentro.

El silencio sugería que nadie estaba ahí por lo que se movió con mayor libertad dentro del carromato, esculcando entre las posesiones que no eran de su propiedad. Al transcurrir algunos minutos se había decidido por un collar que podría subastar entre los ricos y un oso de felpa que vendería a algún encaprichado crío. Planeaba salir de ahí después de obtener aquel mísero botín, pues no se quería arriesgar a llevarse más cosas y meterse en algún problema con el que no tenía ganas de liar, pero algunos chocolates colocados sobre la mesilla ganaron su interés.

Sasha se acercó hasta la caja, abriéndola con el dedo índice y pulgar de su mano diestra, dentro los dulces estaban intactos, por lo que si tomaba uno sería obvio que alguien había estado ahí. Dejó la caja en el mismo sitio que la encontró y se le quedó mirando con ojos profundos, decidiendo si sería buena idea tomar sólo uno o llevarse toda la caja consigo. Una decisión que lo haría entretenerse más tiempo del idóneo.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: The stalker, or whatever you want to call it ┋ Denis Cinnamon

Mensaje por Denis Cinnamon el Miér Sep 09 2015, 23:50

Durante la noche nuevamente se admirador secreto le había dejado algo, pero Denis no fue consciente de esto pues estaba durmiendo y los leves movimientos a su alrededor no lo despertaron.

La primera vez que había recibido algo se había asustado, pues alguien había entrado a su carromato sin ser visto, podría haberle robado o hacerle daño mientras dormía, pero había recibido un pequeño obsequio y a esos siguieron otros en las noches que llevaban en Baltimore. Denis sentía que ya se estaba enamorando de su admirador secreto, pues en sus regalos mostraba ser alguien dulce que lo quería mucho y además de eso era porque nunca alguien que sabía como era en realidad le había mostrado aprecio. En el circo todos sabían que no era ni hombre ni mujer, pero aun así alguien lo quería así.

Su primera sospecha fue Klaus, porque él lo había defendido tan galantemente de Robert, el payaso ebrio, pero no se atrevía a preguntarle. Tal vez algún día lo pillaría infraganti…Ese día le causaba mucha ilusión, pues ante tan sólo la idea de que Klaus, tan caballero como era fuera su admirador, le encantaba. Le gustaba aquel hombre y de cierta forma pensaba que dios podía hacer una excepción con él, ya que le había dado dos sexo y uno de ellos era el de ser mujer.

Estaba durmiendo aun cuando oyó un ruido y se incorporó suave como era siempre y sin hacer ningún ruido se volvió a acostar, fingiendo que dormía, solo para poder ver quien era. Al ver un poco más en detalle se dio cuenta que no era Klaus, sino el asistente del charlatán y llevaba una caja muy bella en las manos. Denis sonrió haciendo un ruido con su respiración y se incorporó.

-Te pillé ratoncito…Al fin veo quien era el de los obsequios.- Denis jamás hubiese pensado en él, pues el chico nunca había mostrado fijarse en él. Incluso tenía la sensación de que no le gustaba, pero lo había pillado con las manos en la masa. Se levantó y se envolvió en una fina bata y caminó hasta él. Miró al joven a los ojos y luego miró la caja de chocolates con una sonrisa- ¿Es para mi?
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 195
Custom 2 - Denis

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.