Últimos temas
Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 20/07/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

En el bar ( Deimos )

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En el bar ( Deimos )

Mensaje por Invitado el Dom Oct 25 2015, 22:57

Mire mi mesa una vez más, casi como si no creyera lo que veía, tomé el vaso de encima de la mesa y lo observe con cara de incredibilidad, debía de ser mentira, en el fondo estaba convencido de que lo que en ese vaso había no era real, no podía ser real, era ilógico, insensato y no tenía ningún sentido al menos en mi mente. Con mezcla de odio y asco volví a dejar el vaso en la mesa, aunque mi fuero interno exigía que lo tirase y lo estrellara en la pared. Negué levemente intentando expulsar aquellos pensamientos de mi mente, después de todo estaba en un lugar público y no deseaba hacer un escándalo, bastante tenía con el trabajo que había tomado en el circo.

Debía de asumir que era cierto que me encontraba en un país cuyas mentes pensantes se sacaban leyes como esa, haciendo que mi vaso contuviese…. Dios no sabía ni lo que contenía y ya lo odia.  Como aquel país fundado por ladrones, asesinos, prostitutas y gentes de la más baja calaña ahora sacaba una ley por la moralidad y me quitaba mi adorado vino.  Decididamente alguien debía de explicarme lo que tenían aquellas personas en la cabeza. Si hasta Jesús convirtió el vino en su sangre y aquí iban y lo prohibían  en pro de la moral.

Si aún seguía en aquel lugar era por mi nuevo trabajo, el cual me ilusionaba, aun no sabía bien que podría encontrarme y a que conclusiones podría llegar, pero sí que sabía que podría rellenar fichas llenas de documentación tanto grafica como escrita. Saqueé unas hojas de un bolsillo y releí una vez más las anotaciones que ya llevaba, estaba como un niño chico con juguetes nuevos, aunque no sabía muy bien como abarcar el tema, sí que sabía que deseaba empezar. Hasta el momento no había ningún escrito realizado como el que yo deseaba hacer, algunas anotaciones esporádicas de algunos seres pero nada fiable, la mayoría de ellas fruto de las leyendas populares y yo deseaba arrojar un poco de realismo a tanta leyenda.

Dejé las hojas en la mesa y tomé mi vaso dándole un sorbo y una cara de asco acudió a adornar mi mirada, recordando una vez más que me encontraba en una taberna a la vista de más personas, reprimí el impulso de escupir aquella bebida. Aun no sabía que iba a hacer si no revocaban la ley, sin duda alguna acabaría montando mi propio alambique casero. Aquello no podía ser tan difícil, en las tierras de mi padre había visto muchas veces vendimiar y pisotear las uvas y los campesinos siempre iban cantando y se veían divertidos. Si lo hubiera sabido me hubiera interesado algo más por su trabajo y ahora no tendría estos problemas a la hora de beber. Pues aun no sabía cómo me iba a mantener cuerdo sin una botella de vino.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: En el bar ( Deimos )

Mensaje por Magnus Vólker el Lun Nov 02 2015, 19:21

Tal y como estaban las cosas, tenía dos opciones: o matar a Astrid y dar así rienda suelta a mis instintos más básicos, o esperar a que parte de su despampanante belleza se transformara en algo de inteligencia. Sólo un poco... lo suficiente como para que entraran en su cabecita los conceptos básicos que daban forma a mis puestas en escena. Pero al parecer era pedir demasiado ya que sólo usaba su cráneo para decorarlo con sus bonitos y perfectos bucles dorados. Dios... la fantasía de ahorcarla con uno de esos tirabuzones había pasado de sádica a sexual, y pese a que aquel detalle fuera de lo más interesante... empezaba a preocuparme. Al fin y al cabo, no es demasiado fácil  encontrar ayudantes. Pero, en honor a la verdad, ¿tan complicada de entender es la orden de "limítate a encogerte al máximo antes de que deje caer el filo, o te cortaré de verdad. Las piernas que se verán serán las de Kath"?. Por supuesto que no, menos para ella. Y aún así tubo el descaro de quejarse y lloriquear cuando le hice un pequeño corte en ambos muslos. ¿Acaso no fue culpa suya?.

Ah... no, mi paciencia estaba apunto de verse desbordada por lo que la mejor decisión era embotarme a alcohol, por penoso que fuera, mientras Jack terminaba de arreglar uno de los puestos. O al menos alejarme de allí. Así que, cogí mi abrigo, el sombrero que tenía más a mano, y fui en dirección al bar pasando por alto cualquier intento de retenerme en la arena.

En cuanto abrí la puerta y di un paso, el olor a tabaco me abofeteó dulcemente haciendo que recordara a mi añorado opio, y la mirada se me perdió por la atestada barra antes de ir hacia allí, sin molestarme en quitarme en sombrero, algo ladeado. De camino una figura llamó mi atención y me detuve para contemplar al varón, con descaro. Reconocí su perfil de inmediato, pese a que aún no habíamos intercambiado palabra alguna, como me ocurría con un par de personas más. En las últimas semanas el número de la troupe había subido unos cuantos escalones por lo que Kóstyk solía llamar "nuevas adquisiciones". Y ese, era una de ellas.

-Lleva la cabeza un poco más hacia detrás cuando bebas, y deja que el líquido caiga directamente en tu gaznate, sin saborearlo. De lo contrario te arrepentirás, al menos hasta que te acostumbres -aconsejé con algo de sorna, inclinandome sobre su hombro para decir aquello. Después, tomé asiento en la silla que tenía enfrente y que, al parecer, estaba libre.- Nos hemos cruzado por el circo, pero me temo que aún no nos han presentado... -incliné con gesto teatral la cabeza, sin apartar por un segundo la mirada de sus ojos oscuros- Soy Deimos.  - paseé con algo de indiferencia mi mirada por el pequeño mar de papel que había sobre la superficie de madera, casi rodeando el vaso. Sabía escribir... un punto a su favor, muchos de mis compañeros circenses eran incapaces de distinguir las letras. - Nuevo, ¿me equivoco?
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: En el bar ( Deimos )

Mensaje por Invitado el Lun Nov 02 2015, 23:09

Estaba enfadado con toda aquella situación, después de todo no entendía por qué no podía beber, por más que lo pensaba no tenía sentido, al menos no en mi mente y lo cierto era que el no beber cuando me apetecía me ponía de mal humor. Y aunque siempre intentaba ser dueño de mis emociones y estados de ánimo, aquella situación era una de las que más me afectaba, ilógico, lo sabía después de todo solo era una bebida, pero de una u otra manera, era dependiente a ella.

Una voz me sacó de mis meditaciones y con un simple movimiento de cabeza mire al portador de aquella voz. Su consejo era cuanto menos peculiar y no estaba del todo seguro de que eso solucionara algo, bueno suponía que el mal sabor sí, pero no acabaría engañando a mi mente y sus ansias de beber. Aun así asentí levemente al consejo dado. Miré con atención cuando menciono que nos habíamos cruzado ya en alguna ocasión por el circo, me llevé una mano involuntaria a la cabeza y me eché el cabello hacia atrás en un gesto casi innato en mi cuando pensaba. Aun así, no, no lo recordaba más aquello tampoco era de extrañar, no solía fijarme demasiado en las personas a no ser que las estuviese dibujando. A veces en mis anotaciones solía hacer dibujos rápidos, simplemente por dicho hecho, sabía que una vez dibujado no olvidaría ninguno de sus detalles por indiferente que estos pareciesen.

- Yo soy Louis * me presenté también haciendo una leve inclinación de cabeza * - un placer el conoceros* Asentí levemente a su pregunta, mientras recogía los papeles que había sobre la mesa y los colocaba uno sobre otro sin demasiado cuidado, ya en otro momento los ordenaría correctamente. Nunca me había preocupado del orden, solo de guardarlos, de conservarlos. * - No, no os equivocáis, apenas llevo unos días y estoy en intentar adaptarme a todo esto, lo cual es nuevo para mí * sonreí afablemente mientras guardaba los papeles en los bolsillos de mi chaqueta.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: En el bar ( Deimos )

Mensaje por Magnus Vólker el Jue Nov 05 2015, 18:31

No hizo falta que el hombre dijera nada para que fuera condenadamente evidente que mi semblante no le sonaba en absoluto; cosa que no me sorprendió en realidad. Muchos de los recién llegados se limitaban a llevar a cabo sus labores con las cabezas agachadas, la mirada perdida en sus manos y la mente a kilómetros de distancia inmersa en la promesa de un brillante futuro que iría de la mano con su nueva categoría de circense.  Idílico, ¿verdad?, sobretodo si eran perros callejeros que otrora habían pernoctado en las frías calles sin mayor cobijo que una manta penosa y una capa de mugre.

Oh, no lo digo con ínfulas de ser ofensivo, al contrario... yo mismo fuí un perro semejante en el pasado, aunque uno con demasiado afán por introducir las manitas donde no debía y apoderarme así de carteras y joyas ajenas. Y mi mirada... bueno, nunca había estado agachada. Pero ese hombre parecía de todo menos tímido, por lo que resultaba algo extraño; ¿sería tan sólo un alma distraída? - Lo mismo digo. Encantado, Louis. -me tomé la libertad de decir aquel nombre con un deje algo francés, suave y melódico, aún sin saber si el varón procedía de allí. Pero, ¿a qué si no suena tal nombre?

Me acomodé en la silla, quitándome la chaqueta y dejándola en el respaldo. El sombrero se mantuvo por el momento sobre la cabeza - Ah, tutéame. Estamos en el mismo escalón. -hice un ademán teatral con la mano derecha y, después, crucé los brazos mientras me reclinaba. - Si necesitas un guía, por llamarlo de algún modo, puedes contar conmigo. Al principio todo te resultará confuso, e incluso demencial, pero en poco tiempo serás uno más de la familia.  -seguí con la mirada el caminar de una camarera a la que detuve antes de que se alejara. - Trae dos más de éstos, sea lo que sea, por favor -pedí con una sonrisa encantadora, señalando con un dedo el vaso que él tenía delante.

-Dime, Louis, ¿a qué te dedicarás a partir de ahora? ¿Eres un nuevo artista? -cuestioné curioso, inclinando ligeramente la cabeza.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: En el bar ( Deimos )

Mensaje por Invitado el Vie Nov 06 2015, 00:23

Había algo en su forma de hablar que se me hacía conocido o quizás fuese en su tono o en su timbre, pero yo no era bueno en esos pequeños detalles los cuales pasaban desapercibidos o tan solo notaba algunos detalles leves los cuales parecían no encajar completamente, pero rara era la vez que le prestaba atención.

Tutear… sonreí levemente al escucharlo, lo cierto es que si no le hablaba de tu no era por creer o no que estábamos en distintos niveles, de hecho solía hablarle con el mismo respeto a gente que para mí estaba muy baja en el rango e mi estima y respeto.  Aquello tan solo era una forma de hablar adquirida por mi educación, siempre había hablado así, incluso a mis padres o más allegados amigos. – Lo intentaré, más me temo no puedo prometer nada, a fin de cuentas la fuerza de la costumbre suele ejercer gran peso. *

Ladeé un poco ante su comentario y no pude evitar asentir levemente. Lo cierto es que en algo sí que tenía razón, la mayoría de las veces aquel lugar me parecía un lugar de dementes y de alguna manera me abrumaba.  Yo solía ser un ser solitario y apenas me relacionaba con la gente, debía de admitir que hacía años que mi contacto con seres humanos era realmente escaso y mínimo, ajustándose a lo estrictamente necesario. * - sería un verdadero placer el teneros como guía* acabé agradeciendo haciendo cierto énfasis en aquella palabra que de un modo u otro me hacía cierta gracia.

Negué levemente con la cabeza, no, yo no era un artista, solo de pensarlo se me erizaba el cabello,  yo nunca podría servir para ser entretenimiento de la plebe, era humillante. * - no, solo soy el fotógrafo. * Bastante tenía con estar al servicio de aquellos cuatro ricachones que podían permitirse el lujo de echarse una fotografía para el recuerdo. * y usted, Deimos, a que se dedica en este lugar?
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: En el bar ( Deimos )

Mensaje por Magnus Vólker el Jue Nov 12 2015, 18:50

Reí suavemente entre dientes, encogiendo un poco los hombros para restarle importancia al asunto.- En tal caso, que siga la tradicción, chico nuevo. -Incliné un poco la cabeza, divertido- Ciertamente es complicado librarte de algo que llevas años haciendo, así que si no lo deseas, no seré yo quien te arrebate tu forma de hablar. -Aseguré sin mayor problemas, haciéndome a la idea de que podría acostumbrarme a ello perfectamente. En el circo el tuteo estaba a la orden del día y no eran muchos los que seguían las normas de educación y decencia (estas últimas aún mucho menos) por lo que me resultaría ligeramente confuso al inicio.

Era plenamente consciente de que a todo el mundo le venía bien un conocimiento previo sobre el terreno que iba  ser su hogar, asi que mi ofrecimiento no estaba de más. En mi caso y en el de Phobos fue el propio Kóstyk el que nos enseñó cada recodo del lugar, presentándonos a algunos de los artistas y cimentando las bases del que sería de ese instante en adelante nuestro hogar. Y, la verdad sea dicha, hoy en día me era imposible pensar en establecerme de forma fija en una ciudad, acostumbrándome a las reglas de turno y a una vida completamente sedentaria. El circo, sus carpas y aplausos conformaban mis latidos y aliento. - Buena elección, conozco el circo tan bien como a mi mismo. Es, en parte, mi propio reflejo-una sonrisa de medio lado se acunó en mis labios- ¿Fotógrafo? -la sonrisa se amplió y fue a conjunto con un enarcamiento de ceja- Las fotografías siempre me han parecido fascinantes... Dime, ¿qué te ha llevado a querer retratar el mundo circense? ¿Somos una fuente de inspiración y buenos ángulos? -curioseé, con un pequeño tinte de pedantería saltando entre mis palabras.

La camarera se acercó y depositó dos vasos en el centro de la mesa antes de regalarnos una sonrisa de aperitivo. Cogí el mío para dar un pequeño sorbo, demasiado acostumbrado al sabor de esos licores caseros como para sentirme asqueado, y me quité el sombrero dejándolo encima del mueble. Dirigí la mirada hacia Louis y elevé el vasito en un ligero brindis individual, a su salud, antes de dar un nuevo trago y dejarlo en la mesa. Tras relamerme los labios con tranquila parsimonia respondí- Podría decirse que soy una de las atracciones principales. El mago y escapista.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: En el bar ( Deimos )

Mensaje por Invitado el Vie Nov 27 2015, 17:51

Me crucé de brazos y lo miré algo interesado mientras en mi rostro, acudió una ligera mueca ante lo de chico nuevo. Era cierto era nuevo, más aun así, no pude reprimir que dicha mueca adornara mi sonrisa. Sus palabras me hicieron caer en un detalle en el cual nunca me había detenido a pensar. En verdad era la fuerza de la costumbre la que me hacía seguir guardando ciertas normas de compostura y forma de hablar o por el contrario había algo en mi interior que se negaba a perderlo y se empeñaba una y otra vez en demostrar que era y aparentaba polos opuestos. * - Bien, entonces si me lo permitís, prefiero seguir usando mi forma normal de hablar, después de todo me es más fácil y me siento más cómodo *

Mi vista se fijó en el mucho más interesado, intentando leer en sus acciones más de lo que mostraba y a mi mente vino la idea de que el hombre, a veces era tan cruel que hacíamos esclavos nuestros a cuento nos rodeaba,  incluso en un lugar como ese donde se escapaba en busca de un refugio de libertad, nos dábamos cuenta que todo era un reflejo de los hombres que lo habitaban, lo cual no era de extrañar. * - Y como sois vos o por consiguiente el circo? * Ángulos, inspiración? Negué levemente con la cabeza, mis fotografías tenían un punto más intelectual y buscaban cierta utilidad y aun así, admitía que me obsesionaban los ángulos y puntos de vista, que pasaba horas muertas con el obturador de mi cámara. Pero si me llamaba tanto la atención era porque a la par de retratar la realidad, se podía observar otra muy distinta. * - solo busco modelos diferentes, me gustaría dejar una prueba gráfica y bien documentada sobre los seres tan vario pintos que habitan la tierra*

Le devolví cordial la sonrisa a la camarera cuando dejó el vaso  y tomé este solo para olerlo y volver a dejarlo en la mesa, nunca acabaría por acostumbrarme a aquel sabor e incluso olor, el cual me repugnaba y si no fuese porque anhelaba el alcohol seguramente no me acercaría siquiera a aquellos antros, donde el olor era repulsivo. Amaba beber, pero amaba la buena bebida y aquello estaba muy lejos incluso de ser una bebida medio decente.

Atracción de circo… nunca acabaría de acostumbrarme a aquellas palabras, debía de admitir que me sorprendían, pues ellos parecían estar sumamente orgullosos de lo que eran y a mí me hubiera repugnado de sobre manera el hecho de ser parte del entretenimiento de la plebe. Hubiera llevado bien casi cualquier cosa, menos el servir a la muchedumbre. * Escapista? * No pude evitar el reír suavemente * si lugar a dudas siempre viene bien tal habilidad.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: En el bar ( Deimos )

Mensaje por Magnus Vólker el Miér Dic 09 2015, 20:04

Miré un instante el bar cuando el hombre me preguntó que cómo era posible ser yo mismo el circo y al revés en una contraposición que parecía antojársele de lo más confusa. Una pregunta que para todos los circenses solía tener una respuesta segura- De igual forma que lo es un hogar para el hombre, una prótesis para un tullido o una ramera para un fornicador... -esbocé una pequeña sonrisa- El circo es mi vida desde que no era más que un crío; así que me ha forjado y es una extensión de mi mismo.

Acaricié el borde de mi vaso con un gesto distraído mientras le escuchaba, sin variar mi expresión relajada. - Entonces has venido al sitio perfecto, Louis. Aquí encontrarás todo tipo de modelos, desde los más bellos hasta lo grotesco. -Incliné un poco la cabeza, pensativo- El cuerpo de un acróbata sobre las telas, un enano o unas siamesas... o quizá la fiereza de un domador con sus bestias de dientes afilados. -hice un ademán con la mano- Tienes donde elegir. Somos un compendio de belleza.

Asentí con un gesto de cabeza ante su pregunta, sin ser necesario que dijera nada más puesto que habría sido repetirme. - Oh, ya lo creo. -Reí también, divertido- Terminas haciendo de los grilletes tus mejores amigos. -La camarera pasó por nuestro lado y la llamé con un gesto. Cuando se acercó, hice aparecer con una gesto de la mano que se asemejó a una floritura, una pequeña rosa en cuyo centro de pétalos había un billete doblado en forma de cilindro con el que entregué con la intención de pagar ambas bebidas. Ella sonrió sorprendida y se alejó riendo y oliendo la flor, mas mi mirada seguía puesta en el hombre. No habría sido necesario, pero la bonita camarera y sus compañeros eran posibles visitantes, y, a falta de panfletos... bienvenidos eran los alardes- ¿Has conseguido por el momento que las musas de la inspiración te visiten, amigo o no llevas aquí suficiente tiempo?


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 411
Towny

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.