Últimos temas
Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 20/07/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

And then again (Priv. Kóstyk)[Baltimore]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

And then again (Priv. Kóstyk)[Baltimore]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 28 2015, 11:51

No tenía ganas de estar encerrada, ni en el carromato ni en la carpa donde entrenaba. Era un día hermoso, templado, el sol tibio permitía que uno pudiera estar fuera disfrutándolo sin sufrir una quemadura, oportunidad que ella no siempre tenía dado que tenía la piel lo suficientemente blanca como para que fuera también sensible al sol, así que decidió aprovechar para practicar algunas cosas que no requerían que colgara las telas de alguna parte, porque en ese caso no iba a poder: las telas estaban bien donde estaban, en la carpa correspondiente, pero —por fortuna— no era lo único que podía hacer.

Hacía rato que tenía en mente colaborar también en algún show de contorsionismo, lo había hecho alguna vez —como cuando la verdadera contorsionista tenía cólicos menstruales demasiado intensos para salir a la arena— y había salido muy bien, el público no había notado fallas o claramente le habrían aventado cualquier cosa que tuvieran a la mano. Sabía cómo era la audiencia del circo y cuáles eran las costumbres cuando algo no gustaba, y vivía con el miedo de cometer un error que deviniera en una reacción como aquella, tal vez por ello cobraba tanta importancia el entrenamiento en su vida, además de por las meras ansias de superarse día a día.

No tenía en puertas un show de contorsionismo, pero quería tenerlo o por lo menos una parte de él —tampoco era como si quisiera desplazar a los expertos—, así que lo que hizo al salir del carromato fue usar la misma barandilla de la escalera de la entrada para comenzar a estirar los músculos. En el mejor de los casos, podría hacer alguna nueva figura hoy.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: And then again (Priv. Kóstyk)[Baltimore]

Mensaje por Kóstyk Záitsev el Jue Oct 29 2015, 05:12

El circo estaba siendo un éxito en la ciudad a pesar de no contar con permisos, pues tener de contacto a Aris le había ayudado con eso y se notaba en la falta de interrupciones que le había cumplido. Pensaba después darle las gracias, pero en ese momento su mente no estaba en eso si no que se mantenía en la música que sacaba de un viejo acordeón que sonaba muy bien para el tiempo de antigüedad que tenía. Estaba sentado fuera de su carromato en una mecedora sólo tocando hasta que vio salir a Sarah de su carromato. Desde donde estaba su carromato podía ver el de Sarah y el de Deimos quienes presentaban su mayor interés amoroso, aunque cada cierto tiempo olvidaba cortejarlos, aunque Deimos ya tenía pareja…Aunque no fuera de su interés tenerlo siempre junto a él.

Sarah representaba mayor interés, por su cuerpo principalmente, porque no conocía casi nada de su personalidad, le gustaba su cabello, sus labios, sus piernas…Todo lo que podía ver de ella. Siguió tocando mientras la veía ejercitarse, un buen rato hasta que ella se percatara de su presencia, de su música y cuando lo hizo le guiñó un ojo y después le dedicó una sonrisa con los labios juntos mientras seguía tocando música, mirándola a ella, para que viera que era para ella.

dele play:


Playing:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 400
Custom 5 - Kóstyk

Volver arriba Ir abajo

Re: And then again (Priv. Kóstyk)[Baltimore]

Mensaje por Invitado el Jue Oct 29 2015, 13:24

Se lo quedó mirando primero con la pierna todavía encima de la barandilla, pero no podía continuar si no veía lo que hacía y tampoco podía quitarle la vista de encima a Kóstyk ahora que lo había divisado, así que acabó por bajar la pierna de ahí y, juntándola con la otra, llevó ambas manos a la cintura, parada en dirección a él para que supiera que le estaba prestando atención. Devolvió la sonrisa, por supuesto, aceptando la coquetería que tarde o temprano siempre llegaba cuando se cruzaba con el dueño del circo, aunque más no fuera a través de una mirada, una sonrisa o el simple trato especial que Kóstyk le ofrecía, ese que alguna vez había puesto celoso a Tate... ¿Alguno de ellos daría el paso algún día? ¿Qué pasaría con Tate, en ese caso? Ese chico no parecía poder vivir sin Kóstyk, realmente era como la relación de un perro con su amo, por lo menos a simple vista.

Pero se estaba adelantando, volando demasiado alto en el tiempo. Ni siquiera se había acercado a hablarle, bueno, no quería hablarle mientras tocaba aquella música tan bella de la Europa del Este de la que Kóstyk provenía aunque no se lo hubiera oído mencionar, el solo apellido lo delataba... No quería hablarle pero nada impedía que se le acercara, eso no era una interrupción, todo lo contrario: podría resultar una motivación. Siempre era mejor hacer ciertas cosas con público, ¿verdad? Así que se acercó al carromato de él, dejando ver la intención de escuchar la música más de cerca al colocarse de pie a un lado de él, mirándolo todo el tiempo con el rastro de la sonrisa anterior todavía en los labios, dispuesta a aplaudir cuando acabara.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: And then again (Priv. Kóstyk)[Baltimore]

Mensaje por Kóstyk Záitsev el Sáb Nov 07 2015, 22:09

Cuando vio que se acercaba por estarla mirando se equivocó en un par de notas pero luego siguió haciendo que fuera mínimo el detalle, luego con ella más cerca le costó un poco más concentrarse y terminó la canción sin un final realmente, sólo se detuvo y le sonrió. Teniendo un poco de dificultad para verla pues el sol le daba en la mitad de la cara haciendo que uno de los ojos azules del gitano brillara cristalino aunque luego se cubrió con la mano dándose un poco de sombra. En el sol también se había visto en su cabello un color violeta, nada normal en una persona, pero ese era su color realmente, un violenta muy oscuro.

El por su parte estaba cautivado con la belleza de Sarah, siempre lo estaba cuando la veía, sólo olvidaba su belleza cuando no la tenía delante, pero bastaba verla para quedar atrapado en ella.

-Buenos días, preciosa.- le sonrió y se levantó de la cómoda silla mecedora y dejó el acordeón en ella- siento haber interrumpido tus ejercicios. Aunque no mucho la verdad.- río pegándole en el hombro como quien bromea con un amigo.- ¿Te gustaría pasear?- dijo después llevándose las manos a la cadera.- Quiero ir a la ciudad a ver algo y ver si lo puedo comprar y me gustaría tu opinión al respecto, ya que es algo para el circo, aunque no confió en el gusto de nadie más- le dijo en susurro inclinándose hacia ella con la mano tapando un costado de su boca, en una forma caricaturesca de chismoseo.-¡Ve a ponerte más guapa aun! Nos vamos a la ciudad.


Playing:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 400
Custom 5 - Kóstyk

Volver arriba Ir abajo

Re: And then again (Priv. Kóstyk)[Baltimore]

Mensaje por Invitado el Miér Dic 23 2015, 07:23

Reparó en la disarmonía ocasionada por las notas erradas, pero simuló que no lo había hecho y continuó con la misma expresión afable en el rostro. Cuando Kóstyk terminó de tocar, le dedicó un breve aplauso, aunque no fuera realmente el final de la canción.

Buenos días, jefe —saludó con una leve reverencia, señal de cordialidad y respeto, antes de que él se levantara. Entonces, más que como un superior, él actuó con un amigo, si es que existía la amistad entre el hombre y la mujer... Al menos entre ellos, ¿existía o era sólo una tapadera para todo aquello que no se animaban a decir ni hacer?—. Me encantaría ir —respondió a la propuesta, sintiéndose halagada de que depositara su confianza en ella—. ¡Dame un momento!—añadió y salió corriendo hacia el carromato. No salía mucho, así que la idea la entusiasmó.

Cerró la puerta rápidamente una vez dentro, pero del apuro olvidó correr las cortinas de la ventanilla y, a espaldas de ella, se quitó la parte superior de la ropa deportiva que utilizaba cuando entrenaba (que era prácticamente todos los días) para echarse por encima de la cabeza un vestido de esos que pocas veces encontraba la oportunidad de usar ahora que su vida estaba dedicada al circo. Después, se agachó para retirar los pantalones que le quedaron debajo de la falda, y con los mismos pies haciéndose el favor de pisarse los talones mutuamente, se sacó el calzado para después subirse a sus únicos zapatos de taco.

Se apartó de la ventana, aún sin percatarse de que estaba abierta, para ir hacia el espejo, donde en un santiamén se pintó los labios de rojo y se soltó el cabello. Se lo cepilló por unos instantes —para su suerte, era fácilmente manejable— y llevando menos de cinco minutos volvió a salir del carromato.

Estoy lista. ¿Vamos?
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.