Últimos temas
» New clothes || Kóstyk
Hoy a las 01:42 por Holly Winter

» Always || Werther Strauss
Ayer a las 12:41 por Nicola Stracci

» I follow you, dark doom honey | Magnus [+18]
Mar Mar 28 2017, 17:16 por Magnus Vólker

» Darkness inside || Kóstyk [+18]
Mar Mar 28 2017, 13:22 por Japhet D'Adhémar

» Búsqueda de rol
Lun Mar 27 2017, 14:57 por Jolene Blackstone

» Cierre de temas
Lun Mar 27 2017, 13:41 por The Fool

» Registro de PB
Lun Mar 27 2017, 13:34 por The Fool

» Registro de trabajadores del circo
Lun Mar 27 2017, 13:31 por The Fool

» Holly Winter
Lun Mar 27 2017, 00:41 por The Fool

» Esto es lo que soy|| Reynard.
Lun Mar 27 2017, 00:26 por Kóstyk Záitsev

Afiliaciones
Hermanas (3/5)

Directorios y recursos (6/6)
Última limpieza de afiliaciones: 22/02/2017


Créditos: El diseño y la ambientación han sido realizados por la administración del foro exclusivamente para éste.

El diseño del foro no habría sido posible sin la ayuda de los tutoriales y guías de Serendipity y El foro de asistencia de foroactivo.
El coloring que hemos utilizado para las imágenes es éste ¡Muchas gracias AytenSharif11!

No copies, se original y diviértete.

Élite (17/36)
—Vodevil—
Vodevil
Bienvenido, Invitado

[Baltimore] The dark corners of the mind//Jack

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Baltimore] The dark corners of the mind//Jack

Mensaje por Reynard Geist el Lun Nov 09 2015, 00:38

Recuerdo del primer mensaje :

Las últimas funciones habían terminado hace poco y aún se escuchaba a lo lejos las voces de la gente que todavía no abandonaba la feria y la carpa principal del circo, cuando Reynard llegó a la carpa que usaban como bodega.

Mientras caminaba hacia allá, se había asegurado que nadie le siguiera o le observara, preocupado del interés que podría causar en alguien el verlo deambulando por ese sector del circo a esas horas de la noche. Afortunadamente con las labores de cierre del lugar, nadie había reparado en él.

Tras correr la lona que hacía las veces de puerta de la tienda, encendió una lamparilla a gas con la llama lo más baja que podía sin que se apagase. Sabía que las gruesas lonas de la tienda cubrirían la mayoría del resplandor, pero aún así no quería arriesgarse a que alguien lo descubriera. Esa noche no iba a hacer cosas que la gente consideraría apropiadas.

Una vez dentro de la tienda, se acomodó sobre un viejo baúl y dejó la lámpara junto a él. Sacó un cigarrillo y lo encendió con la misma lampara.

Sabía que Jack tardaría un poco más en llegar. El tipo tenía muchas labores que llevar a cabo en ese lugar, así que debía esperar a que se desocupara antes de poder comenzar sus experimentos.


Última edición por Reynard Geist el Lun Ene 18 2016, 19:38, editado 1 vez
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 289
Custom 7 - Reynard

Volver arriba Ir abajo


Re: [Baltimore] The dark corners of the mind//Jack

Mensaje por Magnus Vólker el Lun Feb 15 2016, 22:22

El Magnus alado volvió a ponerse en marcha, incorporándose con gesto lánguido y caminando por una delgada viga de madera que parecía no notar su peso, Andaba con una naturalidad felina, con la mirada puesta en la escena de la bañera. Voló hasta una alta estantería, tomando asiento en la parte superior de la misma e inclinó la cabeza teatralmente, contemplándolos. Sus labios se movieron para pronunciar también un par de "Jack Frost" que, lejos de sonar ofensivo como los demás, fue un susurro delicado y tierno; guiado por una retahíla de fármacos que antiguamente habían dañado su mente, dejando a ese Magnus atrapado en una época sin definición. Cuando el auténtico Jack se acercó a la bañera, el siguiente murmullo se convirtió en un "No..Phobos", sustituyó el nombre, frunciendo ligeramente el rostro y otorgando así al mismo una ligera expresión que antes brillaba por su ausencia.

El angel ladeó aún más la cabeza, como un puñeco de porcelana perfecto o una marioneta atada al limbo. Algo iba mal, Jack no debía alargar la mano, no debía rozar a la otra imagen. Tenía que alejarse del frío del pasado.

Se levantó para agazaparse, contemplando aquello como si de una retorcida obra de teatro se tratase. Jack desapareció en el interior del cuerpo ajeno y éste comenzó a hablar con lentitud. Reynard actuó amenazador, y desde su posición pudo ver el brillo de aquel bonito bastón que ahora sería la envidia de una angelical espada llameante.

La estantería tembló en cuanto Jack Frost gritó y Magnus alzó el vuelo antes de que ésta se derrumbara hacia el suelo. La fascinante transformación del ente mental tuvo lugar, irradiando belleza tétrica y el clásico ambiente que rodea las pesadillas. El azul dió paso al azabache y los rasgos mutaron haciéndole compañía, perdiendo lo poco de humanidad que parecía alojar en su carcása corpórea. La locura le rodeó en su esencia más literal, apoderándose de cada latido.

Le habían despertado, Magnus había intentado detenerles pero nada había servido, ¿estarían esas respuestas en el interior de la silueta que atacaba a Reynard?.

El angel descendió y atrapó los brazos de Frost por las muñecas, forzándole a llevarlos hacia detrás y no seguir propinando zarpados. Clavó las uñas en la carne oscura y, después, sacó con rapidez el cuchillo para propinarle una puñalada en el costado seguida de otra más - ¡NO! -ordenó, gritando con fuerza. Le empujó hacia detrás, haciendo que se alejara lo máximo posible de Reynard antes de posicionarse al lado de éste. - Libérale -exigió con voz gutural, adoptando una pose de ataque, con los ojos fundidos en odio. La sangre de Frost que había caído en su piel no le podía afectar de igual forma, él también sufrió las sobredosis y éstas aún corrían por sus venas y su mente, destrozándole eternamente.



Spoiler:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 386
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Baltimore] The dark corners of the mind//Jack

Mensaje por Reynard Geist el Mar Feb 16 2016, 19:20

Al contrario de lo que el mentalista esperaba, este ente que se hacía llamar Jack Frost no se dejó amedrentar. Tras retroceder apenas un par de pasos, se lanzó en un ataque que destruyó su bastón por completo, y lo que fue peor, le hirió el pecho. Las heridas no fueron profundas, pero el ardor que producía el asqueroso icor que rezumaba de las garras de Frost hacía que ardieran como hierro caliente. Para peor, poco a poco comenzó a sentir el efecto de los estupefacientes que le transmitió.

El lugar comenzó a dar vueltas y a alterarse a medida que la percepción de Reynard se veía afectada por los fármacos, sin embargo esto no iba a amedrentarlo. Todo en ese lugar, incluso aquel veneno era sólo una proyección de los recuerdos que Jack guardaba de su estadía en el asilo, sólo debía combatir aquellos recuerdos para que no le afectaran. Hizo acopio de su voluntad lo más que pudo para negar aquél mareo, pero aunque pudo reducir los efectos al punto de poder moverse libremente una vez más, sentía como su percepción del lugar continuaba levemente alterada.

Para su suerte la manifestación del Deimos el ángel guardián, encontró a un enemigo común en Jack Frost y emprendió un ataque contra él antes que la criatura de oscuridad y frio pudiera volver a atacarle. Al menos parte de la mente de Jack seguía en orden y protegiéndose de la influencia de aquella entidad.

El mentalista miró en todas direcciones. Debía buscar la forma de sacar a Jack de dentro de ese ser, no fuera que terminara por perderse en él, pero sin un arma adecuada o alguna herramienta no podría hacer nada. Fue entonces que reparó en una pluma negra prendada en el hombro de su chaqueta. Claramente pertenecía a Deimos.

Tomando la pluma negra en su mano, esta comenzó a crecer y alargarse, cambiando levemente de forma hasta moldearse en forma de un sable recurvo del mismo color negro azabache. Se sentía aún mareado, pero no podía ignorar lo que acababa de suceder, así que sin pensarlo más tiempo, corrió hacia la criatura blandiendo el sable para propinarle un corte en el vientre aprovechando la distracción que causaba el ataque de Deimos.

De la herida comenzó a brotar el mismo líquido oscuro que cubría las garras y parte del cuerpo de Jack Frost y poco a poco se fue ensanchando, revelando como en el interior de aquel ser, otra imagen de Jack, una similar a la que había entrado con Reynard a la mente, se encontraba enredada y atrapada por cientos de pequeñas raíces de icor negro que avanzaban poco a poco sobre él. En ese instante Reynard lo entendió: Jack Frost estaba consumiendo a Jack, y probablemente cuando quedara cubierto por completo, ese fragmento de su mente desaparecería para siempre. Decidido a rescatarlo, Reynard intentó estirar el brazo hacia el interior en un intento por alcanzar a Jack, pero la pelea que sostenía Frost con Deimos le hicieron imposible llegar hasta él. Pronto Jack Frost retrocedió unos pasos, quedando fuera de su alcance al descubrirse atacado por dos frentes y la herida comenzó a cerrarse rápidamente.

Al parecer necesitaría un esfuerzo aún mayor para sacar a Jack de ahí dentro.

Off:
Se supone que el sable es negro, la imagen es solo referencial para tener claro el aspecto Very Happy


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 289
Custom 7 - Reynard

Volver arriba Ir abajo

Re: [Baltimore] The dark corners of the mind//Jack

Mensaje por Jack Stracci el Mar Feb 16 2016, 21:46

Iba a atacarlo de nuevo pero sólo alcanzó a alzar las garras cuando vio la figura del ángel de la muerte agarrándolas. Lo conocía bien, lo amaba incluso podía morir por él, pero en ese momento el ente que quería dominar la mente consciente de Jack no quería dejarse derrotar por nadie, ni por Magnus. Le forzó los brazos hacia atrás y Jack Frost apretó los dientes de frustración, cuando Magnus le soltó un brazo para sacar el cuchillo que él no vio Jack Frost levantó el brazo intentando dar un zarpazo a Reynard, pero no le dio y sintió como el filo se clavaba en su costado y como acompañado de esto el ángel le gritaba. Dolía, dolía mucho porque era él quien lo dañaba en su mente y esto le daba un poder superior. Sintió una segunda puñalada en su costado y gritó de dolor haciendo que más grietas aparecieran en el espacio de su mente. Un gran trozo de suelo cayó como si fuese un espejo roto dejando en su lugar el más oscuro vacío. Otro trozo del techo cayó y cuando lo hizo no fue el cielo lo que mostró, sino que el vacío. Al parecer Jack Frost había decidido que su no podía contra ambos destruiría todo sin importarle las consecuencias en la mente de Jack, como quedaría su cuerpo si todo se rompía y caía al vacío.

Otro corte siguió en su vientre pero este fue dado por el mentalista y un arma echa con una de las plumas de su amado, una extensión mas de él y de su protección.

-¡FUERA!- gritó con dolor e ira. Llevó la garra libre hacia su espalda para alcanzar a Magnus y le agarró una de sus enormes y hermosas alas y empezó a jalar y zamarrear con fuerza haciendo que muchas de sus plumas se soltaran y volaran por los aires. Cuando logró jalarlo hasta dejar parte de su cuerpo a su alcanzo abrió la boca y se lanzó a morder directamente contra su cuello salpicando su sangre por el ataque. Mordió una segunda vez y una tercera buscando dañarlo lo suficiente como para hacerlo caer y que Jack perdiera la hasta su ultima defensa. Lo jaló de nuevo con una fuerza que buscaba desprendele el ala.

En su pecho su corazón latía he iba encerrando a Jack, este en el interior podía verse que agarraba aquello brillante que intentó tomar y lo llevaba hacia su pecho antes de que se perdiera en el pecho de Jack Frost quien retrocedía jalando del ángel.

-¡Voy a destruir todo!- amenazó desesperado.- Sácalo de aquí o destruiré hasta el ultimo rincón de este lugar.- le advirtió al ángel mirandolo a la cara. Levantó la otra mano y agarró su otra ala jalandolas con toda su fuerza hasta que desprendió la primera y entonces lo soltó. Una mueca de dolor se formó en sus rostro, había dañado  alguien que apreciaba, pero era lo único que podía hacer.


Abyss:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 570
Risen

Volver arriba Ir abajo

Re: [Baltimore] The dark corners of the mind//Jack

Mensaje por Magnus Vólker el Lun Feb 22 2016, 20:56

El grito de dolor de Jack Frost y su consiguiente expresión torturada provocaron un ligero instante de titubeo en el ángel pues éste llegó a la idea de que quizá, sin pretenderlo, había herido al auténtico Jack. Supo que no era así en cuando vio de soslayo como el mentalista daba forma a un hermoso sable y lo empuñaba. Se apartó en el momento oportuno, justo cuando éste alcanzaba la piel de Frost y le hacía sangrar profusamente mostrando así su interior donde su protegido pugnaba por intentar liberarse de una carcasa mental que era demasiado poderosa.

No fue lo suficientemente rápido como para escabullirse del agarre y tiró hacia el lado opuesto intentando soltarse, gruñendo entre dientes y clavando sus uñas en los hombros del enemigo. Se desestabilizó y giró, sintiendo una fuerte dentellada en el cuello. Gritó, pugnando por soltarse de ese brutal ataque, sintiendo como la sangre caía manchando su sucio uniforme de sangre, debilitándome. Consiguió propinar una nueva puñalada en la espalda de Frost antes de que éste empezó a volcar toda su fuerza en un ala.

El sonido del hueso resquebrajándose y la piel cediendo parecía superponerse al de las grietas en el suelo, entrelanzándose después con un alto aullido de dolor. Hincó una rodilla en el suelo, mirando su ala destrozada que descasaba cual guiñapo en el suelo, y se llevó una mano hacia el hombro, como si de esa forma pudiera curar su omóplato destrozado. Jack seguía perdido entre las entrañas oscuras de la criatura y la advertencia que ésta le había dicho quedó coronada por un nuevo derrumbamiento. Se levantó y miró por encima del hombro a Reynard -  ¡VETE! -el mentalista se acababa de convertir en el principal problema, si él seguía ahí todo se perdería; no debía haberles permitido pasar.

No podía abandonar a Jack, debía quedarse con él aunque esa decisión fueran los cimientos para su propia tumba. Era su protegido, su ángel de la muerte... no podía dejarle atrás. Se interpuso entre Frost y Reynard, dejando claro que no aceptaría una destrucción. La sangre manaba de su espalda y cuello, goteaba hasta el suelo y se colaba por entre las grietas. Tenía que resistir, tenía que protegerle, ahora más que nunca pues Frost se había apropiado de él.   - No debiste traerle aquí... -susurró, mirando fijamente a Reynard. Un golpe de energía empujó al mentalista hacia detrás, en dirección a la salida, alejándole de ambos, mientras el suelo suelo empezaba a cubrirse con una fina capa de hielo que trepó sobre pilares y archivos olvidados, semejante a telarañas. Cubriendo también el ala, cercenando las plumas.



Spoiler:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 386
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Baltimore] The dark corners of the mind//Jack

Mensaje por Reynard Geist el Miér Feb 24 2016, 08:01

Reynard empuñó el sable, dispuesto a hacer frente a Jack Frost, sin embargo entre sus movimientos y la tortura que inflingía al joven alado, no encontraba una buena abertura para dar un ataque significativo sin quedar expuesto. Finalmente el enorme ente se ensañó con Deimos, dando espacio suficiente a un golpe de gracia, sin embargo el mentalista no fue lo bastante rápido para aprovechar la abertura. Jack Frost desgarró un ala del ángel y lo soltó, con lo que la distracción acababa de desaparecer.

Pensando únicamente en que no podía dejar el lugar con un fracaso así, comenzó a avanzar hacia Jack Frost evitando las grietas y agujeros del lugar. Frost amenazaba con destruirlo todo, sin embargo Reynard confiaba en su poder para mantener lo bastante intacto el lugar hasta que pudiera reparar el daño causado, sin embargo mientras avanzaba y el lugar se despedazaba, el grito del ángel le hizo parar en seco. Una fuerza invisible le empujó, forzándole a retroceder y alejarse de ellos mientras el lugar se cubría por completo de escarcha. El panorama cada vez se veía peor.

Comprendió entonces que de momento al menos no había nada que pudiera hacer. La manifestación del ángel sólo era una pequeña parte de la psiquis fracturada de Jack, y esa estaba pugnando con Jack Frost por mantenerse vigente por sobre este, por lo que no podría darle una verdadera ayuda aunque lo quisiera así, y la amenaza de que el lugar se viniera abajo, junto a las represalias de Deimos por estar en ese lugar ya eran elemento suficiente para disuadirlo. No había nada que pudiera hacer de momento.

El mentalista odiaba darse por vencido, mucho más aún reconocer una derrota, sin embargo en el punto que se encontraba no había solución. El asunto le había tomado demasiado de imprevisto como para poder actuar apropiadamente. Mirando una última vez al ángel para luego dirigir la mirada a su sable, concentró su energía en él. El sable comenzó a arder con una llama azul oscuro.

-Me iré entonces- dijo a la representación de Deimos... Magnus le había llamado Jack- pero debes mantenerlo a raya. No lo dejes hacerse con el control de todo. Yo volveré a arreglar esto- habiendo dicho esto, lanzó el sable con su hoja aún en llamas hacia el guardián, esperando que lo recibiera. Estiró después su brazo, capturando un par de hojas de papel que pasaban al vuelo, y tras enrollarlas mientras retrocedía paso a paso, se desvaneció, abandonando la mente fracturada de Jack.

Se encontró de vuelta en la tienda de almacenamiento sentado aún frente a Jack, sin embargo él parecía completamente ido. Sin saber cómo lidiar con el asunto de momento, se limitó a frotarse los ojos con los dedos mientras apoyaba el codo en su pierna en un aire pensativo. Había sufrido un contratiempo más grande del que podía siquiera haber imaginado, sin embargo no tenía las fuerzas para corregirlo. No de momento al menos.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 289
Custom 7 - Reynard

Volver arriba Ir abajo

Re: [Baltimore] The dark corners of the mind//Jack

Mensaje por Jack Stracci el Mar Mar 01 2016, 03:42

Sentía el pulso en los oídos, estos parecían latir en su interior, también sentía la cara caliente, pero sólo en sectores, como sus labios y sienes. La nariz también la sentía caliente, pero húmeda a la vez y con un olor metálico. Sacó lento la punta de la lengua y saboreó la sangre en sus labios. El lugar olía diferente y era más cálido. Había un olor dulce, como caramelo y también olía a tela y un perfume de hombre.

En su mente, lejos, en lo más profundo de esta estaba librándose una batalla de la cual ya no era consciente. Sentía que había encontrado algo hermoso, una respuesta, pero no había llegado a conocerla pues después de eso sentía que debía defenderse y que dañaba algo muy amado. Se habían levantado los cuerpos del Byberry y de sus bocas y cuencas vacías salían gusanos blancos que se devoraban sus carnes pútridas pese a que se movían. Reptaban mejor dicho atrás del frío que lo escarchaba todo. Los cuerpos se congelaban en medio del camino y sus gusanos seguían moviéndose un poco más antes de quedar totalmente congelados. Sólo la espada flameante seguía moviéndose y Jack Frost, quien se encontraba luchando por tomar el control. Pero Magnus seguía defendiendo lo que quedaba de su mente.

Abrió los ojos y se llevó la mano a la nariz limpiándosela con el costado de su indice. Una linea escarlata quedó en su mano y sintió, tras haber limpiado, que otra gota llenaba su nariz y luego caía antes de que pudiera poner la mano para no mancharse la ropa. Aún así se tapó la nariz... Su cerebro latía dentro de su cráneo y sentía una punzadas de dolor. Apretó fuerte los ojos y al abrirlos por unos segundos su vista era nublaba.

-No me siento bien.- levantó la mirada posandola en los ojos desiguales del mentalista e intentó ponerse de pie, necesitaba un paño, un poco de agua y recostarse. Pero al tan sólo ponerse de pie su mundo dio vueltas y se oscureció. Para cuando cayó al suelo ya no estaba consciente.


Última edición por Jack el Dom Mar 06 2016, 22:29, editado 1 vez


Abyss:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 570
Risen

Volver arriba Ir abajo

Re: [Baltimore] The dark corners of the mind//Jack

Mensaje por Reynard Geist el Mar Mar 01 2016, 22:00

Reynard no tuvo mucho tiempo para acostumbrarse a la sensación de estar de regreso en el mundo real cuando escuchó las palabras de Jack. Se le veía bastante cansado y desorientado, pero lo que más causó preocupación al mentalista fue la gota de sangre que colgaba de su nariz. Definitivamente eso no auguraba nada bueno.

Apenas se incorporaba para acercarse a Jack con la intención de revisarque estuviera bien cuando intentó hacer similar, sólo para caer inconsciente delante suyo.

-Jack, hombre. Reacciona-

Reynard se acercó a él agachándose para tomar el pulso. Estaba un tanto acelerado, pero al menos estaba con vida, sin embargo no sabía qué hacer en esa situación. Por unos instantes pensó en cargarlo hasta su carromato, pero eso significaría tener que darle explicaciones a Deimos sobre que había pasado y no era precisamente algo que quisiera hacer, menos aún lo impredecible que podían resultar ese par.

Sin dudarlo más, acomodó a Jack de forma que pareciera que cayó al piso al piso tras acomodar unas cajas en la tienda y salió hasta la entrada de esta llamando a viva voz a quien estuviera cerca para que llegara en su ayuda. No quería tener que dar explicaciones a nadie de momento, y cuando correspondieran, ya estaría listo para arreglar la situación. Al menos así lo esperaba.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 289
Custom 7 - Reynard

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.