Últimos temas
Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 20/07/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

I can´t feel boring|| Priv. Morrigan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I can´t feel boring|| Priv. Morrigan

Mensaje por Invitado el Miér Nov 18 2015, 03:28

Ya llevaba dos días sin tener que arreglar nada, y lo que había sido divertido en el primer día, ya al segundo se torno completamente aburrido, y mas monótono de lo que le solía parecer. Pudo haber aprovechado esos días para buscar alguien con quien hablar, o tal vez una chica con la cual coquetear, o lo que quisiera hacer, de todos modos estaba relativamente libre. Ya llevaba un par de semanas, y en esos dos días vacíos que tuvo no pudo hablar con algunas personas que ya conocía lo suficiente como para decir que le caían y con las que deseaba seguir hablando. Conocía a todos, de haberlos saludado, o habérselos cruzado en algún momento, pero eran pocos con los cuales había entablado una conversación mas allá del "Hola ¿Como estas?" y el "Adiós". Pero en ningún momento que busco a esas personas pudo encontrarlas desocupadas; y si a él no le gustaba que lo molesten mientras trabajaba, no pensaba meterse en el trabajo de otro.

Era otro día solitario para él, de alguna forma debía aprovechar esa soledad y el estar sin ninguna responsabilidad para tener un momento de tranquilidad y respirar algo que no fuera el olor a la grasa, al metal o al aceite. Llevo su rostro en dirección al cielo y este se veía despejado, lo cual significo algo bueno. Si bien era un amante de las maquinas y de todas esas cosas, de todo lo relacionado, necesitaba a veces su momento para alejarse de esas cosas, lo menos que quería era terminar agobiado, aburriéndose de su trabajo, era lo peor que podía pasarle. En ese momento no llevaba su ropa de trabajo, aunque tampoco llevaba algo elegante, tan solo una camisa que cotidianamente usaba, unos pantalones largos, y claramente un chaleco, porque uno de esos nunca faltaba entre sus ropas. La elegancia la había dejado atrás hacia mucho tiempo. Se tomo su tiempo para decidir si irse a despejar su mente, o quedarse allí por si llegaban a necesitarlo para arreglar algo, pero no podía quedarse, algo le decía que se fuera, que necesitaba descansar un poco, sin tener en cuenta que había dormido mucho en esos dos días, y de forma ininterrumpida.

Ya dejando de lado su dilema decidió levantarse de aquel banco en el que se encontraba, solo ya que todos los demás tenían cosas que hacer, y emprendió su camino hacia los muelles, para alejarse aunque fuera un poco de ese ambiente. No porque le desagradara, si no porque simplemente quería irse por un momento. En ese momento no creía necesitar atención de alguien, ademas aquellas personas de las cuales si podía reclamar algo de atención estaban ocupadas. Tenia ese paso característico lleno de arrogancia y algo de soberbia, que lo hacia abrirse paso entre todas las personas.
Se alejo de todo el circo, observando a todos los que pasaban frente a él, disfrutando de ver a algunas personas, le hacia bien mirar personas que le parecieran atractivas. Sin darse cuenta, de tan concentrado que estaba en el sonido de sus pasos, llego a la zona del muelle, era uno de los lugares a los que solía ir constantemente, únicamente porque la mayor parte del tiempo se encontraba vacía, pero una vez allí siempre tenia algún que otro recuerdo.

Al llegar sintió el fuerte olor del mar que se entrometía en su nariz, con ese aroma que, si bien no era su favorito, le hacia sentir bien. Continuo caminando, con un paso mas suave, debido a lo irregular que era el suelo, y llego hasta la punta del muelle, para sentir todo mas cerca; de la nada el viento se volvió fuerte por unos segundo, y él termino bastante despeinado, lo suficiente como para voltear a acomodarse el pelo, y tratar de evitar aquel viento que hacia bailar las olas y lograba que estas se golpeen con fuerza contra el muelle, salpicándolo con pequeñas gotas. Alzo la mirada con sus hebras castañas entre sus manos, que buscaban acomodarlas, y llevo esta al lugar del cual acababa de llegar.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: I can´t feel boring|| Priv. Morrigan

Mensaje por Invitado el Vie Nov 20 2015, 23:03

Sumida en la más absoluta oscuridad, varias voces parecían susurrar mi nombre. Pero mis manos, incapaces de dar con algo palpable, vagaban, temblorosas, por la nada. Seguido de un traspiés, mi cuerpo respondía ante un golpe con un objeto que no logré identificar. Caí al suelo. Para mi sorpresa, había tierra. Y de repente, el olor a humedad se hizo tan patente como la silueta de un árbol, que resplandecía a lo lejos.

Poco a poco, la negra espesura daba pie a una luz nítida, que emanaba de aquellas ramas que no tardé en reconocer. Lo que más deseé en ese instante, fue salir corriendo hacia allí, y que mi corazón se fundiera con el alma de aquél Rowan. Sin embargo, la presencia de dos personas me lo impidieron. Sabía quiénes eran, pese a no vislumbrar sus rostros. Eran los mismo que me habían estado llamando, y que parecían querer guiarme para que lograse escapar de los abismos.

El aire se fue volviendo más y más denso a mi alrededor. Lo último que recuerdo es estirar el brazo, intentando a toda costa alcanzar a mis amados padres con los dedos. Cada vez era más difícil seguir respirando, hasta que finalmente desperté.


Me descubrí ahogada en mi propio llanto. Cubierta de sudor, y con un nudo de congoja oprimiéndome la garganta. El estado de asfixia no me habría permitido pedir ayuda, de así haberlo deseado. De igual modo, no me veía capaz de compartir ese tipo de cosas con nadie a quien conociera. Dejar salir la pena de esa manera, no haría más que traerme problemas. Podía ser el principio del final de alguien. Y hacía ya mucho tiempo que me había impuesto a mi misma no permitir que eso pasara.

Después de la fatal experiencia, lo único que me apetecía cuando salí de la cama, era despejar mis pensamientos. Curiosamente, esa misma madrugada, lo turbio de mi sueño se unió al malestar de mi cuerpo. Me había bajado el período. Con un poco de suerte, lo negativo de esa energía saldría de mí junto a la sangre.
Caminé lentamente, algo dolorida, hasta atravesar las lindes del circo, en dirección a los muelles. El estado del mar, ya fuera sosegado, como embravecido, conseguía transmitirme cierta mesura. Desde el principio del camino vi a quien me encontraría al final de éste. -Hola Francis.- Saludé con una sonrisa algo mustia aún, pero dispuesta a sacar lo mejor, como casi siempre. Conocía a aquél joven de haber coincidido con él un par de veces. Nunca habíamos tenido la oportunidad de entablar conversación, pero las presentaciones eran innecesarias.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: I can´t feel boring|| Priv. Morrigan

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 21 2015, 04:02

Lo único que pudo sentir en esos momentos ,en los que se veía acompañado solo por el sonido de la brisa y el olor a mar, fue sosiego, esa sensación que le permitía cerrar los ojos y tan solo dejarse llevar por la tranquilidad, pero no todo era eterno y eso lo noto con las fuertes ráfagas de viento; pero fue preferible sentir eso antes que comenzar a pensar en el pasado y caer en la nostalgia. Ya mas de una vez se había puesto a pensar qué seria de la vida de sus hermanos, si sus padres ya habrían muerto, y muchas mas cosas relacionadas con su pasado. De todas las mujeres con las que estuvo solo recordaba lo físico, y el nombre solo de una: Candice, o como él prefería decirle, Candy.

Luego de aquel ventarrón que lo golpeo, y lo hizo voltear, comenzó a sentir una brisa muy suave acariciar su espalda, tuvo la sensación de que el mar mando aquello para que no comenzara a pensar en todo lo que extrañaba, y que debía hacer su vida en aquel circo, dejando atrás todo su pasado. Su cuerpo sen encontraba encorvado, pero rápidamente dejo de estar así, volviendo a esa posición erguida que siempre tenia, y de paso arreglo su cabello. En cuestión de segundos su apariencia volvió a ser la de siempre, se le veía confiado, arrogante y se notaba que aprovechaba su atractivo.

Al levantar la mirada, mientras arreglaba las solapas de su chaleco, esta se cruzo con una silueta femenina, y en el momento que la diviso, pudo oír su voz, que se unía a la gran variedad de voces, tonos de voz y acentos que escucho en el circo, pero se le hacia conocida, no era la primera vez que la oía. No paso por alto el que supiera su nombre, porque significaba que ya habían hablado en algún momento, aunque fuera intercambiar un saludo. La observo en detalle, destacando principalmente su belleza, su cuerpo y su rostro que no pasaban desapercibido para él, aunque lo que mas podía ver era su rostro. Le sonrió acercándose a ella, mirándola de arriba a abajo. -Buenas...- Se quedo en blanco, pues no recordaba su nombre, en sí, no la recordaba. -¿Como te llamabas?- Dijo dudoso, en un tono bajo, pero no vergonzoso. Se quedo en silencio, mirando su cabello y tan solo suspiro. Lo menos que quería era que se enojara, porque había tenido malas experiencias por no saberse el nombre de alguna mujer. -Lo que pasa es que conocí a muchas personas y no puedo recordarlas a todas.- Dijo excusándose y tratando de que la mujer se tranquilizara con aquellas palabras. -Aunque es raro, a una belleza así no la olvidaría tan rápido.- Dijo empleando un tono grave y atractivo, ya comenzando con sus cumplidos para tratar de conseguir algo a futuro.
La buscaba en sus recuerdos, pero solo recordaba a un par de personas, y más que nada veía esos recuerdos de su pasado que no quería recordar, así que prefería esperar a que ella le dijera quien era, eso iba a ser mas fácil.

Se acomodo en el lugar, a apenas escasos metros de ella, y miro al mar, sonriendo al sentir la brisa entre sus dedos, los cuales luego se dirigieron a su camisa, acomodándola solo un poco. -¿Qué te trajo hasta aquí?- Pregunto curioso. No podía dejar de mirarla de reojo, aunque el mar también era algo que deseaba ver, ella tenia algo que le llamaba la atención, la sentía diferente a cualquier otra. Se quedo con el sonido de las olas golpeando aquella estructura, en la que se encontraban parados, en sus oídos, junto con el aroma que desprendía el mar, el cual sentía funcionarse con el de ella.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: I can´t feel boring|| Priv. Morrigan

Mensaje por Invitado el Mar Dic 08 2015, 20:39

Realmente no esperaba que aquél muchacho recordara mi nombre, por lo que no pude contener una risa por lo bajo ante sus innecesarias excusas. Yo, por el contrario, solía tener más facilidad para quedarme con esos detalles, aún cuando no conocía mucho a las personas. Puede que por, simplemente, tener buena memoria, por mi naturaleza minuciosa, o cualquier otro motivo. Pero me salía solo y ya estaba.

El mantón que solía llevar conmigo, aunque no siempre me hiciera falta, que no era el caso, empezó a resbalarse por mi hombro. Al mismo tiempo que me colocaba un mechón de pelo detrás de la oreja, con la mano restante, volví a subir la tela de estampado a su lugar. -No es necesario que te disculpes.- Sonreí, de forma agradable. -Puedes llamarme Rowan, o Morrigan. Como prefieras.- Seguí riendo tras aquél cumplido gratuito. Como siempre, los chicos no perdían el tiempo. No podía reprochárselo, y tampoco tenía que hacerlo. Resultaba agradable escuchar algo así de vez en cuando. -Es normal que no nos recuerdes a todos, ya que somos muchos los que formamos parte de ésta peculiar familia.- Cambié de postura, para acomodarme un poco, dejando reposar el lomo en la barandilla, de espaldas al mar. -Creo que el día de hoy se presenta algo melancólico, y me apetecía escuchar el sonido de las olas.- El sol, allá arriba, se escondía tras las nubes que eran mecidas por el viento. Y en un momento en el que nos brindó su calor varios minutos, cerré los ojos, disfrutando de aquella sensación agradable. -Es fantástico ¿no crees?.- Apoyé los codos en el mismo madero, sujetando mi abrigo sobre el pecho.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: I can´t feel boring|| Priv. Morrigan

Mensaje por Invitado el Miér Dic 09 2015, 01:40

Las nubes lo cubrían todo, como si se avecinara la lluvia. El viento pasaba de tranquilo a fuerte y viceversa incontables veces, pero en ningún momento llegaba a ser molesto, al contrario, se sentía bien aquello. El viento cambiante, el cielo nublado, y la posible lluvia cerca del mar lo hacían todo mucho mas lindo. Pero su mente se hallaba pensando en aquella mujer que acababa de llegar, y su concentración en el ambiente se perdió con rapidez.  Su concentración en ella llegó al punto de que él pudo oír su risa, sin importar lo poco sonora que había resultado esta. Ignoro eso, pero su rostro se mostró ligeramente mas serio, pues no tuvo en cuenta si se reía de algo que no fuera él.

Observó con cierto interés el movimiento suave de su mano al mover su cabello, y lo delicada que era. Su cabello oscuro se gano las miradas del francés, pero sus palabras hicieron que dejara de mirar como un tonto su movimiento. Y lo agradecía, no hubiera deseado ser aquella mujer y tener que ver su rostro precisamente en ese momento. En esas ocasiones, cuando presentaba ese interés por algo, parecía un niño idiota y curioso. Él detestaba verse así.
Al oír su nombre sus labios dibujaron una sonrisa agradable, que dejaba ver apenas sus dientes entre ellos. Prefería como sonaba "Rowan" pero era algo que se lo haría saber cuando la llamase por su nombre. A diferencia de la risa anterior, la que pudo oír esta vez no le desagrado, le gustaba cuando las mujeres se reían de aquellos cumplidos tan simples. Le gustaba hacer reír a las mujeres. Asintió al oírla, mientras una de sus manos acariciaba su propio cuello. -En este lugar hay demasiadas personas como para decir que los he visto a todos- Dijo riendo con un tono grave, apoyándose sobre la baranda tal y como lo hizo ella. -estoy seguro que hay personas con las que ni siquiera me he cruzado.- Agrego mirando la baranda que estaba frente a él, para luego devolver su mirada a ella.

Sonrió al verla cerrar los ojos, al verla tan bien, tan llena de vida. -Es una sensación extraña e inexplicable, pero placentera.- Dijo, sabiendo a que se refería, pues acababa de sentir como el sol alumbraba durante unos segundos antes de volver a esconderse tras las nubes. Esta vez fue él quien cerro los ojos al sentir como el viento se hacia cada vez mas fuerte. A él le gustaba mas esa sensación. -Pareces estar hace mas tiempo que yo en el circo.- Dijo seguro de lo que pensaba, pues la veía muy tranquila, no con los nervios de alguien que es nuevo en un lugar. -Me sorprende la cantidad de cosas y personas que hay aquí- Claramente con cosas se refería a los fenómenos, no los conocía, pues podían ser mas personas que él, pero era imposible no prejuzgar, siendo alguien quien siempre vio personas que, por lo menos físicamente, eran sanas. -y me hace sentir bien no ser el único de otro país.- Agrego riendo con alivio. Sentía esa confianza para decirle eso a ella, ya que seguía seguro de que era alguien que conocía el circo, ademas buscaba ser agradable.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: I can´t feel boring|| Priv. Morrigan

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 12 2015, 17:30

Mantuve los vista sumergida en la oscuridad que le brindaban mis propios párpados. No sabía cuánto tiempo podría seguir disfrutando de aquella cálida sensación, que ayudaba a relajarme. Asentí en silencio cuando Francis terminó de hablar. Mi acento debía notarse más de lo que pensaba, ya que lo había detectado con rapidez. A pesar de los años, parecía no abandonarme. Quizás no era algo de lo que sentirse especialmente orgullosa, pero me gustaba saber que no se perdía la esencia de mis orígenes. -Llevo aquí poco más de tres años.- Cada vez que hacía memoria, me era inevitable recordar los primeros contactos con el circo. Tanto la primera vez que acudí como espectadora, como la noche tormentosa que Reynard me recibió en su solitaria carpa. -Es fácil encontrar personas de diferentes nacionalidades. Somos muchos.- Repetí, y solo entonces abrí de nuevo los ojos, notando el leve cosquilleo al principio, a causa de la luz. Le miré directamente. -¿De dónde vienes tú?.-

Varios retortijones empezaron a causarme malestar en el bajo vientre. Si había algo que me disgustara, era esa debilidad que sufríamos todas las mujeres. No pude evitar llevarme una mano a la zona afectada, y otra a la frente, pasándola después por toda mi cara. Como simple auto reflejo, pues aquellos gestos de poco servían para apaciguar nada. Todo estaba siendo muy sutil, y esperaba que mi nuevo compañero no se percatara, ya que era innecesario preocuparle.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: I can´t feel boring|| Priv. Morrigan

Mensaje por Invitado el Vie Dic 18 2015, 05:25

No pudo evitar mirarla en esos segundos que ella tuvo los ojos cerrados. Se veía única, se veía maneras que eran indescriptibles, como si estuviera conectada con aquellos rayos de sol que se posaban sobre su cuerpo. Sus ojos disfrutaron ese tiempo hasta que los parpados ajenos destaparon sus ojos. La miro sorprendido al oírla, eso para él era bastante tiempo, y eso logro que no pudiera dejar de preguntarse la antigüedad del circo. Le daba cierta ansiedad pensar en lo que podría llegar a ser de su vida allí, y de alguna forma le aliviaba encontrar a alguien con esos años ahí, le daba esperanzas de durar bastante en el circo, que ahora era una familia para Francis.
Asintió al oírla, prestando esta vez mas atención en su acento mejor que antes, acento que claramente no era americano. Rió al oír aquella pregunta, que le hizo notar que sus años en el barco con personas de diferentes nacionalidades le había quitado un poco su acento francés, el cual ya no era tan notorio como antes. -Creí que mi acento francés era mas evidente.- Respondió. En sus labios se dibujo una sonrisa burlona. Lo único que sabia del acento de la otra era que no pertenecía a una americana, pero no logro deducir a qué país pertenecía. Y con las dudas su sonrisa se borro por un momento, siendo sustituida por un rostro que delataba su confusión. -¿Y tú de donde vienes?-

Sin siquiera esperar una respuesta dio pasos suaves hacia la punta del muelle, acercándose mas al agua, observando como sus zapatos eran salpicados por pequeñas gotas. Sonrió con nostalgia, recordando cuando en el barco solía mojarse mucho mas, y mas seguido. Volteo con esa sonrisa a verla, el mar le recordaba a muchas mujeres, como danzaban en la noche, como se movían a su al rededor. Todo se desvaneció cuando la vio, incluso la pregunta que iba a hacerle en ese momento. Se preocupó al verla así, recordando que su hermana a veces solía verse de esa manera. Se acerco suavemente como si se acercara a una enferma y miro su rostro. -¿Estas bien?- Pregunto preocupado mientras se acercaba a ella. -¿Te ha pasado algo? ¿Estas lastimada? ¿Necesitas ayuda?.- Aunque no quisiera inundarla de preguntas no podía evitarlo, el ver que le pasaba lo mismo que a su hermana le hacia sentir la necesidad de preocuparse. Creía entender o saber de lo que podía tratarse, pero en su familia le ocultaban mucho eso, y en el barco solo estaba rodeado de hombres a quienes nunca les pasaba algo así.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.