Últimos temas
Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 20/07/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

Flores de primavera || Dr. Hemingway

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Flores de primavera || Dr. Hemingway

Mensaje por Invitado el Vie Feb 12 2016, 05:26

Así pasaba un día más en la vida de Alma, sonriendo a los escasos clientes que llegaban a su tienda y a sus hijos.
Ella se encontraba sentada detrás del mostrador mientras remendaba unos pantalones que de nuevo su hijo más pequeño se había roto haciendo a saber qué por la calle. Hacía tiempo que debería haber comprado unos nuevos, pero con la tienda tenía muchos gastos y muy pocas ganancias, así que no podía permitirse más que eso.
A la dificultad de tener a dos chicos a su cargo se añadía el hecho de ser una mujer viuda que tenía que sacar a su familia adelante sola, pero no por eso decaía, de hecho, mientras cosía, tarareaba una canción de su tierra. Por peores momentos había pasado, y ella siempre se decía que pronto iría mejor.

Todo era silencio en el interior de la tienda, solo el chisporroteo de un fuego dentro del hogar se escuchaba de vez en cuando, y fue el tintineo de la campana de la puerta lo que hizo que Alma levantara la cabeza de lo que hacía.
Al ver que había entrado una chica guardó el pantalón que había estado cosiendo en el mostrador y le ofreció su mejor sonrisa, como siempre hacía.
-Hola, bienvenida -saludó- ¿Puedo ayudarla en algo, señorita? -le preguntó.
La chica parecía tener la edad de su hijo más pequeño, pero sabía que siempre debía ser respetuosa, pues nunca podía saber donde encontraría una diminuta princesa que hiciera un berrinche por algo tan simple.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores de primavera || Dr. Hemingway

Mensaje por Dr. J. Hemingway el Sáb Feb 13 2016, 21:21

John estaba disfrutando de una simple salida con sus hijas. Iban por el barrio comercial y él por supuesto iba cargando las pequeñas cajas de sombreros femeninos y otras más largas de vestidos. Eran incomodas, no lo podía negar, pero sus hijas se veían felices. Era un día en que no estaban en sus respectivos internados, por lo que el Doctir decidió dejar su propio trabajo e investigaciones de lado por un día. Christinele iba hablando de una chica de su curso, le contaba que ella tenia un pretendiente  pesar de estar comprometida y muchos rumores sobre la infame chica. John la escuchaba, aunque no tenía interés en esos temas, sólo agregaba que no se juntara con ella o la vincularían con su misma reputación.

Entraron a una tienda que apuntó Delilah, su hija menor y todos le siguieron como si fuese la líder. John no podía ver claramente el cartel de la tienda, pero de todas formas entró. Los aromas que inundaron sus sentidos lo hicieron estornudar y tuvo que agarrar bien las cajas para que no se le cayeran.

-Buenos días señora.- dijo el doctor con una sonrisa y buscó un mesón libre donde poder dejar as cosas. Su hija mayor después de saludar a la dependienta de la tienda volvió a retomar su conversación.

-Dicen que el chico con el que tiene ese affaire ni siquiera es de familia, es un simple trabajador del puerto que tiene la fama de andar seduciendo a todas las chicas. A veces, incluso...- John se movió rápido hasta Delilah cuando vio que esta estaba encaramándose a una repisa, la agarró por las costillas, sin gritar para no asustarla y la cargó en brazos.

-¿Que quieres ver?- luego se giró para ver a la mujer que atendía y le sonrió ampliamente a modo de disculpas.- Lo siento, es muy inquieta. Me podría decir que es lo ofrece, pues entramos siguiendo a esta pequeña diablita...

Era muy extraño ver a un hombre con dos chicas. Ninguna mujer entró tras él, ni lo haría, hace muchos años que eran sólo ellos.


Última edición por Dr. J. Hemingway el Sáb Feb 27 2016, 03:27, editado 1 vez
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 10
Unknown

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores de primavera || Dr. Hemingway

Mensaje por Invitado el Mar Feb 16 2016, 20:23

Buenos días —respondió al saludo del caballero que entró después de la chica, también a la otra que iba con él.
Alma no había tardado en deducir que se trataba de una familia dando un paseo, aunque le faltó una madre en la escena. Claro que no era asunto suyo.
La dependienta se cubrió los labios cuando escuchó parte de la historia de la otra muchacha, definitivamente no debería haber escuchado eso, pero vivir en una ciudad pequeña hacía que se inquietara y se pusiera a pensar si quizás conocía a esa persona... Bajó las manos y trató de obviarlo, se le estaba pegando lo chismoso de las vecinas.
Lo que estaba contando la menor se rompió cuando el padre de familia fue a recuperar a la más pequeña que parecía dispuesta a hacer travesuras por su tienda, y Alma rió.
Por la puerta de la trastienda no tardó en asomarse uno de sus hijos, su madre lo miró, pero enseguida volvió hacia los posibles clientes que habían entrado a su tienda.
No se preocupe, por eso —respondió a sus disculpas—. Tengo plantas, flores frescas y secas, también todo tipo de remedios, aunque seguramente su pequeña entró por el colorido... Tal vez le gustaría una maceta de la que cuidar.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores de primavera || Dr. Hemingway

Mensaje por Dr. J. Hemingway el Sáb Feb 27 2016, 03:44

Escuchó el listado de las cosas que vendían mirando al rededor mientras su hija mayor fue a seleccionar algunas. No se había percatado de que era la tienda como parecia estar atacado por todos los frentes de la más absoluta femeneidad. Le sonrió a la dependienta sin tratando de no parecer irrespetuoso. Pocas veces veía mujeres saludables por asi decir, la mayoría de las mujeres que veía o con las que hablaban habian ido a él por alguna dolencia o, por algun suceso sobrenatural ultimamente.

-Por eso huele tan bien aquí, no me había fijado y me creía observador.- sonrió amablemente.

-Papá, podemos comprar flores para la casa, me gustan las que hay aquí.- dijo Chritine quien tenía la costumbre de comprar algo donde fuera que entrara. Ella no había esperado un "no" pues ya estaba llevando un buen surtido de ellas al mesón de la mujer. Miraba también por encima del mesón que más captaba su interés para poder pedirle a papá.

Delilah, que no esperaba a nadie fue hasta el niño que apareció en la tienda, incluso colándose detrás del mesón sin que John la viera al estar pendiente de sacar dinero. Delilah sacó de su pequeño bolso unos caramelos que llevaba y le ofreció al niño.

-¿Quieres?

John levantó la vista al oírla y vio que estaba donde no correspondía.

-Delilah, sal de detrás del mesón, ahi es donde trabaja la señora. Discúlpeme...- miró a la mujer morena de nuevo, le avergonzaba un poco lo inquietas que eran ambas ya que Chritine seguía sacando cosas.- Chritine, papá no tiene más de dos brazos ¿Quien cargará todo? Dígame señora, me puede decir su nombre para no tratarla con tanta lejanía por decir... No me mal interprete, pero me gusta tratar de forma cercana a la gente.

-Es Doctor en medicina.- dijo Christine con orgullo dedicandole una sonrisa a la dependienta.- No está coqueteando, aunque esté libre.- sonrió luego miró a su padre con picardía.

-¡Chritine!...- negó con la cabeza sonriendo.


Última edición por Dr. J. Hemingway el Miér Mar 02 2016, 11:21, editado 1 vez
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 10
Unknown

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores de primavera || Dr. Hemingway

Mensaje por Invitado el Mar Mar 01 2016, 13:41

Va a necesitar una carreta para llevar todo —bromeó, riendo de forma delicada.
El niño tomó uno de los caramelos que le estaba ofreciendo y le dedicó una gran sonrisa en agradecimiento, luego pareció que se le ocurría una gran idea y con ella volvió corriendo a la trastienda a buscar algo.
Oh, no se preocupe, no me molesta para nada, estoy acostumbrada a los niños inquietos, solo mire a ése —señaló con un suave ademán a su hijo pequeño, que no tardaba en volver con las manos llenas de afiches del circo y el caramelo en la boca.
Fue directo hacia la niña de antes deseoso de mostrarle los afiches, porque en el mostrador su madre tenía algunos, pero él por supuesto se había quedado con los mejores.
Mira, son coleccionables, como los cromos —le contó, creyendo firmemente en lo que el chico del otro día le había dicho.
Sacó uno en el que salía el albino de la otra vez y se lo dio a la muchacha.
Tengo varios como ese, me los quedé todos así que te doy uno para ti —sonrió—. El chico blanco estuvo aquí en la tienda ¡Es famoso! ¿Verdad? —Miró a su madre esperando confirmación, y ella cabeceó de forma afirmativa—. Pero mi favorito es éste... —Le mostró uno de un gigante—. Val... De... Mar... Gi... Gan... Te... —leyó, y luego también se lo dio—. ¡Vamos a ir el sábado!

A aquellas alturas, Alma ya estaba riendo.
Creo que este chico tiene futuro como volantero. —Rió—. Disculpe —dijo, al volverse en su dirección.
Iba a decir su nombre después de que le preguntara, pero al escuchar a su hija hizo una pequeña pausa en la que rió y negó con la cabeza.
Siempre es bueno conocer un doctor, aunque debo agradecer que por aquí estamos muy sanos —comentó—. Mi nombre es Alma. —En un pasado había sido la "señora de", ahora tan solo era Alma—. ¿Y usted es...? Porque los nombres de sus encantadoras hijas ya los sé —volvió a sonreír de aquella forma tan característica suya.
A su alrededor el mundo parecía ir más lento, de una forma casi irreal. Sus movimientos delicados y su absoluta calma contrastaban completamente con el nerviosismo de sus hijos.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores de primavera || Dr. Hemingway

Mensaje por Dr. J. Hemingway el Miér Mar 02 2016, 12:15

Vio como después se ponían a jugar los más pequeños y se rio de lo que dijo la mujer.

-¡Oh, espero que no sea así!- bromeó considerando que ser volantero de un circo era realmente malo, pero luego se arrepintió de su comentario al notar que había sido clasista sin intención.- Sería mejor que fuese un artista famoso.- intentó arreglarla complementando con una sonrisa de lo más encantadora.

-Alma, es un muy bello nombre. Yo soy Hemi... No, John, John puede decirme. Es muy bueno que gocen de salud, imagino que teniendo estas plantas usted es una herbolaría ¿no es así?- vio como Delilah estaba entretenida mirando los afiches y escuchando lo que contaba el otro chico del artista albino. Había sabido de la llegada del circo, pero no había considerado ir, prefería llevar a sus hijos al teatro, al cine o museos. Los circos eran un lugar demasiado bullicioso para él, pero Delilah se veía entusiasmada y no tardó en preguntar si podían ir también. John se mostró en desacuerdo aunque contrariado, pues no era de decirles que no, tenía el problema de ser un consentidor.

-Tengo un hijo también como de la edad del suyo pero no vino hoy, no quería estar en la salida de chicas, aunque no sé porque me contó como una más.- sonrió. Finalmente sacó el dinero cuando creyó satisfecha a Christine y su consumismo para pagarle a la mujer.- Tome Alma.- le dio su tarjeta además- si necesita de un doctor me llama, pero además de eso veo casos paranormales. Si la atormenta un fantasma o alguna cosa aun más extraña no dude en contactarme.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 10
Unknown

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores de primavera || Dr. Hemingway

Mensaje por Invitado el Lun Mar 07 2016, 18:34

También rió, aunque de forma más suave. A ella no le importaba que su hijo se consiguiera un trabajo de volantero, o algo semejante en el circo, pero eso era tal vez por ser una familia humilde. Las hijas del doctor parecían muy bien educadas mientras que a sus hijos todavía les costaba leer.
Gracias —le sonrió cuando mencionó aquello sobre el propio nombre—. John entonces, es un placer conocerlo —añadió después.
Cuando mencionó las plantas, como acto reflejo echó un vistazo alrededor en su tienda, y entonces volvió a reparar en él.
Sí, así es. Desde niña se me han transmitido conocimientos de plantas y los he ido ampliando con el tiempo —comentó, mientras preparaba todas las cosas que la señorita Christine había ido eligiendo para que pudiera llevarlas, mientras que su hijo seguía parloteando con la más pequeña sobre el circo y lo emocionado que estaba por poder ir.
Se mantuvo atenta a la conversación de los menores, y también a la forma en que cambiaba de expresión el doctor ante la idea de tener que llevar a sus pequeñas a aquel lugar, y lo cierto es que le pareció gracioso pese a no comentar nada al respecto.

Ella también sonrió por su comentario sobre su hijo.
Los niños de esa edad repelen todo lo femenino —dijo—. Tengo once pero los mayores hace tiempo que viven sus vidas lejos del nido.
Más lejos de lo que ella habría deseado, pensó, pero no dejó que esa idea se reflejara en su expresión.

Recibió su dinero a cambio de todos los caprichos de la jovencita, y también la tarjeta del doctor. Guardó el dinero, le dio las vueltas y se guardó la tarjeta en el mostrador.
Muchas gracias John, lo llamaré si alguna vez lo necesitamos —le dijo, manteniendo siempre aquella sonrisa—. Y casos sobrenaturales... Eso suena como una vida bastante emocionante, espero que no se lleve ningún susto desagradable, a veces las presencias son más hostiles de lo que parecen.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores de primavera || Dr. Hemingway

Mensaje por Dr. J. Hemingway el Vie Abr 15 2016, 01:36

Escuchó lo que decía de su numerosa familia con una sonrisa.

-Me hubiese gustado tener más hijos también. Pero mi esposa le dio cáncer, ella era científica y trabajaba muy de cerca con químicos peligrosos para su salud y a pesar de yo ser médico no pude hacer mucho por ella, era inevitable su deterioro. Siguieron muchos abortos espontáneos por lo que con eso dejamos de tener esperanzas de tener más hijos. Por lo de los sustos que dice...- comentó cambiando el tema para no incomodar a la mujer, pues la muerte de su esposa él ya la había asimilado y sus hijos también, al menos eso él pensaba pues hablaban con libertad de su madre y a visitaban cada domingo en el cementerio para dejarle flores.- me he llevado varios, pero debo mantenerme compuesto porque la gente que me llama para resolver esos casos están asustadas. Muchas veces no son fantasmas, con esto de la incorporación de agua potable y luz eléctrica muchas veces son esos sistema fallando, las tuberías se mueven o las luces sueltan chispas y parpadean, pero nada que sea el efecto de algo sobrenatural, aunque en Salem justamente me encontrado con menos casos así que en Nueva York y más casos reales d fantasmas.

Habló mostrando mucho interés en el tema, incluso gesticulaba con sus manos, costumbre que se le pegaba de dar clases para captar mejor la atención de quien tenía que escucharlo y luego se apoyó en el mesón acercándose más a la mujer. La miraba a los ojos mientras hablaba y no se dio cuenta de lo mucho que podía alargarse en el tema hasta que su hija mayor lo jaló de la chaqueta.

-Vas a aburrir a la señora con tus cuentos de fantasmas papá.- le dijo haciendo un puchero para que se fuera. La muchacha consideraba la afición de papá una pérdida de tiempo y que alejaba mujeres pese a que él con su madre hablaban por horas de eso, incluso investigaban juntos. Ella se había vuelto una mujer más convencional buscándose separarse de esas excentricidades.
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 10
Unknown

Volver arriba Ir abajo

Re: Flores de primavera || Dr. Hemingway

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 23 2016, 18:03

Oh... Lamento mucho lo de su esposa —comentó brevemente ante su mención, mostrando en su expresión algo de tristeza por la historia que contaba.
Agradeció el cambio de tema mentalmente.

Al hombre se le veía muy entusiasmado por lo que contaba, y Alma se mantuvo atenta, respondiendo a esa mirada que se clavaba en sus ojos y contagiándose de ese entusiasmo como era natural en ella, y al final rió ante sus historias de fantasmas que no eran fantasmas, pensando en lo que decía, la gente poco acostumbrada a la electricidad y el agua corriente que cualquier falla lo atribuían a presencias de espíritus o cualquier ser sobrenatural.
Supongo que también peco un poco de ese asunto —le mostró una sonrisa amplia, recogiendo un mechón del propio cabello para llevarlo tras su oreja, con la misma delicadeza y lentitud con la que actuaba en todo momento—. Porque cuando se va la luz o pasan cosas así también me asusto, son mis hijos los que me tienen que tranquilizar —volvió a reír, tal vez no fuera tan exagerado como lo hacía ver, pero si que había sufrido alguna vez—. No estoy tan acostumbrada a estas comodidades, así que evitaré llamarlo alarmada si alguna vez las luces titilan en casa —bromeó.

Miró a la menor cuando esta interrumpió a su padre para que no siguiera con el tema, y eso le arrancó una nueva risa, pues parecía que sus pequeñas debían estar más que acostumbradas a que el padre de familia hablar hasta el cansancio de aquellas cosas.
Está bien, está bien —respondió ella, para mostrar que no le molestaba—. Pero imagino que la familia tiene cosas que hacer, así que tal vez pueda ser la próxima vez —ofreció su mejor sonrisa.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.