Últimos temas
» Kindness || Jørgen
Mar Oct 17 2017, 11:48 por Jørgen Bak

» Full Moon || Privado.
Lun Oct 16 2017, 14:11 por Christopher Dallas

» Tienda de batalla
Lun Oct 16 2017, 13:44 por Christopher Dallas

» The day after || Jack
Dom Oct 15 2017, 16:34 por Nicola Stracci

» [Benton] En pos de "Él" - Kangee
Sáb Oct 14 2017, 19:45 por Kangee

» Cierre de temas
Sáb Oct 14 2017, 18:58 por Kangee

» Los pequeños detalles que importan || Nicola Stracci [flashback]
Sáb Oct 14 2017, 13:51 por Kóstyk Záitsev

» [Aberdeen] This place is scary|| Jude.
Sáb Oct 14 2017, 13:24 por Kóstyk Záitsev

» [Benton] Conozco tu nombre || Valentina
Sáb Oct 14 2017, 13:07 por Valentina Ferragamo

» [Benton] El "chico" nuevo || Patrick [04-12-29] [+18]
Sáb Oct 14 2017, 12:40 por Dieter Jaeger

Afiliaciones
Hermanas 4/5
Élite 10/20
Directorios 6/8
Última limpieza 09/10/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

Cuervo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuervo

Mensaje por Kangee el Lun Feb 15 2016, 13:23

Wakan Tanka
akan Tanka es el creador de la totalidad de lo existente, es la "fuerza del universo" que no admite ningún tipo de personificación.

Wakan Tanka ("Gran Espíritu" o "Gran Misterio") en un dios omnipotente y omnipresente, no sólo en cuanto Creador y Señor, sino también en cuanto Esencia impersonal.
Gobierna a través de diversas deidades, que son todos los aspectos de su ser. Estos aspectos se abordan en la oración como "padre", mientras que trascendente Wakan Tanka se llama "abuelo".

Fue el primero de los dioses, su espíritu se había depositado mucho tiempo atrás en Inyan (Roca), una manifestación animada de su divinidad.

Sólo existía Han (la oscuridad). Inyan quiso emplear sus poderes pero no había lugar donde hacerlo. Entonces echó mano del elemento mágico por excelencia: su propia sangre, con ella creó a la diosa Maka compuesta por la tierra y el agua. De ella surgió Skan (el cielo), cuyo borde delimitó la extensión de la propia Maka.
Más tarde Skan creo a Wi (sol) y también a la noche ordenándoles que se sucedieran uno al otro en lo más alto del cielo.

El mundo estaba en marcha. Reuniendo entonces a Inyan, Maka y Wi, Skan asumió el papel de jefe de los dioses. Les dijo: "Somos cuatro distintos pero con el mismo origen y a él (a Wakan Tanka) debemos servir pues él es el único Dios de dioses".
A partir de aquel momento, cada uno de los cuatro se encargó de un elemento diferente y entre todos terminaron de construir el mundo: Inyan es la roca fruto de la tierra, Maka contiene en sí el agua, Wi es el fuego solar y Skan el aire del cielo.

Ellos crearon los otros aspectos de Wakan Tanka.
Primero fueron los dioses asociados: Hanhepi Wi (Luna), Tate (Viento), Whope (Mujer cría del Búfalo Blanco) y Wakinyan (Trueno).
Luego la familia de los dioses: Hununpa ("Dos piernas", los hombres y sus parientes los osos), Tatanka (Bisonte), Tate tob (Cuatro vientos) y Yummi (Torbellino).
Por último, los seres relacionados con el alma y el poder sagrado: Nagi (Alma), Niya (Espíritu), Sichum (Espíritu guardián), y Tonwan (poder para hacer lo sobrenatural).

Estos seres wakan, clasificados conforme a su número sagrado, el cuatro, es un grupo de dieciséis potencias wakan de disposición benévola, concebidas por los lakotas como "espíritus" o "dioses", conocido como Tob tob kin, los "cuatro veces cuatro".
Cuando Kangee nació los Sioux ya habían sido humillados una y otra vez por el hombre blanco.
Les habían arrebatado sus tierras, arrojándolos a reservas que no eran ni una pequeña representación de lo que alguna vez fue su territorio, habían ridiculizado y asesinado a sus chamanes y habían traído la depravación a las tribus con sus enfermedades de blancos y el alcohol.

Su poblado se enorgullecía de sus raíces, sus creencias, y jamás abrazaron al cristianismo como otros Sioux. Ellos nunca aceptaron la transición, y el hecho de que Toro Sentado fuera parte de un espectáculo no hacía más que alimentar el odio que sentían.
Ellos se negaron a ser confinados en reservas y mantuvieron una vida nómada en las grandes llanuras, territorios que conocían como la palma de su mano y donde prácticamente ningún hombre blanco podía darles caza. Se movían como el viento siguiendo a los bisontes como se había hecho siempre y aprovechaban todo de él, por esta práctica se hacía algo fácil seguirles el rastro, pero no tardaban en volver a perderse en las llanuras, o luchaban con tanta ferocidad que los blancos los temían. Eran unos temerarios, y nada les importaba perder sus vidas si lo hacían matando.
Eran grandes guerreros y en cierto modo lo que más disfrutaban era darle caza al hombre blanco, al que arrancaban su cabellera.
Ellos mantenían su lucha a pesar de que sus acciones pudieran repercutir en sus camaradas que vivían en paz, pues jamás aceptaron la vida a la que los habían arrojado los wasicus.

En 1890, Toro Sentado recibió la visita de Kicking Bear, quien le informó de la "Danza de los Espíritus", una ceremonia que profetizaba el retorno de las antiguas tradiciones nativas y la recuperación de las tierras tomadas por el hombre de piel blanca. El jefe tribal se mostraba escéptico del ritual, pero de todos modos dejó que su gente la practicase si lo consideraban necesario.

Pronto la ceremonia cobró tanto auge entre los nativos, que fue considerada como un brote de rebelión por el gobierno. Se mandaron tropas a las reservas, y el mismo Toro Sentado, quien no tenía nada que ver con el hecho, fue considerado como el poder detrás de la «maligna práctica religiosa».
Toro Sentado fue asesinado, y eso causó un gran revuelo. Para ellos la Danza de los Espíritus tan solo cobró más fuerza en ese momento.

Los pensamientos e ideales de Kangee eran demasiado antiguos para la época que le había tocado vivir, él había consagrado su vida al Wakan Tanka y se había convertido en un luchador temido, o como se lo mencionaba más a menudo en la civilización, como un delincuente peligroso que atentaba contra el bienestar de la sociedad.
Kangee pintaba su rostro con la sangre de los caídos y tanto él como su caballo eran conocidos en las llanuras.

La lucha jamás terminó, y no fue hasta 1910 que esas ratas ladronas por fin pudieron enorgullecerse de darles caza.
Todo su poblado fue exterminado como una victoria que celebró el hombre blanco, lo que no se dijo además de eso fueron las crueles muertes de mujeres y niños.
Kangee fue uno de los escasos supervivientes, y antes de ser asesinado como el resto se sumergió en las llanuras donde nadie fue capaz de seguirle la pista. Los blancos los dieron a todos por muertos y con ello se jactaban de haber terminado con el problema.

Después de eso Kangee quedó completamente solo, convirtiéndose en un lobo solitario por una larga temporada, y en su soledad sus ideales comenzaron a tambalearse.
Pasó por una marea de dudas que le hacían cuestionarse sobre su propia vida y existencia, sobre lo que había estado haciendo hasta ahora, y cuando estuvo a punto de suicidarse para no acabar siendo cazado por el hombre blanco como sus hermanos, sin saber que realmente nadie lo perseguía, vio al Wakan Tanka en las llanuras y renació con fuerzas renovadas.
Había sentido el llamado del Gran Misterio para participar en una lucha que lo alzaba contra lo oscuro y que lo hermanaba con otros hombres, entre ellos esos wasicus.

Le costó aceptar aquella misión que le había encomendado el Gran Misterio de erradicar el mal en el mundo al lado de los blancos, pero después de mucha reflexión cedió, pues era su destino y así lo había querido el Wakan Tanka, y de esa manera comenzó a formar parte del Risen.
Tuvo una dura penitencia para purgar todos sus pecados anteriores en los que mató sin más razón que el rencor y la sed de venganza, y con ello dejó atrás un pasado de mantanza y fue ayudado a insertarse en la sociedad moderna por otros Risen. Este punto supuso un gran cambio en su propia forma de ver las cosas, pues a través del dolor autoinflingido fue capaz de acercarse un poco más a lo divino.

Kangee tomó la senda de la Voz Sagrada, y dejó que otras religiones influyeran ligeramente en sus creencias nativas, aunque jamás hasta el punto de ser evangelizado.
Aún así su odio hacia aquellos que les arrebataron todo persiste a día de hoy, y si puede evitar trabajar en conjunto con ellos será su mejor opción.

En 1914 se aprobó el acta de ciudadanía, por la cual los Sioux como él se convertían en ciudadanos norteamericanos de pleno derecho.

Años más tarde parece que nadie se acuerda de la matanza de su pueblo en las llanuras, ni siquiera se acuerdan de él, y lo cierto es que eso juega en su favor pues nadie pretende juzgarlo por sus crímenes. En su día se le dio por muerto junto a todos los demás y eso le sirvió para aliviar la carga de sus actos.

Ahora, en 1917, viajó a Salem atraído por unas poderosas fuerzas oscuras, lo que no esperaba es que fuera a encontrar uno de los blancos con los que se vio forzado a cooperar en más de una ocasión. Su presencia no le agrada, pero tal vez trabajar juntos sea la mejor opción.
Kangee
Nombre: Kangee.
Fecha de nacimiento: 28/07/1880.
Género: Masculino.
Procedencia: Dakota del Sur.
Estado civil: Soltero.
Otros: Es un jinete consagrado.
Maneja todo tipo de armas tradicionales, pero también otras más modernas como las armas de fuego.
Risen
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 72
Risen

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuervo

Mensaje por Reynard Geist el Lun Feb 15 2016, 21:57

Aceptado
Vaya, vaya. Una gran sorpresa encontrar a alguien de su gente en este lugar. Creame que en verdad admiro la sabiduría que tanto los suyos como los demás pueblos originarios demostraban, es bueno ver que quedan testimonios vivos de tales tradiciones. Bienvenido a Salem, espero que su lucha contra la oscuridad nos sea beneficiosa a todos.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 298
Custom 7 - Reynard

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.