Últimos temas
Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 20/07/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

Lucy Strauss ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lucy Strauss ID

Mensaje por Lucy Strauss el Vie Mar 11 2016, 03:11

Malleus Malificarum
se afirma que una sólida creencia en los brujos no es doctrina católica: véase el capítulo 26, pregunta 5 de la obra de Epíscopo. Quiencrea que cualquier criatura puede ser cambiada para mejor o para peor, o transformada en otra cosa u otro ser, por cualquiera que no sea el Creador de todas las cosas, es peor que un pagano y un hereje. De manera que cuando informan que tales cosas son efectuadas por brujos, su afirmación no es católica, sino simplemente herética. Más aun, no existe acto de brujería que posea efecto permanente entre nosotros. Y esta es la prueba de ello: que si así fuera, sería efectuada por obra delos demonios. Pero asegurar que el diablo tiene el poder de cambiar los cuerpos humanos e infligirles daño permanente no parece estar de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia. Porque de este modo podrían destruir el mundo' entero, y llevarlo a la más espantosa confusión.
Más aún, toda alteración que se produce en el cuerpo humano -por, ejemplo el estado de salud o el de enfermedad - puede atribuirse a causas naturales, como nos lo demostró Aristóteles en su séptimo libro de la Física. Y la mayor de estas causases la influencia de las estrellas. Pero los demonios no pueden inmiscuirse en el movimiento de las estrellas. Esta es la. opinión de Dionisio en su epístola, a San Policarpo. Porque eso sólo puede hacerlo Dios. Por lo tanto es evidente que los demonios no pueden en verdad efectuar ninguna transformación permanente en los cuerpos de los humanos; es decir, ninguna metamorfosis real Y de ese modo debemos atribuir la aparición de cualquiera de esos cambios a alguna causa oscura y oculta.
Y el poder de Dios es más fuerte que el del diablo, así que las obras divinas son más verdaderas que las demoniacas. De donde, cuando el mal es poderoso en el mundo, tiene que ser obra del diablo, en permanente conflicto con la de Dios. Por lo tanto, como es ilegal mantener que las malas artes del demonio pueden en apariencia superar la obra, de Dios, del mismo modo es ilegal creer que las más nobles obras de la creación, es decir, los hombres y los animales, puedan ser dañadas o estropeadas por el poder del diablo. Más aun, que lo que se encuentra bajo la influencia de un objeto material no puede tener poder sobre los objetos corpóreos. Pero los demonios están subordinados a ciertas influencias de las estrellas, porque los magos observan el curso de determinadas estrellas para invocar a los demonios. Por lo tanto, ellos carecen del poder de provocar cambio alguno en un objeto corpóreo, y de ahí que las brujas poseen menos poder que los demonios.
La infancia de Lucy fue la más feliz que nadie podría imaginar. Como hija de Aldebarán y Marianne Strauss, un importante político y empresario y su hermosa mujer, dedicada secretamente a la brujería,  no había capricho que sus padres no le concedieran. Era una niña feliz y bien educada que disfrutaba de las atenciones de sus padres más que de los regalos que le hacían. Lo que sabe de sus padres es que eran una pareja que se amaba locamente, envidiada por mucho por su amor y felicidad, desconociendo el daño que causaron para alcanzar esa felicidad pues su padre estaba comprometido con otra mujer antes de enamorarse de su madre. Ajena a esto ella conoció a Desdémona Crowninshield como una buena amiga de su madre, una mujer hermosa y con mucha clase. Desde el primer momento sintió admiración por ella por la fuerza que desprendía, como si ella sola pudiera hacer que el mundo se moviera. Por eso sintió una gran alegría cuando su madre le contó que Desdémona se convertiría en su maestra.  

No haría falta mucho tiempo para que la pequeña se encariñara con la bruja, aunque en un primer momento se hubiese mostrado un poco tímida cuando estaban a solas no tardó en tomar confianza suficiente para sacar a relucir su personalidad simpática, curiosa y cariñosa. Aprendió mucho de su nueva maestra, desde las cosas más comunes hasta el arte de la taxidermia o incluso a cazar. Le encanta poder compartir tiempo con Desdémona mientras practican juntas la taxidermia. La caza por otro lado no le apasiona, aunque se le da bastante bien, pero le parece demasiado fácil, un animal carente de la inteligencia para esquivarla no es una presa interesante, le dan bastante lastima. Durante sus lecciones le llegó una gran noticia, su madre estaba embarazada de nuevo. No podía negar que en un principio temió egoístamente que un hermano o hermana le robara las atenciones y el cariño de sus padres, pues ella solo tenía seis años cuando recibió la noticia, sin embargo pronto dejó a un lado esos temores. Desaparecieron por completo al ver a sus hermanitos, habían nacido mellizos y eran tan blancos como nubes de algodón. Ayudó mucho a su madre en el tiempo que pasaba en casa y aprovechaba también todo el tiempo que podía para jugar con sus hermanos y leerles cuentos. No se había dado cuenta de lo mucho que había echado en falta otros niños con los que jugar en su infancia, pues sus padres eran muy protectores y no la dejaban ir a jugar con otros niños.

No fue hasta que cumplió los doce años que  comenzaron las lecciones más interesantes Desdémona, cuando su madre le contó que era una bruja y que ella había heredado el mismo poder. Desdémona, quien resultó ser líder de un aquelarre, fue su maestra ahora en el arte de la magia. Ese fue el mayor honor que pudo imaginar y se convirtió en una alumna aplicada y trabajadora, queriendo hacer que se sintiera orgullosa de ella. Por una mezcla del interés de la curiosa niña por la magia y las atenciones de sus padres, ahora centradas en sus hermanos, Lucy empezó a pasar cada vez más tiempo con la líder del aquelarre. Le encantaba estar con ella, se había convertido en una segunda madre para ella que le enseñaba muchísimas cosas y le habría los ojos a un mundo nuevo. Estaba con ella cuando recibió la noticia más horrible que podría imaginar. Recuerda perfectamente cada minuto de ese día, su maestra la había invitado a su casa, quería mostrarle su nueva obra, un hermoso halcón en plena caza, y después la había invitado a cenar con ella pues se había hecho algo tarde. Había anochecido por lo que se quedó a dormir en su casa para evitar el viaje a esas horas, algo que agradeció mucho pues sus hermanos podrían estar dormidos ya y no quería despertarlos. Fue por la mañana cuando le hablaron del gran incendio que había acabado con la vida de toda su familia, había sido imposible rescatar a ninguno de ellos. Su alma se quebró en ese momento y se lanzó a los brazos de Desdémona llorando sin control. Pasó varios días llorando y sin comer nada, una parte de ella quería morir con su familia y así habría sido si no fuera por Desdémona, ella era lo único que tenía en el mundo, se acabó convirtiendo en su madre de verdad.

Desde entonces aunque sigue guardando gratos recuerdos de su familia considera a la líder del aquelarre la única familia que le queda y está unida a ella por lazos aun más fuertes que los de la sangre. Su vida juntas ha sido maravillosa, ha aprendido mucho más de ella de lo que nunca imagino, le mostró como comportarse con la gente y como obtener de ellos lo que quiere, incluso como saltarse algunas normas sin reproche alguno. Es como si el mundo estuviera a los pies de ambas y lo convirtieran en su parque de juegos.

Debido a la influencia de Desdémona se ha convertido de una mujer elegante y respetable, que sabe bien como mantener las apariencias para aparentar perfección, después de todo tiene lo que cualquiera podría desear y más. A esto se añade una personalidad curiosa desde la infancia, el orgullo que le infirió descubrir que era una bruja y la inteligencia innata que ha trabajado a lo largo de los años gracias a su maestra. Aunque por dentro todavía se encuentra esa niña dulce y cariñosa que florece generalmente cuando la líder del aquelarre está presente. Posee una gran presencia gracias a su actitud que hace que todos se vuelvas cuando entra en una sala, pues siempre ha pensado que una personalidad fuerte y misteriosa resulta más atrayente que la belleza.

Como tiende a aburrirse con facilidad suele estar siempre ocupada disecando algún animal, son sus pequeñas mascotas. Además la lleva a buscar algo de riesgo de vez en cuando, siempre sin arriesgar la imagen que su maestra le ayudó a forjar.  


Rituales:
♢ Scrying.
♢ Family invocation.
♢ Somnia invasor.

Lucy Strauss
Nombre: Lucy Strauss
Fecha de nacimiento: 12/08/1893.
Género: Femenino
Procedencia: Nueva York
Estado civil: Soltera
Otros:
· Taxidermista
· Cazadora
· No sabe nada de la implicación de Desdémona o Klaus en la muerte de su familia.  
Coven
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 104
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: Lucy Strauss ID

Mensaje por Kóstyk Záitsev el Vie Mar 11 2016, 04:03


Aceptado
No sé porque tu cara se me hace familiar. ¿Strauss también? Ehmm no sé si me corresponde decírtelo.... Mejor te dejo la invitación para ir al circo. Iah y Jonsu seguro son de tu gusto. Los hijos de la luna, aunque no sé si sea bueno que se conozcan... Todo esto me huele a problemas.


Playing:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 400
Custom 5 - Kóstyk

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.