Últimos temas
» ¿Pelea? | Abierto
Ayer a las 12:27 por Alan Smith

» Through the devil softly|| Japhet
Ayer a las 03:50 por Japhet D'Adhémar

» Fuego purificador|| Japhet
Ayer a las 03:31 por Japhet D'Adhémar

» Darkness inside || Kóstyk [+18]
Ayer a las 03:00 por Japhet D'Adhémar

» The beast || Lucien
Sáb Mayo 27 2017, 00:35 por Lucien Delacroix

» A part of me || Hazel
Vie Mayo 26 2017, 22:01 por Hazel Dawn Wood

» Redeemer [Jack & Nicola]
Vie Mayo 26 2017, 20:59 por Jack Stracci

» Surprise || Malcolm
Vie Mayo 26 2017, 20:19 por Malcolm Benedict

» You`re here || Malcolm
Vie Mayo 26 2017, 19:53 por Malcolm Benedict

» Sikinnis|| Lotte
Vie Mayo 26 2017, 16:12 por Charles Strauss

Afiliaciones
Hermanas (3/5)

Directorios y recursos (6/6)
Última limpieza de afiliaciones: 18/05/2017


Créditos: El diseño y la ambientación han sido realizados por la administración del foro exclusivamente para éste.

El diseño del foro no habría sido posible sin la ayuda de los tutoriales y guías de Serendipity y El foro de asistencia de foroactivo.
El coloring que hemos utilizado para las imágenes es éste ¡Muchas gracias AytenSharif11!

No copies, se original y diviértete.

Élite (18/36)
—Vodevil—
Vodevil
Bienvenido, Invitado

[Salem] I`m like you (David y Nero)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Salem] I`m like you (David y Nero)

Mensaje por Dana Willson el Sáb Mar 26 2016, 17:53

Se había decidido a salir de nuevo, no le gustaba estar encerrada en la carpa quedándose sola mientras Damon trabajaba. Se preguntaba si podría ayudarle en algo, tal vez si servía de ayuda no tuviera que esconderse más y pudiera quedarse en el circo sin causarle problemas al cocinero. Salió cuidadosamente, no quería que la vieran y la echaran así que trató de pasar lo más desapercibida posible en busca de la cocina. Pero de repente se encontró con demasiada gente y por mucho que mantuviera la cabeza baja y caminara rápido sentía que acabarían preguntándole quién demonios era. Por eso se escabulló por donde pudo, perdiéndose entre las carpas del circo hasta encontrarse en una zona que no había visto el día de la exhibición. Allí eras donde guardaban a los animales. Había varias jaulas, entre otras cosas y el olor a animales era evidente. Se acercó a una de las jaulas y se encontró con los tigres que había visto en el debut del circo hacía poco tiempo.

Entre aquellos felinos uno llamó su atención, estaba separado de los otros dos y encadenado incluso dentro de su jaula. Supuso que fue el mismo que mordió al domador el día del espectáculo y que ese era su castigo, aunque no pudo evitar estremecerse por aquella imagen. Era un animal fuerte y poderoso retenido por cadenas que apenas lo dejaban moverse en círculos. Se acercó a su jaula unos pasos y entonces el tigre le gruñó con fiereza, haciéndola detenerse. – No te gustan las personas ¿no? – dijo con voz baja y suave, dirigiéndose al animal sabiendo que posiblemente ni siquiera la entendiera, pero la soledad le había llevado a ese tipo de comportamientos. – A mí tampoco me gustan – comentó con cierta tristeza, había comprobado personalmente que la gente era mucho más cruel y peligrosa que los animales, incluso que los más fieros como ese tigre. Los animales no hacían daño sin razón como las personas, ellos solo atacaban para conseguir comida o para protegerse.

El animal que tenía frente a ella sin embargo parecía diferente, orgulloso. Por lo que había visto en el espectáculo no parecía que el domador le diera miedo, ni siquiera cuando usaba el látigo, parecía más bien estar muy enfadado. Seguro que odiaba estar ahí. – Se lo que es estar encerrado y que te obliguen a hacer cosas que no quieres – dijo con el mismo tono suave, agachándose junto a la jaula hasta quedar sentada en el suelo sin mirar al majestuoso felino. Sintió que el animal se movía y lo miró cuidadosa, se estaba acercando a donde ella estaba. Se atrevió a meter la mano entre los barrotes antes de pensar en el peligro que eso podría suponer. ¿Qué pasaría si la mordiera o la devorara? Dudaba que hubiera ninguna diferencia en el mundo si ella desaparecía sin más. El tigre se acercó con cautela, soltando un ligero rugido de advertencia que no le pareció tan amenazado como el anterior, por lo que su mano no retrocedió. Avanzó un paso más y pareció olisquear su mano ¿iba a morderla? En el circo le daban de comer así que no pensaba que confundiera su mano con comida, tal vez si como una amenaza pero Dana era completamente dócil. Se mostraba sumisa como de costumbre lo que para un animal como ese podría ser algo agradable, ella no intentaba domarlo, ni darle ordenes, lo respetaba y permitía que fuera Nero quien tuviera el control de la situación.

Notó la cadena ligeramente tirante y por su mente pasaron imágenes de ella misma, encadenada en el sótano, tirando de sus cadenas para poder moverse. Se formó un nudo en su estómago y se puso de pie despacio, sin alterar al animal. Miró aquella cadena con el ceño fruncido, Nero ya estaba en una jaula, no era necesario encadenarlo también. Se acercó a la puerta de la jaula y llevó una mano temblorosa al cerrojo majo la atenta mirada del felino. Abrió la puerta moviéndose con cierta inseguridad, incluso miedo, pero estaba decidida a acercarse. Cerró la puerta a su espalda y cuando estuvo a solo unos pasos del animal se agachó frente a él. – No voy a hacerte daño – prometió estirando de nuevo la mano para que fuera él quien se acercara. Cuando el animal se acostumbró a ella y se acercó con más seguridad se atrevió a mover su mano, acercando la otra también hacia su cuello, quitándole el collar que le mantenía atado con aquella cadena.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 58
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] I`m like you (David y Nero)

Mensaje por David Beatty el Lun Mar 28 2016, 17:28

¿¡Pero tú estás loca!? —exclamé con fuerza, abriendo la puerta de la jaula, atrayendo hacia mí a la mujer desconocida y sacándonos a los dos de la jaula antes de que Nero saltara sobre nosotros para atacarnos. Libre de sus cadenas, el tigre soltó un gruñido enfurecido y nos atacó justo en el momento en el que la puerta volvía a estar cerrada, poniéndonos a salvo. Con brusquedad saqué el candado de la mano de la chica y volví a colocarlo en la puerta valiéndome de los dos brazos pese a que el izquierdo todavía estuviera resentido por la mordedura de días anteriores.

Me giré hacia la desconocida y le dediqué la mirada más cargada de ira que le hubiera dedicado a alguien jamás. No podía creérmelo. Me encontraba en mi carromato preparándome para salir a hacerles una visita a los tigres cuando un trabajador miedica llegó para informarme de que había una muchacha desconocida hablando con Nero. Había imaginado que sería otra curiosa, una de tantas mujeres impresionadas por la fuerza que parecía tener el bendito tigre, pero al llegar al lugar me había encontrado con una escena completamente aterradora. La chica había entrado en el interior de la jaula (¿cómo se lo habría hecho para abrir el candado?) y se encontraba sacándole las cadenas al animal. Una acción justa, empática, bondadosa y todos los adjetivos angelicales que uno quisiera ponerle, pero era también una acción peligrosa, digna de majaretas y completamente intolerante. Tenía suerte de haber llegado a tiempo para apartarla porque si no hubiera impedido el asesinato de la incauta hubiéramos salido en todos los periódicos. Periódicos que yo hubiera leído desde la cárcel como sumo responsable del tigre.

¿Se puede saber qué es lo que te pasa? ¿¡Has hecho una apuesta con tus amigos sobre si podrías tocar al tigre o simplemente has creído que te convertirías en la salvadora de una pobre bestia!? —exclamé de nuevo, frunciendo el ceño cada vez más y apretando con fuerza su hombro—. Has estado a punto de morir, ¿¡eres consciente de ello!? ¿¡Por qué diablos has tenido que entrar dentro de la jaula!? —Tras la chica descubrí a un trabajador haciéndome señas para que fuera un poco menos rudo. En otro momento me hubiera afectado, hubiera abrazado a la chica y la hubiera consolado. Por desgracia no fue así—. ¿Qué? ¿Se supone que tengo que felicitar a esta chica por haberse metido en la boca del lobo? Bueno, si eso quieres… —me encontraba hablándole al trabajador y en ese momento me acerqué a la mujer y le di dos sonoros besos, uno en cada mejilla. Me encontraba lleno de rabia, enfadado, y aun así adopté una actitud irónica y fui capaz de dibujar una sonrisa—. Felicidades, pequeña. ¿Te ha hecho daño el tigre? ¿Quieres que volvamos a intentarlo? —Me separé por fin de ella y envié a pasear al trabajador con un movimiento de brazo—. ¡Venga ya, hombre! Te diré una cosa, William, esta chica tiene suerte de que la haya pillado yo y no Kóstyk.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 109
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] I`m like you (David y Nero)

Mensaje por Dana Willson el Lun Mar 28 2016, 22:50

Se sobresaltó cuando de repente escuchó que alguien le gritaba, no había prestado atención a si alguien se acercaba. Cuando el hombre la sacó a tirones intentó zafarse de su mano, asustaba, no le gustaba que la tocaran y mucho menos alguien a quien ni siquiera conocía. Lo miró con pánico mientras le gritaba sin siquiera prestar atención a sus palabras, solo estaba enfocada en el dolor de su hombro por como lo apretaba.  – ¡Suéltame! – exclamó quitando su brazo y echándose hacia atrás para que le soltara en hombro, intentaba desesperadamente apartarse de él sintiéndose más amenazada de lo que se había sentido con el tigre dentro de aquella jaula.

Se fijó en la llegada de otro hombre y aunque era evidente que lo que pretendía era ayudarla calmando a quien le estaba gritando su presencia la puso todavía más nerviosa, no le gustaba estar allí sola con esos dos. Se tensó todavía más cuando el domador se acercó a ella todavía más para besarla, por lo que como acto reflejo lo empujó con todas sus fuerzas para apartarlo. - ¡No me toques! - exclamó mientras se apartaba rápidamente, acercándose a la jaula del tigre y agachándose contra esta, agarrada a uno de los barrotes. Nero se acercó a ella y soltó un fuerte rugido dirigido al domador mientras se situaba junto a Dana. La miró un momento rozando la cabeza contra su mano como si intentara tranquilizarla, y rápidamente volvió a mirar al domador con expresión hostil.

Dana se sintió algo más tranquila en una situación así se atrevió a levantar la mirada de nuevo hacia el castaño. – No he hecho nada malo, deja de gritarme – se atrevió a decir aunque su voz no mostraba la fuerza y la seguridad que pretendía sino que se quedaba en una súplica. En respuesta Nero le rugió con suavidad, como regañándole por hablarle al domador. De todas formas el animal no se apartó de su lado, permitiéndole sentir su pelaje rozando la mano con la que se aferraba a la jaula.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 58
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] I`m like you (David y Nero)

Mensaje por David Beatty el Sáb Abr 09 2016, 23:27

¡No! Tú te callas —exigí en cuanto Nero se colocó al lado de la chica y me gruñó. Observé de lejos a William dedicándome su mejor cara de sorpresa y comprendí que aquello era fácilmente mal-interpretable—. No, tú no. El tigre —el suspiro y la expresión de tranquilidad que colocó el trabajador en aquel momento no tenían precio. Para mí desgracia, no estaba de humor como para tenerlo en cuenta. Dirigí mi mirada a la chica (que se había mostrado poco receptiva durante todo el sermón) y le dediqué un movimiento de disculpa con la cabeza—. Tampoco iba para ti; no es algo personal —Le di la vuelta a la jaula para que Nero se apartara de la chica y nos encaráramos y recibí un nuevo rugido—. No, ya te lo he dicho: te callas. Nadie te ha dado vela en este entierro. Eres un bicho asqueroso y el peor amigo animal del mundo, que lo sepas —Ofendido, Nero se tendió en el suelo y no volvió a acercarse a la chica. Bien por mí.

Me moví nuevamente para dar la vuelta a la jaula y me coloqué ante la chica. Tenía intención de continuar con el monólogo (había esperado que aquello fuera una discusión a dos bandas pero por lo visto se iba a quedar en monólogo) pero solté un suspiro en cuanto vi que temblaba ligeramente y parecía realmente asustada. El trabajador, al ver que parecía calmarme poco a poco, retrocedió para alejarse, hecho que le agradecí con la mirada y un pequeño asentimiento con la cabeza. Fue entonces cuando me arrodillé ante la desconocida y terminé por calmarme.

Has dicho que no has hecho nada mal: pero has mentido. Has entrado en la jaula de un animal peligroso y salvaje. Y aunque hubiera sido un pajarito, lo has hecho sin permiso y eso no está bien en absoluto —le expliqué, haciendo gala de una paciencia que me había salvado en más de una ocasión. Aquella chica no parecía haberlo hecho con mala intención, pero claramente tenía un problema para comprender lo que era adecuado y lo que no en aquel lugar—. ¿Cómo te llamas y de dónde vienes? —“[k]Beatty, recuerda no ser brusco[/k]” —. Vale, déjame volver a intentarlo. Soy David Beatty, el encargado del tigre. Y acabo de desayunar así que claramente no voy a comerte, por lo que si pudieras hablar me harías un enorme favor a mí, a mi mal humor y a mi brazo roto —añadí, señalando mi brazo inmóvil.  



Spoiler:
Dana, con este spoiler sólo quiero aclarar que aunque a Nero le caigas medianamente bien y no te gruña no creo que sea un animal que se ponga a dormir a tu lado o a lamerte las heridas. Lo veo más del tipo que te soporta si entras en su jaula sólo por un rato y que no te gruñe, pero que no creo que pueda convertirse nunca en alguien cariñoso con los humanos, quizá en un futuro.

Pero que no me molesta que lo uses ni nada parecido; me encanta. Y lo de lamerte está bien, pero que no se pusiera a hacer la croqueta en tu presencia o algo parecido. Sólo quería avisartelo :3

Y perdón por la tardanza Very Happy


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 109
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] I`m like you (David y Nero)

Mensaje por Dana Willson el Lun Abr 11 2016, 00:11

Se separó de la jaula cuando el domador la movió para separar a Nero de ella. Miró al animal que estaba evidentemente molesto al quedar frente al domador. No era una sorpresa teniendo en cuenta lo mal que le habló después, diciéndole que era asqueroso. En ese momento sintió la ofensa como suya, era algo extraño pero sintió rabia y odio por ese hombre y aquella sensación de ofensa a su orgullo se instaló en su interior aunque no se había dirigido a ella. – ¡Déjalo en paz! – exclamó sin ni siquiera darse cuenta de lo que hacía, ella no tenía valor para encararse de esa manera con nadie pero en ese momento habían salido las palabras como si otra persona tuviera el control de ella.

Retrocedió al ver que el domador se acercaba, arrastrándose hacia atrás hasta que su espalda chocó con una caja o algo similar impidiéndole alejarse más. Estaba muy tensa y asustada, especialmente cuando se arrodilló frente a ella, estaba demasiado cerca, aunque para ella el hombre podría haber estado al otro lado de la tienda y seguiría estando demasiado cerca. Bajó la mirada comprendiendo lo que decía, aunque no le gustara era su punto de vista, el que tendría cualquier persona. Ella sin embargo no podía evitar verse en el lugar del tigre, encerrado, totalmente solo y obligado a hacer lo que quien se había autodenominado su dueño le ordenaba. – Lo siento – dijo sin alzar la mirada aceptando que había sido algo muy arriesgado, pero en ningún momento había sentido que Nero quisiera hacerle daño. Lo miró sin decir una palabra más aun cuando le preguntó quién era, no solo por el miedo sino porque no sabía que responderle exactamente de donde venía. Se fijó en su brazo cuando lo comentó, ni siquiera se había fijado aun habiendo estado presenta en el momento en que Nero le mordió. Se puso más nerviosa al no saber que decirle, no quería meter a Damon en problemas. – Me llamo Dana… - respondió sin decir den donde venía, con suerte no le preguntaba de nuevo y daba por sentado que pertenecía al circo. - ¿Puedes apartarte? – preguntó tratando de no sonar desagradable ahora que él parecía estar intentando calmarse, manteniendo la miraba baja y lejos de la suya.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 58
Carny

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] I`m like you (David y Nero)

Mensaje por David Beatty el Jue Abr 28 2016, 21:15

Suspiré pacientemente en cuanto descubrí que empezaba a obtener resultados. Sabía su nombre: Dana. No sabía nada más, por desgracia. No había dicho de dónde venía y parecía que tampoco tenía intención de hacerlo. Me mordí el labio inferior y recordé lo incómoda que me había resultado la entrevista con el circo cuando había aparecido para reclamar el puesto de domador de tigres en Cornelia. A nadie le gustaba contar su pasado y todos los que nos encontrábamos en el circo éramos los mejores ejemplos de ello. Suspiré nuevamente y me alejé tal y como me pedía, retrocediendo unos cinco pasos. Lo suficiente como para poderla atrapar si intentaba huir.

Bien, intentaremos calmarnos todos. Esto ha ido demasiado rápido… Mi nombre es David Beatty y soy el domador de tigres y al que le crujirían el pescuezo si ese animal al que intentabas tocar y ahora defender te hubiera hecho algo —me presenté, mostrando claro resentimiento contra su intento de hacer las cosas a su manera. Así no funcionaba el mundo: uno tenía que ser ordenado y llevar a cabo acciones que se entendieran—. Entiendo que no quieras decirme de dónde vienes: no te presionaré sobre ello. Yo mismo no tengo ningunas ganas de contarle a una desconocida quién soy —añadí, calmándome.

Nero se levantó entonces y empezó a dar más vueltas por la jaula. Estuve a segundos de recordarle por qué debía permanecer en silencio y callado cuando se sentó de nuevo, con su lomo rozando los barrotes cercanos a la posición de la chica. Hice el intento de moverme hacia él y recibí un gruñido suave de su parte, como si conociera mis intenciones. En cambio, cuando se encontraba cerca de ella, no gruñía. Maldito bicho… Intenté hacer un nuevo intento por acercarme y recibí un nuevo gruñido que me hizo llevarme las manos a la cabeza.

Perdona… Dana… ¿Podrías hacerme un favor? Esto va a sonar raro, pero acércate a mí —alegué. No la vi demasiado convencida, por lo que me apresuré a añadir—: Te prometo que no voy a hacerte nada. Es más, cuando vengas yo me acercaré a Nero, ¿vale? Y luego lo haremos al revés: me alejaré yo y te acercarás tú —Tras la explicación me dispuse a acercarme hacia el animal, recibiendo nuevos gruñidos por su parte. Pero en cambio a ella no la gruñía. Incluso no había mostrado interés por matarla cuando se había colado en su jaula. Fruncí el ceño con millones de ideas recorriendo mi mente y finalmente me crucé de brazos—. Parece que le gustas… ¿Le has dado algo?


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 109
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] I`m like you (David y Nero)

Mensaje por David Beatty el Vie Ago 12 2016, 19:36

Explicación:
Hago spam por una buena causa D:

Y es que este tema ha quedado un poco desfasado, por eso los dos users nos hemos puesto de acuerdo en acabarlo con un pequeño resumen en tercera persona
.

Tras varias pruebas e intentos, el domador finalmente se dio cuenta de que el tigre parecía relajarse ante la presencia de la mujer, de la misma manera que ella lo hacía en su presencia. Desconfiando un poco todavía de los dones de la muchacha, Beatty le pidió a una de las mujeres que trabajaban en el circo que se acercara al animal, pero Nero no se calmó ante su presencia sino que sus nervios se acrecentaron por la multitud que empezaba a permanecer demasiado cerca de su jaula. Aquello le permitió al domador comprender que no eran las mujeres en general las que le agradaban sino una en concreto, aquella que David creía que había intentado suicidarse entrando en la jaula sin supervisión ni protección. Fue entonces cuando, con un suspiro de resignación, le pidió a Dana si le haría el favor de ayudarle con el tigre manteniéndose cercana a ellos cuando entrenaban. No quería que ella se viera en la obligación de empezar a trabajar con él (menos cuando parecía sentir un miedo tan terrible hacia los hombres) pero si su cercanía calmaba al tigre más problemático de aquel circo, su presencia en los entrenamientos sería bien recibida por el domador. Puede que aquella fuera la manera de conseguir, de una vez por todas, domar al indomable Nero.

La muchacha pareció interesarse por el circo y confesó sus intenciones de quedarse a trabajar en él por lo que el domador no tuvo otro remedio que aceptarla como discípula.

Fin del tema.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 109
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.