Últimos temas
» Kindness || Jørgen
Mar Oct 17 2017, 11:48 por Jørgen Bak

» Full Moon || Privado.
Lun Oct 16 2017, 14:11 por Christopher Dallas

» Tienda de batalla
Lun Oct 16 2017, 13:44 por Christopher Dallas

» The day after || Jack
Dom Oct 15 2017, 16:34 por Nicola Stracci

» [Benton] En pos de "Él" - Kangee
Sáb Oct 14 2017, 19:45 por Kangee

» Cierre de temas
Sáb Oct 14 2017, 18:58 por Kangee

» Los pequeños detalles que importan || Nicola Stracci [flashback]
Sáb Oct 14 2017, 13:51 por Kóstyk Záitsev

» [Aberdeen] This place is scary|| Jude.
Sáb Oct 14 2017, 13:24 por Kóstyk Záitsev

» [Benton] Conozco tu nombre || Valentina
Sáb Oct 14 2017, 13:07 por Valentina Ferragamo

» [Benton] El "chico" nuevo || Patrick [04-12-29] [+18]
Sáb Oct 14 2017, 12:40 por Dieter Jaeger

Afiliaciones
Hermanas 4/5
Élite 10/20
Directorios 6/8
Última limpieza 09/10/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

[Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por David Beatty el Dom Mar 27 2016, 00:06

21 de mayo de 1917


No tenía ni idea de cómo se lo había hecho aquel espectador —mal-llamado doctor— para coserme el brazo porque dolía, picaba, estaba amoratado y una vocecita malvada en mi mente no cesaba en su empeño de hacerme creer que al final terminaría perdiéndolo. Mis sueños estaban llenos de serruchos rompiendo carne y moliendo huesos y para colmo no podía dormir en la misma postura en la que dormía siempre por culpa de ese pequeño inconveniente. Esos eran mis agradables pensamientos mientras daba vueltas en la cama y observaba el brazo vendado y por el momento completamente inútil. Al escuchar voces procedentes del exterior di por sentado que ya habría llegado la hora de levantarse por lo que me incorporé, me vestí como buenamente pude, me até un pañuelo alrededor del cuello para que me sujetara el brazo y salí al exterior, dispuesto a no hacer nada en todo el día. O a hacerlo: quedarme sentado delante de Nero mirándole con una mirada asesina y esperando que por un milagro divino se convirtiera en un “gatito” (tal y como le había llamado Gallahan al conocernos).

Salí al exterior y me dirigí primero que nada al comedor para curiosear qué era lo que podría desayunar. Suspiré profundamente cuando descubrí que se trataba de algo que era necesario comerse con cuchillo y tenedor. Con una mano me era difícil, con lo que había desistido de hacer aquel tipo de comida. En lugar de desayunar procedí a acercarme a la jaula de Nero para saber si el trabajador le habría alimentado ya o podría ayudarle. No quería ser un inútil y aunque no pudiera trabajar, sí podía hacer otras cosas en el circo hasta que me recuperara. Fue mientras me dirigía hacia allí cuando alguien pasó por mi lado y me golpeó sin querer. Se disculpó y siguió avanzando, pero yo tuve que entrar en una de las primeras carpas que vi para lloriquear en secreto. Dolía, dolía. Maldita fuera.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 101
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por Kimberly A. O`Hara el Dom Mar 27 2016, 16:33

Estaba trabajando en la cocina, se acercaba la hora del desayuno y no tardarían en llegar todo en busca de su comida. Estaba bastante contenta, había conseguido adaptarse al trabajo gracias a Damon, era muy bueno y paciente. Estaba trabajando en los fuegos, cocinando salchichas para el desayuno, esperaba que hubiera suficientes para todos, solía haber poca comida tal y como había escuchado por ahí y si alguien se quedaba sin comer se formaría una revolución. Vio pasar al domador de tigres mientras trabajaba, limpiando ahora unos cuantos cacharros en una pequeña tina. No había llegado a ir a verlo para saber como estaba su brazo así que pensó que ese sería un buen momento. Terminó con lo que estaba haciendo apresurándose para acabar cuando antes e ir tras el moreno. Avisó de que se iba antes de alejarse, ya estaba todo listo así que solo había que servirlo y no pensaba que fueran a notar su falta, de todas formas estaría atenta y esperaba no tardar demasiado.

Caminó rápido para no perder a Beatty entre la gente, el circo era muy grande y no sería fácil encontrarlo después. Desgraciadamente cuando fue a por el de repente lo perdió de visto. Miró a su alrededor para intentar encontrarlo y lo buscó por la zona para saber si se habría metido en alguna de las carpas por ahí, esperando no interrumpir nada. - ¡Beatty! – exclamó cuando lo encontró escondido y con cara de sufrimiento. Se acercó apresuradamente para ver si su herida se había abierto, pero todavía estaban ahí los puntos. - ¿Estás bien?¿Que ha pasado? – preguntó tomando cuidadosamente su brazo, no tenía muy buen aspecto y empezaba a dudar que el tipo que lo había cosido fuera medico de verdad.




Me:
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 166
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por David Beatty el Sáb Abr 09 2016, 22:56

Off:
Disculpa la tardanza

Me encontraba haciendo un agradable recorrido mental por la difunta familia del hombre con el que me había golpeado cuando una voz llegó a mis oídos y me interrumpió. Me giré hacia ella, todavía agarrándome el brazo y permaneciendo levemente encorvado y descubrí a una chica completamente blanca que me resultaba familiar. Me preguntó si me encontraba bien y me pidió que le contara lo que había pasado con una voz tan preocupada que me sentí culpable por no haberla reconocido al instante: la chica que me había ayudado durante la función. La pobre que había querido atenderme a pesar del riego de arruinar su vestido.

¡Ah! Vaya… Lo siento, me temo que todavía no conozco tu nombre… Si me lo dijiste no lo recuerdo, lo siento —me disculpé, dibujando una sonrisa de circunstancias y encogiéndome de hombros. El movimiento me provocó un pinchazo en el brazo que me sirvió como amable recordatorio de que hasta hacía varios segundos estaba retorciéndome del dolor—. Sí, bueno. No estoy del todo bien; duele un poco. Pero tengo la esperanza de poder recuperarme pronto. No hay más domadores de tigres en este circo, al fin y al cabo —añadí, guiñándole un ojo—. Simplemente me he golpeado… Y creo que debo ser un poco quejica. No veo a los otros miembros llorando por las esquinas…

Miré alrededor para asegurarme que la carpa en la entrada de la cual estábamos no fuera la de la chica; en absoluto lo era. A no ser que fuera la forzuda y no me lo hubiera dicho. Varios pesos estaban repartidos por aquella zona, incluyendo piedras con formas extrañas que supuse debía levantar en sus ratos libres.

Oye, ¿estabas cerca? No te he visto al pasar y claramente esta no es tu tienda… No creas que me sienta mal que hayas aparecido de pronto como llegada del cielo… Pero me gustaría saber más sobre ti —añadí, con una sonrisa. Me silencié en cuanto la observé mejor: ojos brillantes, piel blanquecina, pelo carente de cualquier tipo de pigmentación oscura… Abrí la boca, sorprendido—. Espera, no me lo creo. ¿Eres un ángel de verdad? ¿Vives allí en el cielo observándome desde una nube? —pregunté, sin rastro de burla en mi voz. Obviamente no estaba hablando en serio… no del todo, pero tampoco me estaba burlando de ella. Únicamente buscaba la mejor manera para conseguir que sonriera—. ¿Y has venido porque es mi hora de morir?


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 101
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por Kimberly A. O`Hara el Dom Abr 10 2016, 22:05

Le sonrió negando con la cabeza para que no se preocupase por su nombre pero antes de que pudiera decirle nada se fijó en el movimiento de sus hombros sin tardar en darse cuenta que no debía haber sido muy buena idea teniendo el brazo herido. – No digas eso, habría que verlos a ellos con una herida como esta – rebatió frunciendo ligeramente el ceño, él se arriesgaba mucho trabajando rodeado de animales peligrosos, eso ya le convertía en un valiente y no tenía por qué hacerse el fuerte cuando seguramente el brazo le estaría doliendo mucho. Una vez lo animó dándole su opinión dejó ese tema de lado volviendo a su nombre. – No te había dicho mi nombre, soy Kim – se presentó volviendo a sonreír, en el debut había estado tan preocupada que ni siquiera se había acordado de decirle su nombre.

Sonrió divertida cuando dijo que obviamente esa no era su tienda, fijándose por primera vez en todo lo que había en el lugar, debía ser la tienda de Valdemar. Tal vez deberían marcharse, sentía que estaban invadiendo la intimidad del forzudo. No pudo evitar reír cuando le dijo que era un ángel sin poder parar mientras lo escuchaba. – Tranquilo, no vengo porque llegara tu hora, soy tu ángel de la guarda y vengo para que no descuides tu brazo – bromeó divertida, había acertado en su nombre artístico aunque su palidez debía dar esa impresión. – Trabajo en la cocina y te acabo de ver pasar y quería saber cómo estabas – explicó ahora en serio lo que había pasado, tampoco quería que pensara que lo acosaba o lo seguía. Simplemente estaba preocupada, creía fervientemente en que los miembros del circo eran una gran familia y por eso quería saber si estaba bien y si había algo que pudiera hacer para ayudarlo. - ¿Ya has desayunado? Solo te vi pasar..¿o le das de comer primero a los animales? Puedo ayudarte si quieres – se ofreció tomando sus propias conclusiones, le gustaría poder ayudarlo para que se recuperase pronto.




Me:
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 166
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por David Beatty el Jue Abr 28 2016, 20:59

No sólo tengo un ángel de la guardia sino que además es un ángel con trabajo… Debo ser el tipo más suertudo del mundo —exclamé, dedicándole una sonrisa para que supiera que no me había dado un golpe en la cabeza y me había vuelto el perfecto pretendiente para otro tipo de espectáculo. Kim… La verdad es que no me sonaba. Y cuando iba a la cocina me fijaba más en la comida que en quien fuera que la preparara, por lo que quizá el que no la conociera era hasta excusable—. Me fijaré mejor cuando vaya al comedor: lo prometo. Suelo tragar como un animal famélico cuando estoy allí, así que no me fijo demasiado en lo que me rodea.

Le pasé el brazo (el que se encontraba entero, no el herido; el herido sólo quería amputármelo) por la espalda para que me acompañara a la salida de aquella carpa y continué paseando con ella, encontrando su compañía bastante agradable. La chica me preguntó entonces si se dirigía a desayunar, clara muestra de que se había fijado en mí y en que todavía no había comido. Me pregunté cuánto sabría, si conocía todos mis horarios o si simplemente había sido casualidad, pero opté por dejarlo correr y cambiar de tema. Al fin y al cabo parecía una buena chica, no había en ella nada que pareciera intimidante.

Sí, de hecho a eso me dirigía ahora. Y tú ayuda me irá bastante bien —alegué, dibujando una sonrisa en mi rostro. En un principio lo dije para que ella se sintiera útil y contenta de acompañarme, pues nunca había necesitado ayuda para hacer aquello, pero tras pronunciar las palabras me di cuenta de mi equivocación: en el estado en el que se encontraba mi brazo poco iba a poder hacer sin ayuda. Me sentí tan inútil… Suspiré, cambiando inmediatamente mi humor. La pobre Kim debía de pensar que estaba tratando con un domador bipolar—. En realidad… Sí, pero tampoco querría involucrarte en esto. Es peligroso, creo que ya te has dado cuenta de eso. ¿Aun así quieres acompañarme? Que conste que no voy a considerarte una cobarde ni nada por el estilo si te echas para atrás —Me mantuve unos segundos en silencio, pensando en que realmente no quería que aquella mujer se marchara. No aun. Hablar con ella era agradable y terminé sonriendo y empujándola ligeramente por la espalda para que continuara caminando—. ¿Sabes qué? No importa. Continuemos hablando mientras nos dirigimos allí. ¿Cómo llegaste a trabajar en la cocina?


Spoiler:
Perdón por tardar millones de años en escribir esto D:
Creo que los dinosaurios seguían vivos la última vez que posteé


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 101
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por Kimberly A. O`Hara el Mar Jul 19 2016, 22:53

Asintió con una sonrisa, estaría encantada de ayudarle a alimentar a los tigres, siempre que no tuviera que acercarse demasiado a ellos. Y de repente el ánimo y las bromas del domador desaparecieron y se sustituyó por una ola de tristeza. Se preguntaba si él también estaría loco, como muchos por ahí. - Claro que te acompañaré, quiero ayudar – se ofreció sin preocupación, por supuesto sabía que era peligroso, pero mantendría la distancia con los animales. Además él era domador, se suponía que le obedecían, a excepción de uno. Bastaba con evitar a ese uno. – Algo tenía que hacer a parte de las actuaciones y, bueno, no hay muchas cosas que sepa hacer – admitió algo avergonzada por ello, todos allí parecían saber arreglárselas muy bien solos, como si supieran hacerlo todo por sí mismos. Ella todavía era muy torpe y lo único que sabía era cocinar, leer y escribir, pero leer y escribir no tenía una gran utilidad. – Pero intento aprender cosas nuevas, estoy entrenando con Werther – explicó como si tuviera la necesidad de excusarse por no saber hacer nada, había vivido teniendo que dar explicaciones por todo y las viejas costumbres eran difíciles de cambiar. – ¿Cómo te convertiste tu en domador? – preguntó de vuelta con curiosidad, no se imaginaba como alguien decidía ponerse frente a un animal peligroso y se exponía de esa manera, había que tener mucho valor.




Me:
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 166
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por David Beatty el Jue Jul 28 2016, 16:48

No tienes por qué darme explicaciones, en serio —alegué con rapidez en cuanto noté que se sentía ligeramente mal por saber “únicamente” cocinar—. No todos somos tan increíbles como crees. Yo mismo no sé cocinar. Lo hago si es necesario pero queda algo de aspecto bastante terrible… Cuando cocino tengo miedo de que Kostyk aparezca para pedirme exponer uno de mis platillos al público en una atracción de terror —le expliqué, exagerando mínimamente para conseguir una sonrisa de sus labios. Era cierto que conseguía crear platos poco atractivos, pero eran comestibles al fin y al cabo—. Pero me alegra saber que estás intentando sobrepasar tus propias habilidades con Werther… Seguro que conseguirás crear algo fantástico para el circo —la animé, asintiendo y regalándole una sonrisa.

Me preguntó entonces cómo había acabado yo siendo domador y sinceramente necesité unos minutos para pensar en la respuesta. Simplemente había fluido, había terminado haciendo aquello que creía que serviría para alegrar los corazones del público (y permitirme a mí vivir, por supuesto). A pesar de ello, sí había un inicio.

Nací en el circo —resumí, encogiéndome de hombros (y, por qué ocultarlo, dibujando una mueca de dolor en mi rostro al hacerlo porque había olvidado por completo el brazo roto)—. No en este, por supuesto, sino en un pequeño circo de Cornelia. Iba ayudando a todo aquel que lo necesitara cargando lo que fuera, ayudando a alimentar animales, cobrando entradas… Lo típico para un niño de circo, supongo —dije, suspirando y poniéndome ligeramente melancólico al soltar aquello. Aparte del día de mi entrevista, no había vuelto a hablar con nadie sobre el tema—. El caso es que el domador de tigres era un hombre descuidado y borracho que ni siquiera sabía dónde se encontraban sus propias manos, por lo que poco a poco me fui haciendo cargo de los tigres. Antes de que me diera cuenta me había convertido en domador y cuando encontré este circo pedí el puesto. Algo bastante sencillo… Siento no haberte sorprendido con algo como que me crió una familia de tigres —bromeé.

Me separé de ella para agarrar los cubos en los que los tigres bebían agua, medio vacíos, y le entregué uno de ellos para que me siguiera y pudiéramos llenarlos.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 101
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por Kimberly A. O`Hara el Vie Jul 29 2016, 03:00

Lo único que pensó cuando dijo que no todos eran increíble y que o sabía cocinar lo único que pudo pensar fue ¿A quién le importa que no sepa cocinar? ¡Doma tigres! Eso era increíble, así que suponía que lo había dicho para que ella se sintiera mejor. – Estoy deseando poder hacer algún tipo de espectáculo con él, pero para eso falta mucho – rio tímidamente, le quedaba mucho trabajo por delante si quería actuar de verdad en el aro alguna vez, primero debía conseguir ser tan flexible como Werther.

- ¿Naciste en el circo? – repitió con más emoción de la debida, no había visto a nadie en el circo con hijos y eso le hacía pensar si no sería muy bien sitio para los niños o si a la gente del circo tal vez no quería tener hijos. Pero saber que no era así le hacía pensar en los mini Faustos de los que había hablado con su amigo albino. – Debías ser un niño muy responsable – comentó pensando en que por su historia se había preocupado mucho por los animales aunque quien debería encargarse de verdad no lo hacía. Rio por su broma. – No me habría creído lo de la familia de tigres – respondió sonriente, aunque la verdad es que posiblemente si lo hubiera hecho. Tomó uno de los cubos y lo siguió para ir a recoger agua para los tigres. – ¿No te da miedo el tigre que te mordió? – preguntó mientras echaba el agua, los otros dos parecían más tranquilos y obedientes pero ese otro parecía más fiero, daba miedo.




Me:
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 166
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por David Beatty el Dom Jul 31 2016, 11:42

¿Por qué no? —pregunté, animado al encontrar una sonrisa en sus labios por mi comentario de la familia de tigres—. Yo lo encuentro una historia creíble: huelo ya como ellos, peor no puede ser —alegué, encogiéndome de hombros y alargando un poco más la broma. Con la mujer a mí lado llegué antes de lo que pensaba a la fuente y me agaché para llenar los dos cubos que llevábamos. Justo en ese momento, la chica preguntó si no me daba miedo Nero. Me quedé unos momentos en silencio, meditando la respuesta, y finalmente me incorporé con una expresión seria en el rostro y un tanto melancólica—. Ya me daba miedo antes de que me mordiera. Todos lo hacen: al fin y al cabo son fieras con las que no se puede razonar. El único modo de conseguir obediencia es haciéndoles creer que estás por encima de ellos… Y nunca me ha gustado estar por encima de nadie —confesé, sintiéndome casi como un hombre a punto de ser ejecutado y dejando impregnado en sus últimas palabras su mayor secreto—. Y Nero es… impetuoso. No reconoce a la autoridad. No aprende. Yo… A veces siento que no voy a poder nunca con él —reconocí, desviando la mirada y mordiéndome el labio inferior. Sentí una punzada en el estómago y un nudo en la garganta, pero preferí ignorarlos para agacharme a recoger uno de los cubos—. No importa. Mira, yo dejaré el agua en las jaulas, ¿de acuerdo? Tú solo sosténmela mientras lo hago. Después iremos a por la comida.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 101
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por Kimberly A. O`Hara el Sáb Ago 06 2016, 19:01

Soltó una suave carcajada por como bromeaba Beatty sobre su olor a tigre, algo completamente comprensible ya que pasaba gran parte del tiempo con sus animales. Pero era mejor no pensar a que olía cada uno, ella intentaba estar limpia pero no era sencillo en el circo. Le sonrió por su explicación, no se había imaginado que un hombre admitiría tener miedo, le gustaba ver la sinceridad con la que hablaba el domador. Aunque sentía un poco de lástima que tuviera amedrentar a las bestias si eso no le gustaba del todo, lo ideal sería que los tigres fueran tan dulces como un gatito, pero posiblemente eso haría que el espectáculo perdiera interés. – Seguro que sí, puede que sea cabezota, como algunas personas – le animó con una sonrisa para apoyarlo a que continuara esforzándose como lo hacía, seguro que al final conseguía que Nero se obedeciese como los demás, solo tenía que ser más cabezota que él.

Rodó los ojos con un suspiro, apresurándose a negar con la cabeza cuando empezó de nuevo a decirle que no tenía por qué ayudarle. – No estoy asustada, solo te preguntaba por curiosidad – rebatió con firmeza, puede que si estuviera algo asustada pero no quería que lo notara e intentara hacerlo todo solo, con el brazo herido no podría hacerlo y sería más peligroso. – Además si intentan comerse a alguien seguro que empiezan por su domador – bromeó insinuando que lo atacarían a él y ella tendría tiempo a salir. Por supuesto esperaba que no ocurriera nada de eso, sería terrible.

Cuando llegaron a donde estaban los animales dejó el cubo de agua a un lado un momento solo para acercarse un poco, dejando una buena distancia entre la jaula y ella por supuesto. – Son preciosos – admitió con una ligera sonrisa, mirando a los majestuosos animales, le encantaba la manera en que se movían, como los depredadores que eran. Hasta podrían recordarle un poco a la manera en que Fausto se movía en ciertas ocasiones.




Me:
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 166
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por David Beatty el Mar Ago 09 2016, 13:44

Aaaaah, muy bien, muy bonito –exclamé con una gran sonrisa y con el cuerpo tembloroso por estar conteniendo las carcajadas. Observé a la chica con desafío, como si aquello que había dicho me hubiera ofendido y me mereciera unas disculpas inmediatas–. Así que si los tigres tienen hambre me lanzarías a ellos y tú saldrías corriendo. Aunque pienses que lo merezco por ser un capullo, no puedes decirme esto. Estoy herido –le recordé, alzando ligeramente el brazo que tenía vendado para que se fijara en él–. Y a los heridos se nos debe respeto. O al menos se nos tiene que tener un poco de pena. No puedes decirme que me lanzarías ante los tigres como si fuera un vulgar trozo de carne... –añadí, forzando el intento de regañina hasta que no pude más y estallé en carcajadas. No me había esperado su respuesta, sinceramente, pero había sido de las mejores que había escuchado nunca.

Nos adentramos entonces en la zona de los animales y les fuimos colocando agua poco a poco. Al hacerlo ni siquiera nos miraron, pues seguramente hubieran acabado con las existencias de agua poco antes de nuestra llegada y lo único que tenían en ese momento era hambre. Sonreí al escucharla diciendo que los tigres eran preciosos y reprimí las ganas de proponerle tocar a alguno de ellos (preferiblemente a Hop Frog o a Trippeta, en ningún caso a Nero). En ocasiones anteriores lo hubiera hecho sin problema, pero después del accidente del circo me vi incapacitado a hacerlo. Además de que si ocurría algo sería incapaz de protegerla con un único brazo.

Cuando me recupere, si quieres un día puedes ayudarme con el entrenamiento de Hop Frog y Tripetta; ellos sí se dejan acariciar –añadí finalmente, con una propuesta que iba a ser más segura que empezar con ello en ese mismo momento. La conduje a la zona en la que guardábamos la carne y coloqué unas cuantas piezas crudas en un cubo más grande. Lo llevé yo hacia las jaulas pero en le momento de llegar a ellas se lo entregué a la chica– ¿Te parece bien que yo abra la puerta y tú las lances dentro? Necesitarás velocidad porque al verte se acercarán hacia ti... Pero tranquila, que si eso llegara a suceder cerraría con fuerza la puerta antes de que te hicieran nada.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 101
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por Kimberly A. O`Hara el Dom Ago 14 2016, 21:59

Por un momento se sintió mal, pensando que se había tomado su broma en serio o que tal vez se había pasado diciéndole algo como aquello, pero al ver que se echaba a reír se dio cuente de que también él le estaba tomando el pelo con sus protestas. – Me asustaste – protestó con una fingida expresión molesta en la que se coló una sonrisa.

Se había distraído mirando a aquellos majestuosos animales hasta que Beatty le dijo que podría acariciar a dos de los tigres, cuando se recuperara claro. Se quedó boquiabierta ante aquella oportunidad, eso era increíble. Lo siguió con la mirada mientras iba a por la comida y tomó el cubo cuando se lo tendió. Al mirar toda esa carne no podía evitar pensar en la poca que tenían en la cocina para los circenses. Pero no iban a quitarle la comida a los pobre animales. – Si, vamos allá – asintió con seguridad, le daba un poco de miedo que los tigres fueran a acercarse pero confiaba en Beatty.

Dudó unos segundos, preparándose para lo que iba a hacer, entró a la jaula y lanzó la carne en el interior, hacia donde estaban los animales, para que no tuvieran ganas de ir a por ella y salió rápidamente. Esperaba que el domador cerrara y se detuvo unos segundos, acababa de meterse en una jaula con tigres, tigres fieros y peligrosos. Nunca en toda su vida había hecho algo tan arriesgado. - ¡Lo hice! – exclamó dando un salto, no podía creer que se hubiera atrevido a hacerlo. - ¿Necesitas algo más? – preguntó algo avergonzada por su reacción cuando recobró la compostura.




Me:
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 166
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por David Beatty el Jue Ago 18 2016, 17:32

¡Lo has hecho genial! —exclamé con una gran sonrisa cuando la chica empezó a dar saltos de alegría dejándose llevar por la emoción de haber alimentado a los tigres y haber sobrevivido para contarlo. Estaba siendo sincero: no todos habrían tenido el valor para hacerlo. La primera vez que yo mismo me encargué, siendo sólo un crío, me dieron tanto miedo que tropecé y tuve que salir a gatas antes de que el animal se me lanzara encima. Había sido una experiencia terrible de la que, siendo completamente sincero, apenas me acordaba, pero que había revivido al verla entrar en las jaulas.

Hice que me acompañara a dejar los cubos en sus respectivos lugares y una vez lo dejamos listo sonreí enternecido al escucharla preguntar si necesitaba algo más.

Creo que ya te he entretenido suficiente —comenté sinceramente, colocando mi mano sana en su hombro como gesto cariñoso—. Por el momento no tengo más que hacer y con el brazo así no creo que pueda hacer mucho con los tigres así que creo que iré a ver si alguien necesita la ayuda de un pobre manco por ahí —alegué, bromeando ligeramente sobre mi condición y guiñándole un ojo. Recordé entonces que ella misma tenía trabajo en el circo, por lo que opté por invertir el ofrecimiento—. ¿Necesitas tú que te ayude con algo de la cocina?


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 101
Custom 1 - Beatty

Volver arriba Ir abajo

Re: [Salem] El domador quejica y la dama blanca [Kimberly].

Mensaje por Kimberly A. O`Hara el Dom Ago 21 2016, 03:08

Estaba muy emocionada por haber alimentado a los tigres, realmente solo había lanzado la carne dentro de la jaula, no parecía gran cosa, pero había sido una experiencia impresionante, sobre todo para ella que jamás se había arriesgado en nada. – No, no te preocupes – respondió restándole importancia a la vez que negaba con la cabeza. Ya había terminado sus tareas en la cocina por el momento y se alegraba de ser útil y poder ayudarlo.

Se quedó pensativa unos instantes preguntándose si podría ayudarla con algo en la cocina, pero usando una sola mano no había mucho que pudiera hacer. – Puedes ayudarme a lavar los platos del desayuno – sugirió, iba a ser un poco difícil pero entre los dos seguro que acababan más rápido que si lo hiciera ella sola. Siempre venía bien algo de ayuda y eso no requería demasiado esfuerzo así que también era una manera de asegurarse de que no intentara esforzarse demasiado y descansara su brazo herido. – Pero antes vas a desayunar tu, he notado que no lo has hecho y necesitas energía para el día – ordenó como una madre amorosa, colocándose detrás del domador y empujándolo suavemente hacia la cocina para ir a por algo de comer antes de que la ayudase.




Me:
avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 166
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.