Últimos temas
Afiliaciones
Hermanas 3/5
Élite 09/20
Directorios 6/8
Última limpieza 20/07/2017
Vodevil
Bienvenido, Invitado

Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Invitado el Vie Abr 01 2016, 15:04

Después de mucho pensar, meditar y adecuarse a su nueva vida, Aris había tomado una decisión.

No sabía en qué estado encontraría el cadáver de su bello Dorian después de que hubieran pasado tantos días desde que falleció en el hotel, pero estaba dispuesto a recuperarlo para al menos darle la sepultura que se merece, pues una tumba vacía solo hacía que le doliera el corazón.
Sabía que se estaba exponiendo a morir en igual o peores condiciones que lo que lo había hecho el más joven, pero había pensado una y otra vez que ya era lo suficiente mayor como para que la muerte le ocasionara un impedimento.

Había vivido mucho, había hecho todo lo que había querido y deseado, había amado, dejado descendencia y una fortuna... Y ahora que estaba perdiendo la cabeza, necesitaba poner punto y final a aquel capitulo de su vida para poder continuar adelante, y sino, morir en el intento.

Desde la fiesta del hotel apenas dormía o comía, incluso había descuidado su propósito de arruinar el circo y recuperar a Cemalnur porque las cosas extrañas del hotel y la muerte de Dorian lo habían dejado echo un manojo de nervios.

Pero al final lo había hecho.
Había ido al hotel, se había sumergido en este de nuevo, dispuesto a afrontar los peligros, y estaba dispuesto a encontrar lo que quedara de Dorian allí.
Debía estar en los sótanos, pero tenía que hallar una forma de bajar a éstos... De momento se presentó allí como un cliente más.

Cuando puso un pie dentro, no tuvo ni idea de lo que iba a encontrar allí, pero no se dejó achantar por el miedo o la incertidumbre. Necesitaba aquello, necesitaba respuestas y conclusiones.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Dorian Moreau el Vie Abr 01 2016, 17:49

Dalia miraba por la ventana del piso más alto del hotel tomándose un descanso para mirar el cielo brillando, como las aves volaban y dejar que la luz del sol acariciara su piel. No recordaba haber visto una mañana cuando estaba vivo, solía estar durmiendo recién después de una larga noche. Pero desde que estaba en el hotel debía despertar de día para limpiar y él lo hacia obedientemente motivado por el uniforme, vestir de mucama le encantaba llenaba su cabeza de sueños de cenicienta, sueños que terminaban en un suspiro de resignación.

-Un bel dì, vedremo levarsi un fil di fumo sull'estremo confin del mare e poi la nave appare e poi la nave è bianca.- comenzó acantar mirando hacia el puerto los barcos llegar. Imaginó a Aris llegando en uno de ellos, una magen que se transformó en su padrastro, con el mismo rostro, pues ya no lo recordaba. Habia sido su musa cuando niño, por eso cuando pensaba en Aris pensaba en él tambien.- Entra nel porto, romba il suo saluto. Vedi? È venuto! Io non gli scendo incontro, io no. Mi metto là sul ciglio del colle e aspetto gran tempo e non mi pesa a lunga attesa. E uscito dalla folla cittadina un uomo, un picciol punto s'avvia per la collina. Chi sarà? Chi sarà? E come sarà giunto
Che dirà? Che dirà? Chiamerà Butterfly dalla lontana Io senza far risposta me ne starò nascosta un po' per celia, un po' per non morire al primo incontro, ed egli al quanto in pena Chiamerà, chiamerà : "Piccina - mogliettina olezzo di verbena" I nomi che mi dava al suo venire. Tutto questo avverrà, te lo prometto tienti la tua paura - Io con sicura fede lo aspetto.


Estaba terminando su opera personal cuando entró Anne Marie corriendo y la agarró del brazo mostrando mucha emoción. Dalia estaba al borde de las lagrimas por la emoción de su canción cuando la muchacha mencionó el nombre del mayor.

-Esta Aris, el señor del que me hablas siempre.- le dijo con una sonrisa enorme y los ojos vidriosos. Ella misma se conectaba con su emoción pues sabia en carne propia lo que era estar lejos del ser amado. Dorian sintió que se le detenía el corazón, aunque fuese una sensación falsa, pues ya nada latía en su pecho.-Está nervioso, creo que quiere verte... Ver tu cuerpo mejor dicho. Dalia, no lo asustes.

-Necesito verlo.- sintió su garganta apretada y miró hacia el puerto nuevamente. Había llegado. Salieron juntas de la suite y anduvieron a paso rápido hasta el segundo piso desde donde podía ver recepción por el balcón.
-Aguanta
-Lo espero- dijo pensando aun en su canción



Love is pain:

avatar
Datos
Imagen personalizada : live fast, die young
Mensajes : 254
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Invitado el Vie Abr 01 2016, 19:14

Mientras iba caminando, sin saber muy bien cómo hacer para llegar al sótano, una mujer se le acercó y Aris se detuvo para atenderla.
La reconoció casi de inmediato, aunque le costó al principio. Visualizó su rostro lleno de lágrimas de cuando llegaron al hotel, a la fiesta, era la chica de los cigarrillos que trató de advertirles de la suerte que correrían allí dentro... Si le hubieran hecho caso, tal vez Dorian no estaría muerto, seguirían en Baltimore y nada habría pasado.
Tú eres... Tú nos ayudaste en la fiesta —habló bajo, como si temiera las represalias, aunque no sabía que tipo de castigos podrían imponerle a ella, pues ya estaba muerta—. Necesito un favor, no debería estar aquí pero no puedo ir en paz...
Lo sé —respondió ella—. Sígame por favor.
Aris dudó, pues no había llegado a decirle qué era lo que iba a pedirle, pero tal y como aquella vez en la fiesta confiaron en ella para salir del apuro y sobrevivieron —todos menos uno—, decidió volver a confiar y seguirla hasta donde fuera a llevarla.

Subió hasta el primer piso yendo junto a la mujer,  y una vez allí se detuvieron frente a la puerta de la habitación número 7.
Aris contempló la placa de la habitación y luego la miró a ella.
No, yo no he rentado esta habitación —quiso explicarle, pero la mujer negó con la cabeza y abrió la puerta para el más anciano, dejándola luego abierta y retirándose un par de pasos.

Sin saber muy bien de que iba todo aquello, Aris terminó por pasar al interior de la habitación, y de alguna forma el olor que había en el interior de esta evocó algunos de sus recuerdos. Quedó pensativo, dándose cuenta rápido de que aquella era la habitación de alguien más, y cuando detectó un objeto grande tapado por un mantel.
Su corazón palpitó con fuerza, sintiendo que algo le gritaba desde dentro que se acercara, y por no desobedecer sus instintos eso hizo.
Levantó el mantel con lentitud, de forma ceremonial incluso, y cuando vio a través del cristal de aquel ataúd el cuerpo de Dorian su mano se alojó contra sus labios, conteniendo su sorpresa y un jadeo.
Sus ojos se humedecieron, notando como se le hacía un nudo en el estómago y el pecho, como si todo su interior se oprimiera dolorosamente, y al parpadear un par de lágrimas se derramaron.

Apoyó su mano sobre el cristal mientras temblaban sus labios. Había entrado dispuesto a recuperar su cadáver, pero al verlo así, tan bien conservado, como si tan solo estuviera durmiendo, sintió que no podía soportarlo.
Oh, mi amor ¿Por qué tuviste que dejarme tan pronto? —murmuró, mirando su rostro mientras acariciaba el cristal.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Dorian Moreau el Vie Abr 01 2016, 19:42

Bajaron ambas hasta el primer piso, pero Dalia bajó la cabeza al pasar cerca y pese a que llevaba el pelo atado en un peinado de mujer logró pasar desapercibido. Llegó hasta su habitación y entró al baño. Apoyó las manos en el lavamanos y jadeo repetidas veces sollozando más aun, pero sonreía pese a sus lagrimas. Quería saltarle encima, besarlo por todo su rostro y en sus labios, pero no podía hacer eso sin matarlo de la impresión. Aris era muy anciano para ese tipo de emociones, más si el mismo la vio morir.

Escuchó cuando entraron y escuchó como Aris se impresionaba. Atravesó parcialmente la pared para verlo y luego se devolvió sentándose sobre la tapa del baño, llevándose las manos a la cara para que no oyera su llanto. Pues si le oía y lo veía, sería evidente que era un fantasma. Aunque después de haber visto su cuerpo cualquier ocasión en que se vieran Aris sabría que era ahora.

Anne Marie atravesó la pared y Dorian se levantó de inmediato para abrazarla y llorar contra su hombro.

-Tranquila, déjalo asimilarlo... No te apresures.
-Quiero abrazarlo, quiero que me vea y no me olvide por otro joven, lo hará si no me ve, sé que se olvidará de mi.
-No lo hará cariño, no después de ver tu hermoso cuerpo conservado así. Hiciste un excelente trabajo, como el de un artista.

Hablaban muy bajo, para que Aris no le oyera, pero los murmullos que salían del baño eran evidentes. Así como lo habían sido sus sollozos que no pudo acallar.


Love is pain:

avatar
Datos
Imagen personalizada : live fast, die young
Mensajes : 254
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Invitado el Vie Abr 01 2016, 20:11

Algunas preguntas comenzaron a arremolinarse en su mente. ¿Qué hacía su cuerpo allí, en una habitación? ¿Por qué lo conservaban tan bien? Había algo extraño en todo aquello, pero igualmente aquel sentimiento que presionaba su pecho no desaparecía.
Lo veía a través del cristal y pensaba que en cualquier momento abriría los ojos y le sonreiría, volvería a escuchar su voz, a verlo moverse... Todo él era arte, lo tenía en su memoria y lo magnificaba.

Ruidos desde el interior del baño captaron su atención. Eran apenas perceptibles, pero aquellos murmullos en su silencio se hicieron notar, y extrañado al haberse creído solo se giró hacia la puerta del baño cerrada y se quedó mirándola.

No sabía qué era lo que encontraría al otro lado, pero estaba dispuesto a averiguarlo.
Miró por última vez el cuerpo de Dorian, su amado, y volvió a cubrirlo con el mantel como estaba cuando él llegó, entonces se aproximó a paso lento y silencioso a la puerta del baño, tomó el pomo, lo giró lentamente, y con la misma lentitud también lo abrió.
Al ver parcialmente un par de personas allí dentro terminó de abrir algo más apresurado, y cuando los vio...

... El más anciano abrió mucho los ojos.
Sin poder creer lo que veía, llevó su vista atrás, al ataúd de cristal que albergaba el cuerpo de Dorian. Pensó que se había levantado, que quizás ya no estaría ahí, pero era imposible, acababa de verlo con sus propios ojos... Su mirada regresó al interior del baño, veía a Dorian, su traje de mucama, y estaba completamente confuso. No sabía si aquello era una broma de mal gusto, una alucinación o... O qué...
Retrocedió un par de pasos.
¿Qué está pasando aquí? —preguntó, alterado.
La respuesta más fácil de deducir era que aquel horrible lugar estaba jugando con su mente, igual que lo había hecho el día de la fiesta.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Dorian Moreau el Vie Abr 15 2016, 00:42

No escuchó llegar al mayor por lo que se sobresaltó cuando vio a Aris en la puerta y Anne Marie también se sobresaltó y escapó atravesando la pared. Casi la odió por dejarlo solo con el mayor teniendo que explicar todo sin tomar en consideración que Aris, al ver una de las chicas atravesar la pared se podía alterar, aunque a Anne ya la había visto, ella fue quien intentó sacarlos del hotel lo más rápido posible y de no ser por ella no se hubiesen salvado lo demás.

-Aris… querido.- dijo levantándose y ordenándose un poco la falda de mucama. Miró hacía donde estaba el ataúd de cristal que cuidaba con esmero, pues conservaba su cuerpo al comprobar que con sus habilidades nuevas lo podía utilizar. No lo haría en ese momento, pue podían verse, pero le servía para otros fines además de conservar la esperanza de volver a él, sólo debía buscar cómo. Pero mientras más tiempo pasaba más sentía que no habría retorno.


Love is pain:

avatar
Datos
Imagen personalizada : live fast, die young
Mensajes : 254
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 23 2016, 17:01

Cuando los descubrió vio como la chica de los cigarrillos, la que lo había guiado hasta allí, se esfumaba atravesando una pared, y eso solo lo alteró más.
Si bien había estado antes en el hotel, aquella fatídica noche en la fiesta, y había comprobado de primera mano los horrores que albergaba el interior de ese lugar maldito, seguía sin ser capaz de asimilarlo.
Había visto morir a Dorian, habia visto su cuerpo sin vida en la habitación, pero ahora, en el baño... Estaba él.

Se llevó una mano al corazón y la presionó. El más anciano no estaba mal de salud a pesar de su edad, pero sentía que el corazón latía a toda velocidad, de forma incluso dolorosa.
Su respiración estaba agitada y sus ojos muy abiertos, no sabía si se había vuelto loco o lo que veía era real.
No entiendo nada —alcanzó a articular, tratando en vano de serenarse—. El cuerpo en el ataúd... ¿Que clase de broma es ésta? ¿Cómo pudiste sobrevivir a semejante caída...? —se tensó al escuchar su propia pregunta, parte de él comprendió la verdad, aunque aún no podía llegar a comprenderla, pues tenía a Dorian delante de si—. Estás muerto... —dijo en un susurro, temiéndole a su propia voz, a lo que acababa de decir.

Se acercó a él despacio, algo más tranquilo, aunque aún al borde de un colapso nervioso.
Se preguntó si ahora Dorian sería como aquella mujer que acababa de atravesar la pared ¿Eran todos fantasmas allí? Como el dueño, como ella... Incluso llegó a dudar de si mismo, si también habría muerto y no lo sabía, pero lo consideró improbable, pues desde la fiesta no había vuelto a pisar el hotel y había hecho varias cosas.

Al quedar cerca de Dorian lo miró atentamente, dejando que sus constantes vitales empezaran a normalizarse, y entonces movió su mano para alcanzar el rostro de Dorian y acariciarlo. No lo atravesó, lo sintió como acariciar a cualquier otra persona, pero sin embargo estaba muerto.
Por favor, explícame —rogó—. Intentaré comprenderlo.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Dorian Moreau el Lun Mayo 16 2016, 04:27

Se quedó sentada mirando al mayor, dejando que asimilara lo que pasaba, o al menos que se calmara. La desesperación del mayor le hacía sentirse mal y le trajo el recuerdo de su muerte que aun no superaba muy bien.

-...Una muy mala...- respondió con sonrisa triste y una lagrimas rodaron por sus mejillas, aunque sus preguntas fueran sólo para si mismo o retorica. Era una mala broma haber muerto así, habiéndose salvado de tantas otras muertes.- Siempre supe que moriría al caer lo más bajo... Pero nunca creí que sería en un sentido tan literal.- sonrió después a su propia broma, el sentido del humor, aunque fuera negro no lo perdía. Asintió finalmente cuando el mayor aceptó lo que había pasado. Lo siguió con la mirada levantando la cabeza para mirar su rostro cuando estaba cerca y cuando sintió su mano cerró los ojo dejándose llevar por la calidez de su mano y su suave caricia.

-No tengo las respuestas Aris... Sólo abrí los ojos y al levantarme mi cuerpo quedó en el frio suelo del sótano.- se levantó lentamente quedando frente al mayor mirando sus ojos.- Don Graves deseaba más residentes y no sé con que criterio nos eligió. Me tuvo sólo a mi porque Anne Marie nos ayudó, de no ser por ella nunca hubiesen podido salir... A mi me ha ayudado bastante, me ha enseñado a usar mi nueva condición. No puedo explicar nada en realidad, ni yo lo comprendo, sólo sigo adelante, sigo adaptándome para sobrevivir aunque sea después de haber perdido lo único que tenía.

Devolvió la caricia hasta finalizar acariciando su barba, paseó la mirada de su vello cano hasta sus ojos claros y le dedicó una leve sonrisa con sus labios maquillados con labial rojo. Su cabello estaba bellamente peinado y llevaba un par de aros de perlas que combinaban muy bien con su atuendo de mucama francesa, aunque su aspecto era más erótico que lo esperado, pues él mismo creaba ese atuendo con ese fin.

-Me sientes ¿no? Yo también puedo sentirte...-se alzó sobre sus puntas de pie y se acercó a sus labios dejando un suave beso sobre ellos.


Love is pain:

avatar
Datos
Imagen personalizada : live fast, die young
Mensajes : 254
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 19 2016, 13:58

Comprendió que Dorian no podía ofrecerle explicaciones, así que no insistió en el tema, sino que se perdió observando su rostro, sus ojos, algo que había echado de menos desde que lo perdió, pese a que su relación había sido demasiado fugaz. Había dejado muchas cosas inacabadas que había deseado de él, y no estaba seguro de cómo debía sentirse con aquel descubrimiento.
Quería saber más, por supuesto, el como su hermoso Dorian había llegado a establecerse en ese sucedáneo de vida, pero solo podía pensar que estaba ahí, frente a él, que parecía tan saludable y vivo y que podía tocarlo.

No me puedo creer que estés muerto, no cuando te tengo ante mi de esta manera —habló en un susurro, mirando sus ojos mientras sentía aquella caricia que le devolvía Dorian.
No era etéreo como se imaginaba de los fantasmas, no podía atravesarlo, incluso creía sentir su piel tibia, su pulso, su aroma... No sabía qué clase de embrujo era el que le hacía tener esas visiones, pero definitivamente se sentía muy real.

En cuanto notó que se alzaba en sus puntas, instintivamente llevó sus manos a su cintura, donde lo abrazó contra su cuerpo.
Mi hermosa Dalia, que doloroso resultado de la mala fortuna...  Sí, puedo sentirte —respondió a sus palabras antes de recibir aquel beso tan suave, respondiendo a éste—. Pensaba que me volvería loco, no pude dejar este lugar sabiendo que estabas aquí... Bueno, tu cuerpo. —Al mencionar su cuerpo se movió despacio, como un acto reflejo, y miró hacia la habitación donde estaba el cadáver de su musa en aquel ataúd de cristal, tan bien conservado—. Quería encontrarlo y darte una sepultura como se merece, sino nunca estaría tranquilo, pero ésto... —Buscó los ojos de Dorian, según dejaba un pequeño silencio—. Ésto es algo que nunca habría pensado... —Volvió a buscar sus labios para obtener un segundo beso, sin importarle el mancharse con el labial.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Dorian Moreau el Lun Ago 01 2016, 16:59

Respondió a su beso con los ojos cerrados y al separarse de él le sonrió y lo tomó de la mano para salir del estrecho baño.

-Ven...- lo llevó hasta la habitación que pagaba en el hotel y se acercó al ataúd de cristal apoyando una mano en el.- Fantasmas antiguos y poderosos me han estado enseñando cosas y me dijeron que puedo animar mi cuerpo por un momento, pero este se verá como este, si está podrido así se verá, por eso decidí embalsamarme cuanto antes. Hay muchos huesos rotos eso sí, eso no lo puedo remediar, espero que cuando aprenda a hacer eso no sea doloroso tenerlos así.

Levantó la mano del cristal sin dejar huella de calor como pasaría con los vivos y se acercó luego a Aris. Acarició sus cabello cano mirándolo hacía arriba con una sonrisa dibujada en sus labios.

-Pensé que te habías ido, no podía creer que vinieras. Solía pensar que no te vería y que nunca pude estar contigo como deseaba... la vida no nos dio tiempo cariño mio. Pero puedes sentirme y yo a ti. En este lujoso hotel podemos sentirnos.- se acercó a besarlo nuevamente con más pasión.


Love is pain:

avatar
Datos
Imagen personalizada : live fast, die young
Mensajes : 254
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Invitado el Jue Ago 04 2016, 13:50

Entrelazó los dedos con los del menor y se dejó guiar fuera del baño.
Había muchas cosas en su mente, trataba de comprender la situación aunque fuera incapaz de ello. Dorian estaba muerto, veía su cuerpo en su ataúd, pero a la vez tenía su mano, podía acariciarlo, besarlo, y se sentía tan real y tan vivo que era fácil ignorar el hecho de que... Estaba muerto...

De nuevo sus ojos se encontraron fijándose en el cadáver embalsamado que yacía dentro del ataúd sellado, y mientras lo veía escuchó la pequeña historia de Dorian en el que le explicó el por qué.
Le sorprendió darse cuenta de que en su mente parecía tener sentido, fuera cual fuera éste.

Quedó mirando sus ojos al recibir su caricia, y a pesar de lo extraño de la situación le devolvió al sonrisa.
Una parte de él estaba feliz de poder volver a estar con él, tenía demasiados asuntos inconclusos con Dorian, pero la otra parte estaba aterrorizada de lo que aquello significaba.
No podía simplemente marcharme —comentó, en voz baja y de forma íntima, levantando una de sus manos para acariciar su rostro, como queriendo cerciorarse una vez más de que no lo atravesaría.
Para ser un fantasma, o lo que fuera, se sentía tan real que resultaba confuso.

Escuchó como se había sentido Dorian, y le entendía perfectamente pues él se había sentido de la misma manera. La idea de no volver a su musa, de no haber tenido el tiempo suficiente para poder disfrutar de aquello... Pero ahora estaba allí con él, y en vez de decir nada más prefirió que fueran sus labios los que hablaran con él, notando y respondiendo a la pasión que el más joven le había mostrado.

Sus brazos se afirmaron alrededor de su cintura, tirando suavemente de él para aproximarlo.
Todo su cuerpo se veía sólido y real, no parecía que hubiera ninguna parte que pudiera atravesar de forma fantasmal, y todas las preguntas que tenía se disiparon en cuanto se entregó a las sensaciones de los besos.
Al menos puedo tenerte de esta manera —susurró, abriendo los ojos en busca de los de Dorian.
Aquel era solo un pequeño consuelo, pues en el fondo, ignorando aquella extraña realidad deformada, había perdido a Dorian para siempre.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Dorian Moreau el Sáb Ago 13 2016, 00:05

Aun no se había desacostumbrado a la vida como para que le pareciera extraño sentir su áspera barba al besarlo, sentía sus labios y su lengua cuando buscó un beso más intimo. Se pegó a su cuerpo soltando un sensual gemido contra sus labios que no interrumpió el beso. Cuando Aris se separó para hablar Dorian llevó las manos a la bandana de mucama la soltó, luego soltó el moño que mantenía ordenado su cabello y lo agitó dejándolo cayera en ondas sobre sus hombros.

Claro que puedes tenerme...—le sonrió entrecerrando los ojos y lo condujo hasta una butaca para que quedara sentado.—¿Te gusta mi vestido?—giró lento para que lo mirara y quedó de espaldas a él y giró el torso para mirarlo—Es muy bonito ¿no? Debo usarlo para hacer la limpieza de las habitaciones... Hay una más lindas arriba que podría pagar perfectamente... Esta es muy simple en comparación.—levantó un poco la falda mostrando parte de su ropa interior—es sólo la habitación de una pobre chica del servicio.

Se giró mostrandole un puchero que esperaba compasión de un hombre adinerado. Jugaba con él el juego que había deseado de que había vestido por primera vez el traje. Caminó hacía Aris y se arrodilló ante él y subió las manos por sus muslos hasta el cinturón y un de ellas acarició su bulto sobre la tela del pantalón.

¿Le muestro las habitaciones de arriba, señor?


Love is pain:

avatar
Datos
Imagen personalizada : live fast, die young
Mensajes : 254
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Invitado el Mar Ago 16 2016, 02:17

Esperaba que sus sensaciones fueran diferentes al ser consciente de que Dorian estaba muerto, pero era como si ese hecho no existiera, como si el cadáver que reposaba en el ataúd de cristal no estuviera allí y su amada musa nunca se hubiese marchitado... Aquellos besos reavivaban los recuerdos con mucha facilidad, aunque fueran escasos, y la necesidad de mantenerlo contra si creció.
Vio como se soltaba el cabello y se quedó embelesado al ver como éste enmarcaba su hermoso rostro. Una de sus manos se soltó de su cadera para subir y acariciar su mejilla con delicadeza, mientras sus ojos fascinados parecían ver algo más allá de toda aquella belleza, inspirándose, sintiendo como latía rápido su corazón.

Se dejó guiar hasta quedar sentado, y entonces adoptó el papel de espectador, con una sonrisa en sus labios.
Me encanta —respondió sobre su vestido, moviéndose un poco para quedar más cómodo en su asiento, mirándolo.
Vio como la falda del vestido se movía escasamente al girar tan despacio, se fijó en sus piernas y ascendió hasta lo que le mostraba al haber subido la falda, entonces volvió a sus ojos, sintiéndose tentado. Era un juego divertido, pero él tenía la paciencia de un cazador experimentado y no mostró ansiedad, solo placer.

Le gustaba su juego, y una risa muy breve salió de sus labios al ver su puchero.
Me encantará ver esas habitaciones —dijo, cediendo a su encanto, habiendo bajado su mirada para seguir sus ojos hasta que lo tuvo arrodillado ante si—. Sólo tengo una condición —continuó hablando, dejando notar al joven como su cuerpo reaccionaba a su estímulo, permitiéndole hacer—. Quiero que seas tú personalmente quien limpie esa habitación, hasta los rincones más bajos... —habló, con calma y un tono seductor presente, haciéndose la imagen mental de Dorian con aquel traje agachándose hasta el suelo para limpiar, mostrando sus atributos más deseados para su disfrute.
¿Me llevarás o me volverás loco primero? —preguntó con una sonrisa tranquila, ante las atenciones en su miembro—. Sería muy indecente de mi parte si mostrara de forma evidente cuánto te deseo por los pasillos.
Invitado
Datos

Volver arriba Ir abajo

Re: Hasta que la muerte nos separe || Dorian

Mensaje por Dorian Moreau el Lun Ago 29 2016, 03:16

No me corresponde llevarte, no tengo las llaves, debes ir a recepción y conseguir una bella habitación.—le dijo mientras seguía acariciando su bulto, mirándolo con la cabeza ladeada ligeramente y luego desvió sus ojos hacía él y los entrecerró como si sonriera con ellos.—He deseado tanto poder estar contigo. Nunca tuvimos la oportunidad. No estoy segura de como se siente, pero me han dicho que dentro del hotel es como si siguiéramos vivos, nada cambia.—sonrió tratando que el tema no se volviera amargo, pero tampoco podía evitar mencionar su estado, menos con el impresionante ataúd de cristal en la pequeña habitación.

Puedes ir y yo te busco arriba, entonces te atenderé como un rey—le guiñó un ojo y se puso de pie. Aris debía hacer el resto, por lo que Dorian se acercó a la pared y cuando Aris miró hacía otro lado la atravesó saliendo del lugar.

Continuará...


Love is pain:

avatar
Datos
Imagen personalizada : live fast, die young
Mensajes : 254
Pneuma

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.