Últimos temas
Afiliaciones
Hermanas (3/5)

Directorios y recursos (6/6)
Última limpieza de afiliaciones: 06/04/2017


Créditos: El diseño y la ambientación han sido realizados por la administración del foro exclusivamente para éste.

El diseño del foro no habría sido posible sin la ayuda de los tutoriales y guías de Serendipity y El foro de asistencia de foroactivo.
El coloring que hemos utilizado para las imágenes es éste ¡Muchas gracias AytenSharif11!

No copies, se original y diviértete.

Élite (20/36)
—Vodevil—
Vodevil
Bienvenido, Invitado

Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Werther Strauss el Lun Abr 04 2016, 19:28

A penas entraron a los camerinos, que no era más que un espacio separado dentro de la misma carpa para poder alistar detalles antes de salir a escena, aunque otros, cómo él y su hermana también había instalado un biombo para cambiarse de ropa entre acto y acto, pues por lo general salían dos veces a la pista. En una de esas mesas terminó sentado de un empujón, no le dolió, sino que ese movimiento brusco le hizo sentir una oleada de calor, sonrió agarrando la mandíbula de Deimos antes de que se unieran en un beso apasionado. La erección que ya tenía dentro de sus pantalones pulsó ansiosa y creció aún más. Deseaba penetrarlo tanto como deseaba que el otro lo hiciera.

Bajó las manos para abrir su pantalón pero al oír voces se quedó inmóvil, con las manos en el cinturón del mago sin saber si tendrían que alejarse rápido y disimular pero por suerte las voces se alejaron y volvió a retomar el ritmo de respiración que había estado conteniendo, como si sólo su respiración agitada los hubiese delatado, pese a que ellos iban hablando y el ruido de la feria en su día a día era notable. Vivía mucha gente y muchos ensayaban por cualquier rincón del terreno.

Cerró los ojos echando la cabeza hacia atrás disfrutando de los besos en su cuello con suaves suspiros, luego siguió la labor de sus manos pese a que era algo apresurado. El mismo sentía que estaba yendo demasiado rápido, pero sabía lo que quería pero no sabía de cuanto tiempo dispondrían. Quería además de eso, borrar las huellas de Klaus en su cuerpo, aun tenía los moratones que le había hecho en el cuello y los agarres firmes que habían dejado las puntas de sus dedos marcadas. Había estado con esa idea, de Borrarlo de su cuerpo y mucho mejor si era con Deimos, aunque no quería pensar en las consecuencias si Jack se enteraba, o Nicola.

-Soy una persona horrible.- dijo jadeando, pero no por eso se detuvo, se acercó a besar su cuello y terminó de abrir su pantalón buscando dentro de su pantalón su miembro cálido y firme. Cerró los ojos después de un pestañeó rápido y soltó un jadeo profundo.-... Nadie debe saber.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 754
Custom 6 - Werther

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Magnus Vólker el Miér Abr 13 2016, 18:44

La excitación crecía junto con el morbo por la posibilidad de ser pillado en medio de aquella infidelidad. Cualquier circense podía entrar a la carpa en busca de algún utensilio o con deseos de ensayar en intimidad y encontrarlos para después contarle lo ocurrido a Jack y Nicola, pero ese detalle no hacía sino acrecentar en el mago el deseo de tomar a Werther.

Su cuerpo perfectamente cincelado por las horas de ensayo pugnaba por ser acariciado, y no dudó un instante en quitarle la camisa para poder contemplarle, paseando las puntas de los dedos por su abdomen marcado mientras permitía que le abriera el pantalón y le besara el cuello. Sus besos eran diferentes a los de sus novios, más tímidos y algo inexpertos pero igualmente ansiosos. Se mordió el labio inferior, suspirando suavemente cuando la mano del chico llegó a su miembro. - ¿Horrible? No eres más que un inocente corderito... -rió entre dientes, sonriendo de medio lado, robándole un beso- No. En eso estamos de acuerdo. -agarró con fuerza un mechón de su cabello clarísimo y tiró de él obligándole así a que le mirara a los ojos- Este será nuestro secreto, si alguien lo descubre iré a por ti y me convertiré en tu peor pesadilla, precioso.

Volvió a besarle con rudeza y autoridad, manteniendo unos momentos el tirón en su cabello mientras su mano libre le liberaba del cierre del pantalón. Después se apartó un poco para quitarse el chaleco, tirándolo al suelo como un despojo y se abrió la camisa, mostrando su pálido y delgado torso. El aire de inocencia y dulzura, ese halo casi angelical que poseía Werther sobretodo cuando estaba sobre un aro, contradecía la fuerza de su anatomía cuando ésta se encontraba liberada de un atuendo brillante y vistoso, de estilo onírico, y aquella era la primera vez que Deimos podía verle de esa manera.

Lamió su cuello, lujurioso, hasta que un recuerdo y la idea de ver la reacción ajena al nombrarlo acudieron a su mente. - Conozco uno de tus pequeños secretos, Werther... -aseguró misterioso, apretando su pene tras recorrerlo con una caricia superficial, sobre las telas- Sé que eres un mirón pervertido que acecha tras las ventanas. Lo sé desde el principio... -susurró sibilino- Estaba con Jack, en nuestro primer carromato, poco después de llegar al circo. Haciendo el amor -coló la mano dentro del pantalón- Vi tu rostro sonrojado reflejado en un espejo mientras nos espiabas, atento a todo, sin saber que te había descubierto -le mordió el mentón, juguetón, arrastrando de forma sensual sus palabras mientras hablaba- No se lo dije a Jack, guardé tu secreto travieso sin que lo supieras... ¿Te gustó lo qué viste?

Llevó las manos al trasero ajeno y pegó su pelvis a la contraria, comenzando a moverse suavemente. Frotándose contra él y jadeando- ¿Lo has vuelto a hacer? ¿Te has asomado a nuestra ventana mientras me folló a Jack y Nicola? -se relamió los labios, sonriente, besándole- Ya no eres el niño virginal de aquel entonces, y me encanta. Podría decirse que estamos en paz... yo te vi a ti, y tú a mi. Aunque he tenido que disponer de mucha paciencia para hacerlo  



Spoiler:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 394
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Werther Strauss el Sáb Mayo 14 2016, 05:18

-No lo sabrán por mi- dijo en voz baja mirando sus ojos después de que el mago le obligara a mirarlo con ese tirón de su cabello, que lejos de doler le pareció placentero. Se lamió el labio inferior antes de responder a sus besos asfixiantes. Jadeó al sentir su mano cerca de su miembro y vio como se alejaba dejándolo con el deseo que explorara más de su cuerpo. Él había sido ansioso yendo directamente por su centro, pero Deimos, que era más experto en eso lo hacía desearlo y esperar, como un tortura. Sentía como si no hubiese tenido sexo hace mucho y por eso lo ansiaba con hambre, pero no era así, de no haberlo tenido era probable que la ansiedad que sentía fuera muchísimo menor, pero había descubierto de si mismo que mientras más placer tenía más deseaba y sentía que eso era lo que lo haría perder el control. Se había logrado mantener lejos de todo vicio pese a vivir entre ellos, pero cuando descubrió el sexo supo que ese era el suyo...

Se sonrojó cuando le dijo que lo había descubierto, pero no sabía de que momento era el que él decía, pues no había sido sólo una vez que los había espiado, especialmente cuando era menor. Ellos fueron su primera muestra de sexualidad, tenían apenas dos años más y ya eran activos sexualmente y entre hombres, lo cual era mucho más tabú.

-No, no a los tres...- respondió jadeando mientras sentía sus mano, cerró los ojos ante el placer de su tacto, una mano totalmente ajena que había deseado en algunas ocasiones, aunque jamás hubiese imaginado que las tendría.-Deimos...- jadeo su nombre cargado de placer, sonaba morboso incluso en sus dulces labios.- No hablemos de nadie más...- abrió los ojos para besar su cuello como el mayor había hecho antes.- Quiero ser tuyo olvidándome de todos por el momento, luego...- pensaba decirle que no sucediera más, pero no podía asegurar eso.- Está mal lo que hacemos, pero se siente tan bien... tus manos, tus diestras manos, aaahh... Tócame sin pensar en otros.- bajó la camisa de sus hombros para dejar su cuerpo al descubierto mirándolo con tal fogosidad que parecía corrupta en su rostro. Devoró sus labios, luego su cuello y al llegar a su hombro se detuvo, bajó del la mesa y se dio vuelta arqueando la espalda hacia él, pegándola a su pecho moviéndose para sentir el furte de su miembro entre sus nalgas, lo deseaba demasiado. Deseaba sentirlo en su interior pronto.-Muéstrame tu violencia.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 754
Custom 6 - Werther

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Magnus Vólker el Lun Mayo 23 2016, 21:13

"Ni tampoco por mi" pensó Deimos, con la seguridad de que no le hacía falta pronunciar unas palabras tan evidentes. Él sería el más afectado de los dos si aquello se descubría, por lo que, de igual forma, era el más interesado en mantenerlo oculto.
Cuando se apartó de Werther notó como éste tenía que contener sus impulsos y se mostraba tan impaciente como deseoso, pese a que la distancia que existía entre sus cuerpos era mínima y fue rota sólo unos segundos después. Le pareció un pequeño gatito que caza por primera vez un pajarillo, sin poder aguantar las ganas de saltar sobre él.

Y ahí estaba el sonrojo buscado, decorando las mejillas del menor en cuanto le dijo que lo que sabía sobre él. Era un constraste delicioso, aquella muestra de delicada timidez que chocaba contra su cuerpo ejercitado y masculino. Una especie de binomio entre niño y hombre que no sabía decidirse entre hacer crecer su rubor por la timidez o la subida de temperatura que trae consigo el placer. Al final la balanza se inclinó de forma existosa hacia lo segundo y el nombre del mago resonó en un jadeo cargado de un erotismo nada sutil - Luego... -musitó con una sonrisa, dejando que la burla coronara la palabra, sin tener intención de terminar la frase. Lo que ocurriese más tarde no importaba.  

La camisa hizo compañía al chaleco en el polvoriento suelo y ambos quedaron desnudos de cintura para arriba, teñidos por la luz. - Lo prohibido es atrayente, ¿verdad? -cuestionó antes de corresponder su beso voráz, suspirando después por las caricias en su cuello. Le dejó bajar de la mesa y, cuando le dio la espalda, volvió a acorralarle contra la misma mientras se inclinaba para atrapar con sus dientes el lóbulo de su oreja derecha, pegandose aún más a él. Disfrutando del roce. - Eres un impaciente -medio recriminó con una sonrisa de medio lado, pese a que a él le ocurría lo mismo.
Soltó por completo el cierre de los pantalones del albino y los bajó, dejando que cayeran hasta casi sus rodillas, acariciándole una de sus pálidas nalgas y haciendo un amago con la cadera para tentarle un poco más, paseando su mano curiosa una vez más por el abdomen y pectorales.

Oír como decía esas cosas, como exigía que tan sólo le prestase atención a él, fue considerado como todo un cumplido y se preguntó cuantas veces habría deseado Werther que todo eso ocurriera. Mordió con un poco más de fuerza su cuello y se bajó él también parcialmente la prenda, lo suficiente como para que no le incomodara más de la cuenta. - No tenía intención de ser cuidadoso -aseguró sin problemas, escupiendo en una mano que después llevó a su miembro para lubricarlo un poco, devorando con la mirada el bonito cuerpo que estaba a su completa disposición y con el que en alguna ocasión había llegado a soñar. La delicadeza no formaba parte de su ser salvo en muy contadas ocasiones en las que se la dedicaba a las dos únicas personas que realmente tenían un valor alto y único para él, y eso era de sobra conocido por todos. En cuanto a sus sueños o fantasías... como amante de la belleza, el chico luna había estado en su caja de tesoros mentales desde la primera vez que le vió. Aunque había mejorado notablemente y ahora merecía ser la envidia de muchos.

Sin prepararle y dejando de lado los juegos previos pues no le importaba el daño físico que le pudiera llegar a ocasionar, guió su miembro a la entrada del muchacho y, tras obligarle a inclinarse haciendo uso de un empujón en el centro de su espalda con la mano izquierda, empezó a penetrarle.
¿A quién deseaba olvidar Werther? quizá, después, se lo llegase a preguntar empujado por una liviana curiosidad.



Spoiler:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 394
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Werther Strauss el Lun Jun 06 2016, 00:39

Sintió un estremecimiento cuando Deimos mordió su lóbulo y sonrió ante sus palabras. Sentía muy bien como la ansiedad se había apoderado de él, mezclada con la adrenalina y la excitación. Era prohibido y tenía razón al decir que era lo que lo hacia atrayente.

-No tenemos toda la noche, es probable que alguien nos vea si no lo hacemos rápido- respondió cuando lo trató de impaciente y sintió como había quedado expuesto, sus caricias cálidas hacían que se estremeciera.

Le produjo morbosidad ver su propio reflejo con Deimos detrás suyo. Al levantar su rostro se encontró con el espejo reflejando placer en su mirada. Se sonrojó al verse pero poco duró en esa posición pues Deimos le obligó a bajar más dejándolo expuesto. Sin preparación sintió como era penetrado y contuvo un gemido apretando los labios y los parpados. Soltó un gemido de dolor finalmente que no pudo contener y se afirmó bien para recibir cada embestida.

No podía creer que estaba con Deimos, si alguien le hubiese dicho que terminaría en esa situación se hubiese reído al no creerlo, pero se encontraba ahí, con él siendo sometido por un chico al que había deseado por su peligrosidad desde hace mucho tiempo.

Sentía su cuerpo ardiendo mientras se abría para él, su piel temblaba, le agradaba sentir que no había ninguna especie de cariño entre los dos, como era tan rudo con él. Le hacía recordar el dolor.

-Fuerte- gimió- hazlo más fuerte.- arqueó la espalda hacia él buscando pegarse a su cuerpo.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 754
Custom 6 - Werther

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Magnus Vólker el Jue Jun 23 2016, 16:47

Por desgracia el chico tenía toda la razón, aunque no pensaba decírselo en voz alta. Miró un instante, de reojo, el lugar donde se encontraba la entrada de la carpa, semi oculto entre muebles, bultos y telas.
Esperaba que al bueno de Patrick no se le ocurriera pasar por ahí, o tendría que tomar cartas en el asunto pues éste era de la entera confianza de Jack y sabía muy bien como podía reaccionar.
La última vez había soltado una retahíla de amenazas que le veía perfectamente capaz de cumplir, a cada cuál más horrenda, y tenía la intuición de que Nicola era igualmente ingenioso. Juntos podrían convertirse en sus Jinetes del Apocalipsis personales, y adoraba tal posibilidad tanto como intentaba esquivarla. El descuído podía costarle muy caro, pero ya era demasiado tarde para echarse atrás. Deseaba a Werther y lo iba a tener.

Se mordió el labio inferior, curvado en una sonrisa, al escuchar el gemido ajeno. - ¿Serás capaz de contener los gemidos más altos o deseas que todos vengan a ver el espectáculo?-murmuró mordaz en su oído, habiendo detenido cualquier movimiento para permitir que el otro se acostumbrara a la invasión, suspirando ante su estrechez.

Las primeras embestidas fueron algo suaves, pero pronto fueron sustituídas por la lujuria más salvaje. Apresó su cuello con la mano izquierda para que se arqueara un poco hacia detrás, pegándole más a él y obligándole de esa manera a devolverle la mirada a través del reflejo del espejo. La imagen le pareció tan sensual que no podía considerar la idea de desperdiciarla, y quería que Werther le mirara directamente pese a la posición. Que no fuera capaz de olvidar su rostro mientras le poseía.

Mordió su pálido hombro sin cuidado, sonriendo lascivo al espejo, y agarró la cadera del albino con ambas manos para embestir con mayor fuerza. Un gemido escapó de sus labios entreabiertos, no demasiado alto, claramente contenido. Buscó acallar un poco más los siguientes besando su cuello y omóplato. Casi como si pensase que ese gesto era excesivamente dulce tratándose de él, lo acompañó clavando las uñas en su cadera, marcando la piel por el costado derecho.

Una de las pequeñas cajitas que había sobre el tocador, que temblaba ante el movimiento, cayó al suelo y desperdigó el maquillaje que contenía por el mismo, echándose a perder.  



Spoiler:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 394
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Werther Strauss el Mar Jun 28 2016, 03:36

-No lo sé- dijo entre suspiros con la respiración agitada haciendo que su pecho subiera y bajara notoriamente. El estar quietos le permitía sentir con claridad el tamaño de su miembro en su interior y sus paredes internas se contraían intentando expulsarlo a la vez que acostumbrarse a su invasión. Recordaba como le había hecho gemir Klaus al tomar su primera vez, como era de intenso ese dolor y tan placentero a la vez, no sabía si podría contener los gemidos pero para que no los descubrieran trataría de hacerlo.

Recordar la primera vez con Klaus fue un recuerdo que se instaló en su mente y le causó mucho pesar pero Deimos, casi como si hubiese sabido lo que pasaba por su mente lo tomó del cuello para que lo mirara. Vio sus ojos azules en el espejo, no eran como los dispares de Klaus, aunque deseaba que fueran esos los ojos que le miraban con deseo. Un suspiro entrecortado fue acompañado por unas lagrimas cristalinas mientras se entregaba a otro sólo para olvidarlo. Cerró los ojos y se pegó más a él y se sujetó con ambas manos al tocador que se movía con cada salvaje embestida que recibía su cuerpo. Gemía ante cada una de forma inevitable a pesar de que una vez escapaba un gemido sellaba sus labios.

Cuando Deimos lo penetró con más fuerza soltó un gemido, casi grito, que acalló tapándose la boca con la mano. Al acostumbrarse un poco destapó su boca y secó las lagrimas que le habían saltado combinándose con las anteriores que había derramado.

-Es lo que necesitaba.- dijo con la voz seca de tanto gemir, respiraba agitado sonrió levemente hasta que su dulce gesto se torció en tristeza. Era lo que creía necesitar para olvidar a Klaus, pero no lo lograba, nada le sacaba de la mente ese hombre que amaba tanto... Se odiaba a si mismo por amarlo tanto.- Sigue, hazme tuyo.- alzó el entrecejo mirándolo con los ojos aguados, luego se ladeó un poco para poder mirarlo y buscó sus labios para besarlo, cerró los ojos sintiendo como tantas emociones se arremolinaban y debatían en su corazón. Sentía el placer y el deseo, pero también culpa y tristeza. Su beso era agridulce al humedecerse con sus lagrimas.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 754
Custom 6 - Werther

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Magnus Vólker el Vie Jul 08 2016, 21:37

Sus gemidos le parecían realmente excitantes y deseaba provocarle unos más sonoros, hacer que se dejara las cuerdas vocales demostrando lo mucho que le gustaba aquello. Pero a la vez, se veía tentado a cubrirle la boca con una mano para evitar que los soltara con libertad, pudiendo delatarles.

Al devolverle la mirada a través del reflejo del espejo vio, después de que él hubiera cerrado los ojos, los moratones que decoraban la piel de su pálido cuerpo como si de un colgante sádico se tratara. No se había fijado en ellos hasta ese momento, demasiado ocupado con la contemplación de otras partes de su anatomía. En un principio había pensado que se trataba de algún tipo de sombras o juegos de luces de las que se colaban a través de la tela de la carpa, pero no, eran moratones, no había duda. Sonrió de medio lado, malicioso, pensando que Werther tenía unos gustos mucho más peligrosos de lo que habría imaginado.

Al penetrarle con rudeza provocó un gemido más alto que los demás, y pese a que hizo ademán de ir a silenciarle, no fue necesario pues el propio muchacho se cubrió la boca, como un muñeco obediente. Le hizo reclinarse llevando la mano a su fuerte torso, para llegar con más comodidad a sus labios, que atrapó para corresponder al beso. Las lágrimas ajenas se deslizaron hasta la comisura de su boca.

Rompió el beso para mirarle a los ojos, viendo como éstos estaban aguados y con un brillo sumamente triste, aún derramando unas cuantas lágrimas. Sin decir nada, volvió a besarle, mordiéndole el labio inferior, sin dejar de moverse en su interior, gimiendo suavemente.

No tenía intención alguna de preguntarle a qué se debía aquel llanto apagado, y tampoco se veía conmovido por ello. Pero una parte de si mismo se mostraba ofendido en cierto modo, ¿estaba Werther llorando por el recuerdo de otro? ¿Por eso le había dicho que quería olvidarse de todos?. Su narcisismo era demasiado alto como para aceptar ser sólo uno más.

Llevó la mano al miembro del albino para masturbarle con un ritmo algo mayor que el de sus embestidas, deteniéndose de forma repentina sólo para torturarle. Salió de su interior con un jadeo, separándose un poco mientras miraba a su alrededor. - Ven ... -dijo de forma entrecortada, dando unos cuantos pasos para ir hacia una tela que había en el suelo y que, quizá, era una cortina de la escenografía, que además quedaba menos a la vista que el escritorio. Se giró para besarle y tomó asiento en el suelo, tirando de él hacia abajo para instarle a que se colocara a horcajadas sobre él- ... Quiero ver como te mueves -se mordió el labio inferior, sonriendo de lado. Quería que Werther se viera obligado a mirarle directamente a la cara mientras lo hacían, que no pudiera pensar en otro salvo en él.  


Última edición por Deimos el Jue Ago 04 2016, 16:59, editado 1 vez



Spoiler:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 394
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Werther Strauss el Sáb Jul 30 2016, 07:35

Los labios de Deimos eran totalmente ajenos y besarlos era el recuerdo de que se trataba de alguien diferente. Era evidente, pero su cuerpo recordaba tanto el de Klaus que le parecía extraño probar otros labios que no fueran los suyos. No había besado otros, salvo los de Nicola en el corto romance que tuvieron y en esos momento los habia olvidado, casi como si nunca hubiese sentido un sentimiento tan obsesivo como el que tuvo por él en su momento. Entonces había creído que estaba locamente enamorado de él pero ese sentimiento fue sacado de cuajo de su mente cuando conoció a Klaus, fue suyo hasta ese momento en que besaba a Deimos con la culpa pesando como si estuviese siéndole infiel. Pero no, ya no estaba, lo había dejado y debía vivir con eso, pronto viajarían y podría olvidarse para siempre de Baltimore y Klaus. Con Deimos era una buena forma de empezar a olvidar...

Correspondió a su mirada sintiendo como el mayor escudriñaba su alma pero agradeció que no preguntara nada ni que intentara consolarlo. Respondió a su beso dejándose ir en el con los ojos cerrados y un suspiro al sentir el mordisco en su labio, moviéndose también con cada rítmica penetración. Se dejó masturbar con gusto y llevó una mano hacia atrás para agarrarle una nalga y aferrarse a ella mientras sentía como lo inundaba el placer. Se estaba acercando cada vez más rápido al clímax gracias a los movimientos acertados del mago. Un gemido más alto escapó de sus labios antes de que Deimos decidiera, cruelmente, terminar de masturbarlo he incluso salirse de su interior. Werther abrió los ojos contrariado temiendo que lo dejaría asi sólo por el gusto de torturarlo.

-...no...- no alcanzó a decir nada antes de verlo avanzar y llamarlo a una parte menos expuesta con una tela que no lograba distinguir que función tenía ahí.- Espero que no hayan arañas- comentó mientras lo veía bajar para acomodarse. Sonrió ante lo que le dijo Deimos y se arrodilló entre sus piernas, luego se fue acomodando para dejarlas a cada lago de su estrecho cuerpo. Pudo apreciarlo por completo, como a pesar de lo delgado que era estaba muy bien dotado. Se mordió el labio inferior antes de acomodarse finalmente a horcajadas sobre sus caderas y entonces tomó desde la base el miembro de Deimos y lo enfiló hacia su entrada.

Comenzó a bajar lento. La parte que ya había sido penetrada no le fue dificil volver a amoldarse a su miembro, pero cuando siguió bajando empezó a sentir como entraba más profundo. Arrugó el entrecejo por el dolor y apretó los dientes dejando escapar un quejido profundo. Sacó la mano lo que hizo que otra parte se enterrara en él hasta que finalmente se sentó en la pelvis del mayor. Se quedó quieto un momento sintiendo como su ano se contraía pulsando de forma refleja para expulsar al cuerpo invasor, eso sólo lo hacía sentirlo aún más y ahorcaba el miembro de Deimos. Exhaló y comenzó a moverse, lento primero para poder acostumbrarse, pero luego empezó a subir el ritmo sintiendo como el dolor y el placer se fundían haciendo que su temperatura subiera aun más.

-Duele...- jadeó para justificarse el porque había sido tan lento, pero exigiéndose a si mismo empezó a tomar un ritmo mucho más rápido moviendo las caderas con buen ritmo demostrando que era un buen bailarín y contorsionista. Lo que podía hacer con su cuerpo era su mayor talento y el sexo no era una excepción.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 754
Custom 6 - Werther

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Magnus Vólker el Vie Ago 12 2016, 20:25

Durante un segundo, después de recibir su mirada contrariada y aquella negativa dicha en poco más que un susurro, casi se arrepintió de querer cambiar de postura, de haber salido de su interior justo cuando sus gemidos empezaban a tornarse más energéticos y desvocados. Pero, de igual forma, disfrutó de su frustración mientras se dirigía a la tela que estaba extendida en el suelo.
La prioridad principal había ido cambiando varias veces en tan sólo un instante: torturarlo, seguir disfrutando del sexo, hacer que fuera él el que se moviera para poder mirarse cara a cara... pero desde luego no se le había pasado por la cabeza dejarle así, cosa que al parecer era la que el albino temía. No, el mago no pensaba dejar a medias algo que estaba disfrutando tanto pese a que con ello consiguiera ganarse el odio ajeno. Cosa que, en cierto modo, resultaba igualmente una idea tentadora. ¿Pero acaso no podía conseguirlo de mil maneras más? Era cuestión de tener imaginación.

Se limitó a enarcar una ceja mientras le dedicaba una mirada a medio camino entre interrogante y divertida que venía a significar un "¿Crees que ahora mismo me importan las arañas?" aunque no dijo nada en voz alta.
Aprovechó que estaba sentado en el suelo para recorrerle el cuerpo con la mirada, más detenidamente, devorándole con sus ojos color zadiro. Bajo aquella luz su piel parecía ser de un bonito y frío marfil, cincelada con mayor delicadeza en el vientre marcado. Al contrario que a él, los músculos resaltaban en Werther, aunque no de forma tosca y vulgar como en tantos otros hombres. Él conseguía mantener ese aire de dulzura e inocencia que le caracterizaba.

Se relamió los labios, impaciente y deseoso, al ver como empezaba a acomodarse sobre él. Llevó las manos a sus muslos para acariciarle la piel, casi ayudándole a sentarse, y clavó la mirada en la del chico. Ansioso por ver su rostro, deleitándose con el más mínimo gesto que hizo variar sus expresiones mientras se empalaba él mismo.
Dejó escapar un suspiro y, cuando se sentó por completo sobre él, llevó las manos a su cadera, clavando ligeramente las uñas. Contuvo un jadeo ante aquella deliciosa presión, dejando caer un momento los párpados. Mientras Werther se acostumbraba, Deimos disfrutaba.

- ¿No era lo que querías? -cuestionó, volviendo a mirarle con una sonrisa ladina. Para él, el dolor era una sensación sumamente excitante que era más que digna de formar parte de sus momentos más íntimos, y quizá por ello el jadeo en el que el acróbata dejó caer esa única palabra, se le antojó de lo más erótico. Marcó la piel de sus muslos en unos sendos arañazos, como coronando ese dolor, antes de volver a agarrar su cintura. Dejando que empezara a moverse.

Gimió ronco, contemplándole, volviendo a sentirse una vez más en el huracán del placer como si no lo hubieran interrumpido. El movimiento de su cuerpo no solo era hermoso, sino certero. - ¿Por qué no hemos hecho ésto antes? -bromeó entre cortos jadeos antes de llevar la cabeza hacia detrás. Después de un momento volvió a encararle y tiró un poco de él para que se inclinara y poder besarle, compartiendo los gemidos que huían de sus gargantas.

Se reclinó y una de sus manos serpenteó por el pecho del chico, delineando sus pectorales, su abdomen... la piel de ambos había subido de temperatura y el sonrojo de la excitación ya formaba parte de ellos. Rozó con la punta de los dedos, yendo más abajo, su miembro, y lo acarició para después cambiar de rumbo y atrapar su cuello en un gesto violento y dominante. - Sigue danzando sobre mi... -se humedeció los labios, jadeando.  - ¿No notas el placer subir... mientras el oxígeno cae, muñeco blanco? -cuestionó, sonriendo cruel. Tiró de él, apretando el cuelo un poco más, para demandar un segundo beso. Movió la pélvis, levantando la cadera, para complementar el movimiento de Werther por si éste dejaba de cabalgar sobre él guiado por un sentido de la supervivencia que consideraba absurdo. Quería que se dejase llevar. Debía hacerlo - Siéntelo -casi ordenó, pese a que debido a la posición estaba en clara desventaja. Cuando consideró que los pulmones del artista podrían empezar a hacérselo pasar realmente mal, le soltó y volvió a tumbarse, sonriendo. Dedicándole una mirada directa mientras levantaba un poco más la cadera, bajo su peso.



Spoiler:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 394
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Werther Strauss el Sáb Ago 20 2016, 04:50

Asintió como única respuesta lamiéndose el labio inferior. Sintió el calor después de que le arañara la piel arqueándose un poco ante la sensación de ese dolor que se mezclaba con el de estar empelado con su miembro. Miró hacia un lado, la parte expuesta de donde estaban para vigilar que no entrara nadie, luego, una vez seguro que no había nadie empezó a moverse, con su cuerpo serpenteando lento y profundo.

Sonrió ante su pregunta retorica, al menos así la creyó pues como iba a responder a eso si hasta hace poco deseaba matarlo por golpearle con una simple cascara. No habían podido antes porque nunca había sucedido simplemente, Deimos era un loco inestable comprometido con otro loco inestable, él por su parte no había estado con nadie hasta hace menos de un mes y... simplemente no se podía creer que estaba sobre Deimos, viéndolo desnudo, sintiéndolo en su interior. Lo veía y no lo creía. Fue atraído hasta su cuerpo y respondió sus besos con los ojos cerrados moviéndose un poco más lento. Pasó los brazos por debajo de su nuca abrazándose a su cuello mientras se besaban. La mano de Deimos bajaba por su pecho que despegó del de Deimos para que lo hiciera con facilidad y poder volver a moverse mejor y sintió como tomaba su miembro, suspiró contra sus labios sintiendo como el calor le subía aun más al sentir su mano en aquella parte de su cuerpo. Pero el placer se convirtió en un sobresalto cuando llevó la mano hasta de su cuello aprisionándolo con fuerza, dejaron de besarse y casi no había retenido aire antes de que empezara a ahorcarlo por lo que se quedó sin él casi de inmediato. Agarró su muñeca con fuerza contrayéndose del susto, contrayendo su interior tambien de forma involuntaria. Sentía como se le tapaban los oídos y de sus lagrimales brotaban lagrimas, intentó forcejar con Deimos, pero se estaba asfixiando y eso lo debilitaba.

Cuando finalmente lo soltó se llevó una mano al cuello y empezó a toser apoyó una mano en el suelo delante suyo y dejó que su cabello cayera ocultando su rostro enrojecido. Había tenido un poco de miedo, aunque no pensó mucho en ese momento, sólo había deseado aire, era o único que pensaba. Su corazón latía rápido y notó como su erección estaba aún más pronunciada, hinchada hasta no poder más.

Mientras trataba de recuperar el aire notó como todas las sensaciones que siguieron después eran mucho más placenteras, incluso deseo que lo asfixiara de nuevo para prolongar esa sensación pero no lo pidió, sólo empezó a moverse de forma más enérgica.

Se sintió increíble—jadeó y bajó para besarlo con ansias por un corto momento para después levantarse y seguir saltando sobre él subiendo todo lo posible antes de que saliera de su interior y bajando rápido para sentir cada penetración profunda y dolorosa.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 754
Custom 6 - Werther

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Magnus Vólker el Vie Sep 02 2016, 21:00

Gimió un poco ante la presión que el cuerpo del chico hizo sobre su miembro cuando se asustó, sonriendo sádico. No cedió ante el agarre de su muñeca, mirándole a los ojos mientras le estrangulaba, ensimismado ante su maravillosa expresión de temor. Su excitación aumentó pese a que Werther había dejado de moverse en busca de un aire que Deimos no le iba a facilitar hasta que lo considerase oportuno. Llegado ese momento rió entre dientes cuando comenzó a toser, el albino aún era todo un novato en algunas cosas. Un individuo perfecto para corromper, al que mostrar todas las formas posibles de placer.

Correspondió a sus besos hambrientos y acarició la piel que tenía a su alcance aprovechando así que se había vuelto a inclinar sobre él. Alcanzó a morder su cuello un instante, justo antes de que se incorporase para continuar con aquel baile carnal.

Llevó las manos a sus caderas y contuvo los jadeos, respirando casi al mismo ritmo que él, sin pedirle que fuera silencioso ya que su mente se perdió en la lujuria sin caer en las posibles consecuencias. Si alguien tenía la mala suerte de entrar y pillarles, Deimos se veía capaz de matar a quien fuera allí mismo, a menos que fuera Jack, en cuyo caso.. prefería no pensar en eso. Cerró los ojos, y volvió a rodear su miembro con la mano, notándolo aún más hinchado que antes, lo que le arrancó una nueva y ladina sonrisa pues al parecer no había mentido con lo de que le había gustado la sensación.

Pensó que había sido una lástima que no fuera aún virgen, aunque eso añadía una pequeña experiencia que se notaba en sus movimientos, en la forma en la que lo había besado... Sus gemidos, pese a que los contenía visiblemente en algunas ocasiones, eran tan excitantes como los recordaba de cuando le había visto con Klaus.

Se mordió el labio inferior sintiendo como poco a poco, con cada penetración, se acercaba más al clímax. El suelo no era en absoluto cómodo pero en ese momento casi le parecía un colchón de plumas, con su cuerpo encima.

Aún así, se incorporó para quedar medio sentado, apoyando una mano en el suelo cubierto por la tela, con la espalda un poco hacia detrás y la otra en el trasero del contorsionista que era el que marcaba el ritmo. Le beso, lamiendo travieso su labio inferior, y pasó a rodearle la cintura con el brazo, pegándole más a él. Sus besos se derramaron hasta el cuello pálido y el hombro antes de volver a encararle, mirándole fijamente a los ojos.

La respiración agitada escapaba de sus labios entreabiertos, fundiéndola con la ajena debido a la proximidad. Llevó la cabeza hacia detrás, cerrando los ojos y su respiración se contuvo un instante cuando abrazó el orgasmo, corriéndose en su interior mientras él seguía cabalgandole. Su gemido esa vez fue más alto que los demás.



Spoiler:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 394
Towny

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Werther Strauss el Lun Sep 12 2016, 23:48

La excitación que había sentido al ser asfixiado lo había impulsado a moverse con mayor intensidad sobre el mayor, provocando que cada penetración fuese dura y profunda. El silencio era imposible, pero por fortuna el circo era lo suficientemente ruidoso como para no se notados a menos que alguien decidiera ir a ese lugar específicamente y no solían haber muchos por ahí a menos que no hubiese función. Aun así trataba de aguantar lo mejor posible los gemidos, aunque se viera tentado a gritar de placer.

Las mordidas y besos que regó por su cuello eran exquisitas, más aun al estar acompasadas por sus respiraciones que iban al mismo ritmo. Se sentía cerca de clímax el cual se incrementó al sentir su manos rodeando su miembro. Lo miró esbozando una leve sonrisa y se abrazó a su cuello sin perder el ritmo, incluso aumentándolo a medida que se acercaba al clímax.

Sus gemidos fueron más evidentes, ya no podía controlarse y terminó gimiendo más alto cuando llegó al orgasmo acabando entre el vientre de ambos. Su cuerpo que había estado tan tenso empezó a relajarse pero siguió moviéndose más lento. Por la humedad que sentía supo que Deimos también se había corrido. Lo besó nuevamente jadeando contra su boca después sin separase aún gozando hasta de la ultima sensación.

Una vez había pasado la euforia miró hacía un costado esperando que no hubiese nadie ahí mirando, pues era posible que cualquiera terminaría abriendo la boca.

Espero que nadie haya visto...—dijo jadeando y miró a Deimos antes de dejarle otro beso—así como tu me viste antes... y como yo te he visto... Eres mejor de lo que creí.

Se levantó un poco sintiendo como salía su miembro de su interior y soltó un leve gemido. De inmediato sintió como se escurría por su nalga el semen hasta alcanzar parte del muslo. Se movió después hasta ponerse de pie y se acercó rápido a tomar su ropa interior que se puso rápido, luego el pantalón. No importaba el torso en ese momento, pues no era la primera vez que andaba sin camisa por ahí, lo importante era, que si alguien entraba no lo viera así. Tomó el pantalón de Deimos y su calzoncillo y se los lanzó sobre su pecho. Iba a necesitar limpiarse luego pues se se sentía incomodo. Tomó de un tocador una pequeña toallita y se limpió el vientre con ella, no sabía de quien era, ni para que la usaba, desafortunado sería si era para la cara, pues Werther la volvió a dejar en el lugar que estaba sin darle mayor importancia. Se puso los zapatos luego, la camisa y miró a Deimos una ultima vez. No sabia que decirle, por lo que simplemente se marchó. Era mejor salir solo.


avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 754
Custom 6 - Werther

Volver arriba Ir abajo

Re: Será nuestro secreto. || Deimos. [+18] [Baltimore]

Mensaje por Magnus Vólker el Jue Oct 06 2016, 15:34

El mago también se veía obligado a acallar los sonidos que pugnaban por escapar de su garganta, contentandose con jadeos contenidos, mordiéndose el labio inferior con fuerza. El albino era condenadamente delicioso e intuía que, después de aquella vez, existía la posibilidad de que le buscara de nuevo para volver a acostarse con él, pese a que sabía que no debía hacerlo. Pero pensar con lógica en esos intantes era imposible, incluso el concepto de pensar en si mismo.

Sus manos se pasearon por su cuerpo ardiente, acariciando su espalda hasta llegar a la cadera, donde clavó las uñas sin llegar a marcarle en exceso. Lo instó a aumentar el ritmo, masturbándole, devolviéndole la mirada más lujuriosa cuando aún no había descendido del Paraíso del orgasmo y seguía estremeciéndose con el mismo. Le regaló una sonrisa maliciosa y lujuriosa cuando vió que él también se corría, apretando su miembro, deleitándose con sus quedos gemidos. Volvió a sonreír al corresponder al beso y terminó por reír entre dientes, aún sin recuperar del todo la respiración. - Dios... -se relamió los labios y cerró un momento los ojos, sin molestarse en mirar hacia la puerta pues sabía que el menor ya lo estaba haciendo. - No, había ni una sombra -succionó juguetón el labio inferior del chico- Lo mismo digo. Ahora te veo con otros ojos -comentó, sin dejar claro si era o no una broma aunque le estaba sonriendo de lado.

Le siguió con la mirada cuando se levantó, volviendo a reclinarse hacia detrás para apoyar los antebrazos en el suelo, acomodándose para contemplar con descaro como se limpiaba y empezaba a vestirse. Recibió las prendas que le fueron lanzadas con gesto airado y se estiró un poco antes de hacer el mínimo ademán de levantarse. - Hasta luego, Werther -se despidió, guiñándole un ojo antes de que le diera la espalda y se marchase.

Y pensar que todo había empezado por culpa de una cáscara de nuez... pensó, mientras se ponía los calzoncillos y los pantalones, chasqueando la lengua al ver el semen que tenía en el vientre. Imitando el gesto ajeno y sin importarle el compañerismo, hizo uso de una tela que encontró por ahí para limpiarse y terminó de arreglarse, sacudiendo la camisa para que se desprendiera de ella toda la arena posible.

Se hizo una coleta y se inclinó para que su reflejo en el espejo le devolviera la mirada, buscando algún tipo de marca en el cuello que pudiera delatarle, por suerte no había nada. Salió de la tienda al cabo de unos minutos con las manos en los bolsillos, dirigiéndose a su carromato para lavarse y darse una ducha antes de volver al trabajo ya que a esas horas Jack estaría ocupado en otros asuntos. Nunca había pensado que su líbido terminaría por dirigirse hacia el albino, aunque había sido una muy buena experiencia.

Jack era muy celoso, cosa que desde luego no le molestaba pues él también lo era, y Deimos era consciente de que acababa de hacer una nueva muesca en su lista de traiciones amorosas. Arrugó el ceño, riñéndose a si mismo, ¿es que no podía controlarse?. Suspiró, el chico no diría nada, estaba claro, y no había vuelta atrás para lo que habían hecho. Pero, pese a sentirse culpable, de igual manera lo había considerado realmente excitante.  
FIN DE TEMA



Spoiler:

avatar
Datos
Imagen personalizada :
Mensajes : 394
Towny

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.